isabelle
Relaciones

Yo venía a hablar de otra cosa

¿Cómo había llegado a ser tan hipócrita? ¿Cómo? Que me lo expliquen.

En realidad yo venía a reírme del amor y a mearle encima a la famosa carta de ‘Quiero estar soltera pero contigo’. Pero no, ya no. Mi intención era dejar en ridículo cada frase de ese texto. Decir mira que eres tonta, en realidad el que quiere estar soltero pero contigo es él y no tú. Podría haber copiado aquí toda esa parrafada y haber comentado en cursivanegrita lo que yo pienso con la intención final de haceros creer que mi opinión es más válida y sobre todo, bastante más molona.

Será que es viernes, que estoy con las defensas bajas, será que hoy es festivo en mi comunitat y yo tengo que ir a la oficina, será que… yo qué sé, que igual no hace falta estar siempre a la defensiva, que no pasa nada. Será que hoy le he dado una oportunidad al mundo. Mentira.

Un día aparentemente normal y sin sobresaltos empezó a convertirse en el Día Mundial de Compartir la cartita de Isabelle Teissier en Facebook. Tuve que darle duro y leer. La lectura en diagonal me horrorizó porque claro, soy una chica moderna, independiente y está feo que yo lo diga pero bastante guay. Además, la tal Isabelle Teissier me empezó cayendo realmente mal. Maldita sea, ¡esa carta parecía escrita por la prima floja de Christian Grey! Afortunadamente, no tardé en darme cuenta de que la retahíla de solteras exigentes y señores tristes que habían comentado libremente esta carta con mucha ironía de la buena y mucho jajaja son los que realmente me estaban quitando las ganas de vivir. Y yo no iba a ser una más. Por ahí sí que no, Manolo.

Yo en realidad venía a juzgar frases como la de «quiero que me mandes mensajes cuando estés borracho con tus amigos para que me digas chorradas…». Venía a releer y a decir cosas como «¡pero qué pringada y dependiente!» mientras yo le subía el sonido al móvil por si ÉL me hablaba y no me enteraba. Increíble. ¿Cómo había llegado a ser tan hipócrita? ¿Cómo? Que me lo expliquen.

En serio, yo venía a hablar de otra cosa. Venía a sumarme a la lucha contra el amor isabellino, a echarme las manos a la cabeza por tonterías más grandes que mi cabeza, ¿pero sabéis qué? Que no.

Porque por (abro comillas irónicas) muy guay, molona, independiente, loca y libertina (cierro) que parezca, me gustan los whatsapps a deshora los sábados por la noche que yo me quedo dignamente y por decisión propia en casa. Porque yo también tengo indecisiones vitales y pregunto por qué la vida está hecha para dos pero mi sofá y las tabletas Milka para uno. Porque necesito reírme en la cama, contando chistes, hablando balleno o incluso follando. (¿No pensáis que la gente que dice que el sexo es algo muy serio debería follar más?).

Porque si hay algo mejor que verse (por obligación) cada día, es encontrarse (por sorpresa) en la vida. Porque dar celos no es preocupante si nos damos todo lo demás. Porque no pasa nada si mientras nos tomamos nuestro primer café hablamos de nuestra boda ficticia en una granja con mi perro llevando una pajarita roja. Porque no pasa nada si tú te vas y yo me quedo en mi casa. Porque lo importante es que vuelvas. Si yo quiero… 

(…y no si el público te lo permite)

¿TE GUSTA?  

+21 -0

Un comentario

COMPARTIR


PaulaPor
Paula

Publicista. Parezco normal, pero no.

ÚLTIMOS POSTS

UN COMENTARIO

  1. Avatar de Elviraanonymous

    Totalmente de acuerdo!!
    Yo no me tomé la carta como la chica que escribía al chico, lo interpreté como la parte de la pareja que le escribía a la otra parte, preferí tomármelo así y que también cupiera la posibilidad de que fuera él el que quisiera que su novia le mandara sms borracha…
    Lo interpreto como defensa a la independencia de uno mismo aún estando en pareja.

    Ayer, precisamente, intenté quedar con mis amigas a solas, sin novios de por medio, porque me apetecía una noche de chicas que hacía meses que no teníamos. ¿Sabes la respuesta? “No puedo dejar solo a mi novio en casa”. A eso me refiero. Y no es estar soltera pero contigo, es que en pareja no debe cambiar tu vida, las cosas esenciales que forman parte de ti. Está claro que soltera puedes acostarte con veinte o no tener en cuenta la opinión de absolutamente nadie y en pareja debes intentar ponerte en el lugar del que tienes al lado, pero tu vida debe ser la misma.

    Un post perfecto.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >