y-por-que-no
Vosotros

¿Y por qué no?

Y a los tres días te contesta y acepta. Y como no tienes narices de mandarlo con su madre, quedas para cenar. Y cenas.

Si a las 8 de la mañana ligas, es que se te ha aparecido la Virgen. Un finde en el que has planchado montañas de ropa y en el que no te has quitado el pijama, es un buen indicio de depresión inminente.

Pero si llega el lunes y le largas el niño a la abuela con una cara llena de heridas (guapo estaba él con la varicela) y de vuelta al coche te encuentras con una nota sujeta en tu puerta delantera, la plancha del finde la das por buena. Y la varicela y el pijama. Y los 37 ya cumplidos en los que aún te dejarías despelujar por un pibón que lo mereciera pero en los que lo que despelujas es a la perra cuándo la bañas. Sí, perra, también tengo perra, es requisito indispensable de madre divorciada, cuántas más cargas, mejor.

Te subes en el coche y bajas el espejito, ése que te recuerda que pa 37 no estás mal pero que la pata de gallo te está jodiendo la autoestima. Autoestima. Exacto. Justo lo que me acaban de subir. Abres la nota y lees la declaración de amor más bonita jamás escrita y los ojos se te abren como ensaladeras. Y su número de móvil, ahí, para tentarte toda la puñetera mañana. Frenas, miras de izquierda a derecha, nada por aquí, nada por allí…¿y quién coño se me declara un lunes a las 8 de la mañana? Un aburrido. O un viejo verde que me ha “echao” el ojo y que se sienta en el banco a ver cantar los pajaritos todas las mañanas. O mejor no, soñemos. El jugador de baloncesto que vive en tu manzana, negro africano para más inri y al que le llego a santo sitio.

- Mamá….

- Dime.

- He ligado. Como lo oyes. Verás, mamá, como servir, esto no sirve pa ná, pero me ha arreglado el lunes (y el cuerpo). Me veo hasta mona, hay que ver lo mono que me ha quedado el pelo esta mañana.

Y dilema existencial. Una mujer de 37 años (a la sazón ahora 45), nunca debe llamar por teléfono a un hombre a riesgo de parecer una salida desesperada. Quince años en un colegio de monjas dejan su sello. Así que mejor tirar por el camino de en medio: sms al móvil. Queda una como decente, como si usara bragas de algodón cuándo lo que en realidad usas es un tanga de leopardo. Pues más o menos.

Y surte efecto. Y el de la nota del coche está de enhorabuena porque ha cazado tu móvil y tú también lo estás porque el cazador ha sido cazado. Si es que en esto de las relaciones humanas está todo “inventao”.

Ring… ringggg… ahí está, el de la nota. ¡Pero si hace siglos que no me sudan las manos! La última vez que me sudaron fue en la comunión, Dios Padre lo que hacen las hormonas. Y la voz…¿voz? ¿he dicho voz? Vocecita. No por fina, sino por juvenil, porque  si digo que voz de niño, voy a quedar de asaltacunas (no dudo que lo sea pero ni matándome lo reconocería) y a mí, mis padres, me enseñaron orden moral y concierto, no debilidades vulgares de la carne.

- Esto… perdona, hijo…¿tú qué edad tienes?

- ¿Yo? Veintiuno.

Pelos como escarpias. ¿Veintiuno? ¿ Se me ha ido la cabeza o qué? Marujita, Dinio…pero una servidora jamás caería en semejante aberración.

- Hijo, qué quieres que te diga, te agradezco tu detalle pero, ¿sabes qué edad tengo yo?

- Pues la verdad es que no.

- Pues 37.Y dos hijos, una de 12 y otro de 5. Encantada de conocerte y gracias por el detalle, de verdad. Un saludo.

Ea. Se acabó el sueño. Ya decía yo que encontrar algo decente es impensable a las 8 de la mañana. Una voz extremadamente joven y un acento andaluz muy peculiar, eso es lo que había ligao.

El de veintiuno siguió ahí, tropezones en los portales y vuelta a la manzana para no verlo. Me sacaban de quicio sus dientes perfectos y esa sonrisa perenne intentando llevarme al huerto día tras día. Que no, que no. ¿Pues no sabes ya, hija, que este tipo de relaciones no llevan a ninguna parte?

A lo más soñará con una noche desenfrenada y si te vi, no me acuerdo. Pero…¿y si se acuerda?.Yo me estaba empezando a complicar, si no la vida, la mente.

Y decidí olvidarme de las monjas, de Marujita, de Dinio, de los 37 y de sus 21. Me lancé sin paracaídas y lo invité a cenar, así, sin miramientos, pero por mensaje de móvil (ya se sabe, yo el miedo escénico lo controlo mejor por escrito). Y no hubo respuesta…un día, dos días, tres días…

Rematadamente ilusa. Infantiloide, estúpida .¿Pero qué te creías? ¿Qué un tío de 21 iba a andar derecho por la vida? Eses y más eses. Y tú lo sabes. Y vas y caes. Y pierdes los papeles por unas espaldas y un culo como no has visto en tu vida.

Y a los tres días te contesta y acepta. Y como no tienes narices de mandarlo con su madre, quedas para cenar. Y cenas. Bueno, mejor no. Allí no había lucidez suficiente para concentrarse en masticar. Así me hubiese muerto de hambre, a lo más sensato que yo atinaba era a mirar y a decir tonterías argumentadas con la profundidad de un charco. Y no porque el interlocutor de 21 fuera tonto, ahí la tonta era yo, ni más ni menos.

Y pasó lo que tenía que pasar. Nunca ví espaldas semejantes, sin camisa me pareció hasta que tenía algo extraño en el cuerpo y lo extraño era que hasta entonces nunca sujeté unos brazos como esos. Yo hubiese soñado con una noche entera pero me dejó sola a las dos de la mañana. Sola y cabreada. Yo que había “liao” la de san quintín  para colocar a los niños y al final terminaba durmiendo más sola que la una. Y amanecer a las 7 mirando el móvil y no tener noticias. ¡Se me había olvidado lo que era estar pendiente de alguien! Acababa de perder mi independencia emocional. Menudo fracaso, tener 37 y actuar como si tuviera 15. Y quedarme pillada por un crío de 21, pa matarme a pellizcos.

Y hubo mensaje a las doce de la mañana. Maravillosas palabras pero…¿Y qué más? ¿Cuándo lo vuelvo a ver? ¿Le gustaré mucho mucho o habrá sido todo un sueño de esos de las pelis americanas?

Almorzando con una compañera de trabajo, la cara de estúpida dependiente emocional se me debió notar mucho.

- Oye, niña…no te estarás enamorando, ¿verdad?

- ¿Yo? ¡Ni loca! Que va, que va…

- Bueno, pensándolo bien, no es mal negocio. A un tío de 21 le compras un Lego para Reyes y lo invitas a cenar al McDonald’s, baratito sale, por lo menos.

Enamorada no, colada hasta las trancas. Yo, con 37, y él, con 21.Qué insensatez. Qué locura. Qué sinsentido .Qué poco futuro. Una mujer mayor que el hombre algo así como 17 años, es para meterla en la cárcel. A ella, claro, o sea, a mí. Socialmente inaceptable.

¿Cómo terminó ésta mi particular historia de desatino?

Pues el caso es que no ha terminado. La que entonces tenía 37, ahora tiene 45 y el que entonces tenía 21, casi tiene 29. He cogido la calculadora vital cien veces…”cuándo él tenga x….yo tendré x…”. Pero en estos años he visto cómo la calculadora vital ha fallado mil veces y se ha llevado por delante la vida de amigas de mi hija con 18 años. Y me he negado a vivir la vida esperando que llegue un mañana porque ni siquiera sabemos si tenemos un hoy. El futuro nadie lo sabe. Ni el mío ni el de nadie. Perdemos demasiado el tiempo en hacer números y planes para un mañana que siempre pende de un hilo y ese hilo es tan fino, que se rompe cuándo menos te lo esperas y te destroza tus proyectos para siempre.

Y la manida frase: el amor no tiene edad. Tan cierta como quemada. Si el amor tuviese raciocinio, nadie sufriría por su culpa ni habría parejas fracasadas, todo sería siempre perfecto. Y como no lo tiene y yo tampoco y me traen al pairo los convencionalismos sociales, llevo siete años viviendo en una felicidad sentimental permanente. He parido a los 41 del que tenía 21 y pienso seguir viviendo contra cualquier pronóstico fatalista de nuestra pareja. Y siempre tengo a mano la frase absurda que resuelve todos mis males: que me quiten lo bailao.

Y espero seguir bailando mucho tiempo.

_________________________________________

Enviado por: Olga Herrera

 

Os recordamos que este texto pertenece a la sección “DÍA 1″: puedes enviar tu relato al mail dia1@intersexciones.com y podrá salir publicado.

¿TE GUSTA?  

+2 -0

Diferencia de edad  

24 comentarios

COMPARTIR


Relatos de lectoresPor
Relatos de lectores

Relatos de los lectores del blog

ÚLTIMOS POSTS

“Si el amor tuviese raciocinio, nadie sufriría por su culpa ni habría parejas fracasadas.”

24 COMENTARIOS

  1. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Aplauso enorme, me quito el sombrero, inclinación, reverencia y hago la ola. Por lo bien que está escrito el artículo, primero, pero sobre todo por lo que cuentas, Olga. Me gusta hasta la foto con la que empieza el post. Despertarte el sábado y que lo primero que leas sea algo precioso, alegre, valiente, optimista y espectacularmente bien escrito es, simplemente, un lujo. Es lo que tiene este blog.

  2. Avatar de Olgahb herrera buenoOlgahb herrera bueno

    Jooo,Ronroniaaaa…me has puesto coloraíta pero…q ilusión me hace leerte!! Está escrito con cariño y optimismo para todos los seguidores de intersexciones,entre los q me incluyo.Y como decía yo ayer por twitter “ooooohh,no,no hay q llorar,q la vida es un carnaval y las penas se van cantandooo”.Mil besos!!

    1. Avatar de Olgahb herrera buenoOlgahb herrera bueno

      Autobiográfica total y absolutamente fiel a la verdad Nos casamos,yo a los 40 y él a los 25 y me quedé embarazada al mes siguiente y tenemos un peque de 3 años.Yo empecé a vivir a los 37,nunca es tarde para ser feliz.Él,Ale,yo,Olga y nuestro hijo,Fabio.Un abrazo y muchas gracias!!

  3. Beatriz Vélez GarcíaBeatriz Vélez García

    Te doy un aplauso fuerte porque el abrazo nos está costando (Sevilla no es tan grande, tenemos que tomar café)…eres una mujer valiente y no sólo porque tengas una relación con un hombre más joven que tu sino porque te enfrentas a la vida cogiéndola por los cuernos, de frente y eso hoy, pocas personas son capaces de hacerlo.

    Mil besos a las dos.

  4. Antonio Cabrera

    Pues un OLE como una casa de grande, yo siempre he dicho que los temas de edad son la tonteria mas grande que puede existir en las relaciones y la sociedad, que le importara al mundo la edad de alguien mientras se sea feliz?? Enhorabuena por lo bien escrito que esta y lo bien que te expresas, que con solo leerlo se puede ver que eres del sur y se identifica uno.
    Un saludo y a seguir feliz! :D

  5. chis_garabischis_garabis

    Olga.. OLEEEE!! Me ha encantado!! El tono, el relato y lo bien que está escrito. Estoy totalmente de acuerdo contigo y hasta me siento “pelín” identificada con lo que cuentas (pero en versión norteña ;) )
    Cada día que pasa me alegro más de haberme suscrito a este fabuloso blog!!

    1. Avatar de Olgahb herrera buenoOlgahb herrera bueno

      el amor no entiende de regiones,chis_garabis! muchísimas gracias.Y sí, no hablo por mi post, ése no puedo valorarlo, pero yo leo intersexciones desde hace mucho y si quieres leer algo que merezca la pena y,sobre todo, te haga pensar un poco, éste es el sitio adecuado.Un beso!!

    1. Avatar de Olgahb herrera buenoOlgahb herrera bueno

      Yo nunca de antemano tuve un prototipo de hombre que me gustara.Pero lo que nunca se me había pasado por la cabeza es que,con 37, me pudiera gustar un “niño” de 20.El caso es que ahora tiene 28 y su mentalidad va totalmente a compás de la mía.Como yo digo, o yo soy una peter pan medio idiota o él un antiguo redomao, pero el caso es que hemos encontrado el ecuador del entendimiento y oye,pues nos va de maravilla.Mi suegra dice que, cuándo se lo contó, pensó que lo nuestro sería un rollete pasajero porque claro, a priori,quién va a pensar que esto va a acabar en bodorrio y bautizo.Pero tengo unos suegros majísimos, con los que salimos mucho y que siempre siempre han respetado y aceptado nuestra relación.A mi padre un poco más y le da un jamacuco, aproveché pa largárselo el día de la zambomba(Nochebuena) y mi madre, la muy cuca ella,me soltó un”yo ya lo sabía”(lo típico, le llegó que nos habían visto juntos)y se calló como una momia.Para más inri, mis suegros y mis padres viven en el mismo edificio(de ahí que mi marido me hubiese echado el ojillo)y hasta se llevaban muy bien como vecinos.Y aproveché que mi padre estaba hablando de mi suegra(de lo maja que era), pa soltar por la boquita la noticia.Mi pobre padre sólo atinó a decir…”pero si es un niñato!!”…Perdón,papá,niño en todo caso,niñato,no..
      El caso es que llevamos 7 años juntos y es la primera vez en mi vida(y ya tengo 45), en la que con alguien a mi lado, hacer cualquier chorrada,me divierte.El futuro no lo sé, me llenaré de botox,me operaré, me vestiré con leggins incluído culo caído y ¡listo!.Y entretanto procuraré que él engorde mucho y se abandone,jejejeje.Bromas aparte, el futuro es eso, futuro,nunca dejes de hacer nada por un tiempo que ni siquiera sabes si vas a vivir,¿no? es absurdo.
      Este comentario va para tí, Sashimi y para todos aquellos que han tenido el detalle precioso de comentar.Mil besos!

  6. AidaAida

    Lo que más me gusta del post es que es una historia real. Me hace pensar que no hay tantas cosas que nos separan, y que las relaciones son más fáciles de lo que parecen sí de verdad quieres que funcionen. A mí siempre me han gustado los chicos mayores que yo, pero sí es verdad que la experiencia me ha enseñado que la edad no da madured, ni la juventud implica lo contrario. Supongo que aún no he encontrado a alguien con quien comparta la forma de ver la vida, una persona que haga que los demás detalles carezcan de importancia.
    Lo repito, me ha encantado!

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >