Entrevistas Sociedad

Vivir a oscuras con unas cosas muy claras

En los momentos como éste me acuerdo de la entrevista de Albert Espinosa en el programa de Andreu Buenafuente. Albert, tras haber superado cáncer, tiene una pierna ortopédica. Dice que cuando llega a un hotel donde hay un solo enchufe, no sabe si poner a cargar el móvil, el portátil o la pierna. Pero también [...]

En los momentos como éste me acuerdo de la entrevista de Albert Espinosa en el programa de Andreu Buenafuente. Albert, tras haber superado cáncer, tiene una pierna ortopédica. Dice que cuando llega a un hotel donde hay un solo enchufe, no sabe si poner a cargar el móvil, el portátil o la pierna.

Pero también me hizo reflexionar con lo siguiente: comenta que cuando va por la calle con un short, la gente no puede evitar mirarlo. Seguramente yo haría lo mismo: cuando vemos a una persona con una discapacidad, la miramos. Por curiosidad, por cotilleo. Albert comenta que le encanta girar la cabeza cinco segundos más tarde y pillarle al “curioso” dándose la vuelta. Dice: “Lo encuentro normal, y me hace mucha gracia. ¿Por qué no me para y no pregunta por qué tengo la pierna ortopédica? Me encantaría explicárselo. No hay nada ofensivo en ello”.

Conocí a Patricia  (ver foto de ariba) a través de una amiga en común. Es una chica cualquiera: tiene 26 años, es periodista, colabora en un pograma de radio, tiene un blog “Viviendo a Tientas“, vive en Valladolid, come, duerme, ama, trabaja. Incluso lee Intersexciones y hasta comenta de vez en cuando. Es como tú o yo. Salvo una cosa: Patricia es invidente.

A pesar de tener respeto para hablar de según qué cosas, decidí hacerle unas cuantas preguntas. Quizás las mismas que hubieras hecho tú, pero no tuviste la oportunidad. O simplemente no te atrevías.

Hola, Patricia. Primeramente, me gustaría decirte gracias por haber aceptado esta entrevista. A pesar de avisarte que mis preguntas pueden llegar a ser algo intimidatorias, me dijiste: ”No te cortes, pregunta lo que más te apetezca”. Gracias de nuevo.

Gracias a ti, Alena, y a tu blog por darme la oportunidad de contar mi historia. Quizás no sea una gran historia, ni yo sea un personaje tan interesante como para que a tus lectores les impresione lo que yo tenga que contar, pero gracias por darme la oportunidad de aparecer en Intersexciones! (risas).

Según la información que he recibido, te quedaste ciega en una edad muy temprana.

En realidad, yo nací viendo, pero comencé con problemas visuales cuando tenía unos 5 años… Mis padres me llevaron a mil hospitales diferentes, me vieron multitud de oftalmólogos célebres en toda España, y ninguno supo acertar con lo que tenía… Lo único que hacían eran probar con diferentes medicamentos, colirios, etc, a ver cual de ellos me hacía mejorar. Pero al final, mis ojos resultaron tan dañados por haberles machacado con decenas de medicamentos diferentes, que mis córneas acabaron mortalmente dañadas. Fui perdiendo visión gradualmente, hasta que a los 17 años tuve una sinusitis muy aguda que me afectó a la zona de los ojos y perdí toda la visión del ojo izquierdo (ya quedó irrecuperable). Desde entonces solo veo un poco de claridad con mi ojo derecho.

¿Cómo pudiste superarlo? ¿Qué sentiste? ¿Cómo una niña llega a afrontar una situación como esta?

Cuando eres tan pequeña y pasas casi toda tu infancia entre médicos, hospitales y operaciones, la verdad es que no te paras a pensar porqué te ha tocado vivir esa vida, simplemente, eres una niña, afrontas la vida tal cual te viene. Los niños son mucho mas fuertes que los adultos en algunas ocasiones. YO tuve que ver a mis padres derrumbarse varias veces, pero siempre lo superaban porque veían que yo, a pesar de todo era una niña alegre y con mucha imaginación. Eso sí, reconozco que me ayudó el que ellos nunca me tratasen de forma especial: aunque no viese bien, tenía que hacer mi cama, recoger mis juguetes, hacer los deberes y estudiar, como cualquier otro niño.

Cuando tu familia está ahí para arroparte y te trata como a uno mas, sin mimarte y sin sobreprotegerte, creces creyéndotelo. A día de hoy yo me veo como una persona normal; soy invidente, y hay cosas que jamás podré hacer, como conducir un coche o pilotar un avión, pero también hay personas que ven y que no pueden hacer esas cosas.

Lo que intento decir, es que la discapacidad no nos limita, lo que nos incapacita es nuestra propia mente, y las barreras psicológicas que aún tienen muchas personas son mucho peores que mi ceguera.

Una pregunta normal y aburrida: ¿Cómo es tu día a día? ¿ A qué te dedicas? Me comentabas que estás muy ocupada…

Por lo general soy una chica muy tranquila (risas), pero últimamente no tengo termino medio, o estoy sin trabajo y nada que hacer, o no tengo horas suficientes en el día! (risas). Hasta hace bien poco estaba en el paro, pero en enero me dieron una beca para trabajar como periodista en la Junta de Castilla y León. Ahora voy por las mañanas al trabajo, con mi perra guía, que me lleva hasta la parada del bus, y me acompaña durante todo el tiempo. En la oficina, mientras ella descansa tumbada a mis pies, yo reviso notas de prensa, leo la prensa en internet (Twitter se ha vuelto imprescindible en mi vida y en mi trabajo), confirmo la agenda del día siguiente, etc. Lo cierto es que me encanta mi trabajo.

Por la tarde me ocupo de lo que haya que hacer en casa: recoger la mesa, la cocina, preparar comida para el día siguiente… ¡Todo muy normal y aburrido! (risas). Y 2 o 3 tardes a la semana, voy a ensayar con el grupo de teatro de la ONCE de Valladolid, donde estamos preparando una nueva obra. Luego, a parte de eso, los fines de semana colaboro en un programa de radio de la Cadena SER, donde hablo de temas relacionados con la discapacidad, o las diferentes capacidades, según se mire, de la accesibilidad, etc.

Ahora que lo pienso, sí que estoy atareada, ¿no? (Patricia se ríe) Pero te confieso que me encanta mi vida tal cual está, hago lo que hago porque lo amo, y si no, creeme que no lo haría.

Tienes pareja, ¿verdad?

Sí, desde hace 5 años tengo a mi lado a un hombre maravilloso. No quiero ser petarda, ni pretendo dar envidia (ni mucho menos!), pero como hace poco hablabais de esto en el blog, aprovecho para decir que ni él ni yo somos perfectos, pero juntos tratamos de ser mejores personas, y como pareja funcionamos, somos un todo, y eso para mi, es como tiene que ser. LO perfecto al final es muy aburrido.

Sabes, hay una cosa que me dejó bastante sorprendida: vives con un chico que… no es invidente. Es decir, tu novio sí que ve, tú no. ¿Cómo es posible? ¿Cómo os conocisteis? ¿Fue el amor a primera “vista”? ¿Tuviste parejas anteriormente?

Me encanta lo de “¿Fue amor a primera vista?”, muy apropiado para el caso (risas). Pues verás, a él le pasó totalmente al contrario que a mí: su madre tuvo la rubeola durante el embarazo, y eso le afectó al feto; cuando nació, el niño era ciego. Los médicos les dijeron a sus padres que quizás no vería nunca. Sin embargo, cuando tenía 4 años pudieron operarle, y recuperó mucha visión, y cuando fue mayor, a los 18 años o así, le hicieron unas lentillas especiales (“lentillas rígidas de gas permeable”, creo que se llaman), gracias a las cuales, ahora ve como el 60% de una persona “normal”.

¿Cómo nos conocimos? Pues porque los dos estábamos en un grupo para jóvenes afiliados a la ONCE, y aunque ya nos conocíamos desde que yo era una tímida adolescente de 15 años y él un alocado casanova de 20, el amor, o mas bien la química, no surgió hasta que nos volvimos a reencontrar años mas tarde, en una excursión organizada por los jóvenes de la ONCE. Fuimos al parque de atracciones de Madrid… Yo ya era mayor, estaba bien formada, con mis curvas, mi pecho bien firme, etc etc. NI él ni yo teníamos pareja, era agosto, plena ola de calor, subidos en la montaña rusa acuática, con esas barcas que suben y bajan, el agua nos salpicaba… Un roce por aquí, otro por allá… En el viaje de vuelta en el tren, fuimos todo el tiempo cogidos de la mano. Era un simple gesto que no decía nada, pero a la vez lo significaba todo.

Y, ¿qué puedo decir? El resto de aquel mes de agosto fue muy, pero que muy caluroso (sonríe).

¿Cómo una persona como tú vive el sexo? Sé que es una pregunta que puede parecer algo estúpida: el sexo es el sexo. Pero… ¿hay alguna diferencia?

Mira, seré muy sincera: nunca había estado con otros chicos antes de estar con mi novio. Me daba mucho miedo que el hecho de ser ciega le echase para atrás en algunos aspectos, que se cortase, o que no le escitase porque no puedo mirarle a los ojos cuando lo hacemos.

¿Pero sabes qué? Todo eran bobadas que yo tenía en mi cabeza. A la hora de la verdad, el sexo es un instinto que todos tenemos, como seres vivos y como animales, y cuando amamos, ¿amamos el físico de la otra persona, o le amamos por quien es? El sexo es cuestión de piel contra piel, de sentir, de tocar y ser tocado, de acariciar y ser acariciado, de dar y recibir… ¿Acaso nunca habéis practicado el sexo a oscuras? ¡No me lo creo! ¿Y con los ojos vendados? Probadlo, seguro que os resulta de lo más excitante.

Si lo pensáis, ¿a que al principio de todas las relaciones no puedes quitarle las manos de encima a la otra persona? Necesitamos el contacto físico, y para eso no es necesario ver. Yo quizás no puedo mirar a los ojos a mi novio, pero puedo cogerle la mano, y sentir sus caricias, sus abrazos, sus besos. Eso para mí, también es parte del sexo. Soy una romántica, lo sé (se ríe)

¿Te gusta la moda? ¿Cómo la vives tú? ¿Cómo vas de compras? ¿Cómo eliges la ropa o productos de cuidado personal? ¿Te ayuda tu pareja?

¡Uy! Entramos en terreno peligroso. YO no sé los novios de las demás, pero al mío, ¡le horroriza ir de compras! Normalmente voy con mi madre, con alguna amiga, incluso con mi cuñada, porque conocen más o menos mis gustos, la ropa que me va a gustar, y me van enseñando las diferentes prendas. Reconozco que es agotador ir conmigo, porque tienen que ir dejándome tocar cada prenda, explicándome cómo es (si es lisa, a rayas, si tiene dibujos, de qué color es, etc), y luego cuando me lo pruebo, me ven y me dicen cómo me queda. Bueno, esta parte es como al resto, porque a todas nos encanta que nos digan cómo nos queda la ropa, ¿o no? (sonríe). Lo que sí me gusta es saber si voy bien conjuntada, porque luego soy muy coqueta. No soportaría saber que me he puesto un pantalón verde con una camiseta azul, por ejemplo… ¡O que llevo una mancha enorme en todo el pecho! (suelta una carajada).

¿Cómo se liga en tu mundo? ¿Existen infidelidades entre las parejas invidentes? ¿Cómo se producen? Si no existe el contacto de miradas… ¿cómo conoces a gente nueva?

¿En una palabra? Internet. La red, y sobre todo las redes sociales, nos han abierto todo un mundo a las personas invidentes, sobre todo a la hora de relacionarnos. Existen unos programas que instalas en tu pc, que lo que hacen es leerte, a través de un sintetizador de voz, todo lo que sale en tu pantalla. Es decir, que en lugar de leer el texto con los ojos, nosotros recibimos la misma información pero a través del oído. Gracias a estos sintetizadores de voz (Jaws es el mas conocido, pero también existe el NVDA, que es de licencia libre), podemos leer nuestro correo, entrar en Google, leer la prensa, y por supuesto, manejar nuestra cuenta en Facebook, Twitter, o lo que prefiramos.

Esto ha facilitado la comunicación a mucha gente a la que le cuesta relacionarse en persona debido a su discapacidad. Así, desde su casa, sin tener que salir, pueden contactar con otras personas que quizás están en su misma situación. Con esto no quiero decir que los ciegos no liguen en bares, discotecas, o hasta en un gimnasio, eh? Solo digo que internet ha facilitado mucho las cosas, ¡pero igual que a la gente que véis y que entrais en chats para ligar!

¿Que si existen infidelidades? Pues supongo que como en todas partes, ¿no? Eso ya va con cada persona, imagino. El que quiera pegársela a su novia/o, lo hará, sea ciego, sordo, cojo, rubio, moreno, gordo o flaco, da igual.

¿Crees que por ser invidente tienes más dificultad de conseguir algo en tu carrera profesional? ¿O quizás juegas con ventaja?

Ser invidente te hace tener que demostrar más que los demás. En una entrevista de trabajo, por ejemplo, yo tengo que convencer al entrevistador no sólo de que soy buena para ese trabajo, sino de que seré capaz de hacerlo por mi misma, sin pedir ayuda, y sobre todo, que no le costaré más dinero que un trabajador normal. Es muy complicado, porque aún hay gente que por ignorancia, tiene muchos reparos a la hora de contratar a una persona discapacitada, y si encima eres ciego y vas con un perro guía, todavía más. A mí me llegaron a preguntar en una entrevista de trabajo que si sabía llamar por teléfono, y que si podría tomar notas a la vez que hablaba por teléfono. Incluso me preguntaron, al ver al perro guía, que si tenía que ir todos los días allí con el perro. En este país, parece mentira, pero todavía existe mucho desconocimiento de lo que es un perro guía, y de lo que podemos y no podemos hacer las personas invidentes.

Y por último: ¿qué le quieres decir a la gente que te lee ahora mismo?

Solamente darles las gracias por haber dedicado estos minutos a leerme, me hace sentir especial (risas). Ahora en serio, espero haber contribuido a que la gente entienda un poquito mejor cómo es la vida hoy en día para una persona ciega. Y si les he ayudado a quitar algunos prejuicios, ¡pues mucho mejor! Si quieren saber más cosas, espero que visiten mi blog “Viviendo a tientas”, allí hablo de todas estas cosas y muchas más. A quien quiera seguirme por Twitter, me encontrarán por @viernescilla.

Por último, darte las gracias de nuevo, Alena, por darme voz y dejarme contar mi historia en tu blog, que me encanta, ya lo sabes. Eres única para expresar lo que mucha gente no se atreve, y creo que lo haces de una forma muy fresca y original. Enhorabuena, de corazón.

Muchas gracias por tu tiempo y me permito decir a los seguidores que pueden preguntarte más cosas, dejando un comentario en este post. 

________________________________________________________________________

Por mi parte me gustaría añadir que deberíamos ser mucho más abiertos de mente. El desconocimiento provoca dudas. El camino más fácil es vivir a ciegas, teniendo un par de ojos en perfecto estado. Mientras que las personas como Patricia resultar ver más sin poder mirar.

¿Reflexionemos un rato?

P.S: Con esta entrevista a Patricia arrancamos la nueva sex-ción, “Gente”, en la que os ayudaremos a conocer a unas personas especiales: por lo que hacen, por como son, por todas las cosas que podrían aportarnos. No se tratará de gente especialmente famosa, pero sí, de las personas singulares, curiosas, peculiares y diferentes.

Gracias de nuevo, Patricia. 

www.intersexciones.com

¿TE GUSTA?  

+0 -0

Entrevista  Experiencias  Invidentes  Patricia Carrascal  Periodismo  

22 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

22 COMENTARIOS

  1. Chopstick girl

    Ole, ole y ole!!!Cada día me sorprendes más, Alena. Gracias a tí y a Patricia.
    Es hora de que rompamos tabúes, de que seamos naturales, nos aceptemos y aceptemos a los demás. Sentir pena por aquellos que no disfrutas de sus capacidades al 100% es contraproducente. Porque a todos nos gusta sentirnos plenos, realizados, y ser consideramos por lo que valemos, no por lo que no tenemos.
    Personalmente, siento cercano el problema de Patricia, pues mi padre y mi tía han sufrido graves problemas de visión. Mi tía hace años que es atendida por la ONCE, y su vida ha mejorado muchísimo. Vamos ,que yo hasta compro el cupón de vez en cuando, porque le pongo nombre y apellidos a los eurillos que me gasto. Y sé que se gastan muy bien.
    Enhorabuena por este giro tan interesante

  2. Irantzu

    Hola, la verdad es que me ha gustado mucho la entrevista.
    Yo trabajo con niños con autismo, discapacidad intelectual,… y la verdad es que cuando vamos por la calle la gente se nos queda mirando. Al principio me sentia rara, pero ya me da igual. La gente deberia saber que son personas, que neceditan apoyo (como todos, todos necesitamos ayuda) y que con esos apoyos van aprendiendo, a veces necesitan mas tiempo. Ademas, las personas con discapacidad son capaces de hacer muchas cosas, es algo que no debemos olvidar.

  3. Verona.Firenze

    Una entrevista genial. Me ha servido para conocer un poco más el mundo de la gente invidente, y creo que esta nueva sección va a ser estupenda, porque nos dará la oportunidad de conocer otras personas y sus mundos. Un besote a ambas, y voy a agregar a Patricia al twitter y voy a pasarme por su blog.

  4. Espoir

    Si bien conozco algunos invidentes (ciegos? El que es gordo es gordo, no?:) y creo que tengo una percepción normalizada hacia esa discapacidad, nunca había pensado en qué significaba para ellos un hecho tan simple para el resto del mundo como ir a comprar ropa. Siempre está bien dejar hablar a la gente. Si bien algunas preguntas son algo cándidas (mujer, ¡pues claro que hay parejas de ciegos que se ponen cuernos! Es que no sabéis qué morbo despiertan? Es que nadie ha visto Esencia de mujer?), creo que tengo que decir “buen post”.

  5. Esther-Ishtar

    Muy buena entrevista, yo tenía un amigo ciego y la verdad es que él siempre fue uno más del grupo, con ese humor … me encantaba cuando nos emborrachábamos y él decía “llevo un ciego”.

    Creo que los que los hacemos diferentes somos nosotros, ellos viven su vida igual que lo hacemos tu y yo.

  6. Ronronia Adramelek

    Me parece buenísima la entrevista que le has hecho a Patricia. Conozco un caso parecido, una compañera en la universidad. Se quedó ciega de adolescente, en un accidente de tráfico. Siempre he pensado que en su caso yo me habría muerto de miedo, me habría convertido en una persona atemorizada y dependiente, pero ella tiene un carácter fortísimo. Como era la novia -ahora es su mujer, tienen dos niños- de un compañero con el que me llevaba muy bien, tuve la oportunidad de hablar con ella muchas veces. Era -y es, pero hace tiempo que no coincidimos- una mujer muy valiente y, como decimos aquí, con mucha cojonera :) ))

    Contaba muchas cosas que tenían que ver con su ceguera: lo mucho que le fastidiaba que la gente por bondad le ayudara a cruzar la calle cuando ella en realidad lo que estaba era esperando a una amiga en una esquina, por ejemplo, con eso nos reíamos mucho. Cuando le dieron el perro estaba encantada porque la gente ya no se le acercaba cargada de buenas intenciones. Era genial con eso, muy combativa: donde el derecho de admisión permite la entrada de un ciego, es obligatorio que también admita a su perro y ella era capaz de pelearse con quien fuera por ese derecho, no sé las veces que terminó llamando a la policía. También tenía problemas porque para que no se estropee el entrenamiento del perro guía, en ocasiones cuando se le despendolaba tenía que gritarle e incluso darle un cachete, nada doloroso, pero la gente se le echaba encima diciéndole que era una desagradecida y una maltratadora. Ella me enseñó que los perros guías en realidad sirven sobre todo para librarte de un socavón pero no te salvan, por ejemplo, de que un camión abra la puerta, el perro pase por debajo y tu te metas un morrazo contra la puerta que acabe con tus huesos en el suelo y sangrando de la nariz. Hay que echarle narices para levantarse después de eso, agarrar el perro y seguir andando a tu destino a la misma velocidad que ibas antes del tortazo. Ella lo hacía y me apuesto lo que sea a que aún lo hace.

    No tenía ningún complejo y, en cuanto llevabas media hora con ella, ya te había convencido de que no te andaras con paños calientes, porque ella estaba a gusto con su vida y con su situación.

    En parte porque esta chica me contestó con toda la tranquilidad del mundo a muchas preguntas que desde fuera podrían verse como “impertinentes”, quizás por eso me gustan tanto tus preguntas a Patricia, porque le has preguntado cosas muy normales pero muy interesantes y que, en general, la gente se corta de preguntar.

  7. Anonymous

    Bravo Alena!! Un post magnifico :-) Patricia ha dicho algo maravilloso: “la discapacidad no nos limita, lo que nos incapacita es nuestra propia mente y las barreras psicologicas de muchas personas”. Felicidades por tu valentía, fortaleza y tesón para demostrar que esas barreras se pueden troncar. @Irenitina

  8. Eli Vístete Que Vienen Curvas

    Enhorbauena Alena! me gusta mucho la sección nueva, y no podrías haber tenido mejor invitada para inagurarla (o quizá sí, eso ya lo “veremos” enpróximas entregas). Pues la verdad es que existen ciertos tabús en todo este tema, hace unos meses conocí a un chico, el novio de una amiga, que me preguntó si donde vivimos había plaza para minusvalidos… pues no sé por que no me atreví a preguntarle, no sé por que, el caso es que yo y mi marido nos tirarmos días y días pensando cual podía ser la “incapacidad” pq “no se le notaba nada”, cuando nos volvimos a ver, el tema surgió de repente, de manera esponaena y pudimos preguntarle todo lo que que se nos pasó por la cabeza, no hay nada mejor que “normalizar” (perdon por tantas comillas… pero ya sabes…) en vez de ponewr un murito cada vez que nos encontramos con algo “diferente”.

    nuevamente: enhorabuena!

    eli
    http://www.vistetequevienencurvas.com

  9. Alberto

    Muchas gracias por darnos la oportunidad de hacernos visibles a los ciegos. Yo también lo soy y como Patricia también tengo un blog y estoy en twiter y tantas otras cosas.
    Y, como ella, también trato de acercar la discapacidad a quienes me rodean porque, efectivamente, aún hay mucho desconocimiento por el tema y sigue quedando mucho por hacer.
    Gracias de nuevo, besos y feliz día.

  10. Cool, Smart & Stylish

    He de reconocer que soy de muchas aquellas seguidoras que lee a diario tu blog y que pocas veces comenta, falta de tiempo, no saber qué decir … muchas veces me deja sin palabras! Hoy, pese a ser uno de esos días que te quedas sin palabras no puedo cerrar esta pantalla sin agradeceros a las dos esta entrevista, a ti Alena por hacerla posible y a ti Patricia por concederla. Siempre he tenido mucha curiosidad y dudas a la vez de como lleva su vida una persona con alguna discapacidad y una de las que más me intriga es la de las personas invidentes,supongo que porque nunca he tenido ocasión de hablar con alguna, ya estoy enganchada al blog de Patricia! Creo sinceramente que el desconocimiento es muy malo y no me gustaría encontrarme en la situación de conocer a una persona ciega y sentir que hago preguntas inútiles o que no sé cómo actuar solo por el hecho que desconozco cómo hace tareas que para mí se plantean casi imposibles sin la vista. Gracias de nuevo a las dos porque creo que del blog de Patricia tengo mucho que aprender y en mi futuro como médico, es algo que me aportará mucho. Un saludo a todos y que tengáis un buen día!

    Elena

  11. -Paseo de Gonzalez-

    Me ha encantado la entrevista Alena, si con lo del otro día ya pensaba que nada te frenaba, con esto ya me has dejado K.O. Es impresionante, por un momento he podido ser Patricia, y yo personalmente que amo todo sobre Albert Espinosa, esto me ha enamorado. Me encanta ver a gente que “lucha”, y no se derrumba a la primera de cambio, porque todos nos quejamos por simples tonterías, discutimos por gilipolleces, y no nos dedicamos a vivir la vida cómo realmente queremos, sólo mirar a los “defectos” de los demás, pero cuando ese defecto para muchos, para otros es una virtud, porque cada perdida se tiene que mirar cómo algo positivo, y eso nos hace crecer cómo personas. En fin… que me ha encantado. Alena eres la mejor.

  12. Juanjo Morcillo

    Sin ninguna duda es una gran entrevista Alena. Creo que hay cosas que hacemos por defecto que no acabamos de imaginarnos como otra persona puede hacerlo con una discapacidad y eso nos convierte en ignorantes, yo el primero.

    Me gusta la entrevista y además quiero romper una lanza a favor de esta gente y los que son capaces de ayudar a que se integren mejor. Yo tengo una anécdota como informático del Ayuntamiento de Benidorm y es que había un administrativo invidente en el Ayuntamiento al que una vez tuve que ayudar con el sintetizador NVDA ya que daba problemas y la verdad es que me pareció una persona de lo mas normal cuando traté con él y pensé: Joder si ya es difícil ser administrativo… imagínate así, ¡ menudo crack !.

    Ojalá todos aprendamos de gente como Patricia, como Albert y como este hombre, estos sí son ejemplos para merecer premios y no algunos políticos que yo me sé…

  13. Patri

    Es increíble como hacen una vida tan normal sin algo que a nosotros nos parece imprescindible.
    Yo tenía un profesor con una historia parecida y que, además, su pareja era ciega también. Nos explicó como vivían, como cocinaban, como ponían etiquetas a la ropa para poderse combinar o cosas tan tontas como mirar la hora en el reloj.
    Escribía en la pizarra mientras explicaba y nos reconocía a todos por la voz por flojo que hablásemos en clase. ¡¡Era genial!!

  14. Pipah

    Aquí la amiga en común :p me ha encantado como ha quedado, chicas!!! y lo que me gusta unir a la gente? jajajaja la verdad es que es increíble todo lo que desconocemos de la gente invidente (si, me incluyo!). Yo estuve en Valladolid con Patricia hace unos años y fue una guía turística estupenda!

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >