version-40
Cosas que pasan

Versión 4.0

Queridos jovenzuelos que leéis este blog, no tengáis miedo.

En dos días, como cada 12 de noviembre, abriré los ojos muy temprano, miraré la oscuridad de mi habitación y me diré Un año más. Sin despertar a nadie escucharé la misma canción que escucho desde hace 20 años el día de mi cumpleaños con una sensación de alegría y melancolía. La que me acompañará durante todo el día. Pero sé que en dos días, a todas estas rutinas, se sumará un número significativo. Mañana serán 40.

Hace unos meses, la idea de cumplir tantos años se me hacía muy cuesta arriba. Me parecía que esa cifra no iba conmigo, que sería una sentencia en vida, que con ella perdería frescura y ganas de vivir. ¡Qué equivocada estaba! Esta primera parte de mi vida ha sido la leche. Debe ser verdad que me encuentro en la plenitud, pues tengo la impresión de haber subido el Tourmalet, de haber atravesado el Rubicón y de haberme desecho del anillo de Sauron. De hecho, hace cuarenta años llevaba pañal y solo sabía comer y dormir… Quizás, dentro de otros cuarenta, esté en las mismas condiciones. Así que habrá que aplicarse y vivir lo que nos queda, que no es poco.

Una de las cosas que me hace más ilusión de cumplir los cuarenta es que, a los ojos de la sociedad, YA NO SOY JOVEN. ES como quitarse una mochila llena de piedras. Gracias, pero ya estoy servida. He cometido todos los fallos, hecho todas las tonterías y sufrido todo lo que se esperaba en esa época. Ahora quiero seguir con mi vida, que me dejen ser una persona adulta. Guardo con cariño y cierta vergüenza las instantáneas de mis años locos, pero esa presión por disfrutar de cada instante, vestir a la última, exhibirte en redes sociales, estar y ser estupenda… Parece que la vida acaba cuando te salen patas de gallo, cuando prefieres un buen vino  a unos  gintonics baratos. Como decía mi abuela, joven es cualquiera, llegar a viejo sí que tiene mérito. Y yo quiero llegar a vieja.

Así que no me vengáis con tópicos del estilo “Serás joven de espíritu” o “la edad no significa nada”. Sí significa, y mucho. No debemos perder la ilusión, las ganas de descubrir lo que nos rodea, esa mirada crítica. Antes de que la rutina nos engulla, hagámosle un corte de mangas. Da igual los años que tengas, ponte el mundo por montera, quiérete, acéptate, no esperes a que deje de llover o a que llegue el fin de semana. Cada día cuenta. No quieras seguir mirando atrás, sino adelante, a la vida que te espera. Quizás por eso no me gustan los videntes, es como si te cuentan el final de tu peli favorita.

Queridos jovenzuelos que leéis este blog, no tengáis miedo. Como dijo Garcilaso, coged las rosas de la primavera, disfrutad de lo que vuestro cuerpo y condición os brindan, exprimid esta etapa de la vida, al igual que disfrutasteis de vuestra niñez. Y si ya no os motiva saltar en los charcos o jugar en los parques, cuando caduque vuestro carné joven quizás tampoco os apetezca comportaros como críos. Tontos seréis si miráis al pasado con demasiada nostalgia, porque el futuro siempre es mejor. O, al menos, es desconocido.

Lejos de querer ser la hermana mayor que no soy, me aplico lo dicho y en este día solemne prometo:

Ver el sol incluso en los días grises. Le digo adiós a la melancolía o a lo que no puedo controlar.

Amar con intensidad y olvidar a los que no me quieren. Si alguien no se interesa por mí, yo tampoco lo haré. Debe ser verdad que hay personas que solo están de paso por tu vida.

Aprender. Descubrir. Emocionarme. Cada día que pasa pienso que sé menos de la vida. Seguiré con los ojos bien abiertos para no perderme nada.

Soplar muchas velas muchos años y pedir siempre un deseo. Nunca dejaré de soñar con los ojos abiertos.

Cuando llegue vuestro próximo cumpleaños y la edad os atormente, pensad que no perdéis, sino que estáis ganando. Que la vida está hecha de pequeños momentos que, sumados, se convierten en vuestra realidad. Yo ya he elegido la mía. ¿Y vosotros?

¿TE GUSTA?  

+21 -0

4 comentarios

COMPARTIR


Sashimi BluesPor
Sashimi Blues

Madre, esposa, profesora de secundaria y otras etiquetas al uso. En Intersexciones doy mi visión sobre esa vida estable que algunos anhelan y otros demonizan.

ÚLTIMOS POSTS

4 COMENTARIOS

  1. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Muy feliz cumpleaños, chata.

    Envejecer es, casi siempre, mejor que la otra opción. Aunque es curioso que, siendo que tenemos cuantiosos ejemplos de que le pasa a todo el mundo, miramos a los viejos como si en vez de nuestro futuro fueran de otra especie humanoide con la que compartimos el planeta. Quizás porque, no importa los años que cumplamos, por dentro siempre nos sentimos igual: mi abuela decía que cuando se levantaba sin dolores se olvidaba de que era vieja hasta que se veía en un espejo y se sorprendía.

    Es tontería sufrir por la edad que dentro de diez años añoraremos, y hay que intentar, como dices, sacarle todo el jugo a cada edad. Y tratar de entender a los que tienen otra.

  2. Avatar de YolandaYolanda

    Muchas felicidades!!!

    Quizás cumplir 40 no me resultó traumático, creo que me “acojoné” cuando llegué a los 30 #miratupordonde

    Ahora que he cumplido los 41, tengo otra visón de la vida.
    Inevitablemente miro hacia atrás y se me escapa un “uffff cuantas cosas me han pasado” y cómo mola haber llegado hasta aquí!

    Entran y salen personas de nuestra vida y menos mal! Es la gracia!

    La experiencia de todos estos kilos de años que tenemos es para saber a quien conservar y a quien no, entre otras cosas. Si te han dejado de querer, posiblemente tú también lo has hecho con alguien que no lo esperaba de ti. No podemos agradar a todos, ni podemos llegar a todos los sitios. Por eso con los años hay cosas que duelen menos o nos resbalan más.

    A seguir soplando muchas velas!!!

  3. Javier

    Haciendo un poco de abogado del diablo, esta bien mirar siempre adelante. Pero soy partidario de la frase: “Tiempos pasados siempre fueron mejores”. ¡Porque éramos mas jóvenes!. Un amigo mío una vez me dijo: “Prefiero tener treinta años y deber toda la hipoteca que tener sesenta y tenerla pagada”.
    Un saludo

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >