Tinder-es-perfecto
Relaciones

Tinder es el Lidl del amor

Hipsters, muppies, darkies, chonis, amas de casa, gente del barrio, mulatas, señoras...

Es curioso porque cada vez que sale el tema Tinder en una conversación, mis amigos se ponen como locos y empiezan a criticarlo muy fuerte.

- Uf, qué pereza me da Tinder.
- Todos mis ex están ahí, yo paso.
- Es peor que ir a comprar al Dia, qué poca clase.
- Si solo quieres sexo está bien, pero para eso están los bares ¿no?

Digo que es curioso porque la mayoría de gente que lo critica, lo hace sin haberlo usado o, en el caso de haberlo usado, te vienen con el argumento de “ahí la gente va a lo que va”, como si eso fuera algo malo.

- Ahí la gente va a lo que va. Una pechuga de pollo y para casa. Next. Yo esque estoy cansado de tener sexo porque sí.

A ver. Todos vamos a lo que vamos. Siempre. Si tienes que comprar comida, vas al supermercado. Si quieres ponerte en forma, te apuntas al gimnasio, aunque luego no vayas. Si quieres pasarlo bien, te vas de copas y a bailar. Si quieres tener ropa gratis, abres un blog de moda. ¿No es así con la vida en general? ¿Entonces por qué iba a ser malo meterte en Tinder si te apetece encontrar pareja?

Vamos a pensarlo fríamente. Seámos prácticos. Tinder es el supermercado de relaciones perfecto, es el Lidl del amor. Te queda cerca de casa, hay todo tipo de variedad (chico busca chico, chica busca chica, chico busca chica, pareja busca trío, un largo etcétera de lo más variopinto). Además, puedes ver varias fotos y descripciones de todos los productos, en este caso usuarios. Hay personas con un buen packaging, otros tienen un packaging más cutre pero divertido, existen seres ¿humanos? con un packaging que roza el patetismo. En todo caso hay mucha variedad, muchísima, que es lo importante. Hipsters, muppies, darkies, chonis, amas de casa, gente del barrio, mulatas, señoras.

Un buen pasatiempo muy recomendable es coleccionar fotos de usuarios bizarros:

tinder1

- Pues yo estoy harto de la gente que me dice que encontró a su pareja en Tinder, son historias de amigos de amigos, a nadie que conozca le ha pasado, es como la leyenda urbana del siglo XXI, ¿no?

Es posible. O no. En todo caso, quizá lo que tendríamos que definir llegados a este punto es lo que significa “pareja”.

Cada vez hay más gente que más que una pareja, lo que busca es una pareja sexual, o una pareja de viaje, un compañero de vida, o el poliamor, o todo junto. En ese caso, Tinder es una gran oportunidad para ellos. En una semana, con Tinder, puedes tener una media de siete citas, esto está comprobado científicamente por amigos míos expertos en la materia. Si calculas que de siete citas semanales, triunfas en la mitad, eso da una media de tres polvos y medio por semana, catorce polvos mensuales y, 168 anuales. No está mal como media, y todo esto sin necesidad de invitar a copas, sufrir los efectos del garrafón ni pagar entrada de los clubs más caros de la ciudad.

- Pero yo no soy así, yo quiero encontrar a alguien especial, que sea bonito de verdad, no con un like.

Esos son los románticos, una raza al borde de la extinción, seres sensibles que siguen creyendo en la monogamia y que quieren encontrar a LA PERSONA. Este tipo de perfil suelen pensar que una pareja es alguien especial que conoces en un sitio especial bajo circunstancias especiales. Por eso el Tinder lo ven como algo superficial, y creen que no encontrarán a esa “persona especial” gracias a una aplicación vinculada a Facebook. Pero si lo paras a pensar, casi nadie, incluídos nuestros padres (esos seres que han tenido relaciones largas como temas de Ludwig van Beethoven), se conoció en contextos tan “especiales”. La mayoría de parejas que no se han conocido en Tinder, se conocieron en bares, eventos, sitios de paso o, peor aún, en Instagram. Esto es así. El resto es literatura, o cine de autor francés.

Además, el amor está en todas partes. Como decía Björk antes de que la dejaran: “all is full of love”. Eso incluye las apps para ligar.

Por último, existe el grupo de anti-Tinder que utilizan el argumento “no quiero que me vean en Tinder”. Ese argumento es difícil de rebatir. Es cierto que tarde o temprano, casi todos tus amigos, ex, compañeros de trabajo o incluso jefes te encuentren en Tinder. Pero, un momento, si te han encontrado es porque ellos también lo usan. En ese caso, como también están en la misma mierda, no pueden meterse contigo. Pero si no lo usan, y te encuentran a través de amigos que lo usan, no pasa nada. Simplemente van a pensar que eres un ser humano con una vida sexual activa, con relaciones públicas, alguien de mundo. Y eso es sano, interesante, incluso loable. Además, todos hemos visto a nuestros amigos, jefes y ex en situaciones deplorables. Tinder no es peor que eso.

- Ya, aún así no me has convencido del todo…

Venga ya. Todos hemos sido anti-cosas y luego hemos dejado de serlo. ¿A quién le gustó el primer cigarro, el primer trago de cerveza, el primer beso con lengua? A nadie. Pero no por ello seguimos siendo anti-eso. Hace unos meses, yo también pensaba “qué pereza me da Tinder”, “todos mis ex están ahí”, “yo paso” y “es peor que ir al Dia”. Y mira por donde, acabé yendo al Dia, a pesar de la pereza, me encontré con mi ex en la cola de la caja, y acabé comprando el mejor helado de chocolate que he comido en toda mi vida.

El futuro está en Tinder, amigos, creedme.

IT’S A MATCH!

¿TE GUSTA?  

+20 -1

Amor  Lidl  Tinder  

10 comentarios

COMPARTIR


MartínovaPor
Martínova

ÚLTIMOS POSTS

10 COMENTARIOS

  1. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    El otro día leí que un porcentaje sorprendentemente alto de las relaciones largas y “serias” habían empezado como sexo de una noche “aquí te pillo, aquí te empotro, y mañana paz y después gloria”. Aunque no sé porque digo sorprendentemente porque a mí no me sorprende: si un tío de ha de poner las rodillas temblonas durante los próximos veinte años, casi me parece lógico que se te caigan las bragas solas desde el primer minuto en que le ves. Que pases de la prudencia y la lógica y te vayas con alguien a quien no conoces, lo encuentro buen síntoma de que el bicho que llevamos dentro va a estar por la labor.

    Así que eso de en Tinder ” van a lo que van” me suena muy antiguo y muy pacato, quizás porque se lo oí mucho a mi madre, a mis tías y a mis curas del colegio hablando de los hombres en general. Y porque mi experiencia me dice que si uno echa un polvo bueno, sea hombre o mujer, suele volver a por más.

  2. Avatar de IvánIván

    La tecnología siempre tuvo, tiene y tendrá enemigos que lo son simplemente porque ven peligrar aquello que han vivido. La sociedad evoluciona, el ámbito donde nos movemos hace lo mismo y nuestras relaciones, como es obvio, han de adaptarse. ¿Qué importa encontrarse con alguien a través de una app? Mejor para los que somos tímidos: un corazón, un chat, la obligaoriedad del cara a cara… Y quién sabe.

    He usado Tinder más de una vez para curiosear: algo tiene para ser tan adictiva. Quizá resulte algo banal el descartar a los aspirantes sólo por su aspecto, pero, al fin y al cabo, es lo que hacemos cuando nos cruzamos con cualquiera. La vida es dura y la tecnología allana el camino; aunque, si alguno quiere seguir yendo por el lado difícil, tiene la opción de hacerlo.

      1. Avatar de IvánIván

        Descripción cuando la ponen. XD La mayor parte de los textos están cortados por el mismo patrón: me gusta salir, soy alegre, tengo muchos amigos… Acompañados de fotos donde se muestra claramente que se van de viaje, están mucho a la playa, aparecen con una cerveza en la mano y, algo común, ponen un retrato donde se ve claramente que han recortado a la anterior pareja.

        Me encantan esas fotos seccionadas; como si fueran una especie de purificación sentimental. :P

  3. monsieur le sixmonsieur le six

    Ronronia, como siempre, certera e incontestable.
    Por otro lado, no sabía que Tinder fuese tan general, tenía entendido que era para gente muy joven, y que de los 30 para arriba la gente era más de meetic, eDarling, etc.

    Yo a mi actual mujer y madre de mi hija la conocí en un foro de internet. Vale que era un foro de música, no dedicado a ligar, pero al final estamos en lo mismo: gente que sólo se conoce por perfiles y unos comentarios y que luego ha de “desvirtualizarse”. Nunca criticaría ninguna de esas redes, ni Tinder ni ninguna otra (bueno, salvo adoptauntio, que me parece un planteamiento algo patético), al contrario, me parecen un gran avance y una ventanja que las generaciones anteriores desgraciadamente no pudieron disfrutar.

  4. Avatar de CaroSRCaroSR

    Bueno… cada quién con sus opiniones pero yo a mi novio lo conocí en Tinder y ni nuestra relación empezó con sexo casual, ni tuve 7 citas a la semana con hombres distintos. Sin embargo tengo que aceptar que antes de conocerlo a él me topé con muchos otros que lo querían todo y rápido.

    Estoy de acuerdo con los que dicen que esto es solo parte de la evolución tecnológica en la que estamos, resulta un poco fuera de lo común conocer gente online, pero segura estoy de que cada vez nos lo encontraremos mas normal y común.

  5. Lola

    Yo he usado Tinder y al amor de mi vida no lo he encontrado pero más de uno y más de dos buenos polvos si he echado, he conocido a un muy buen colega y me he reído de más de una cita así que mi valoración hacia Tinder es positiva, para mi es como ir de compras pero sin un menú claro, voy al súper me doy una vuelta y ya veré que me encuentro, igual doy con un ingrediente maravilloso al que termino siendo fiel en todos mis menús o doy con algo realmente asqueroso who knows!! A mi me parece una forma cojonuda de conocer gente fuera de una discoteca porque está claro que en la biblioteca o en el metro la cosa está difícil…

  6. anonymous

    Yo conocí al amor (platónico) de mi vida como en las películas francesas románticas en Lubliana, andando bajo la luz de la luna. Ibamos en un viaje de grupo, le pregunté “sabes cómo se llamaba esta ciudad en la edad media?” y me contestó: Émona…. fue un flechazo instantáneo (por mi parte). De eso hace más de 8 años y a fecha de hoy aún lo recuerdo…Señores por mucho que se quiera, esas situaciones en apps del facebook jamás se van a dar!!!! Y que conste que no tengo 60 años .

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >