Tener-un-hijo
Relaciones

Tener un hijo

Hoy dejaré descansar a Hijita & Hijito para contestar la pregunta que le quita el sueño a la juventud urbanita europea.

Voy a contar el backstage. Este mes, la editora, en su habitual estilo despótico, ladró vía mail a colaboradoras y colaboradores quejándose del ombliguismo de nuestros últimos textos. Con sus modales de sargento soviético (aprendidos seguramente en la escuela primaria, tras el telón del acero), exigió temas candentes que puedan interesar a un amplio espectro de lectoras y lectores. Por eso hoy dejaré descansar a Hijita & Hijito para contestar la pregunta que le quita el sueño a la juventud urbanita europea: ¿es necesario tener un tercer hijo o con dos alcanza?

Mi consorte y yo nos planteamos este interrogante hace nueves meses y para responderlo decidimos recurrir al típico sistema de listas de pros y contras que tan buenos resultados da en las sitcoms. Transcribo.

Contras

1.- Tener un hijo, sin importar el ordinal que lo preceda, es siempre un inmenso y oneroso incordio.

2.- Volver a cambiar pañales, dormir mal y vestirse con ropa vomitada.

3.- No encontrar un momento para hacer el amor hasta (siendo muy optimistas) dentro de dieciocho años.

4.- Pertenecer no a dos sino a tres grupos de WhatsApp de “Mamis y Papis”

5.- Tener que cambiar el coche (suscribe exclusivamente mi consorte)

Pros

1.- Tener un hijo, sin importar el ordinal que lo preceda, es un acontecimiento inmensamente feliz (siempre y cuando se haya superado la adolescencia y se conozca al padre, por supuesto)

2.- Volver a tener una criaturita achuchable y besuqueable que, en los raros momentos en que no está cagada, huele como deben oler los ángeles.

3.- El tercero se cría solo (dicen, incluso, que sale con un palo selfie para documentar su propio nacimiento, lo cual es ideal porque ya al segundo casi no le sacamos fotos)

4.- Ayudas del estado para familias numerosas.

5.- Tener que cambiar el coche (suscribe exclusivamente un servidor)

La verdad es que no sirvió de nada hacer listas (quizás se deba a que nuestra vida no es una sitcom, es algo más tirando a La casa de la pradera); las razones y sinrazones, a nuestro entender, tienden a anularse las unas a las otras y la ecuación da cero. Así que finalmente decidimos volver al sistema que usamos para iniciar la búsqueda de los dos primeros; nos preguntamos: ¿tengo ganas de tener un hijo?

Tenemos fecha para el 19 de diciembre.

¿TE GUSTA?  

+8 -1

2 comentarios

COMPARTIR


ValdearenaPor
Valdearena

Es argentino, guionista de cómic y escritor, en ese orden. Vive con su familia en una masía del Maresme catalán. Huraño y desaliñado, desea secretamente que el mundo lo ame para darse el gusto de recharzarlo. En Intersexciones habla de la vida con sus hijos.

ÚLTIMOS POSTS

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >