Sexo

También es cosa de hombres. De hombres hetero.

Un teléfono fijo que suena a las 2 de la madrugada sólo puede traer consigo una experiencia terrorífica. En realidad da igual a la hora que suene, porque en la era Whatsapp el interlocutor más deseable al otro lado del teléfono sería un fantasma resentido que habita en tu casa y que quiere avisarte de [...]

Un teléfono fijo que suena a las 2 de la madrugada sólo puede traer consigo una experiencia terrorífica. En realidad da igual a la hora que suene, porque en la era Whatsapp el interlocutor más deseable al otro lado del teléfono sería un fantasma resentido que habita en tu casa y que quiere avisarte de que él y su pandilla “ya están aquí”. Por eso, cuando descolgué el auricular de aquel objeto condenado al vintage, y antes de que tuviera la necesidad de que al otro lado mi amiga Gema pudiera identificarse, yo me adelanté a sus sollozos y le dije en tono grave y solemne:

-¿Qué ha pasado?

- Hoy he dado mi primer beso…

 - Llámame cuando estés en medio de un bukkake.

-…negro.

(Os recomiendo buscar ambos términos en Wikipedia. Unos dibujos preciosos)

El incidente anilingus tuvo lugar durante una de las porn parody que ella y su novio solían montarse cada vez con más frecuencia. En esta ocasión la escena a imitar estaba protagonizada por un desnudo y sudoroso Nacho Vidal, quien aparecía sobre un sofá barato de sky blanco con las piernas en alto y las nalgas separadas, demostrándole así a su rubia partenaire unos impecables hábitos higiénicos, ante los que ella no tuvo excusa alguna cuando el Taladrador de Mataró le solicitó un beso con lengua; y no precisamente en los labios.

Mi amiga, que adora la cocina creativa pero que nunca se había acercado algo así a la boca, se planteó por un segundo si seguir o no con aquella recreación erótica, pero ya sea debido a su pasión por las artes escénicas o por satisfacer a su novio, acabó poniendo morritos de choni ante el espejo, y con los ojos temblorosamente cerrados fue acercándose poco a poco al lado oscuro de su chico.

El primer beso fue casto, como de cura pedófilo a beata anciana, pero una vez pasado el primer susto y ante las evidencias de disfrute de su novio, mi amiga se fue soltando. Beso de primo púber y prima bien desarrollada. Beso de asistente a las JMJ y malabarista perroflauta. Beso de Iker y Sara. Beso de Aquí a la Eternidad. Beso de Reth y Escarlata. Beso de Britney y Madonna. Beso Crueles Intenciones. Beso True Blood. Beso Tiburón La Venganza. Colonoscopia.

Y aunque mi querida amiga había disfrutado tanto como un niño travieso apretando un botón rojo bajo el que una inscripción ruega “sólo tocar en caso de emergencia”, el estruendo de una alarma de convencionalismo había estallado en su cabeza a pesar de ser conocida en el barrio como la Lucía Lapiedra de Viladecans. ¿Acabaría su amor huyendo de su lado ahora que le había abierto la puerta de atrás? ¿Tendría que cortarse el pelo a partir de ahora y vestir de leñadora para resultar deseable?

Cuenta la leyenda que aquel hombre heterosexual que se adentra en el túnel buscando el camino hacia la luz estará dirigiéndose irremediablemente a un destino sin retorno, y es una idea tan extendida y popular que no entiendo como Disney no ha hecho una adaptación animada todavía. Lo cierto es que, a pesar de todas las connotaciones negativas asociadas, el Ano puede ser un amigo generoso capaz de obsequiarnos con el más placentero de los tesoros: el punto G. Nadie debería quedarse sin su regalo, y aunque los politonos de Lady Gaga sean patrimonio de los gays, el placer sexual masculino es, simplemente, cosa de hombres.

Querida amiga un tío que acepta su cuerpo y disfruta con él más allá de los tabúes no es una homosexual en ciernes, sino lo más parecido a un príncipe azul posmoderno y, sobre todo, un compañero de juegos ideal.

Y tras hora y cuarto de charla y sendos viajes a retrete y nevera, por fin me quedé tranquilo, porque el sufrimiento de mi querida amiga se había tornado alegría al darse cuenta del nuevo mundo que literalmente se había abierto ante ella, y como quien te desea la mejor de las suertes antes de partir hacia una aventura desconocida me dijo: ”a tomar por culo” y colgó.

Desde aquella conversación telefónica no he sabido mucho más de mi amiga, y no será porque yo no haya hecho por verla.

- ¿Gem?, nena no sé nada de ti, ¿cómo estás? ¿Haces algo mañana?

- Mañana…voy a ver una peli con mi chico.

- ¿Y el sábado? Voy a organizar una cena en casa.

- El sábado vamos a un estreno.

- Si quieres el domingo me puedo pasar por tu casa.

- Es que estaremos todo el finde de peli y manta.

Y no insistí más, porque comprendí de repente los motivos de la cinefilia de mi amiga, e incluso me atreví a adivinar los títulos de su programa:

The Eye. Harry Potter y la Cámara Secreta. Kick Ass. Deep Impact. Viaje al Centro de la Tierra. Abierto Hasta el Amanecer. The Hole… 

Puede que a fin de cuentas algunas leyendas, aunque no exactas, sean ciertas.

www.intersexciones.com

¿TE GUSTA?  

+0 -0

Anal  Homosexualidad  Sexo  Tabúes  

30 comentarios

COMPARTIR


NadaramaPor
Nadarama

ÚLTIMOS POSTS

30 COMENTARIOS

  1. Absentha

    Jajaja, como me he reído con la lista de pelis del final. La verdad es que la animadversión que sienten tantos hombres hacia la estimulación del ano (bueno, del suyo, porque la de los femeninos les parece perfecta) es completamente ridícula. Muchos me han dicho que les acompleja sentir placer con ello porque 'es cosa de gays'. ¿Entonces debería avergonzarme porque me guste que me practiquen sexo oral, ya que las lesbianas lo hacen? Ridículo. Primero, porque ¿qué coño tiene de malo lo que hagan o dejen de hacer los homosexuales? Y segundo, aunque seas homófobo… Joder, seguro que a la mayoría de gays les gustan los macarrones y no vas a dejar de comerlos por ello.
    A ver cuando va a entender la gente que el sexo es sexo y punto, no hay prácticas gays o heteros.

  2. Dani Souto

    Vamos a ver,

    No es cuestión de “yo paso, no vaya a ser que me guste” o “esa mierda es de maricas”. Se trata, simplemente, de que no me interesa.

    Del mismo modo que soy más de culos que de tetas, más de morenas que de rubias y más de bajitas que de altas, prefiero el desde atrás que el por detrás (aunque no nos vamos a enfadar por una preposición).

    Eso si, mi ojo de Mordor es solo de salida. Ridí-culo? Creo que no. TODOS tenemos un límite. El sí a todo no existe.

    Salud! y a tomar por culo.

    1. Absentha

      Me gustaría especificar que no me refería a casos como el tuyo. Si algo no te gusta, por supuesto que no tienes que hacerlo. Me refería a hombres que disfrutan con esa práctica pero se censuran ellos mismos porque se sienten 'gays'.

    2. nadarama

      Sí claro, respeto la opinión de Dani, para quien suponga meter el dedo en la llaga mejor que lo deje, pero no me negarás que la anatomía masculina tiene sentido del humor. Igualmente debo decir que una de las frases que más detesto es: “porque no lo has probado”.

  3. X

    La verdad es que me he reído mucho, muy bien escrito además. Estoy muy de acuerdo con el post, pero en realidad para mí no es nada polémico: supongo que a muchas os sorprendería la cantidad de besos negros en ambas direcciones que hay en el porno en la actualidad. Y lo que es normal en el porno hoy, será normal para todos mañana. Así ha sido siempre y así será.

    Sin embargo, Dani Souto tiene su parte de razón: que nadie se invente los motivos del por qué un hombre se niega a una práctica sexual concreta. Simplemente, puede no interesarte y ya está. Lo fácil es decir que se niegan por temor o por ser “cosa de maricones”, pero es exactamente lo mismo que suponer que las mujeres se niegan al sexo anal o a tragarse el semen porque es “cosa de putas”. Cierto que hay mucho prejuicio en ambos sexos, pero a veces, simplemente, la gente (hombres y mujeres) no quieren probar algo.

    Habría que ver también cuántas mujeres están dispuestas a meter la lengua en el ano de sus hombres, por ejemplo. Y a las que no quieran, ¿qué les decimos?

  4. Juanjo Morcillo

    Bastantes metáforas graciosas, eso me gusta porque implica que te lo has pensado y currado la verdad.

    Estoy de acuerdo con Dani Souto, yo no pienso que eso sea de maricones o no, solo pienso que es asqueroso se pinte como se pinte y te laves o no lo mejor que puedas.

    Saludos, Juanjo

    1. Tequila Limon y Sal

      Alena hay mucha gente que cree que es asqueroso (el oral me refiero). Yo ya he comentado muchas veces que no tengo problema en ninguno de los dos casos, pero hasta ahora ningún hombre me ha dejado darle un beso negro, y aunque no lo creas, incluso alguno se ha negado a que le haga sexo oral, porque le parecía asqueroso. Ah, y otro que no lo quería hacer por lo mismo!!

    2. nadarama

      Me alegro de que te haya gustado Juanjo, pero discrepo contigo en que sea asqueroso. Lo asqueroso puede ser la falta de higiene, pero no el cuerpo en sí, y existe toda una variedad de productos referentes a esa zona más allá del papel de WC. Igualmente no tengo nada en contra de quien le guste una sobaca de obrero sudada o una ingle después de unos 100 metros valla mientras haya una ducha cerca.

  5. Anonymous

    Siempre recordaré a una amiga que decía: mi ano está bien blanquito y bien limpito. En España somos unos reprimidos en general, la mayoría de mis amigas no chupan pollas, mucho menos anos…

  6. Chicca

    yo besos negros no he dado pero sí que me he empezado a animar a meter el dedito… un poquito solamente y hasta ahora ninguno se ha quejado. Además se ponen como locos y tu disfrutas más si es durante el coito pq se ponen como una moto… eejeemmm… jejeej
    Así que solo el tiempo dirá si la cosa va a más o no… :)
    PD: Un poquito de reparo reconozco que sí me da.

  7. Santi

    Compadezco a los tios que no saben disfrutar de estas cosas. Decir “increíble” se queda corto.

    Tuve un colega que decía que si dejabas que tu chica te metiera el dedo es que eras mínimo mínimo bisexual. También es cierto que estaba obsesionado con la homosexualidad lo que indicaba que era uno reprimido…

    Y… ¿Asqueroso? Madre mía, en serio, hacerlo y recibirlo es de lo mejor que he hecho jamás.

  8. Coccinellidae.

    Solo he conocido a un hombre hetero que reconociera que le gustaba la estimulación anal, y al parecer sus amigos no le dejaban hablar de ello. Lo que predomina realmente, son los hombres que durante el coito se quedan sin sangre en el cerebro y la única respuesta ante ciertos estímulos son gemidos de placer, en ese momento no piensan pero luego no son capaces de hablar abiertamente de lo que les gustan determinadas prácticas. Acepto que haya gente que simplemente no le interese probarlo pero no acepto que esa gente califique de “marica” o de “puta” a los que sí practican lo que sus mentes cerradas califican de “asqueroso”. Bueno a mi todo lo que gira en torno al sexo me parece asqueroso, pero…qué asco más rico!

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >