Cosas que pasan

Soy la amiga fea. Parte IV. La última

  La primera parte aquí: Soy la amiga fea. Parte I  La segunda parte aquí: Soy la amiga fea. Parte II  La tercera parte aquí: Soy la amiga fea. Parte III Hoy es el Día de la Tristeza para Brigitte. Se sirve una copa de vino. La tercera en una hora. La última semana lo [...]

 

La primera parte aquí: Soy la amiga fea. Parte I 

La segunda parte aquí: Soy la amiga fea. Parte II 

La tercera parte aquí: Soy la amiga fea. Parte III

Hoy es el Día de la Tristeza para Brigitte. Se sirve una copa de vino. La tercera en una hora. La última semana lo hacía cada noche al volver del trabajo. Pablo no le ha cogido el teléfono en toda la semana. Igual que Karla. Igual que Carlota. La única con la que pudo hablar fue Judith que le contó la teoría que si un hombre no te dice nada en 8 días (“Ocho justo, Gitte, está comprobado”), habría que olvidarse de él. Esta noche vence el plazo.

María le ha llamado llorando hace media hora. Dice que necesita hablar urgentemente con ella, porque es la única que la va a entender. A Brigitte no le apetece verla. Hoy la protagonista de su desastrosa vida es ella misma.

Se siente humillada. Pasó de llamar a Pablo una vez por día a una vez por hora. Se sentía idiota, pero no podía parar de hacerlo. Se inventaba miles de excusas: necesito localizarlo por si le ha pasado algo; ¿y si le han robado el móvil? Pero ahora, siete días más tarde, pagaría miles de euros para poder retroceder en el tiempo y no haberlo hecho jamás.

Ella tiene asimilado que su principal problema es su extrema belleza e inteligencia. Si fuera tonta, las cosas le irían mucho mejor. Como a María. A los hombres no les gustan las mujeres tan autosuficientes como ella. Todas sus amigas se lo dicen. Sólo atrae a los más débiles, porque ven en ella la solución de sus problemas. Ella quiere llorar, quiere encerrarse en una habitación silenciosa y oscura y no salir jamás.

Brigitte pone el CD de Cat Power y respira hondo. Ella es fuerte. Ella no va a llorar. Mañana se sumergirá en su nuevo proyecto laboral y no pensará en nada. Así que hace 500 abdominales. No está dispuesta cambiar su rutina por un subnormal. María está a punto de llegar. Si hay algo que la tranquiliza es que, parece, está peor que ella. Brigitte no le va a contar nada de lo ocurrido.

Y sobre todo, no quiere saber nada más de los hombres. Basta ya de imbéciles, y lo son todos.

Carlota está agobiada. Lleva siete días sin salir de la cama con Pablo. Sus padres piensan que está de vacaciones, así que enciende el móvil de vez en cuando para escuchar los mensajes del buzón de voz y lo vuelve a apagar. Brigitte le ha dejado 13 mensajes. Dice que está muy triste porque Pablo no la llama. No sabe cómo podrá explicárselo. Prefiere pasar un tiempo sin comunicarse con ella. No la perdonaría jamás. O, todavía peor, se alegraría por ella. Carlota jamás podrá mirarle en sus azules ojos.

Cada día está más confusa. Tiene mucho miedo. Ha visto el Facebook de Pablo y conoce todas sus fotos de los 12 álbumes. Sabría reconocer a todas y a cada una de sus ex, todas guapas a rabiar. Sí, ella sabe que le atrae por su inmensa inteligencia, porque no nos engañemos: Pablo no llega a su nivel intelectual ni por asomo. Pero a ella le da igual. Aparecer con un hombre así en cualquier lado es un auténtico placer.

Está aterrorizada por si se enamora de otra. Ahora, que llevan una semana juntos, no hay peligro. ¿Pero qué va a pasar cuando él tenga que volver a trabajar? ¿Cómo superar sus descontrolados celos? Da igual. No quiere pensar en ello. Les quedan un par de días juntos.

Carlota aprovecha que Pablo ha bajado por el tabaco. Se vuelve a maquillarse. Es una pena que no puede poner tacones para dormir. Le va a preparar algo para cenar. Algo excepcional. Algo maravilloso. A los hombres se les conquista a través de su estómago. Le hará un masaje, lo emborrachará de nuevo y le llenará de besos.

Y sobre todo, intentará ser la mejor amante que haya tenido. Basta ya de complejos.

Karla está borracha. Son las ocho de la tarde y ya está borracha. Llevan con Víctor en la terracita del bar desde las cinco. Se lo ha presentado a todos sus amigos diseñadores. Todos lo adoran. No paran de hablar de la música. De SU música: la de la gente enterada, la de las personas con el gusto excepcional como el suyo. Karla se siente en su salsa y está completamente feliz. Su barrio tan poco cool le da vida, le hace sentir especial. Ella sí que no necesita un ático de lujo ni un cochazo para saber disfrutar de la vida.

A lo largo de la última semana se ha dado cuenta que lo mejor que había hecho en los últimos años fue cortar por completo su relación con todas ellas. La gente mainstream no le va. No sabe por qué estaba aguantando todas sus chuminadas todos estos años. Por fin se siente libre y valorada. Por Víctor.

Brigitte le había llamado unas cuantas veces, pero, a pesar de que estaba tentada de hablar con ella, Víctor la ha convencido: “Karla, tía, toda esta gentuza no vale la pena. Para ellos somos unos puntos tatuados y rarunos de mierda. Déjalos en su mundillo de lujo cutre y que se ahoguen en él.” Tiene razón.

Su amigo DJ pone “The XX”. Qué gusto, joder. Ella pide dos cañas más y enciende el cigarro. Se jura a sí misma que jamás volverá a comunicarse con la gente tan vacía como sus amigas. Ella es especial y necesita rodearse de la gente excepcional.

Y sobre todo, jamás lo lamentará. Basta ya de favores.

Judith lleva cuatro horas doblando la ropa de rebajas. Está agotadísima de todas esas niñatas que se pelean por quedarse con ganga del siglo. Pero, a pesar de estar en la tienda, su mente sigue en la fiesta de cumpleaños de Brigitte y en la cama de Sergio. Menudos polvazos.

No la ha vuelto a llamar pero eso le daba igual. Ha conseguido lo que quería: ligar. Según María, tanto Gitte como Carlota no han comido una rosca. Karla también había marchado agobiada y María ha conseguido follarse al DJ francés. ¡Qué crack la tía!

Para que vean, señores: “La suerte de la fea, las guapas la desean”. ¡Ja! Se sentía eufórica. Todas sus compañeras del curro habían notado que le pasaba algo. Les dijo que ahora ya tenía novio. No era cierto, ¿pero qué importa? Judith se ha convertido en la envidia de toda la tienda. Y se siente feliz.

Además, antes de marcharse, Sergio le regaló su tarjeta VIP de “Deluxe” y ahora podrá salir todos los fines de semana al sitio más pijo de la ciudad. Tarde o temprano encontrará a su príncipe: menos guapo que ella, o sea: feo. Pero con muuuucho dinero. Esta vez saldrá con las amigas de la tienda.

Y sobre todo, que sean más fea que ella. Basta ya de ser el segundo plato.

María ha vuelto de la agencia de muy mala leche. La acaban de despedir. “Ya eres un poco mayor para ser modelo”, – le dijo el hijo de puta de su jefe, seguramente por no haberlo follado. Viejo verde, – “Además, tampoco sabes hacer nada más que desfilar. No puedo ponerte en cualquier otro puesto, bonita”. Ella estaba convencida que con “no saber hacer nada más” se refería a follarlo. Vamos, no cabe ni más mínima duda.

María está en el metro. De camino a casa de Brigitte. A pesar de que le cae como el culo, le va a pedir trabajo en su departamento. De acuerdo, no tiene ni idea de lo que se hace allí, pero entre que le prometerá que va a aprender rápido y lo buena que es Brigitte con todo el mundo, no podrá decirle “no”. Además, según tiene entendido, su empresa es francesa y, si la coge (y la va a contratar), tendrá que viajar mucho a Francia.

El DJ del otro día le dijo que tenía una casa para ella, si hacía falta. Sí, tiene una mujer y tres hijos, pero ¿a ella qué le importa? Para algo tienen que haberle servido los años de sacrificio para estar tan estupenda.

Hoy empieza la nueva etapa de su vida. Ahora será guapa e inteligente.

Y sobre todo, ya nadie más podrá llamarla “modelo de mierda”. Basta ya de trabajos superficiales.

Fin.

¿TE GUSTA?  

+1 -0

Amistades  Competitividad  Complejos  Envidia  Física  Mujeres  

46 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

46 COMENTARIOS

  1. Ronronia Adramelek

    Ninguna cambia por dentro, en el fondo todas pretenden cambiar su vida huyendo en lugar de enfrentarla, pero eso es como estar preñada y pretender huir del parto yéndote a la otra punta del mundo. Puedes coger dos aviones y un barco y sólo conseguirás parir en un lugar extraño.

    1. marina muñoz

      Chapeau la comparación! Todas se engañan a sí mismas y sí, por desgracia, comportamientos así son reconocibles en la gente de mi entorno. Y en algún momento todas hemos caído, lo malo es que sea el comportamiento habitual en tu vida. Espero que Carlota le de la patada a Pablo porque si no se va a volver loca y él la acabará dejando igualmente, este caso me recuerda mucho al de una amiga y fue fatal.

  2. blancadel

    Esperaba un final completamente distinto, pero la verdad me ha gustado. Antes todas conocíamos a una Carlota, una Karla o una María. Además, ahora creo que conozco historias muy parecidas a todos los finales de estas chicas. ¿Qué pienso? Que es posible, claro que todos los casos son posibles. Pero posiblemente sea Carlota la que termine dejando a un chico que no le da la conversación que necesita. ¿O para conversar tenemos a nuestros amigos y en casa sólo necesitamos algo agradable a la vista? No lo sé. Los amigos, al fin y al cabo, van y vienen. Muy pocos estarán siempre y la mayoría de ellos no estarán lo suficientemente cerca para hablar cuando lo necesitemos. Fijaos en lo que le ha pasado a Karla… ¡muchos años después se ha dado cuenta de que no se siente a gusto con sus amigas de toda la vida, y las ha dejado! También conozco historias así. El último comentario de Judith la llevará, posiblemente, a cometer los mismos errores que Brigitte: confiar a su belleza la obtención de un hombre. Y la conculsión de María vuelve a retomar el tema de un buen post que escribiste sobre los hombres casados. Enhorabuena por la historia. Espero más.=)

  3. Nuyë

    La verdad es que no me esperaba el final,pero no me ha disgustado.

    Tiene razón Ronronia,desde mi punto de vista,al final en vez de enfrentarse a sus problemas,hacen lo que hacemos todo el mundo alguna vez:huir.

    También estoy de acuerdo con Blancadel,los amigos van y vienen,pero igual pensamos así porque hemos tenido mala suerte,sin más.
    No creo que sea necesario generalizar.

    Pero vamos,que todo esto es para decirte que me gusta como lo has desarrollado.

  4. Míriam Fuentes

    :) claro, claro… yo me refería lástima en el sentido de no haber entrado tanto en la historia, por no sentirla mía. Pero me encanta este blog y si que lo siento muchas veces.

    Por cierto, ya que tocáis toda clase de temas…alguien me podría explicar ¿por que a las mujeres les cuesta tanto no ver la belleza de otra mujer como una amenaza?…a mi alrededor tengo mujeres que dicen estar muy seguras de si mismas pero a la hora de la verdad tienen miedo de poner me gusta en una foto donde sales guapa ;) ahí lo dejo, porque hoy este tema me tiene en ascuas.

    besos

    1. Míriam Fuentes

      Los hombres ya hace días que lo saben… Solo en eso los compadezco, entiendo que al final no sepan ni que decirnos para no herirnos… Gitte tiene bastante de eso, por fuera parece segura porque a vista de otros lo tiene todo entonces los hombres no la tratan con el mismo tacto y en realidad esta llena de inseguridad

  5. Inma H.

    Me ha gustado. Además, no me esperaba que hoy saliese una nueva parte y que fuese la última, así que ha sido una sorpresa.
    Me ha gustado sobre todo el final de Karla, porque en cierto sentido me he sentido algo identificada con el tema de no sentirte bien con algunas de tus amigas de siempre… es algo parecido que me está pasando personalmente, aunque no tan extremadamente! Pero sí es cierto que las personas van cambiando y, sobre todo, si te distancias mucho de algunos amigos (por vivir lejos, por ejemplo) puede ocurrir que cuando vuelvas vuestras vidas sean diferentes y vuestras formas de pensar…y la amistad no sea como antes; por suerte no siempre es así. Aunque de todos modos es cierto que creo que tampoco es bueno relacionarse sólo con gente de tu mismo estilo y pensamiento, hay que tener amigos de todo tipo siempre que te sientas agusto en el ambiente. Muy buen personaje ;) Junto con el de Brigitte es de los que más me han gustado.
    Un abrazo

  6. Anonymous

    Enhorabuena!! Estaba deseando leer el final de la historia. Me ha encantado cómo lo has desarrollado y has descrito cada una de las vidas de las protagonistas.
    Gracias por regalarnos estos momentos. Quedamos a la espera de más, por favor! Y esperamos que sea pronto :)
    Un blog maravilloso y las historias aún más. Eres fantástica

  7. X

    Yo, que me perdonen las fans, sigo quedándome con Brigitte. Me ha hecho gracia cómo pasa del “A Brigitte no le apetece verla” al “María está a punto de llegar” en solo unas líneas. ¿Accede a verla solo porque parece que está peor que ella o realmente es un trozo de pan incapaz de decir “no”? Quiero pensar que lo segundo, aunque soy consciente de que probablemente estoy defendiendo al personaje porque me gusta. xD

    Lo mejor es cómo se autoengañan, y creo que es un fiel reflejo de la realidad. Brigitte piensa que es demasiado bella, inteligente y (sobretodo) autosuficiente para tener éxito con los hombres. Qué curioso, esto lo he leído en los comentarios de este blog muy a menudo. xD

    La inteligente e irónica Carlota es más insegura que Judith. Por su puesto, considera que ningún hombre (ni mujer, ya de paso) llega a su nivel intelectual, pero esto da igual, porque se siente feucha y en el fondo “sabe” que el físico es lo que manda en las relaciones.

    Karla. Ay, Karla. Karla no piensa, ella SABE (porque los indies son muy talibanes, cuidao) que es diferente, que es especial. No es que se autoengañe, es que en ella todo es falso, todo es mentira, todo es una pose. Quizá toda su verdad murió con Dumbo, muchos años atrás. Apuesto que en su DNI pone Carla, con C. De colgada.

    Judith es la gran triunfadora de la semana. Ha echado un polvo (o varios) con un gilipollas, que era lo que buscaba, y aún le dura el subidón. ¿Cuánto? No mucho. Ella cree que es eso lo que quiere, cree que las de la tienda la envidian, hasta cree que son sus amigas. Cree todo eso porque nunca lo ha tenido, y cuando lo tenga, se transformará en Brigitte.

    Lo de María es increíble, porque realmente pasa desapercibida. Es el personaje que más pereza me da de los cinco. xD Por su puesto, piensa que sus problemas son que no se rebaja a hacer lo que hacen todas las demás. Porque todas las modelos se la chupan a sus jefes, eso ella lo tendrá clarísimo. A falta de cerebro, tiene la cabeza llena de pájaros. Y la nevera vacía, me parece.

    Pero lo más curioso de todo es que Brigitte no va a poder pasar de los hombres, Carlota nunca se desinhibirá del todo, Judith siempre se sentirá la más fea de sus amigas y María, en el fondo, sabe que nunca optará a nada más que un trabajo superficial. Karla, sin embargo, puede que jamás lamente cortar los lazos con sus amigas “normales”. El fanatismo es lo que tiene.

    Eso sí, a pesar de que en este último capítulo el distanciamiento de simpatía de la autora hacia Karla ha quedado, para mí, totalmente evidente, sigue y seguirá habiendo comentarios defendiéndola o alabándola. Supongo que porque para ellos no habrá sido tan evidente. xD

  8. Superficiales

    Muy buena historia, me he leído todos los capítulos seguidos. Hay muchos matices y da mucho en qué pensar. Algo así como que todos queremos lo que no tenemos.. y lo que hay que hacer es apreciarnos cómo somos y querer a los nuestros, disfrutar cada momento, que es único, e intentar ser felices con lo que tenemos.

    Un beso!!!

  9. Anonymous

    Eres una PEPERA. Rusa fascista. Por culpa de gente sin valores como tu el país se ha ido a pique. Te podías haber quedado en Rusia con tus frívolos blogs de moda y en las casas de citas. A saber que empresario de la noche te paga tus facturas. Espero que te echen del país o, como en USA, te hagan pagar oro por la visa. Ya está bien de acoger a gente con un nulo sentido democrático.

    1. Isa

      Perdonad que me meta donde no me llaman pero… “Pepera”??? jajajajajjaja! qué tipo de insulto es ese? jajajaja! (me ha hecho demasiada gracia)

      Envidia señor/a anónimo, eso es lo que se lee entre líneas en su comentario.

      Alena, he disfrutado mucho con esta lectura, es más, me he reído de mí misma y de mis amigas. Me ha ayudado a la autocrítica. Enhorabuena.

    2. Anonymous

      hola, soy Naihara. no me deja escribir con indentificador de google. Si chico, Alena es pepera, rusa, fascista y frívola. Por lo demás, ésta es la herencia que nos dejó Zapatero, hemos vivido por encima de nuestras responsabilidades, la culpa de todo la tienen las agencias de riesgo y los reyes son los padres. Las gilipolleces que hay que leer, por favor…

  10. Anonymous

    Alena, ni se ni me importa si eres rusa, española o eres un tio. Solo se que eres culta, muy educada, sincera e ingeniosa. Poseedora de un exquisito buen gusto, y muy trabajadora…
    Haces de tu pequeño rincon un lugar muy agradable donde podemos entrar todos… Tu puerta esta siempre abierta.
    Yo necesito personas asi a mi alrededor, sea a traves de internet, en mi calle, en mi trabajo…
    ¡Gracias preciosa!
    http://Www.lachicadelasflores.blogspot.com
    yyoatimas

  11. Alx

    madre mía! que mal leer tienen algunos…

    ¿de dónde deducirá lo de fascista a partir
    de unos personajes ficticios y espero que esperpénticos a los que en mi opinión habría que llevarlos un poco a una psicóloga que les suba la autoestima pero que no termino de creer que la autora se sienta identificada…?

    si no aguantas lecturas con las que no te sientas cómodo no pases de los comics, que te vas a provocar una úlcera de estómago…

    …desde el cariño…

    ;-)

    por cierto, a mi me parecen un poco vacias de chicha, como muchos de los que basan su realización personal en la busqueda de algo perdido en la frivolidad nocturna. pero estoy seguro que tendrían algo más de salero en el resto de sus días.

    1. INTERSEXCIONES

      Las opiniones para eso son las opiniones.
      Sin embargo, creo que es menos superficial de lo que parece. Desde la foto que ilustra el post hasta el mensaje subliminal que contiene el mismo post, que, a pesar de que parezca lo contrario, es completamente irónico:)

      Un beso, Nerea.

  12. Anonymous

    En esta vida, ni la alta es tan alta, ni la guapa tan guapa, tendemos a infravalorarnos y a ocultar nuestras inseguridades tras unos taconazos, maquillaje, faja y tinte de peluquería. Hace una semana que fue el cumpleaños de “Gitte”, quedan 358 días para el siguiente cumpleaños, que será exactamente igual al de este año, y karla rajará y pensará que pinta ella allí pero irá, Judith tendrá un kilo mas, María seguirá siendo tan cabeza hueca,Carla se seguirá creyendo la más lista cuando la gente está harta de tanta que se cree lista y es igual a los demás, y Gitte tan fantastica e insegura como siempre pero…… se ha cortado el pelo y se ha teñido de marrón caramelo…
    mare

  13. Anonymous

    Me ha encantado la historia, porque es lo que suele pasar en los grupos de amigas, siempre hay dos que tienen más confianza y alguna que anda suelta buscando su sitio y sale con las otras porque no tiene a nadie más… y cuando lo encuentra desaparece. Amistades unidas por intereses abundan, porque no queda bien ir de fiesta solamente con la amiga con la que mas confianza tienes, no sé por qué, la verdad. En mi grupo somos chicos y chicas y ciertamente muchos no se soportan ni yo soporto a alguno/a pero nos unimos para no quedarnos solos, para huir de esos momentos de intimidad en el que cada uno cuenta sus miserias y acaba llorando, siendo muchos nos animamos mas pero en el fondo yo no tengo confianza con la gente que salgo, ni casi nos conocemos bien los unos a los otros, somos compañeros de farra y la gente en la que realmente confío está fuera de ese grupo. Las cosas son así. Todos mentimos presumiendo de una vida feliz cuando algunos somos más desgraciados y miserables que otra cosa. Y nos pintamos la sonrisa en la cara.
    La falsedad ultimamente se luce como bandera y todos pecamos de ello en mayor o menor medida, pero porque la verdad duele, y la verdad es que por dentro la mayoría nos sentimos SOLOS y lo estamos realmente.
    Solos en un mundo que no comprendemos, como pájaros que acaban de caer del nido…

  14. C.Cole

    Me ha encantado la historia! Supongo que tu intención era precisamente hacer pensar, dejar mensaje de fondo. Me han gustado tanto Brigitte y Karla, entiendo que les has dado más importancia a estos personajes, bueno y he de reconocer que la “zorra” de Carlota tambien deja impronta.

    Sobre Brigitte, tal vez es la más humana de todas, lo que suele ocurrir es que a las chicas bonitas sufren de la idealización en modo “pedazo de carne”, y lo que irradia genera envidia y prejuicio. Tan solo busca un buen hombre, es muy bonito.

    Sobre Karla, era mi personaje, me senti identificado, el problema es que en la última parte pasa a la deshumanización por completo. No se deben elegir las personas de tu entorno en esta vida. ¿Todos sus amigos fuera del mainstream la llamarán después de años para cenar juntos? ¿No la valoran simplemente porque es mainstream? ¿Si no llevará tatuajes formaria parte de la élite mainstream?. Vamos a parar a casi el mismo problema que con Brigitte a diferencia que es una es un “pedazo de carne” y la otra “un pedazo de cerebro”, pero la valoración de su entorno no creo que se diferencia demasiado. Simplemente por lo que parecen ser, no por su personalidad en si.

    Bueno a ver cuando te animas y publicas alguna historia más. La próxima vez que no sea de una resolución tan veloz, y así mantener el interés y el misterio más tiempo y generar muuuuchas más expectativas.

    Enhorabuena!

  15. Almoraima

    Todo esto me recuerda demasiado a Sexo en Nueva York.
    Lo de medir el tiempo en inusuales unidades, está ya un poco manido: “Media hora y tres botellas de Moët más tarde, la cosa se anima. “, “La decisión le ha costado cinco noches de insomnio y un cigarro.”…son sólo dos ejemplos.
    Mujeres que quedan para celebrar algo con “amigas” (Dios me libre de amigas así), con un vocabulario de “camionero” y con el habitual tema del sexo y pareja como eterna asignatura pendiente.
    Un relato enredoso y quizás demasiado corto para tanto personaje. Las descripciones de ellos y de sus deseos, miedos y actitudes, se mezclan con sus pensamientos resultando agotador seguirles la pista.
    No voy a entrar en la riqueza del vocabulario empleado (similar al de la super POP) ni en los inexistentes giros linguïsticos que son recursos obligatorios en un buen relato.
    Tampoco voy a opinar sobre la calidad de los breves diálogos que nos regala su autora, cual alentador momento de respiro. Son diálogos planos, sin ningún aderezo estético ni una pizca de ingenio que sorprenda a los lectores.
    A mí, personalmente, no me ha gustado. Es más, manifiesto mi admiración por quienes han sabido sacar tantas conclusiones tras su lectura.
    ¡Otra vez será!

  16. INTERSEXCIONES

    Hoy os voy a dar la razón: la historia es plana y con el vocabulario “camionero” ( como bien dice Almoraima), pero creo que hay una cosa que no tenéis mucho en cuenta: los personajes son igual de planos ya camioneros que la misma historia en sí.

    Ironía. Pura ironía.

    El comentario de la similitud con “Sexo en NY” y “Super POP” lo omito. Por una razón. Una de ellas- la falta de respeto a los lectores que encontraron interesante el relato. Por nada más.

    Y, para acabar: los comentaristas son muy admirados por mí y demasiado inteligentes para tanto relato manido, que, a su vez, como la vida misma está igual de simple.

    Buenas noches:)

    1. Almoraima

      No pongas a la peña en mi contra. Precisamente yo, que he dicho que admiro a los que han logrado sacar tantas conclusiones. Y lo digo sin ironía, yo me he mareado y he sido incapaz.
      Por cierto…no todas las vidas son tan simples como las de esas mujeres.

    2. Anonymous

      El comentario de la similitud con “Sexo en NY” y “Super POP” lo omito. Por una razón. Una de ellas- la falta de respeto a los lectores que encontraron interesante el relato. Por nada más.

      Esto Alena me parece una falta de respeto hacia tus lectores a l@s que le guste sexo en N.Y. (Que conste que odio sexo en N.Y. porque soy un tío, pero me encanta picar)

  17. Wilhelmina

    Sí comprendo la intención irónica que le has querido dar, pero puramente en el texto sólo la aprecio en las frases a modo de epílogo, debajo de cada personaje.
    El resto del relato me parece que se queda en un-quiero-y-no-puedo.

    No entiendo qué quieres decir con la última frase de tu respuesta, sobre los comentaristas; pero yo no he despreciado a nadie porque le haya gustado el texto -me parecen opiniones igual de interesantes; es más, creo que incluso algunos lo han enriquecido.

    Un saludo,
    Wilh

  18. Elena

    He esperado a que terminaras de escribir los 4 capítulos para leerlos del tirón. Me ha encantado, todas tenemos amigas de todos esos tipos y como en Sexo en NY, todas somos un poquito de cada una.

    Ah, no he leído los comentarios anteriores, supongo que habrá de todo, pero no olvidemos que en estos relatos, como en las series o en las películas, hay que caricaturizar un poco a los personajes. A mí me ha gustado, pero tienes una forma de expresarte, tanto escribiendo como en tus “conceptos” que me encanta.
    Eres una de mis debilidades en este mundo 2.0.

    Ha merecido la pena esperar.

    Un beso y no cambies nada, sólo mejora lo mejorable. ;-)

    Elena

  19. Aura Zombie

    He aquí mi opinión (soy la antigua Chica Cactus)

    Es un relato de blog, no una disertación existencialista, el formato condiciona.

    Es todo lo tópico que nos permita identificarnos, y todo lo confuso que nos impida reconocernos.

    Alena no es una literata, pero tampoco una analfabeta. A mí me ha entretenido porque su intención era honesta, satirizar a través una historia mil veces contada desde su punto de vista, porque Intersexciones, es a fin de cuentas, una bitácora de opiniones personales.

    Alena, yo no te admiro ni te desprecio. Pero a veces me haces pensar, me inspiras otra perspectiva, y creo que eso es lo más valioso de la comunidad blog. Así que gracias :)

  20. rocio

    Me ha gustado la historia pero yo, parece q veo algo distinto en conclusión, no sé. Yo he concluido en que al final las 4 basan su sentirse bien respecto a un tio… de una manera u otra, pero con un tio.
    Creo q todos tenemos a nuestro alrededor algún tipo de estas mujeres, a lo mejor no tan glamurosas, pero sí el perfil.
    Y la que no me ha gustado nada ha sido Carlota, creo que lo q hace es muy feo, las cosas hay q enfrentarlas sobre todo si hay amistad de por medio. Tal vez en un principio Brigitte le sentase mal, pero seguro q no sería tan importante a cuando se entere que ha pasado una semana haciendo la gilipollas con el tio y la amiga. En fin..

    Besos

  21. Sara

    Alena, te leo mucho aunque no suelo comentar normalmente.
    Hoy he tenido un día extra complicado y solo he conseguido deshacer el nudo en la garganta adentrándome en tu relato, fresco, entrenenido, y con una buena dosis de realismo irónico.
    Y por qué tiene que ser todo siempre híper profundo? Vivan las historias simples!!!

  22. Mme. Noémie

    ¡¡Madre mía cómo está el patio!! Lo primero (y lo siento por meterme donde no me llaman pero tengo que decirlo) es que no se qué hacéis aquí haciendo críticas literarias si esto no es, ni pretender ser un blog literario… pero bueno.

    Ahora mi opinión, que no había tenido tiempo de escribir…

    Me parece que esto que les ha pasado a estas amigas les suele pasar (o nos suele pasar, para no quitarme del grupo) a muchas mujeres en ocasiones en nuestra vida, y ya no sólo en el amor, sino en cualquier otro tema. Empezamos proponiéndonos algo y terminamos igual, proponiéndonoslo otro día y diciendo la misma frase que la primera vez. Exceptuando a Karla, que fue la única que sacó algo de provecho de todo esto… hay veces que hay que separarse de ciertos protagonistas de nuestra vida que ni nos van ni nos vienen… sólo entretienen y, a veces, ni eso.

    A mi me ha gustado, será que soy fan de la “super pop” o de “sexo en NY” ;) jaja!

  23. Pipah

    Pues a mí me ha gustado la historia, para que complicarse la vida?!

    PD: sigo sin entender a cierta gente que deja comentarios negativos a mala leche, de verdad… si no os gusta lo que leéis, lo decís constructivamente pero para decir tonterías mejor no decir nada :)

  24. L.

    Tengo un montón de cosas que hacer. He perdido ya casi toda la tarde así que he pensado “bueno, por leer el primer capítulo no pasará nada. De hecho, servirá para animarme a hacer lo que tengo pendiente más rápido y luego estar libre para leer el resto”. Bien, eso he hecho, he leído el primer capítulo… y el segundo, y el tercero… Y EL CUARTO.

    Ahora mismo no sé si odiarte o quererte. Todo lo que tenía que hacer sigue sin estar hecho pero oye, y las risas que me he echado qué?

    Es oficial: eres mi nueva droga sana.

    (Saca un libro. YA.)

    Besos!

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >