Relaciones

Sobre los patrones y los “listones”

Tengo una amiga … Ay, ¡cómo me gusta empezar un post con “tengo una amiga”! Inmediatamente pensáis que va sobre mí y que no tengo huevos de escribirlo en primera persona. Y no. En este caso no. Ahí lo dejo… Volvemos: tengo una amiga, que cada vez que se va de compras, no me llama. [...]

Tengo una amiga … Ay, ¡cómo me gusta empezar un post con “tengo una amiga”! Inmediatamente pensáis que va sobre mí y que no tengo huevos de escribirlo en primera persona. Y no. En este caso no. Ahí lo dejo…

Volvemos: tengo una amiga, que cada vez que se va de compras, no me llama. Le encanta Desigual y está loca por Tous. Y claro: si lo de Tous aún es pasable, porque me imagino que tiene que existir algo mínimamente decente y que no tenga forma del maldito oso, a pesar de que yo no sea capaz de comprobarlo, lo de Desigual me tiene muerta. No he visto algo más desafortunado y con menos gusto que la ropa de Desigual. Incluso, si tuviera que elegir entre los zapatos de pies de vaca de Jeffrey y las prendas de Desigual, ¡antes me pondría los zapatos! Imaginaos la tirria que le tengo a la marca “atípica” …La amiga no me llama porque sabe que pruebe lo que pruebe le voy a decir que la veo algo hortera, así que prefiere ir de shopping con Maite, la amante de Custo, pero que, por circunstancias obvias (crisis y esas cosas), tiene que conformarse con la tienda favorita de mi amiga Luci.Parece mentira, pero algo así nos pasa con todo: algunos de vosotros (los que no estáis leyendo este post) habéis dejado de seguir a Intersexciones porque no estáis de acuerdo con lo que opino. Porque pensáis que estoy tarada y que todo lo que escribo aquí es pura gilipollez. Sois como mi amiga Luci que no me llama porque le da cosa escuchar una opinión opuesta a la suya. Le hace pensar demasiado y tiene tan poca personalidad que, probablemente, cambiaría de tienda (leer: opinión) por su pura inseguridad en lo que hace. Así que prefiere ir de compras con Maite que piensa igual que ella.

Siempre me ha parecido curioso y muy poco respetable el miedo a abrir más los ojos. Si nos fijamos, todos nos rodeamos de gente que tiene una opinión muy similar a la nuestra. Los amigos más cercanos son como el eco y, aunque en algunas de las situaciones nos llevan la contraria para el bien de todos, al fin y al cabo llegan a ser portavoces de nuestra propia voz en su estado realista.

La gente diferente y con una educación, valores y cultura distinta nunca serán de nuestro agrado y confianza. Es comprensible. Pero a la vez es triste y conformista.Así como seguimos un patron de amistades, también lo aplicamos en nuestro comportamiento y la forma de actuar. La famosa frase de Einstein: “Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, tiene su “qué”. Está igual de agujereada de tanto usarla como la de Chanel y las modas que pasan de moda, pero no por ello pierde su grandeza. Así que cuando dejamos una relación que ha sido importante, sabemos a la perfección que “Tenemos que estar solos un tiempo. Nos ayudará a saber qué es lo que buscamos exactamente y qué tipo de persona nos gustaría tener al lado”.

Y yo me pregunto qué hay de bueno en esto. Miriam y Luci (que no es por ser algo malvestidas parezcan tontas) me decían hace unos años que lo mejor que podría hacer es estar un tiempo soltera. Yo también opinaba igual y probablemente había mandado a la mierda a más de un hombre atractivo y con algo de pinta de maravilloso. Según ellas (como según el 90% de LAS amigas) estar sola me ayudaría a conocer a mí misma. ¡Como si los 26 años anteriores no fueron los suficientes! ¡Como si el hecho de haber estado en pareja me privaba de ello! De mi autoconocimiento, digo. Cuando estaba con novios, sabía igual de bien qué pensaba sobre según qué cosa y si he cambiado de opinión desde entonces, desde luego no fue por estar sola, sino más bien por madurar un poco. Cosa que podría haber hecho en pareja. Y tan tranquila.

Entonces es cuando te dicen que valer por ti misma te hace saber muy bien qué tipo de hombre te conviene (como odio este verbo. Suena tan del siglo XIX)…

De repente me viene a la cabeza un recuerdo: yo tenía 17 años y me moría por encontrar un vestido de color champagne para mi fiesta de final de curso. Sobre todo de color champagne y con escote de corazón. Tenía que ser largo y con una cola con degradé. Había probado miles de vestidos, unos más preciosos que otros, pero siempre les fallaba algo: o el escote lo tenía en la espalda, o no tenía cola y sí, un chal. Finalmente, cuando ya quedaban 24 horas hasta el baile, tuve que quedarme con uno. Era de color perla, hasta la rodilla y con espalda escotada. Lo puse con una cara de amargada. Me sentía horrible porque no era EL vestido, era UN vestido.

Sin embargo, todo el mundo me dijo que iba preciosa y finalmente pasé una noche magnífica con un beso a la madrugada incluido. En la orilla de un río, viendo cómo salía el sol y tumbada en la hierba, transformando mi vestido en algo irreconocible de color mint. En aquel entonces no estaba tan de moda.

Dos semanas más tarde encontré por casualidad a MI vestido. Allí estaba, en escaparate de una tienda. Entré. ¡Tenía que probármelo! Hace mucho tiempo soñaba con tener uno así. Era perfecto. ¡Cuál fue mi decepción (y alivio a la vez) tras ver que me quedaba horrible! El color no me favorecía en absoluto, me hacía todavía más blancucha, mis piernas de color “un vaso de leche” parecían las de Angelina Jolie una muerta. Y con esa cola habría caído más de una vez por las escaleras.

Nos hacen creer muchas cosas: que saltar de una relación a la otra sólo nos traerá problemas porque no tenemos tiempo de desintoxicarnos. Que tener muy claro lo que quieres es la manera más evidente de no equivocarnos jamás. Que con los años nos volvemos más exigentes y tenemos que bajar el listón, ya que no tenemos las mismas oportunidades.

Pero cada día me estoy dando cuenta que mi listón no debe ni bajarse ni subirse. Simplemente no tendría que existir, porque está construido a base de unos tópicos de talla única, que como cualquier vestido de estas características te apretará por un lado y te sobrará por el otro. Nadie tiene un cuerpo, ni una personalidad, ni tampoco unas experiencias estándar, con lo cual no nos sirven las mismas frasesitas de consuelo, ni las predicciones similares.

No tiene el mismo manual de instrucciones una tele que una lavadora, tampoco cumple las mismas funciones ni los utilizamos con la misma frecuencia, pero sí, nos imponen el mismo plazo de garantía.Pero, como nos continuamos rodeando de los amigos que tienen la misma mentalidad que nosotros, nos lo seguirán repitiendo hasta saciarnos.

Conozco parejas que se han juntado al poco tiempo de separarse de sus ex. A algunos les ha ido mal, pero a muchos otros bien. A éstos muchos los conocía poco porque no teníamos la misma mentalidad y no nos comunicábamos demasiado. Ahora me voy con ellos de cenas y poco a poco estoy rodeándome de las personas completamente diferentes a mí. Me enriquecen y no me saturan con los mismos tópicos con los que me llenaban de pequeña.

Desde luego que me gustaría encontrarme con un doble de Josh, pero, curiosamente, los Josh que he conocido hasta ahora me han defraudado lo suficiente como para que empiece a fijarme en los pequeños Cruise. Un tipo de hombre que jamás me habría atraído antes. Y en el famoso “listón” resultan estar mucho más arriba que mi supuesto hombre ideal.

¿Y vosotros? ¿Os habéis equivocado de vestido por pura testarudez? ¿Seguís un patrón de comportamiento? ¿Creéis que es necesario saber lo que buscas exactamente? ¿Os habéis llevado alguna que otra sorpresa tras olvidar del término “listón”?

www.intersexciones.com

¿TE GUSTA?  

+0 -0

Complejos  Listones  Patrones  Sociedad  Solteros  Tópicos  

39 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

39 COMENTARIOS

  1. Chica Cactus

    Recientemente he intentado comportarme y relacionarme de manera opuesta. Pero eso no deja de ser otro patrón, y tampoco me ha funcionado. Parece que la única forma de desinhibirse y arriesgarse, cediendo a la intuición y a la espontaneidad, es equivocarse catastróficamente. O eso me gustaría pensar. Menudo consuelo…

  2. LORENA C.R

    A mi me gusta escuchar a los demás…a los que son parecidos a mi y a los que no se parecen en nada…y patrón la verdad que no sigo ninguno en especial ni siempre el mismo…por cierto,mientras leia esto me estaba acordando de una frse que me dijo mi novio el otro día : “Es que tú y tus amigas no os pareceis en nada ninguna”…¿Será un cumplido?…¿Ire por el buen camino pues?…No lo se…tan sólo se que me voy de picnic (y no,no estoy loca)…pasaros y seguro que os gusta ;) http://www.whatyoushouldwearmen.blogspot.com.es/

  3. Chopstick girl

    En español hay un refrán que dice “la mancha de mora, con otra mora se quita” Se aplica paa los amores. Discrepo en absoluto. A mis grandes amores les he guardado luto, porque no podría haber apreciado lo bueno de un nuevo amor pensando aún en el difunto.
    En el lado de las amistades, la vida me ha puesto en el camino gente dispar con la que he congeniado muy bien. Lo importante en una amistad es el feeling, el sentimiento. De ahí se llega a la curiosidad por su forma de ser y, obviamente, al respeto. Una de las personas que más me ha marcado en mi vida fue un compañero Jordano que vivió conmigo en Francia. Cuando nos conocimos, él sólo hablaba inglés y yo casi no. No sé cómo, pero nos entendíamos a la perfección y nos apreciábamos un montón. Cuando el idioma ya no fue un problema, aprendí tanto de él, de una persona TAN diferente a mí, que me hizo ser mejor. Siempre será mi amigo del corazón
    …Lecciones de vida

  4. Mme. Noémie

    Me ha llamado especialmente la atención la frase de: “Que tener muy claro lo que quieres es la manera más evidente de no equivocarnos jamás”. Qué rotunda estupidez! Como humanos que somos nos podremos equivocar mil veces porque no somos dioses y no estamos en todas las situaciones ni dentro de todas y cada una de las personas, y aunque nos conozcamos súmamente bien y sepamos qué queremos, hay otras variables que también entran en juego y que hay que considerar.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en eso de que hay que rodearse de todo tipo de gente (los que son parecidos a ti y los que no) porque eso es lo que enriquece tu mente, tu experiencia y tu vida… qué aburrido sería el mundo y las conversaciones con personas iguales a uno ¿no?, del tipo: -Pues me parecen exagerados los recortes que está llevando a cabo el gobierno… Pues a mi también. ¡FIN! O.o

    Aquí tienes una lectora que, aunque no está de acuerdo con todo lo que pones, seguirá leyendo tu blog porque me aporta reflexiones que tal vez nunca me hubiera hecho si no te hubiera conocido.

  5. Denbrough

    Como todo, tus amigas son diferentes a ti, diferentes pensamientos, diferentes personas, diferentes gustos. A ti no te gusta su ropa, a ellas no les gusta la tuya. Bien, cual es el problema? Los amigos son los seres más variopintos que puedes encontrarte, es más, la suerte es que los amigos sí se pueden elegir.

    En mi caso por ejemplo, mis amigos al igual que yo, somos un poco freaks, series, películas, rol, cómics… Solo coincidimos en eso, para el resto de cosas no pensamos para nada igual, pero nos reímos de ello. No hay una cosa mejor que conversar, discutir, con los amigos de temas de todo tipo, cada uno con su pensamiento propio, su forma de ser y su forma de argumentar.

    Respecto a los caprichos que tenemos… todos hemos anhelado algo y cuanto más lo quieres, cuanto más lo deseas mayor es la decepción que se tiene al comprobar que no es lo que se quería.

    Conocernos… saber lo que queremos… si todo el mundo supiera lo que quiere, donde estaría algo que caracteriza al ser humano? El libre albedrío, el caos, todo ello nos lleva a ser lo que somos y como somos. No me refiero a algo malo, si no a que si todo el mundo supiera lo que quiere, pienso que todo sería más aburrido, no habrían cambios de planes inesperados, acciones inesperadas y decisiones que muchas veces tomamos absurdamente… Al menos esa es mi opinión, lo que nos hace únicos es que no sabemos lo que queremos, al menos la grandísima mayoría.

    P.D Es la primera vez que escribo por aquí, me gusta lo que posteas y lo que tuiteas.

    Un saludo

  6. Cristina

    A mi ” la gente diferente con una educación , valores y cultura distinta ” me parecen interesantes y supongo que me hacen relativizar y crecer .
    Yo no estoy a veces de acuerdo contigo y te sigo , me gusta leerte porque aprendo cosas o porque me interesan las personas listas que cuestionan comportamientos y costumbres , que no son borregos .
    Otras veces me haces reír muchísimo y firmaría tu entrada porque estás sembrada .
    Solo creo que hay que tener una mente abierta , ser honesta y aceptar las criticas .

  7. rocio

    Pues yo sí creo que hay q hacer un tiempo de “luto” tras una ruptura de una relación seria. Primero pq si te has quedado mal hay q recomponerse, a mí no me gustaría que un hombre me llegase aún con “traumas”, llantos o pensamientos en su ex.. en segundo lugar, pq normalmente cuando tenemos alguien al lado continuamente (sea pareja, padres, hermanos) tendemos a tirar de ellos y nos acomodamos, el darse un tiempo es tb aprender a estar solos y valerse por uno mismo, disfrutar de esa esa soledad, no sé.. al menos es mi opinión. Otra cosa es q “el destino” te ponga a alguien por delante y bueno, claro q puede salir bien, aunque creo q en este caso es si no te has quedado tocado tras una ruptura (normalmente suele haber uno que deja y otro que es dejado), porque sigo pensando que si te quedas mal y penando por otra persona dificilmente pueda salir bien una relación tan pronta, amén de que no me parecería justo para la nueva persona que llegue.
    Un saludo
    http://frog-tired.blogspot.com.es/

  8. Loly

    prefiero hablar con distintos yos , ya hablo bastante conmigo que me aburre monton, prefiero un tipo de conversacion que no sea monologo, y los listones estan para quitarlos.muchas veces no estoy de acuerdo contigo,pero por eso te leo, aportas otros yos tan licitos como el mio.

  9. Anonymous

    Uff!! Qué espeso el texto de hoy!! Volveré a leerlo. Me parece que has abarcado demasiados temas juntos, amigas, compras, relaciones, gustos, elección de pareja… REBOBINANDOOOOO!!!! Carmen. :)

    1. INTERSEXCIONES

      Cierto, pero en el fondo están entrelazados. Nos rodeamos de la gente que piensa igual que nosotros, así que no cambiamos de los tópicos y patrones de ocmportamiento. Uno de cuales es… tener que estar sola un tiempo antes de encontrarte co tu prototipo de hombre.

      La he “liado”, pero suelo hacelo bastante:)

    2. Anonymous

      Pues vas a tener razón. De todos modos, es la sal de la vida, darle vueltas a todo y “liarse” con cualquier tema para conseguir, una vez desenmarañado el cotarro, quedarse con el final del ovillo y seguir tirando de él. La vida misma. Buen dia. Carmen.

  10. ysugamo

    Yo, si te soy sincera… me dejo llevar… a ver cómo lo explico.

    Elijo, controlo mi vida, lo que me rodea… pero lo justo… el resto me gusta que aparezca y ¡sorpresa, sorpresa! En el amor esta premisa me ha funcionado siempre.

    No obstante, debo de ser un especimen raro de chica porque no me como la cabeza en absoluto. Voy por la vida tranquila, intento no hacer daño y que no me lo hagan. Tengo muy claros mis principios fundamentales pero pueden ser revatidos.

    Me dicen veleta y también pasota… yo les digo “sólo Nerea!” :)

    Encantada de leerte

  11. Ronronia Adramelek

    En este post hay muchos asuntos distintos implicados y en casi todos ellos no hay blancos ni negros, sino que todo depende de cuánto. A ver si consigo explicarme.

    Hay que tener patrones de comportamiento y hay que saber romperlos. Se tienen porque no vas a estar continuamente cuestionándote cada decisión o actuación, sería una pérdida de tiempo no incorporar tus experiencias pasadas a tu vida actual. Lo que no pueden ser es inamovibles.

    Ejemplo: mi estadística particular me dice que la gente que sale rápidamente con alguien tras un divorcio suele hacer un pan como unas tortas porque en las prisas por subir su autoestima se agarran a un clavo ardiendo. Sin embargo, cuando empecé a salir con mi marido yo tuve que dejar a mi anterior novio para hacerlo y mi marido llevaba sólo dos meses separado. ¿Qué haces en ese caso? Evaluar riesgos: “Esto es una locura, me la voy a pegar, bla, bla, blá… a la mierda un ojo (con perdón), yo me lanzo”. Que vamos a ver, esto no es como tirarse de un 5º piso, que si te sale mal te quedas tetrapléjica, esto si te sale mal no es una tragedia. Tienes un patrón, un prejuicio (cierto o falso). Lo conviertes en un aumento de la probabilidad de escorromoñarte. Decides si corres el riego. Todo está en lo integrista que seas al adjudicar esa probabilidad.

    Es como los tópicos, evolutivamente sirven para ahorrar tiempo y para integrarse en la tribu, pero no abuses porque te vuelves comodón y los acabas usando para no tener que pensar. De igual forma, los patrones se acaban convirtiendo en manías y empecinamientos si les tienes demasiado respeto.

    Ahora ya, rodearse de gente con la que no congenias sólo para que te sacudan las telarañas, eso tampoco lo veo. Yo ya no tengo ganas ni de discutir ni de polemizar y sí de estar a gusto con gente que me acepte como soy y a la que yo pueda querer de igual manera. Sí tengo amigos católicos siendo atea pero hace años que no hablamos de nada que tenga que ver con la religión, por ejemplo, porque ya conocemos nuestras diferencias y nos hastía el tema. De igual forma, seguramente, si me gustara Desigual -que tampoco me gusta- no iría de compras allí con alguien que lo aborreciese, porque todo le parecería horroroso y no me serviría de nada, salvo para pasar ambas un mal rato.

    En fin, que me gusta lo que dice Cristina:
    “Solo creo que hay que tener una mente abierta , ser honesta y aceptar las criticas .”

    porque resume lo que pienso sobre este asunto. Mente abierta para no obcecarse. Honestidad para saber lo que nos hace felices y lo que no. Aceptar las críticas aunque sólo sea porque si no lo haces, al final nadie te ayudará a mejorar.

  12. Flor

    Estuve pensando, y a veces puede que nos enteremos de qué es lo que buscábamos cuando, de repente, lo encontramos.
    ¿Porque si me pongo a hablar del inconsciente y la conciencia me voy de tema, verdad? ;)

    Un beso!

  13. Hermanas Bolena

    Alena que sepas que si no te escribo más a menudo es porque tus reflexiones son demasiado “tentadoras”…sería capaz de escribir un libro sólo con los comentarios que pondría en este blog. Pero voy a hacerte un favor a tu salud mental y simplemente te diré que coincido contigo al 100%. Incluso cuando te enganchas a un tío porque acabas de dejar a tu ex y estás con la autoestima por los suelos, nunca eres tan sumamente tonta como para darte cuenta de que ese “clavo”, aunque saque otro “clavo”, no te interesa en absoluto… pero yo estás más animada!!!! jajajaja

    Me alegra mucho saber que no eres “tan moderna” como las de date un año sola, verás que bien… semejante chorrada no ha comulgado conmigo jamás y al final estoy más feliz que una perdiz…así que sus consejitos para ellas, aunque habría que verlas si les aparece un Josh, un Cruise o Barragán afeitado…

    Mil besos guapa!

    Ana B.
    http://hermanasbolena.blogspot.com.es/

  14. Espoir

    Uf, voy a ver si encuentro un orden entre tanta deriva argumentativa (lo siento, hoy te voy a llevar la contraria porque creo que a la que le falta perspectiva es a ti).

    Tu amiga se ve divina vestida de Desigual.Olé por ella. Peor sería que sólo le motivara ir de Yves Saint Laurent siendo mileurista. Por qué tiene que aguantar tu dulce y abigarrada Luci a una plasta vestida de negro que le intenta dar lecciones de estilo, si ella se gusta con media camiseta de cada color? Pues se la pone, y punto, y que te den; rusa esteta :) La vida es demasiado corta para preocuparse por ciertas cosas, y por curioso que parezca para mucha gente “ciertas cosas” son su ropa y su aspecto. Que tu, yo o muchas de nosotras rastreemos las tendencias cual perro de caza inglés hasta dar con The It, ese pantalón sin el que no sabemos cómo hemos sobrevivido hasta este crítico momento, no quiere decir que no haya gente que se vea bien con un vestido de bazar chino. Y oye, a mí me parece genial. A ti no?

    Pese a todo, entiendo que has querido introducir un tema más elevado mediante un ejemplo trivial. Vale, me gusta el recurso, y en los siguientes párrafos veo más fundamento, más reflexión. Pero no he acabado contigo. Veamos: los amigos y el círculo de comodidad. Es estadísticamente difícil que si eres de izquierdas, feminista, lector, noctámbulo, malhablado, sexualmente ligero de cascos y amante de los viajes lejanos puedas mantener una amistad profunda con un católico del PP, casado con una mujer que no trabaja porque los niños son lo primero y que imagina su agosto ideal en el pueblo de sus padres leyendo el Marca. Podéis ser conocidos, intercambiar opiniones sensatas como gente civilizada que somos, pero ¿amigos? Los amigos son, por definición, gente con quién compartes cosas. Yo tengo un montón de conocidos a cada cual más estrafalario. Pero mis amigos son gente con quién comparto afinidades. De hecho es ley de vida que a la que esas afinidades desaparecen por lo que sea, la amistad se difumina. Obviamente a partir de aquí hay grados: hay gente de va de viaje de boda a Roma y vuelve hablando de las diferencias culturales entre italianos y españoles (¿?) no porque sean unos intolerantes, sino por pura ignorancia. Por contra, yo me llevaré bien con un periodista del Chiquitistán.

    Entiendo, en resumen, que quieres denunciar que nuestro miedo a equivocarnos nos ancla en roles o comportamientos que a veces son contraproducentes y limitadores. Pero eso lo hacemos todos, my darling, en mayor o menor medida. Y yo creo que son umbrales que sólo se abandonan definitivamente si tienes la suerte de llegar con salud y la mente clara a los 85 años y ya te da igual morirte de una caída en la bañera o saltando en paracaídas. Pese a todo tú eres lista y te diste cuenta de que el vestido no te sentaba bien. Pero lo tuviste que ver TÚ; cuando seguramente tu madre ya te había dicho que ese color o ese corte no te favorecerían. Algún día tu amiga Desigual descubrirá COS y se hará adicta al minimalismo sueco. Pero lo hará a su ritmo, igual que tú lo has hecho al tuyo -a la velocidad de la luz.

    LO de los tíos, va a gustos. Cada uno recomienda lo que le va bien, sin reflexionar sobre las necesidades del que está recibiendo el consejo. Admitámoslo. Poca gente es así de empática. Y todos somos altísimamente imperfectos. Incluso los que nos permitimos sentar cátedra.

    1. Uol Free

      Comparto totalmente tus opiniones. La mayoría de la gente cree que SU idea de las cosas es LA idea. Pero, claro, todos llevamos dentro un pequeño narcisista. Y también es cierto el refrán “nadie escarmienta en cabeza ajena”.
      Saludos.

  15. Nuria

    Ni siquiera he acabado de leer el post y ya quiero contestarte. No sabia que había gente que había dejado de seguirte porque no compartía tus opiniones. Pero yo he estado tentada a dejar de hacerlo en varias ocasiones. Y no es por la diferencia de opinión, no, es mas bien porque parece que “en tu mundo/blog” tu opinión es la ley. Oye, para algo es tu blog. Pero cuando leo algo con lo que yo no estoy de acuerdo, acabo el post sintiendo que no soy de “tu mundo”. Entonces, no es tu diferente opinión lo que hace huir a cierta gente, quizá sea la autoridad con la que escribes y el desprecio, intencionado o no, que manifiestas por los que no opinan lo mismo que tú.

    Suerte con tu mundo!!

  16. INTERSEXCIONES

    Siento haberte provocado esta sensación. Creo que el desprecio es un sentimiento personal tuyo provocado por no sentirte de “mi mundo”, porque muchas de las comentaristas discuten y debaten y jamás se sienten despreciadas.

    En cualquier caso, y si te sirve de consuelo, en muchas de las ocasiones yo tampoco me siento de vuestro mundo, y no por ello dejo de escribir sobre ello. Aprendo con vuestros comentarios y espero que os pasa lo mismo con mis posts.

    Nadie sabe más que nadie. Todo es compartido. Todo depende de cómo se mira.

    Por otro lado creo que podría tener otra explicación: a lo que yo llamo la diferencia de educación y cultura. Vengo de un país donde se habla sin tapujos. En España estamos demasiado acostumbrados a lo que es “políticamente correcto”, o sea, opinar disculpándose.

    Puede que esto provoque el rechazo. Puede. Pero no puedo hacer nada al respecto. Me han parido así.

    Sólo me queda volver a lamentar si mis textos te ofenden. No hace falta que te diga que despreciarte no es mi intención.

  17. Claudia G-M Cienfuegos

    Yo creo que es normal que tus amigas no te llamen para ir a Desigual, vamos que lo veo lo más normal del mundo, no contrario lo vería una falsedad. Si a ellas les encanta esa tienda y a ti te espantan pues lógico que no quieran a una persona que esté poniendo malas caras cada dos por tres con la ropa, si no que te llevas a alguien que entienda mejor tus gustos.
    Si a mi me gusta la comida hindú no me voy a llevar a alguien que detesta el curry porque me va a dar la comida, y prefiero no estar aguantando las caras raras que me va a poner.
    No todos los amigos son para todo, es decir, quizás con ellas no vayas de tiendas, pero harás mil cosas más, que aburrimiento hacer todo con la misma gente! con lo que me gusta la variedad :) y el saber que cada persona es para cosas distintas.
    Lo ideal sería tener amigos que compartieran todo contigo? bueno….quizás sí, pero en este mundo, cada uno es de su padre y de su madre.

    Y yo te leo y muchas veces estoy de acuerdo y otras no, pero me gusta escuchar a gente que no opina igual porque aprendo una barbaridad!!

    Un besito desde CLU'S CORNER
    http://www.cluscorner.com

  18. Ronronia Adramelek

    En parte por el comentario de Nuria pero también por cómo acaba el comentario de Espoir -que es genial- hablando de “las que sentamos cátedra”:

    Un blog de opinión es un blog en el que el autor escribe su opinión y cuando alguien escribe su comentario en un blog así, también escribe su opinión. Nada más. Parece de perogrullo pero no lo es por una razón:

    Para que lo escrito en un blog así sea ágil y legible, es deseable que el autor y sus comentaristas renuncien a un montón de expresiones modestas tipo “en mi opinión” “yo creo que” y “esto es lo que yo pienso aunque me pudo equivocar” que, deseablemente, deberían quedar implícitas y los lectores asumir por defecto.

    Ejemplo: Yo creo que para que lo escrito en blog así sea ágil y legible, es mi opinión y me puedo equivocar, es deseable que el autor y sus comentaristas renuncien a un montón de expresiones modestas tipo “en mi opinión” “yo creo que” y “esto es lo que yo pienso aunque me pudo equivocar” que, deseablemente o al menos eso pienso yo pero no soy ninguna experta, deberían quedar implícitas y los lectores asumir por defecto, si están de acuerdo, claro, si no que no lo asuman porque yo tampoco soy una autoridad en esto.

    ¿Veis? Un coñazo. Despista, aburre, atocina y, sobre todo, sobra. Si el autor hiciera eso se quedaría sin lectores. Si lo hacen los comentaristas aburren hasta a las vacas. Que es un blog de opinión, caramba, que lo que se vierten son opiniones, así que lo que debería estar prohibido es usar “en mi opinión” (exagerando).

    El problema que tiene esto es que estamos acostumbrados a ese tipo de suavización de los argumentos con lo que el texto resultante, si no das por hecho que lo anterior está implícito, puede resultar prepotente. Yo me leo muchas veces y pienso “ya esta la lista Calista que todo lo sabe” y, sin embargo, no es mi intención pontificar y cuando leo a los demás nunca pienso que estén pontificando.

    Yo del amor y la vida sé lo que sabéis vosotras, lo que he sido capaz de aprender de mis experiencias y -bastante menos- de las ajenas que amigos y conocidos han querido compartir conmigo. Si discrepáis no me ofende, me parece lo normal, esto no es como si me decís que los hipopótamos levitan, que entonces sí me desorino. A pesar de todo, tengo mi opinión. En la vida real, si no me la preguntan no la expreso si es negativa y sobre algo que no me afecta porque no quiero ser impertinente pero éste, éste es un blog de opinión.

  19. Chloe

    JAjaja pienso igual que tu con desigual! Es horrible, es la falsificación cutre de Custo, aunque Custo tampoco es que sea “divino”.
    Pasar nos habrá pasado a todas lo de querer algo y probártelo y decepcionarte. A mi me ha pasado peor… comprarme algo por internet y luego ver que no es mi talla o que me queda FATAL y no aprender y seguir comprando por internet sin antes probármelo.
    Qué decirte… que me encanra tu blog ;)

  20. Espoir

    A Ronronia (no sé qué pasa que no me deja responder a pie de mensaje): obviamente lo de sentar cátedra lo digo, irónicamente, sobre mí misma. Cualquier referencia a la manera de expresarse de Alena es sobrera. Rebato sus contenidos, en absoluto su derecho a expresarlos como le dé la real gana. El texto está escrito con un claro animus iocandi y sin voluntad polémica. Al fin y al cabo aquí venimos a hacer algo similar a tomar un café y a hablar de la vida, no a partirnos la cara…

  21. vvictor photography

    El problema que tengo con las amistades es que no las cuido. No las sé cuidar. No he seguido un mismo prototipo de amistad tampoco. Siempre he acabado perdiendo esas amistades porque, básicamente, me ahogaban, me asfixiaban porque como bien dices, las criticas me afectaban o sinó, me aborrecían la contínua falsedad de ella por la constante opinión “te digo lo que quieres”.
    También, es curioso que la única y inflexible amistad que he conservado como el primer día es aquella que es totalmente diferente a mí y está en la distáncia y gracias a ello, no se ha pudrido, porque no ha tenido suficiente tiempo para dañarse, no se ha podido dar la oportunidad para dañarse.
    ¡Gracias, claramente, eres mi psicóloga, jajaja!

  22. monsieur le six

    Hay muchos artículos buenos en este blog, pero este me parece especialmente interesante. Espero no extenderme demasiado comentando.

    Para empezar, me ha hecho gracia lo del “color champagne” y el “color mint”. No soy capaz de imaginármelos. Definitivamente, los hombres tenemos otra escala de colores :D

    Tonterías aparte, la reflexión sobre que hay que saber apartarse del eco de nuestros propios pensamientos y aceptar también voces discordantes, es importante. Soy muy aficionado a las máximas, pero hay una atribuída al general Patton que siempre repito sobre las demás: “Cuando todo el mundo piensa lo mismo, es que hay alguien que no piensa”. En efecto, la discrepancia es algo bueno y natural, que aporta nuevos puntos de vista. El pensamiento monolítico, en el que algunos se encuentran tan a gusto, es en realidad el resultado de la incapacidad de hacerse nuevas preguntas y poner en duda lo establecido.

    En relación con esto, sobre lo de que hay gente que deja de seguirte porque no opina como tú… me parece de lo más absurdo. Yo no estoy de acuerdo con mil cosas que se dicen aquí o con la manera de decirlas, pero no me importa porque, como comento más arriba, las opiniones diferentes a la nuestra nos enriquecen. Un blog en el que alguien se limitase a decir lo que yo ya pienso me resultaría agradable, pero no me aportaría nada.

    Entiendo la reflexión de Nuria, pero creo que es por una actitud equivocada a la hora de leer un blog, y Ronronia ha aclarado perfectamente el porqué.

    Y ya para acabar: bastante de acuerdo con lo de Desigual. Cuando la marca comenzó, aún tenía un cierto toque novedoso, pero ahora no aporta nada, ha perdido ese toque informal, porque está muy vista y porque siempre sigue el mismo patrón. Comprarse ropa en Desigual es gastarse un pastón en algo que parece hecho de retales.

  23. Cuatrojos

    Waaaaw!Me ha encantado!Que genial todo lo que has escrito!Bueno lo de ir de compras con alguien que tenga un gusto parecido al de uno mismo lo veo normal…Ir de compras es divertido y se disfruta mas con alguien que comparta tu ilusion por lo que estas comprando,asi lo veo yo.

  24. Anonymous

    Pues yo dejo de leer tu blog porque todo lo que escribes ya lo he pensado o mis sueños me han dicho que lo haré en algún futuro. No es cuestión de discrepancia, es que no tienes un ápice de originalidad (en mi opinión).

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >