Sociedad

Sobre los bebés, los niños y las personas. Y los raros.

  Hace mucho que me he hecho la pregunta: ¿Dónde está el famoso reloj biológico? No sé en vuestros cuerpos, pero en el mío no se escucha un “tic-tac” en ningún lado. Lo he buscado hasta en los lugares más insospechados. Pero nada. Por un momento me había alegrado: se despierta cada vez que entro [...]

 

Hace mucho que me he hecho la pregunta: ¿Dónde está el famoso reloj biológico? No sé en vuestros cuerpos, pero en el mío no se escucha un “tic-tac” en ningún lado. Lo he buscado hasta en los lugares más insospechados. Pero nada. Por un momento me había alegrado: se despierta cada vez que entro en la cocina. Pero un minuto más tarde me he dado cuenta que es el reloj de la pared.

He intentado despertarlo tocando a los bebés de mis amigas y conocidas. Pero nada. He ido a las tiendas de la ropita para los recién nacidos y me entraban ganas de echarme a correr. Y he llegado a la conclusión: no me gustan los niños. En general. Ni me gustaría tenerlos. No me hace gracia quedarme embarazada y no le veo “el qué”.

Mis amigas “sabias” me dicen que es porque no he encontrado al hombre de mi vida. No le veo la relación con tener o no el famosísimo “tic tac”. El hecho de haber estado casada tampoco les sirve como excusa. He convivido tres veces en pareja. Y nada. De hecho una de mi ex-parejas tenía un niño de 3 años. Y no. Nos llevábamos bien. Pero no.

Yo les caigo bien a los niños. Mi amigo Pablo, de 7 años, del que os hablé en el post “¿Hay vida antes de la muerte?” dice que “soy guay” porque no le trato como a un pequeño gilipollas. Porque sé que hay niños y hay personas. Los niños son los que se educan según cómo les da la gana a sus padres y las personas son los que crecen como tienen derecho de crecer. Con todo lo que la palabra “infancia” incluye.

Más tarde volveré al tema.

También tengo a otras “amigas” que me dicen que soy una egoísta. Ya se sabe: en esta sociedad hay cosas “correctas” e “incorrectas”. Las correctas son las que se supone que se tienen que hacer: o sea, casarte, tener una casa, un hijo y lo demás. Las correctas son las “normales”, lo demás son extrañas y descalificativas. Tener niños es natural. No querer tenerlos es de subnormales (o “raros”, o “egoístas”, o “mentirosos” o “inhumanos”, a escoger).

Las madres que me rodean creen que yo debería estar enamorada de sus bebés. Me tienen que hacer mucha gracia, tengo que morirme de adoramiento al ver un cochecito y discutir con ellas si el bebé se parece a ella o al padre. Yo intento ser políticamente correcta y no decirle que me importa un carajo a quién se parece, que es SU bebé y que no me apetece llenarlo de besos. No me gusta verlos llorar y no me hacen gracia los mocos. No puedo evitarlo.

Adoro a los animales y no me gustan los bebés. Es así.

Cuando crecen me suelen gustar bastante más. Se puede hablar con ellos. Pero eso también depende de la educación recibida por sus padres. Y aquí es donde vuelvo al tema que había mencionado antes: ¿para qué queréis tener un niño? ¿Para que se comporte como vosotros queréis o para dejarle disfrutar de su infancia? Nos apetece tener los niños como a nosotros nos gusta tenerlos, no como deberían de crecer. Les gritamos, les decimos que no hagan esto, lo otro y aquello tampoco. No les explicamos las razones. Les decimos “no lo hagas”, porque a los adultos nos molesta que lo hagan. No por nada más. Y a eso lo llamamos “educación”.

Los adultos (que no es sinónimo de “inteligentes”) dibujamos los carteles tristes para su infancia infeliz:

prohibido jugar a la pelota

Los perros son más felices que los niños. No les prohiben jugar a la pelota.

Sé que las madres que me están leyendo me criticarán. Soy consciente. Me diréis que vosotras no sois iguales. Pero os aseguro que la mayoría de las madres basan la educación de sus hijos en “no se puede” y “no lo toques”. Conozco a un hombre que educa a su hijo sin decirle nunca un “No”. Carlos, su niño, es una de las personas ( no niños) más inteligentes y respetuosas que conozco. Por ejemplo, en vez de decirle “No grites”, su padre le dice: “Creo que a la gente que te rodea le podría molestar que subas la voz, porque están descansando. ¿Tú qué opinas? “Y Carlitos opina. Razona y debate. Es muy social. Y no, no pierde la infancia. En absoluto: juega, hace tonterías, se divierte, se equivoca y saca las conclusiones. No vive según la comodidad de sus padres. Vive como una persona que tiene derecho a elegir. Sus padres sí, le educan: les cuesta más esfuerzo que a los demás, pero merece la pena.

¿Soy más egoísta yo por no querer tener hijos, o lo sois más algunos por crear una copia de vosotros mismos según vuestras preferencias?

Las madres que visten a sus niñas de marca, algunas incluso les ponen la misma ropa que llevan ellas. En miniatura. Más de una marca ha aprovechado sacar las colecciones por el estilo, justificándolo con un banal “A toda hija le gustaría ser como su madre”. Me pregunto: ¿No será que a toda la madre le gustaría crear una copia de ella en tamaño mini? Les ponen estas ropas tan fashion y tan de adultos, que les impiden a mancharse, a caer, a hacer lo que hacen los niños a su edad: disfrutar de su época de inocencia.

Otras que los llevan a las agencias de modelos, los exponen en las redes sociales ,los encierran en los restaurantes y bares, – les obligan a vivir la vida de un adulto sin siquiera permitirles opinar y pensar demasiado. Un “no” lo soluciona todo.

Y claro, yo aun viendo el panorama, digo: haced lo que os da la gana, pero no os sorprendáis, conocidos míos, que vuestros niños no me gustan, porque vosotros no me gustáis. Mis amigos (amigos de verdad) suelen tener unos críos educados y bastante libres, dentro de lo que cabe. Ni los visten como a unos payasos, tampoco les impiden disfrutar.

Pero a pesar de todo, aún sabiendo cómo educaría yo al crío (en teoría), no tengo el instinto maternal, no me gustan los bebés (y sí, me hacen gracia los niños más adultos), no quiero pasar por el embarazo y es igual de respetable que vuestras ganas de procrear. Yo quiero disfrutar algo más. Y si algún día el “tic tac” resulte ser algo más que el reloj de mi cocina, ya os contaré. Pero os aseguro que no será para dejar una huella MÍA en este mundo, tampoco para que ME cuiden de mayor, y mucho menos para satisfacer MI necesidad de sentirme útil. Será porque le encuentre algún tipo de sentido a todo esto. O simplemente siente este “algo” que sentís las personas normales.

Y mientras tanto, respetad también a los rarunos como yo. ¿Trato hecho?

¿Qué opináis de la educación de los niños? ¿Por qué juzgáis a los que no quieren tener un bebé? ¿Os habéis sentido juzgados por no querer ser padres?

www.intersexciones.com

¿TE GUSTA?  

+0 -0

Bebés  Madres  Niños  Obsesionarse  

81 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

81 COMENTARIOS

  1. pbotasc

    Pues… yo a pesar de haber tenido tres hijos te doy en gran parte la razón. A mí no me gustaron nunca demasiado los niños, pero a los ventipocos oí el puñetero reloj biológico y caí, caí con todo el equipo y a lo grande…reconozco que he disfrutado de mis hijos y que no hubo persona más feliz que yo cuando nacieron… y a veces aún me río con sus cosas!!, pero por otro lado pienso que he renunciado a tantas y tantas opciones en la vida por ellos (renuncié a construir una carrera laboral, a viajar, a salir…)que no sé si me compensó…Hubo temporadas en las que me veía totalmente encerrada en una jaula. Ahora la verdad es que estoy más libre, aunque siempre con nuevas preocupaciones…Los adolescentes suelen ser insoportables…y eso que a mis hijos les he educado con bastante autoridad!
    Ah, a mí también me encantan los animales, y el perro que tenía de soltera, que era uno más de la casa, no tragaba a mis churumbeles…murió el año pasado con 16 años y ahora tengo dos gatos vagabundos que son los únicos que me hacen caso, porque la verdad es que los hijos cuando llega cierta edad pasan bastante de una y te llaman “pesada” y “mandona” a todas horas.
    En suma, ¡que cada uno haga lo que quiera!. Yo les digo a los que no tienen hijos que han sido “muy listos”….y ellos a veces me dicen que se encuentran “muy solos”….

  2. Ari

    Casi podía haberlo escrito yo…

    Por no hablar del egoísmo de algunas madres que esperan que todo el mundo les haga favores, les regale cosas, se adapte a sus necesidades y se interese de forma apasionada por todas y cada una de sus minucias vitales (no es por ellas, ¡es por el bien superior de sus bebés!).

    En cambio son incapaces de regalar nada a nadie (tengo que preocuparme por mi familia), ni interesarse por nadie (ya tenga una enfermedad, le falte trabajo y dinero -total, está solo-, le abandone su pareja -no estaban ni casados, ni tenían niños-, o consigan cualquier tipo de logro -no es tan importante como tener una familia-), ni tienen tiempo para nadie.

    Suerte que hay algunos padres que no son así, pero buf, cómo abundan los que usan a sus hijos para reforzar su estatus y su egoísmo!

  3. Cristina

    Yo soy un madre feliz de serlo y de las que piensa que es lo mejor que me ha pasado en la vida , mi hija tiene tu edad y es una mujer muy divertida y lista y me lo paso genial con ella
    Aquí puedes hacer el gesto ese de los dedos en la boca ¡ Jajaa!
    Pero tu postura me parece estupenda y además te entiendo , a mi los niños pequeños maleducados , chillones y caprichosos me producen instintos asesinos …
    Y si no te suena el reloj ese ( yo fui madre a los 21 y lo único que sonaba en mi vida era mucha música) pues cojonudo , no los tengas
    Ser madre es una opción y no tiene nada que ver con la generosidad , eso viene luego…..cuando son adolescentes ….
    Se puede tener una vida plenísima sin tenerlos

    No ser madre no te hace ser peor ….quizá mas lista

    1. Anonymous

      Estás segura de que eres feliz siendo madre? Cualquiera lo diría al leer las 2 últimas frases del post!! Ser madre y/o padre no es fácil, yo diría que es la tarea más dificil del mundo y por lo tanto impagable. Aún con todas esas dificultades yo (madre de 2 hijos de 22 y 15 años) no lo cambio por nada del mundo y eso que, ya veis, están en unas edades conflicitivas… aún!! Claro que se puede tener una vida plenísima sin tener hijos, pero cuando se tienen no se entiende esa plenitud sin ellos y sólo se puede comparar cuando hablas del antes y el después. Carmen.

  4. rocio

    Estoy de acuerdo con Cristina, la maternidad es una opción y no te hace ser mejor persona, ni más realizada, ni más lista… Yo estoy hasta el moño q me digan eso y de q tb me traten de rara por no quererlos.
    yo los quise en su día, como proyecto dentro de una pareja… ahora, después de los años, no los quiero, al menos con la situación q tengo, y por mi edad, he renunciado ya a la maternidad. Aunque en realidad, nunca tuve esa llamada q dicen q hay q tener (mi reloj no está siquiera en la cocina).
    Y tb me llaman más la atención los perros que los niños, no lo puedo evitar, imagino q poq la mayoría de niños q veo son chillones, maleducados,etc y tampoco los aguanto…pa aguantar ya lo hago con los q me toca (mis sobrinos), q al menos me da la ventaja de hacerlo a ratos y tb poder decirles las cosas q creo oportunas.
    Y tb me jode tela q mucha gente, a las solteras y sin hijos, nos traten como a ciudadanos de 2ª. Como q ellos tienen más derechos q tú por tener hijos: para coger vacaciones, para optar a vivienda, para reducir la jornada, para ayudas…. en fin, q como digo siempre, a nadie le pusieron una pistola en la cabeza para tenerlos entonces… por qué lo tengo q sufrir yo?
    Besos
    http://frog-tired.blogspot.com.es/

  5. FashionFreak

    Ay, has expresado perfectamente todo lo que yo pienso… es que ni yo misma podría haberlo escrito mejor!!
    ¿Que sí me he sentido juzgada por no querer ser madre? Créeme, no hay casi un día en el que no tenga que escuchar que soy un bicho raro, que estoy loca, que soy una inmadura, que parezco Herodes… sólo por decir que no quiero tener hijos y que además no me gustan los bebés. Toda mi vida he sido así, no sé por qué pero es la realidad… nunca tuve instinto maternal, nunca me dieron ganas de abrazar a un bebé, nunca me parecieron monos… y con los años cada vez me gustan menos. Y claro, llevo toda la vida escuchando eso de “ya cambiarás de idea cuando seas mayor”. Lo que pasa es que ahora esa afirmación empieza a sonar un poco absurda, teniendo en cuenta que tengo casi 31 años y no sólo no se me ha despertado ningún reloj, sino que lo que me despiertan la mayoría de niños/bebés es ganas de salir huyendo.
    Los pocos niños que me gustan son los que tú dices, los que han sido educados como “personas” a los que se les habla normal y no como si fueran tontos… me acuerdo del primo de mi ex (bueno, era su primo pero tenía 5 años jaja), que niño tan majo, y no las “fieras” que vienen al Mcdonalds… pero los peores son siempre los padres, cada vez lo tengo más claro!!

  6. Chopstick girl

    No te sorprendas si somos muchas las madres a las que este artículo nos parece la mar de bien. A mí sí, al menos. Hemos hablado en otras ocasiones sobre la elección de la maternidad. Nosotras parimos, nosotras decidimos, decían las feministas. Pues eso, que siga siendo uan elección tomada con libertad y con conocimiento de causa.
    Mi frase bandera es que parimos los hijos al mundo, no a nuestro cuentito de hadas. No son ni trofeos, ni miniyos, ni curapenas, ni loctite (que lo arregla todo). Y que no te gusten los niños no quiere decri que no te gusten los hijos. Porque crecen; ¡ya lo creo que crecen! Y es precioso ver cómo se convierten en personas con sus propios criterios, sean o no parecidos a los tuyos. Nuestra labor está en enseñarles, guiarles y darles armas para defenderse en la vida. Y aceptar sus decisiones. Y quererles, sobre todo, quererles.
    Es verdad que, cuando somos padres, nos volvemos un poco chocheras. Compararía la maternidad con el enamoramiento: estás en una nube, te parece lo mejor del mundo, das la chapa a todos los demás, cualquier cosa te parece estupenda… y claro, puedes ser un poco cansa. Paciencia, personas que no os habéis reproducido!! Es algo hormonal.
    Luego viene la tonteria, el corporativismo y las frases hechas. Y eso si que no. ¿Quieres saber qué tipo de padres son? fíjate en el cohcecito del niño: cuantos más lazos y chorraditas, más niño exposición es. Odio visceralmente las tiendas de bebés con lacitos, puntillitas, faldones y más prendas exhibicionistas. ¡Pobre criatura! Y pensaría lo mismo de los que van superguays y super como papá y mamá. Los niños son niños y tienen que disfrutar de esa época: ensuciarse, disfrazarse, estar cómodos y guapos.
    Soy educadora y trato con adolescentes. Y con sus padres. Y entiendo a los primeros cuadno conozco a los segundos. El refrán “de tal palo, tal astilla” tiene base científica. Unos padres sensatos, que dan cariño, seguridad y educan, tienen hijos resueltos y buena gente.

  7. Anonymous

    yo querría ser madre, lo reconozco, aunque me quiera hacer la dura. no sé exactamente el porque, quizás por curiosidad, porque me gustaría sentir ese amor infinito… ni idea. lo que sí sé, es que no pienso hacerlo porque toca, al igual que otras y otros están en pareja, que ves que eso que tienen no cuajan ni con loctite, pero como a cierta edad toca estar en pareja, pues están

    a mi me gustaría vivir 2 vidas, siempre lo dije, una en la que pudiera hacer lo que se supone que una debe hacer, y otra en la que viviera mi vida. como eso no sucede, por ahora decido que vivo mi vida. dicen que compensa mucho, pero conociendome yo creo que viviria amargada de la vida pensando que no puedo viajar ni hacer las cosas que suelo hacer

    por otro lado están el dinero y este mundo en el que vivimos. yo quiero poderle dar a mi hijo todo lo que necesite… y lo que yo necesite claro, sin perder el oremus. y digamos que el horno no está para bollos. y sé que eso, si no fuera así, me frustraría, y para pasarlo mal, lo prefiero pasar mal sola

    y por otro lado, en serio alguien quiere traer niños a este mundo en el que vivimos? jefes de estado que cazan especies protegidas, capa de ozono que se destruye, cambios climáticos… no hace falta que sigue

    en fin, que creo que la gente toma muy a la ligera el hecho de traer niños a este mundo sin pensar demasiado en todo lo que implica. yo quizás peco en pensar demasiado, pero no deseo para los demás lo que no quiero para mi… y este mundo no me gusta nada y no tiene pinta de cambiar

    en fin, que cada uno haga lo que quiera y allá con su conciencia

  8. María Sánchez

    Querida Alena: Sabes que por lo general me gustan tus entradas. Unas más que otras. Pero esta última me ha dejado perpleja.

    Partiendo de la base de que no tengo hijos, y también me molestan las imposiciones de mis amigas con hijos, me parece de una prepotencia y soberbia tremendas, opinar tan categoricamente, pontificar, de hecho, sobre algo que se desconoce. ¿De verdad te crees con la potestad de opinar sobre la educación de los hijos sin tenerlos? Yo no.

    En fin, es sólo mi opinión. Igual que este post es también sólo la tuya.

    Un saludo.

    1. INTERSEXCIONES

      Querida María,

      ¿Sinceramente? Sí, me parece normal opinar sobre la educacióin de los hijos, porque he sido hija. Quizás no debería opinar sobre la educación de las madres por no haber sido madre. Es probable.

      En cualquier caso, no lo llamaría soberbia, ni mucho menos, prepotencia.

      Opinión, María. Es una opinión.
      Pero respeto la tuya.

      Saludos.

    2. Ronronia Adramelek

      Si el argumento de que no puedes opinar sobre la educación de los hijos sin tenerlos fuera cierto, exigirían un libro de familia plagado de rorros a los educadores y a los pedagogos.

      Si fuera cierto el argumento, los curas no podrían opinar sobre la familia ni sobre el sexo porque no tienen ni puñetera idea sobre ello.

      Y, así, el argumento que usas no tiene sentido. Es como si yo te digo que tú no puedes opinar sobre la sanidad porque no eres médico, o sobre la reforma de la Constitución porque no has estudiado políticas o sobre las medidas económicas o cualquier otra cosa porque no sabes lo básico sobre estadística. Eso sí, a pesar de ser un argumento sin sentido, lo usan todos los padres alguna vez y es normal porque a nadie le gusta pensar que es posible que no lo esté haciendo correctamente en algo tan importante como la educación de un hijo.

      Que más faltaría que encima de aguantar niños ajenos uno no pudiera opinar que están terriblemente maleducados.

    3. monsieur le six

      Absolutamente de acuerdo con Ronronia (como casi siempre). Hay temas sobre los que se requieren unos profundos conocimientos y experiencia para opinar, pero sobre este creo que todos podemos decir algo, porque no estamos hablando de física cuántica, estamos hablando de algo cotidiano: los niños son algo que está ahí, que todos conocemos y que, como dice Alena, todos hemos sido. ¿Cómo no vamos a poder opinar de los hijos si todos hemos sido hijos?

    4. Anonymous

      pues siiiii no podeis opinar,cuando yo no tenia hijos y disfrutaba de mis sobrinos a ratos opinaba igual que vosotros.Pero ahora soy madre y me tengo que tragar todos mis argumentos.Es lo mas dificil que te puedes plantear hacer en la vida,me rio yo de la fisica cuantica.Los niños no son gilipollas son inteligentisimos,y no sabes lo que es un niño asta que lo tienes.Nadie tiene un manual cada uno lo hace lo mejor que puede vas improbisando segun el niño, cada dia es una aventura jajaja

    5. María Sánchez

      A ver, chicas, que por lo que se ve no me he explicado con la suficiente claridad: Todos somos libres de opinar sobre lo que nos de la gana. Faltaría más. Pero en mi opinión, tan válida como la de cualquier otr@, nadie que no haya sido madre puede permitirse dar consejos sobre como ser un buen padre o madre, porque es uno de los muchos aspectos de la vida en los que la teoría y la práctica tienen poco o nada que ver. Eso quería decir. A partir de aquí es sólo una cuestión de opiniones.
      Saluditos a tod@s

  9. Bel

    Yo también soy madre y tampoco soporto a los niños de otros (los mios los adoro). Es egoista cualquier opción la de tener hijos y la de no tener.
    Te recuerdo q a los perros también se les niegan cosas, se les educa igual q a los niños, hay diferentes estilos de educación. Tampoco soporto a los maleducados y a los padres y propietarios de animales q creen q el retso lso debemos de adorar.
    Tengo 2 hijos y te digo q la primera época de bebes es lo peor de todo, esclavitud total y dejas de hacer mil cosas, ahora ya son adolescentes y es mucho mejor.
    En resumen: haz lo que quieras y lo q te pida el cuerpo, te comento que no es necesario que tengas pareja para ello…pero todo es más fácil ;)
    Un beso

  10. Mss Van der Woodsen

    Me siento totalmente identificada contigo. Mi reloj biológico está escondido y no tiene intención de salir. No me suelen juzgar por no querer tener niños, a mi madre le encanta la idea, pero si que me dicen que soy muy joven parar tomar esa decisión. Y es que está muy claro, un hijo implica que dejes de vivir tu vida para vivir la suya. Mi postura es egoista, lo sé, pero en mis planes de futuro no entra un hijo, ni siquiera una pareja (se llama pánico al compromiso).

    Eso sí, puedo decir que también tengo un amigo de 4 años, con el que se puede razonar, hasta cierto punto que sigue siendo un niño. Pero su madre el enseña, le hace crecer, no le impone y le prohibe.

    Educar a un hijo no debe ser fácil, pero para gustos los colores. Ellos lo hacen, los demás lo sufrimos o agradecemos.

  11. Elisabeth

    vamos a ver, tener o no tener hijos es una opción de vida, como tantas otras, mucho mas trascendente que algunas, tal vez de las mas, pero no deja de ser eso, una opción. De manera que no sintiendo la imposición uno analiza sus circunstancias y sensaciones y decide que hacer. Por lo general (y todos los padres/madres que conozco dicen lo mismo) no hay que pensárselo demasiado (para no arrepentirte??) pero NO conozco a ningún padre/madre que se arrepienta de serlo y lo diga.

    20 no son 25, ni 30 son 35 y ese reloj que tampoco oigo parece querer decir que es ahora o nunca, que ya no hay vuelta atrás ni prorrogas.

    Tampoco me gustan los niños, me aburro con ellos, pero eso es porque seguramente sus padres tampoco me gustan.

    No me gustan las rutinas de madres rutinarias que llevan a sus hijos al cole y toman café en chándal tooooooodas las mañanas, no me gustan los parques apestoso atestados de bestias menudas, no me gustan las piscinas de bolas del ikea que huelen a meados…

    Y por alguna extraña razón el otro día me compré esa camiseta de Metallica para bebé ….

    Lovely post
    Lovely u

  12. Pablo

    Yo no te veo tan desincronizada biologicamente puesto que demuestras que te planteas cosas sobre la educación. Es decir, ya has pensado como educarás a tus hijos.

    Supongo que llegará el momento en el que sientas el deseo. Igual que llega un momento en el que te empieza a gustar el jazz o la música clásica en vez de solo el pop o solo el rock o empiezas a apreciar determinados sabores en la comida que antes aborrecías. O comienzas a beber vino (sin mezclarlo con cocacola). De la misma forma supongo que pasas pro delante del patio de un colegio y en vez de parecerte monísima la niña rubita, con el unifrome impecable y los tirabuzones te parece adorable la gordita sonrosada con gafas, un parche en un ojo, y la nariz llena de mocos. La misma que hacía unos meses te parecía un saco de virus. Ese es el momento.

    1. INTERSEXCIONES

      Creo que más bien he pensado como NO educaría a mis hijos, o más bien a UNOS niños. Viendo el ejemplo de los demás.

      No niego el hecho de que es probable que algún día los tenga, pero te aseguro que un saco de virus sigue siendo u saco de virus. Al menos de momento:)

  13. Alx

    100% compartido… a mi tampoco me dicen nada los niños hasta que no se les pueden enseñar juegos, así que casi mejor un perro que interactua antes…

    a partir de una edad ya me encantan, pero para ratillos.

    entiendo y conozco el reloj biológico que tú no tienes, ya que mi exmujer llevaba de serie el de los dos y con alarma casio de esa que martillea el cerebro… pipipipi… pipipipi… encima estimulado por las pilas alcalinas de los padres de ella que detestaban la idea de ser abuelos mayores.

    por eso opino que es una opción tan valida tenerlos como no tenerlos, pero desde luego creo que si para cualquier cosa te piden un mínimo de aptitud, para algo tan importante como criar a una persona deberían hacer al menos un psicotécnico y sacarte un carnet como el de conducir al menos… jejeje. porque hay niños que son para tirarlos por el inodoro y lo peor es que la culpa no es suya…

    puede ser que algún día me decida a tener descendencia, lo mismo me veo en una situación en la que siento la llamada, y confiado en que el momento y la madre sean adecuados, porque creo que teniendo hijos una ruptura de la pareja sí que la vería como un fracaso vital importantísimo mientras que una ruptura de una pareja sin hijos sólo lo veo como un cambio de ciclo que no tiene porque ser traumático.

    tampoco comparto el tópicazo de que si lo piensas demasiado nunca es el momento adecuado. si crees que no es el momento adecuado la solución no es liarse la manta a la cabeza. evidentemente si no te atrae la idea por algo será.

  14. Anonymous

    Pues me parece acertado y estupendo que pienses de esta manera,pues la sociedad no para de poner canones de como deben ser las familias,las parejas ect…demasiados niños “tapón” y expuestos al mundo para otras cuestiones que no son el “instinto maternal” del que se pregona….nuestra vida podemos elegirla vivir como con y con quien queramos por lo tanto es una decision que solo podemos tomar nosotros…gracias por tu respetable comentario!!!

  15. Espoir

    Motivos para tener hijos hay tantos como personas en el mundo: ganas auténticas, sensación de que “es lo que toca”, problemas de pareja y la idea errónea de que un bebé los arreglará, pereza de someterte a un aborto a los treintaytantos… El caso es que yo tengo la sensación de que casi a nadie le gustan los críos, así en general. Los que aman la infancia a lo bestia se dedican laboralmente a ella, son profesores, educadores o cosas igual de sacrificadas. El resto de mortales nos miramos los toros desde la barrera sin muchas ganas de participar hasta que pase algo que te lleve a una reflexión del tipo “si todo el mundo los tiene no debe ser ni tan difícil ni tan extremo”. Y seguramente no lo es; lo que pasa es que hemos exagerado la importancia de la paternidad hasta convertirla en casi una profesión a desarrollar de manera competitiva –por no decir que esa sobrepreocupación también nos lleva a comprar objetos absurdos: para qué coño queremos walkie-talkies de cuna si el problema es que en nuestros pisos de 50 metros cuadrados se oye todo, desde lo que pasa en la habitación del bebé hasta los polvos del vecino de arriba?

    Los buenos padres son aquellos que relativizan el hecho de ser padres como una parte más de la existencia, importante, no lo vamos a negar, pero no excluyente de las demás. En resumen, tener hijos es más “natural” biológicamente hablando que no tenerlos, pero el entorno cultural lo ha convertido en un conflicto bestial. A mí no me hace especial ilusión, aunque doy por hecho que un día de éstos acabaré cayendo… Y espero mantener la misma distancia crítica respecto a la maternidad una vez que tenga al cachorro en brazos, porque si pierdo el norte como algunas madres que conozco os doy permiso para que me peguéis un tiro.

    1. monsieur le six

      Muy de acuerdo. Nuestros padres y abuelos tuvieron a sus hijos sin montarse tantas películas. Ni dinero tenían, y les daba igual, ya lo sacarían de alguna parte, y si no te podían comprar juguetes, pues ya jugarías con piedrecitas. Ahora muchos se plantean como dificultad para no tener hijos cosas como que no podrían pagarles los mismos juguetes que a sus compañeros de colegio.

  16. Ishtar

    1.-Tener o no tener hijos es una elección personal, cada uno decide vivir su vida a su manera.

    2.-Hace tiempo que me di cuenta de una cosa, esas “amigas” y en general las sociedad bien-pensante-que-dicta-el-guión-establecido son INSACIABLES. Cuando estudias, que a ver cuando acabas; cuando no tienes pareja, que a ver cuando tienes novio; cuando lo tienes, ¿Cuándo cuando os casáis?; si te casas, para cuando los hijos y en mi caso una vecina me preguntó con mi bebe de 3 meses que para cuando el segundo!!
    Lo dicho insaciables.

    3.-“No me hace gracia quedarme embarazada”
    Voy ha hacerle un poco de publicidad al embarazo: toda la vida temiendo algo que parece, pesado, agobiante, desagradable y con un final (la expresión “ponerte a parir”) terrible …y para mi, creo que también para otras muchas, ha sido una etapa de mucha felicidad, de lucidez y tranquilidad a pesar de que físicamente eres más vulnerable, te sientes con una gran fuerza interior, casi nada parece insuperable. Y no podría dejar olvidado el plano sexual, todo tu cuerpo está extrasensible con lo cual el placer se requetemultiplica.
    En el momento de parir lo malo son los nervios, lo bueno la gran emoción y con la epidural el dolor está casi olvidado.

    4.-Yo nunca oí el tic-tac, siempre he sabido que quería tener niños, a igual que tu sabes que no los quieres. Es así de sencillo.
    En mi caso me permiten sacar a mi niña de dentro y volver a jugar, ha hacer el ganso, a reírme por un pedo, a disfrazarme con fulares y a organizar peleas de cosquillas sin parecer que estoy trastornada. El precio es mucho trabajo, poco tiempo y mucha dedicación.

    1. Wilh

      Creo que has clavado la descripción del punto 2: INSACIABLES.
      Es un agobio, esa gente que tiene como meta llegar a la siguiente “fase”, sea cual sea, sin disfrutar de la que están viviendo.
      Y es más agobio cuando te presionan a ti porque no estás cumpliendo SU esquema… Uff…

      En cuanto a los niños, a mí me “gustan” cuando ya puedes hablar con ellos, mantener una conversación fluída; y vuelven a dejar de gustarme cuando llegan a la adolescencia! Jaaajajaja…

      Un saludo =)

  17. Mme. Noémie

    El reloj del que hablas sonó en su momento y sonó bastante fuerte, pero no pudo ser… ahora suena tan bajo que ya casi ni lo escucho! No se si es comodidad por la vida que tengo o no pero el caso es que ya no escucho casi ese reloj y a mi sí me gustan los bebés y los niños.

    En cualquier caso, si algún día tengo niños espero no educarlos para que sean pequeños miniyos! Me gustaría que disfrutaran de su infancia tanto como la disfruté yo: que se ensucien, que investiguen, que guarreen, que se peleen y que experimenten todas esas cosas que los hacen ser lo que son: NIÑOS.

    Está claro que hay personas y personas. Los que crían a sus hijos en su egoísmo son eso: egoistas. Los que hacen a sus hijos ñoños son eso: ñoños. Y los que hacen a sus hijos maleducados son eso: maleducados. Y no hay más.

    Por otro lado, los padres que quieren que adoremos a sus hijos, que nos los meten hasta en la sopa (como en las fotos del facebook y en sus actualizaciones cada mes o a cada momento de: Pepito ha hecho tal cosa) y nos disparan el típico: “- Y tú, cuándo te animas?”; son en mi opinión como los que les encantan sus mascotas y quieren por todos los medios que tú adores a los perros… unos pesados como la copa de un pino.

    Todo en esta vida es respetable, mientras no se le haga daño a nadie y si tú no quieres tener hijos, con ello no estás maltratando a nadie…

    Me ha encantado el post!!
    Besitos

  18. Anonymous

    Da gracias a Dios a que tus padres no pensaran como tu….porque sino nunca hubieras nacido y no te hubieras visto en la tesitura de explicar al mundo porque no has sido madre todavía. Te contaré un secreto….algo que la mayoría de las madres cuenta….a ninguna nos apetece dejar nuestra vida centrada en el YO, MI, ME, PARA MI, CONMIGO y convertirla en una vida de sacrificios…¿A quien le parece eso atractivo?. Tampoco es bucólico el proceso de embarazo… para que engañarnos….pero si algún día cometes el error de quedarte embarazada y traer al mundo un a tu hijo comprenderás que todo lo que viste absolutamente claro anteriormente lo ves estúpido ahora….porque tu visión del mundo da un giro de 180º, porque aunque tu vida está centrada ahora en el EL, CON EL, PARA EL, es mucho más satisfactoria y plena porque entiendes el verdadero valor de lo realmente importante y de lo que no lo es….Para ser una buena madre no es necesario que te gusten los bebes, sólo es necesario que te guste TU BEBE….y creeme hasta la mujer más desnaturalizada del mundo (digo desnaturalizada porque nuestra naturaleza nos lleva a reproducirnos o al Apocalipsis de la especie…es así te guste o no) ama con todo su alma al su bebe aunque el resto de bebes no le provoquen emoción alguna.

    1. Ari

      madre mía, (hablando del tema): Lo siento pero das un poco miedo. O sea que toda tu vida anterior a tener a TU BEBE CON MAYÚSCULAS es estúpida y carece de sentido? ¿No será que no la has aprovechado antes? No será que eras una tremenda egoísta y has necesitado un revulsivo tan grande como un hijo para espabilar?

      Así que no querer hijos es antinatural? ¿Entonces las parejas que se sienten atraídas por su mismo sexo (lo que en principio no implica reproducción) son antinaturales? Y las que sí que quieren ser padres sí son naturales? Lo siento pero me pierdo con tu razonamiento.

  19. Ella

    Me alegra que saques este tema porque yo me he sentido igual que tú cuando me han llamado egoista por no querer tener hijos. ¿Egoista? Manda narices. A mí me parece mucho más egoista traer un niño al mundo solo para satisfacer un deseo personal, vamos.
    Creo que hay que respetar a todo el mundo, a los que quieren y a los que no quieren tener hijos, que es una elección, que nadie debería obligarnos. Yo no tengo muchas ganas, quizás a mi reloj le pasa lo mismo que al tuyo, pero me lo planteo porque sé que mi pareja tiene muchísimas ganas. No sé si llegaré a tenerlos o no, ya veremos. Pero por lo de ahora la renuncia y el trabajo que supone criar a un recién nacido no me atraen para nada. Por no hablar del embarazo y el parto…

  20. Ronronia Adramelek

    Con los niños me pasa como con el resto de las personas, que como soy algo asocial me gusta de verdad una de cada veinte como mucho.

    No tengo instinto maternal así que cuando son bebés diminutos sólo me entran ganas de darles de comer y dejarles dormir y la única reacción que me provocan es ponerme a pegarles cuatro gritos airados a los familiares que les andan molestando y chillando en sus orejinas cosas sin sustancia del tipo “pero qué cossssa masss monaaaaaaaaa, virgencicaaaaaaa” (léase con un fuerte acento aragonés :) ))

    Cuando gatean son divertidos, no puedes dejar de prestarles atención un instante y son la monda. Exproradores reptantes y silenciosos salvo cuando lloran.

    Luego crecen y empiezan a hablar y pasan “La temporada Gallifante”, que es ésa en la que no paran de decir idioteces que parece ser que estás obligado a encontrar divertidísimas aunque el enano no se esfuerce nada en ellas y sólo esté tratando de llamar sosamente la atención. A partir de que hablan ya no me gustan hasta que llegan a la adolescencia.

    (Salvo honrosas excepciones. El hijo de una de mis amigas y los dos hijos de otra de ellas lo son, por ejemplo. Desde bien pequeños se podía mantener una conversación inteligente con ellos porque, si bien les podían faltar conocimientos, les sobraban, ya desde chiquitos, la sensatez y la educación. Pero son tres excepciones)

    Y de adolescentes ya me vuelven a gustar. Debo ser la única persona del mundo a la que le divierten los adolescentes con sus malos modos huraños, sus inseguridades y sus borderías.

    De todas formas, los países mediterráneos son malos para tener niños porque la cultura tiende a maleducarlos. Por distintas razones, voy mucho a Francia y me sorprende no ver jamás un niño gritón y enrojecido tirado por los suelos de un supermercado -ni de ninguna parte- montándole un choto de tres pares de narices a la madre. Una amiga mía es francesa, sus padres también pero su hermana está casada con un italiano. A la abuela le avergüenza cuando sus nietos italianos van a visitarla porque son maleducados y caprichosos, gritan y cogen rabietas y se encanan a llorar de pura mala leche. Ella dice que los mediterráneos, aparte de ser gritones por cultura, aunque eso está mejorando, tratamos a los niños como a reyezuelos y los hacemos el centro de nuestra vida. También los hacemos el centro de las reuniones de adultos: todos hemos quedado en ocasiones con amigos con niños y nos hemos encontrado con que una decena de personas adultas eran incapaces de mantener una conversación porque el niño reclamaba atención constante de todo el mundo y sus padres lo consentían.

    En mi caso, las amigas con niños me dicen todo lo contrario, me dicen: “Vosotros sí que vivís bien. Tú no tengas niños. Si te entran ganas, resiste y pídeme que te lleve a los niños a casa un fin de semana para que se te quiten las ganas.” Son todas buenas madres que adoran a sus niños, no los cambiarían ahora por nada, pero también son conscientes de lo que se pierden.

    Para tener un niño hay que tener muchas ganas. Pero ganas reales de un niño real, no ese deseo ñoño de un niño idílico que sienten algunas. Te tienen que gustar los niños de verdad y tienes que echarle un par de narices también porque da terror pensar en cuántos recursos y cuánto amor inviertes en esa criatura y en la tragedia que resulta si luego le pasa algo malo. Si lo piensas, no lo haces, no creo que sea una decisión racional salvo para la gente muy tradicional que tiene una idea muy clara sobre “cómo deben ser las cosas”. O te tira o no te tira. Si te tira, como es una responsabilidad gorda, aún así deberías pensártelo bien pero si no te tira… si no te tira, no te tira y eso es tan fantástico como lo contrario.

    1. Espoir

      Totalmente de acuerdo en el tema de los niños como centro del universo en España e Italia. Como vivo en Girona y cruzar la frontera es un salto, me planteo seriamente pegar la zancada si me embarazo a ver si se nos pega algo de sensatez gala… Porque los domingos en casa de mis padres con sobrino incluído se han convertido en sesiones de “a ver quién jode más al bebé haciendo ver que le divierte”, por no decir que hoy he llamado a mi cuñada por un tema X y me ha acabado explicando que no sabe si a su hijo le gustan o no los potitos, cosa que, sinceramente, me la suda un montón. Efectivamente somos madres y padres sobreprotectores, en estas nuestras culturas. Mi madre siemple explica que una amiga suya francesa cambiaba a los bebés, les daba de comer y los dejaba en la cuna. Se dormían cuando se agotaban de tanto llorar, mientras ella leía tranquilamente en la terraza bebiéndose una copa de vino. A mi madre le sangraba el corazón explicándolo; yo lo encuentro un gran plan…

    2. INTERSEXCIONES

      No creas, Ronronia, a mí sí me gustan los adolescentes. A pesar de sus inseguridades y sus tonterías. Sí es cierto que a veces los miras y piensas: ojalá supieras todo lo que llego a saber yo, te parecería tan ridícula la GRAN desgracia que te acaba de pasar, pero por otro lado, suelen decir unas cosas que no diríamos jamás, porque nos hemos olvidado de ser directos.

      Te sueltan algo como “Es un cabrón de mierda” y tienen razón. :)

    3. Chopstick girl

      Como ya dije, soy profesora de secundaria y ME ENCANTAN los adolescentes. Me hacen sentirme joven, despierta, no perder la frescura. Cuando digo a qué me dedico la gente me compadece; esa gente que no sabe qué hacer cuando sus hijos dejan de ser muñequitos. Esa gente…

  21. Anonymous

    Tengo dos hijos pequeños que necesitan todo el tiempo que pueda darles. Es duro, complicado e implica infinidad de sacrificios a todos los niveles. Educarles es tremendamente difícil ya que te aseguro que a un niño de dos años en plena rabieta no vas a ser capaz de hacerle razonar. Hasta que no cumplen los tres-cuatro años es imposible tratarles como “pequeños adultos”, esa etapa es la de ponerles límites, límites imprescindibles si no quieres que se conviertan en pequeños tiranos. Desde luego que es mucho más fácil no decirles nunca que no y ceder en todo ante ellos pero te aseguro que les estás haciendo un flaco favor.
    El instinto maternal como tal no existe, es un mito. A amar, como todo, se aprende amando. Yo a mis hijos aprendí a quererlos y según pasó el tiempo el amor hacia ellos creció hasta límites que ni siquiera yo pensé que sería capaz de alcanzar. Gracias a ellos dejé de pensar sólo en mi, han sido el antídoto perfecto para mi egoísmo y han hecho posible que descubra que el amor y la entrega a ellos sean infinitamente más satisfactorios que viajar, salir con mis amigos y vivir sólo para uno mismo.
    Ser padres es, para mi, la labor mas complicada y mas satisfactoria que puede vivir un hombre. Decidir no tener hijos (o tenerlos) es una decisión tremendamente personal por la que nadie debe ser juzgado.

    1. Ari

      Todo lo que dices suena razonable, pero me llama la atención que casi todos los padres digan que han necesitado serlo para superar su egoísmo y preocuparse sólo de sí mismos… Yo he cuidado de mi madre enferma, he participado en una ONG y sé lo que es enamorarse para darlo todo por tu pareja. ¿De verdad los padres son los únicos genrosos y desprendidos del este mundo??? No es un poco egocéntrico?

    2. Anonymous

      Ari, se puede ser generoso de infinitas maneras y nadie dice que ser padres sea el único camino. En cualquier caso si te digo que pocas cosas te cambian tanto la vida, o más bien la manera de ver la vida, como un hijo.

  22. Nicamum

    Esto da pa' largo!!! Porque… Tiene tela el temita!!!

    Vamos a ver… Egoísta tú? Por qué? Lo que eres es sincera. Si no te gustan los niños no te gustan y punto. Más egoísta veo otras actitudes de personas que tienes hijos rondando los 60…

    Hombre, también veo que si todas pensáramos como tu chungo lo tenía nuestra especie! Jajaja! Y mi profesión! Que soy maestra!!!

    Pero para eso está la variedad!

    Tu eres libre de decidir como pasas tu vida!!! Claro que sí!

  23. VERO

    Estoy en las mismas y si me juzgan x ello. De echo soy tía de 3 criaturitas estupendas… Pero para un par de horas, 3 máximo, luego toditos para sus padres.
    Creo que es bastante mas egoísta la posición de algunos padres y sus motivaciones para tener nenes que la de muchos que deciden no tenerlos…
    En fin, como comentáis es un tema que da para mucho :) , pero vamos que yo me quedo el cargo de tía guay y no de abnegada mama.

  24. Flor

    Pues yo creo que estoy en el medio entre un punto de vista y el otro… Me encantaría tener hijos, pero no quiero saber nada del embarazo y de los meses en que son bebés… querría llegar directamente al momento en que se convierten en mini-personas con quienes tener conversaciones de lo más chulas (los niños son fascinantes para eso!), jugar y enseñarles a razonar como dices.
    El problema es que, para ello, habrá que pasar por todo lo otro antes… Así que seguiré dejando pasar un poco el tiempo, que aún no me corre prisa :)

  25. Anonymous

    pues mi opinion es que habla tu frustracion,es evidente que estas loca x ser madre.Por el motivo que sea no as podido tener hijos y para no sufrir los rechazas.Es logico que no te gusten todos los niños a mi tampoco…pero quiero con locura a MIS HIJOS,son parte de mi ser y de la persona a la que quiero.No veo justo que opines sobre la educacion porque no tienes ni idea.Comparar a los niños con los perros me parece asta ofensivo,ademas hablas incoherencias tras incoherencias.a los niños se les educa y a los perros se les adiestra,por eso son animales domesticos si no serian cabras….que se quieran a nuestras mascotas es maravilloso pero que prefieras un perro a un hijo me parece antinatural es como si una leona prefiriera criar a un cerdo.Todos segregamos oxitocina es la hormona que nos despierta el reloj biologico con las mascotas tambien,por eso la mayoria de la gente tiende a sustituir a los hijos por los perros y los tratan como tal,un error!!! que a los perros frustra xq se les trata como a humanos,que egoistas!!! no tengas hijos si no quieres no tenemos que vivir todos la misma vida pero no digas tonterias sobre los niños y la educacion.

    1. rebyuyi

      Yo tampoco quiero tener hijos y no estoy frustrada por no tenerlos, si hubiese querido tenerlos los habría tenido, adoptados, por inseminación…no es necesario tener pareja para ser madre hoy día. Y perdóname, pero me encantan mis perros, y no quiero tener hijos, y desde luego mis bichos no están frustrados, no les trato como a humanos. Según tu teoría, la gente con hijos tendría super bien educadas a sus mascotas, y los que no tenemos hijos, los tendríamos malcriados y frustrados, y no tiene por que ser así necesariamente. Con respecto al tema de la educación, bebés y niños tienen sus puntos en común, no lo digo yo, lo dicen compañeras mías que son madres, hay que poner límites, no dejarles que muerdan…
      Y no tengo hijos pero podré opinar que tener los niños sueltos en un restaurante, haciendo lo que les da la gana, por poner un ejemplo, no está bien. A mí de niña no me dejaban, por eso sé que se puede educar a los niños a que se porten bien en determinados sitios, o no llevarles.
      No hables de personas a las que no conoces de nada como si nos conocieras.

  26. INTERSEXCIONES

    Jajajaja, Anónimo, el hecho de pensar que los demás nos morimos por ser madres lo único de lo que habla es de tu estrechez de mira.

    ¿Opinas de política? ¿Y de la economía de este país? ¿Y de la educación?
    ¿Has estudiado ciencias políticas? ¿Y económicas? ¿Eres maestra? ¿Verdad que no?

    Pues vaya.
    Siguiendo tu lógica tal sólo debería opinar sobre la lingüística. ¿Y tú?

    Si quieres saber más sobre la oxitocina, puedes leer el post: http://www.intersexciones.blogspot.com.es/2012/04/las-testosteronas-que-no-amaban-los.html

    Por lo visto, si como chololate, también se libera. Vaya, ahora no hace falta que sea madre para ser feliz. Qué putada.:)

    1. Mme. Noémie

      Alena, yo creo que la frustración de uno mismo se refleja viendo frustración en los demás… me explico?

      La suerte de la fea, la guapa la desea… y así.

      No se quién está más frustrada: si tú, como dice ella, por no ser madre o ella por no tener hijos y disfrutar de ciertas libertades.

      Ahí lo dejo…

    2. Anonymous

      Por ser madre no se acaba la vida todo lo contrario,campeonas como Gemma Mengual y cantantes de exito hablan de sus hijos con lagrimas en los ojos.Yo jamas juzgaria a nadie x decidir como vivir su vida ni animaria a nadie a tener hijos sin desearlos.Creo que hay frases que sobran en este argumento.Y que tengo derecho como madre a defenderlo.Veo falta de empatia hacia los niños y no me gusta.A ella no quiere que le juzguen por no querer ser madre pero ella si juzga a los que deciden ser padres metiendose con una educacion que hace infelices a los niños,por negarles.Quizas a ella tendrian que haberle negado escribir esto.

  27. pekeley

    Yo aplaudo y aplaudo por cada uno de tus post pero este hasta lo he compartido en twitter.
    a mis 28 años mi reloj biológico sigue sin tener pila. algunas de mis amigas ya tienen niñ@s y te diré que quedar con ellas sabiendo que van a ir a acompañadas de sus mocosos no me hace ninguna ilusión. Pero, claro, no puedo decirles “por favor, ven sola” . es muy egoista?? supongo q si pero me aburre y me decepciona no poder llevar una conversación con ellas porque su niño quiere chuches, dinero, se ha caido o le ha pegado un niño en el parque.
    Lo único que podría disentir es que si hay que preferir,prefiero los bebés. comen y duermen y de vez en cuando lloran. FIN
    En cuanto empiezan a hablar y a correr … me dan ganas de salir huyendo.
    De todos modos, mi madre siempre dice que a ella nunca le gustaron los niños pero yo le encantaba. Espero que un día mi niño o niña me encante porque me gustaria tener pero instinto lo que se dice instinto , ya veis que no mucho. XD
    También puedo deciros que tengo 4 gatos y ADORO a los animales, mucho mas que lo que adoro a muchas personas (incluido niños y ancianos).
    Mis amigos y mi familia dicen que estoy loca.
    ¿pos sabeis qué? algo mas grave le tendría que haber pasado al rey por matar elefantes!!

  28. Anonymous

    si opino de lo que quiero al igual que tú,si no te quieres ofender no escribas un blog y opines sobre los padres que hacemos lo imposible por educar , haciendo comparaciones ofensivas.Podrias haber escrito simplemente del tic tac que no oyes.

  29. Sei

    Waaa! XD Es como si lo hubiera escrito yo palabra por palabra!! Bueno, yo no he estado casada, ni he convivido en pareja aún, o no demasiado, pero por lo demás…! Creo que tienes mucha razón. Tampoco tengo instinto maternal, 0, ni me gustan los niños, cuanto más pequeños peor. Mil veces me han dicho eso de que ya cambiaré de opinión, y me han mirado en plan “ooh, pero que mala persona, insensible” por no gustarme los críos, y también me han acusado de egoista por no querer traer un nene al mundo, aunque tal y como está el mundo…en fin.

    Me ha encantado este post, no conocía tu blog, lo he visto de casualidad en el lateral de otro blog, te sigo! : )

    Yo tengo uno de potingues varios, como tantas otras, pero bueno, si quieres estás invitada: kaowaiistage.blogspot.com

    Saludos!

  30. Espoir

    Alena, para ahondar en la polémica paternal te reto a escribir un post sobre la (lo siento, no lo puedo evitar) desagradable moda de sacarte la teta adonde te dé la gana para dar de mamar al cachorro. Qué políticamente incorrecta me siento cada vez que se me atraganta de ascazo el café o el menú del día al ver un pezón tumefacto surgiendo de un sujetador manchado de leche… Me consta que entre ciertas “mamás totales” está de moda dar el pecho a demanda sin reparar en las conveniencias sociales. No seré yo quién les niegue el derecho a hacerlo ya que me basta con mirar hacia otro lado, admito que la libertad personal incluye incluso el ejercicio de las maternidades más alocadas y no pondré por delante de nada ni nadie a mi delicado y maltrecho sentido estético (y del pudor); pero reconozco que me siento violentada por esa exhibición impuesta de intimidad… A alguien más le pasa?

  31. Anonymous

    Gracias por este post, estoy por imprimirlo y pasarselo a todas aquellas personas que dia tras dia me dan la tabarra con este tema. Yo ya argumento que soy rara, bueno mejor que somos raros los dos!!.

  32. erre_ele

    Bueno, te entiendo perfectamente, y conozco la cara de la gente cuando dices que no te gustan los niños, (yo soy aun mas rara, tampoco me gustan los animales) mis amigas empiezan a quedarse embarazadas y otras ya tienen bebes, llevo 16 añitos de nada con mi pareja, 5 viviendo juntos y estoy hasta el mismisimo de que me pregunten, y tu para cuando??? Incluso he escuchado rumores que dicen que no puedo tenerlos!!! Te lo puedes creer??? Ya mi Francisquin está preparado o eso piensa él, pero yo tampoco escucho el reloj. Quiero tener hijos, o eso creo, pero no ya, no ahora. Y me gusta como educa Carlos a su hijo, espero que si llego a tener, yo pueda educarlo, la mitad de bien que él. Salu2

  33. Jesús III

    Hola Alena, partiendo de que tienes todo mi respeto por tu postura, me gustaría decir sobre tu artículo que desprende cierto tono de quemazón por tu parte (y por parte de algunos de los entusiastas del artículo). Puedo entenderlo perfectamente, pero creo que en la dura crítica que te ha hecho “Anónimo” lleva razón en que juzgas sin haber pasado por la experiencia, y eso puede ser un poco peligroso.

    Yo siempre he huido de los niños, no he tocado a un bebé ni a distancia. Ni me gustaban ni me resultaban estimulantes, y los niños, pues me incomodaban por regla general, la verdad, aunque solía pasar bastante de ellos, así que tampoco eran un problema.
    Cuando fui padre me sorprendieron varias cosas, la primera fue descubrir, la primera noche al estar a solas con el recién nacido, un instinto en mi que desconocía. Algo se revolvió por dentro y tuve la certeza de que estaría dispuesto a morir por esa persona, sin dudarlo. Una sensación nueva, curiosa y muy interesante. Algo bastante íntimo, la verdad, y que ha supuesto un paso bien grande en mi desarrollo personal. Ese ataque de amor inesperado te golpea con fuerza y te mete profundamente en la espiral del enamoramiento, amor paterno-filial, pero un enamoramiento brutal, con todas sus características típicas. A partir de ahí, desde dentro, es una pasada, como siempre que te hayas enamorado. Tu visión del amado es idílica y en absoluto objetiva, estás encantado de la vida, y encantado con la vida, con las mismas sensaciones que un enamorado “estándar”, deseo de volver a ver al amado a todas horas, contemplación baboso-absurda del otro, monotema, etc.
    Además, es un amor ciega y maravillosamente correspondido, lo que hace de la experiencia algo muy, muy satisfactorio.
    Así que la parte dura, los llantos, malas noches, falta (relativa) de libertad de movimientos, horarios, etc, se hacen muy llevaderos, al igual que se hacen llevaderas las horas de tren, viaje, espera, soledad, trabajo, la lluvia, el sol, lo que sea por ver a la persona amada.
    Supongo que tiene que ser así, porque si no ahogaríamos a las criaturas el primer mes ya que sin esta parte que relato podría ser una experiencia muy desagradable, la verdad, aunque con el filtro rosa, la sensación es de que es duro pero altamente satisfactorio.

  34. Jesús III

    Desde fuera es un tostón, claro. Por supuesto que es normal que con los hijos de otros la cosa no mola, mi actitud ha cambiado solo ligeramente en este sentido al ser padre (ahora ya no paso porque me manejo mejor, aunque tampoco quiero mucho roce), pero ese instinto está dentro de ti aletargado, como están otros. Puede salir antes o después o nunca si no tienes hijos, y es que somos la única especie animal que se plantea si se reproduce o no, pero creo que si gestases un niño, te afloraría a lo bruto. Seguro.

    Por otro lado, es muy frecuente que los padres utilicen la técnica de descargarse de los malos ratos con los niños compartiéndolos con los amigos, familiares, y en general con todo al que pillan por banda. Claro que no suelen añadir la parte positiva que disfrutan en la intimidas y guardan para si con los demás. Yo siempre he pensado que esto es muy injusto y me cabrea un poco porque genera muchas animadversiones innecesarias. Y confieso que yo mismo caí en esa dinámica antes de ser padre. Me parece de mal gusto hacer eso, especialmente con personas que no han sido padres.

    En fin, pretendo invitarte a que pruebes, ni mucho menos, aunque si quiero invitarte a que reflexiones sobre mi punto de vista y que consideres que, como experiencia vital, tiene el peso suficiente como para andar con tiento al hablar de ello sin haberlo vivido. Estoy seguro de que estarás de acuerdo conmigo en que, de forma similar, ponerse a hablar del enamoramiento “normal”, sin contar con la experiencia, puede resultar conflictivo. Y yo, por mi parte, prometo ser profundamente respetuoso con tu postura y con tu opinión al respecto, cada uno elige su camino como mejor cree, eso es sagrado.

    Y por cierto, que aprovecho para darte la enhorabuena por tu blog que sigo hace unos meses y que, además de gustarme, me parece que tiene un nivelazo impresionante, principalmente por tu estilo escribiendo, y por la gente que habitualmente participa. Me encanta encontrar un oasis como este con personas inquietas e inteligentes en medio de tanta soplapollez como veo a diario.

    ¡Saludos!

  35. Anonymous

    Joder que tontería!!!

    A mi tampoco me gustan los niños y tengo dos. Ser madre en mi caso era una necesidad fisica. Llámalo naturaleza. Y sí, cuando tienes pareja necesitas que es amor mutuo se transforme en algo GRANDE.

    ¿porqué te extraña? conozco un montón de chicas que pasan de los niños totalemnte y hacen millones de cosas geniales. Puedes tenerlos o no. Y por favor!!! que nadie debe opinar sobre eso. Es una opción de vida y punto.

    Mi hijos no son replicas a mi ni nada parecido. Ni son educados, son niños felices que juegan un montón, van sucios, no saludan ni dan besos… son autenticos. Y me gusta mucho ser su madre. Gracias a ellos tengo fe en la vida y en el ser humano.

    Adios guapa!!

  36. Anonymous

    Respeto enormemente la posición de no tener hijos, de hecho, esas peronas que lo califican de posición egoista, me resultan incomprensibles, egoista? en tal caso resultaría egoista traer al mundo a más personas cuando miles de niños y no tan niños se están muriendo o viviendo en condiciones infrahumanas, por falta de recursos y para que otros puedan vivir como reyes. Pero bueno, eso es una cuestión a parte.

    Lo que realmente quería decir, es que generalizar practicamente nunca es correcto, es cierto que muchos padres son irresponsables y mal crian a los niños en muchos aspectos, es muy cierto que en esta sociedad si no te hipotecas, compras un coche, te casas y tienes un niño te consideran un bicho raro. Pero de la misma forma, hay muchísimos padres que han meditado el hecho de ser padres, que han tomado la decisión de educar a su hijo para que el día de mañana sea una persona con principios y valores (lo que no quiere decir que no puedan cometer errores, ,como humanos que son) y esas personas merecen muchísimo respeto y muchísimo reconocimiento, por que eso no es una tarea ni muchísimo menos fácil.

    Podrá sonar extremista, pero en mi opinión no todo el mundo es apto para tener hijos y no hablo de cuestiones biológicas, si no de educación. Como ya comentaban más arriba, el dicho “de tal palo tal astilla” es muy cierto, y en muchísimos casos, viendo a la pareja, puedes hacerte una idea muy clara de que el niño que crezca con esos padres no es más que un potencial irresponsable, irrespetuoso, egoista y un largo etc.

    De todos modos, aun teniendo estas opiniones, me parece, cuanto menos, absurdo, decir que por que un niño lleve ropa de marca no va a estar bien educado o no va a poder mancharse… Generalizar y meter a todos en el mismo saco de esa forma, puede ofender a muchos y crear prejuicios.

    Estefanía

  37. GECACO

    Vengo de leer el post siguiente a este. Llevaba varios días sin entrar en tu blog y he empezado por arriba. Te sigo, me encanta tu blog pero es la primera vez que opino.
    Soy madre de dos niños de 3 y 6 años. No tengo ni idea de como decidí tenerlos y ahora me alegro porque me gusta más estar con ellos que con otras personas que conozco. Eso era algo que me precupaba cuando estaba emarazada: ¿y si luego no me cae bien?
    No le doy ninguna importancia al hecho de ser madre con respecto a mujeres que no lo sean. La especie humana con más de 7.000.000 no necesita que todas las mujeres procreen, es lo que tiene la evolución, se embaraza quien quiere.
    Mi experiencia es positiva, no me ha supuesto ningún sacrificio ni nada por el estilo, vivo mi vida, una vida, no una paralela, ni la de mis sueños ni la de mis pesadillas, algún día de estres por compaginar horarios de trabajo con horarios de los niños y poco más (una talla extra y menos recursos que destinar a ocio).
    Tu post me ha gustado porque tu opinión de como ves la educación de los niños me ha hecho reflexionar sobre como estoy criando a mis hijos, ejercicio sanísimo para los padres. Gracias por la ocasión.
    Gema.

  38. Anonymous

    Aprovechando el anonimato de la red y esta ventana de esperanza que se abre en tu blog quiero liberarme diciendo que ME PROVOCA UN RECHAZO SUPREMO TODO LO RELACIONADO CON EMBARAZOS, PARTOS, LACTANCIAS, PAÑALES Y DEMÁS!!!!
    Me molestan sobremanera los niños gritones que corretean sin control en restaurantes y centros comerciales, llegan a generar ansiedad en mi…
    Las madres que amamantan a sus hijos en publico me hacen mirar hacia otro lado y se me cierra el estómago (mas aun si cabe, cuando se trata de un chaval que ya come bocadillos de chorizo , con mas piños que el tiburón de Spielberg, que se toma la tapita de leche humana de postre….me resulta repulsivo).
    He visto a unos padres cambiar el pañal a su bebe sobre la mesa del restaurante donde acababan de comer….sufrí una arcada.
    He visto a niñas y niños acuclillados, sujetados por sus padres “tipo columpio” , orinando y defecando sobre rejillas del alcantarillado público, o en la playa a un metro de mi toalla y he sentido asco.
    Los ombligos hacia fuera de las barrigas gestantes me ponen los pelos de punta.
    Palabras como grietas, estrías, episiotomía o mastitis ……me hacen tener pesadillas.
    Ahora se que no soy la única, gracias….Que liberación!!!!!!

  39. Liz

    TE CONSTRUYO UNA ESTATUA EN LA PLAZA QUE ELIJAS POR ESTE POST!!!!!!

    pense q era la unica q ni le veia el sentido ni me interesaba pasar por el embarazo… yo pienso eso: si algun dia siento la necesidad de ser madre, mi opcion seria adoptar y darle la alegria al niño de tener una familia (con padre o solo yo mama/papa) y al q no le guste, que se vaya a darle de comer a las palomas q esten en la plaza con tu estatua (intentare q sean golondrinas o algo asi, porq las palomas me dan un asco INCREIBLE!!)

    enorme post, enorme!!!!

    1. INTERSEXCIONES

      Hola, LIz.

      Creo que no te voy a dar la razón. Yo tenía la misma opinión: no quiero parir. Si quiero a un bebé, lo adopto, hay muchos niños necesitados.

      Pero un día hablé con Lucía Extebarría y me hizo cambiar mi opinión sobre el asunto. Hoy en día no hay tantísimos niños que necesitan la adoprción. O sea, niños sí, bebés no.

      Hay muchas parejas que NO PUEDEN tener hijos (y esperan años para la adopción) y quitarles esta podsibilidad porque no quieres parir- es egoísta. Es más, hoy en día, si puedes tener un hijo por ti misma, nadie te permitirá una adopción.

  40. Almoraima

    La maternidad es una opción y muchas veces un accidente.
    Hay muchísimos hijos fruto de descuidos.
    ¿Educar a un hijo?
    Hay quienes tienen a los hijos para ponerles moños y comprarles el último juguete de moda. Los llevan en los carritos hasta los tres años, aunque ya sean capaces de andar. Les hacen absolutamente todo, desde vestirlos hasta darles todo lo que piden (para que les dejen tranquilos).
    Crean auténticos inútiles sin autonomía ninguna, por desconocimiento de los avances que un niño puede hacer a cada edad o por comodidad para terminar antes.
    Ser padres es muy duro. Educar es ayudar a crecer con criterio y autonomía. La mayoría de la gente, sencillamente, no está preparada para asumir esa responsabilidad.
    ¿Qué queréis que piense de quienes deciden no tenerlos?
    Pues que son, con absoluta certeza, personas responsables y consecuentes. No se puede decir lo mismo de todos los que han tenido retoños.
    Hay niños insoportables, gracias a la constante dejadez de padres ineptos.
    Lo que a muchos hace gracia en las primeras edades, se convierte en un calvario a medida que sus monstruos van cumpliendo añitos.
    ¡Los problemas crecen!
    Y ahora os voy a dejar con la duda de si tengo o no hijos y si tengo o no conocimientos y experiencia para hablar de esto con la boca llena.

  41. Sunshine

    Tengo 24 años, con lo que ser madre es algo que de momento no me corre prisa, aunque si que me gustaría tener niños, pero reconozco que los demás no me hacen mucha gracia y la gente igual piensa que no tengo instinto maternal, pero claro ¿que instinto voy a tener al ver al hijo de otra persona?. Lo que veo que hacen muchos padres es sobreproteger a sus hijos y les preocupa mucho más el que se hagan daño, ya sea cayéndose de la bici, en el colegio..que el como se comportan en el entorno. No hace tantos años que yo fuí una niña, pero si he observado que son muy distintos los niños de ahora a los de hace poco años, lo que a veces me hace temer como serán los niños de dentro unos años. El que no quieras tener hijos yo no lo veo tan raro, ya que conozco a algunas mujeres, que aún estando ya en la treintena y y con pareja, no se plantean el tener hijos, y se dedican más a su trabajo. A ver dentro de unos años en que situación estoy, ya que aunque si quiero tener hijos, no se si cambiaré de ideas con los años.besos!

  42. Pipah

    Como hija unica que soy, siempre quise tener como minimo dos criaturas para que no les pase lo que a mi… a día de hoy, después de llevar un par de años de niñera ya se me están pasando las ganas de tener hijos El reloj ya no suena y eso que me acerco a los 30… quizás si encuentro a la persona que me haga saltar todas las alarmas pero soy de las que piensa que hay que tener niños cuando se está preparado y no me refiero de madurez o edad si no tambien de recursos economicos… que hay mucha gente que solo traen niños al mundo para tener un “juguete” de carne y hueso..

  43. Eva Mendez

    Te digo algo, eres mi nueva ídolo.. Yo soy de las personas que quieren mas a los animales que a los niños.. y a mis amigas les parezco rara.. hoy precisamente la pagina de CNN en español saco una nota donde decía que una linea aérea había decidido crear un lugar en sus aviones libre de niños y yo lo puse en mi facebook porque me pareció interesante y que esta bien.. y el ataque empezó.. que si era inhumana, que no sabia de lo que me perdía, que ojala nunca tenga hijos así no sufren conmigo.. jajaja. en fin.. y yo me pregunto ¿Que carajos le importa a la gente si a mi me gustan o no los niños?.. Para mi tu tienes mucha razón.. el reloj biológico y que seamos mujeres no significa que tengamos que vivir adorando a los niños y hagamos lo que muchas mujeres haced de casi volverlos intocables y amarlos exageradamente.. yo no muero por tener hijos.. es mas por eso estoy feliz que no tendré en especial con mis ya 36 años de vida.. jejeje… saluditos..

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >