Sin-barba-no-hay-paraiso
Sociedad

¿Sin barba no hay paraíso?

¿Es mas difícil ser hombre o ser mujer? ¿Quién es más desgraciado?

Ser mujer es difícil. Vamos, es un coñazo. (Ay, Alena, qué broma tan “chachi”).

No sé vosotras, pero yo, cada vez que hablo con mis amigas, acabo frustrada. De hecho, me entran ganas de convertirme en una pelusa y estar ahí, en un rincón, acoplándome a las demás pelusas y sentirme ligera y despreocupada. ¿Quién es el responsable de las reencarnaciones? Que me pongan en contacto con él. Quiero asegurarme.

El otro día me puse con vuestros mails y, para mi sorpresa, me encontré con el mail de un amigo mío.

«No te escribo para pedirte consejo amoroso, tranquila». Así empezaba el mail.

Según Dani, lo que pretendía es desahogarse. Antes de enseñaros el mail (con su permiso, no os alertéis), os explico quién es Dani.

Dani es un tío alto (1.90), está en forma, tiene 35 años, habla seis idiomas y es médico. Es un tío generoso y divertido, atento y educado. Vamos, realmente Dani es el prototipo de hombre que, según aseguramos las mujeres, están ocupados. Y no, Dani está soltero.

¿Qué le pasa a Dani?

Está indignado. Dice que ser hombre es difícil. Si conozco un día al de las reencarnaciones, le paso el contacto. Se lo merece, el pobre.

Os dejo con su mail diciendo, de antemano, que no estoy del todo de acuerdo con lo que dice (obviamente, ¿cómo iba a estar yo de acuerdo con alguien?), pero respeto su necesidad de desahogo. Discutamos sobre el asunto. Ya sé que os gusta hacerlo. Venga, vaaaaa…

Mail de Dani:

«Hace tiempo que creo que el mundo se ha vuelto loco, que se ha convertido en algo artificial en lo que lo único importante es aquello que puedes mostrar fuera de tu casa, sin importar lo que hagas dentro de ella. Ya puedes ser el mayor hijo de puta. Pero mientras tengas una buena casa, un buen coche y una novia guapa, parece que no pasa nada.

Hubo un tiempo en que ser un hombre suponía ser una persona honrada, ser una persona cuya palabra tenía el valor de un contrato escrito, por quien merecía la pena poner la mano en el fuego y cuya pareja sentía orgullo precisamente por dichas cualidades…

Sin embargo últimamente ser un hombre está asociado a tener éxito en el trabajo, lo que se ha traducido en tener un buen sueldo, el amor. Tener éxito, hoy en día, es tener una novia que esté buena, que todo parezca genial , y…¡oh sorpresa! Tener éxito es tener una buena casa. Además de estar en forma y, curiosamente, tener una barba perfecta.

Las cadenas de TV, los productos, los famosos, todos abogan por una mujer real, de proporciones normales, de caderas normales a la par que les exigen llegar a todo, aunque curiosamente todos atribuyen a las madres poderes sobrehumanos. Sin embargo no oigo ni veo hombres de proporciones normales en los anuncios, ni modelos masculinos con calvicie o un mínimo michelín. Si no son modelos, los hombres que aparecen en los anuncios suelen ser algo simples, por no decir otra cosa. Eso sí, todos llevan una barba perfecta…

Yo me considero un tío normal, pero según los cánones actuales soy un desgraciado sin éxito profesional, amoroso ni vital, porque no tengo un buen coche, una novia modelo ni una casa preciosa en propiedad.

Lo siento mucho, pero me niego a aceptar que lo que tengo sea lo que me define. Reivindico mi derecho a equivocarme, mi amor y mi respeto por las mujeres, a quienes no necesito desprestigiar para valorar lo que hago o dejo de hacer. Pero sigo pensando que un hombre debe ser valorado por ser una persona honrada, en cuya palabra se puede confiar, independientemente de quién sea ,el coche que tenga o la casa en la que viva. Lo demás…es marketing.»

Pues ese fue el mail de Dani.

Abrimos el debate: ¿es mas difícil ser hombre o ser mujer? ¿Quién es más desgraciado? ¿Preferimos dar a luz una vez al mes o afeitarnos toda la vida? Ah, no. Mal ejemplo, que ahora encima tienen la barba. Grgrgr. ¿Sin tetas no hay paraíso? ¿Y sin barba? Me estreso…

¿Puedo escoger el color de mi “pelusidad”? Quiero ser una pelusa de color “vino”. Una pelusa elegante y otoñal.

¿TE GUSTA?  

+12 -0

12 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

12 COMENTARIOS

  1. anonymous

    Sinceramente, no hay una respuesta. No es más fácil, ni ser hombre ni ser mujer. Es como que no es más fácil, ni ser adolescente, ni ser adulto. Si le preguntas al adolescente su vida es terrible por mil motivos que a él le parecen de vital importancia (pero de verdad eh?) y si le preguntas al adulto sus motivos tienen toda la prioridad del mundo. La vida es lo difícil que la quieras ver y hacer tú (a no ser, que existan fuerzas mayores, como quedarte en la calle, no tener que comer,…). Y eso de que la sociedad te considera con éxito según todo lo que ha dicho,…eso es lo que le hará creer la televisión, la revistas y todo lo que nos quieran decir, pero si le preguntas uno por uno a cada individuo, te contará su propia visión del éxito y te sorprenderá porqué quizás no te diga una casa grande, una novia guapa,…quizás te diga que el éxito tiene que ver con tu crecimiento como persona y tu superación a tus propios miedos,… En fin, que como siempre generalizar no va nunca bien.

  2. Avatar de PandoraPandora

    No creo que la dificultad esté en el sexo si no en el hecho de ser como uno o una es,” normal” al fin y al cabo y al parecer eso no se lleva mucho últimamente. Yo también soy profesional, he estudiado idiomas, tengo un trabajo y mi cv sentimental es de los más normal. A nivel personal creo en el equilibrio, en la confianza y en hacer las cosas bien… creo que es precisamente eso lo causa que desentonemos en todos sitios, que somos tal cual. La mayoría de gente que conozco en situaciones parecidas a la mía, sean hombres o mujeres, son increíblemente admirables en todos los aspectos…. pero en sus vidas personales parece también que chirría algo. No entiendo el porqué; no entiendo porque se valora más lo que posees que la transparencia, pero lamentablemente es así.

    Créeme Dani que, seas hombre o mujer, te sientes desvalorado igual. Eso de ser “tal cual” ya no se lleva….

  3. Avatar de giovanni

    Saludos a todos, Como Alena KH lo dijo alguna vez LAS RELACIONES HUMANAS SE COMPORTAN COMO UN MERCADO BURSATIL, donde las mujeres fungen como compradoras y los hombres como vendedores, el producto que venden son ellos mismos y las mujeres tienen la última palabra, ellas aprobarán o reprobarán alguna propuesta. Dicho lo anterior considero que imagen es percepción, como seres humanos no somos dueños de nuestra imagen, la gente tiene una percepción personal de nosotros y no podemos cambiarla… Del todo, pues lo que si podemos hacer es cambiar los mensajes que enviamos con nuestras actitudes y nuestra forma de vestir.

      1. Avatar de giovanni

        Saludos señorita Alena KH, no lo dijo como yo lo he redactado pero esta es una interpretación de aquel artículo donde manifestaba su apatía por la idea que algunas mujeres tienen sobre los hombres, aquella que manifiesta que los hombres solo buscan sexo y son infieles, que es imposible encontrar al hombre perfecto, entonces usted plantea que la culpa de que estas mujeres piensen de esa forma, es por que ellas así lo desean, por que han descartado a buenos prospectos, priorizando otras cualidades, incluso plantea la pregunta ¿como encontrar al hombre ideal si tienes una actitud cerrada? En aquel artículo usted redacto algo sensacional “en las relaciones amorosas, a algunas mujeres les parece que la oferta supera la demanda”.

  4. Avatar de giovanni

    ADEMÁS uno es la REALIDAD QUE REPARTE, si vamos por la vida pensando que somos MISERABLES, obtendremos más MISERIA, si pensamos que somos ABUNDANTES todo vendrá siempre por AÑADIDURA y si no obtenemos lo que esperamos VENDRÁ ALGO MEJOR PARA NOSOTROS.

    No podemos cambiar la percepción que tenga el mundo sobre nosotros pero si podemos elegir enfocarnos en nuestra propia aprobación. Yo soy el hombre que pasa inadvertido frente a las mujeres, por problemas personales pause mi carrera y ahora a los 24 años retome mi carrera en medicina la cual concluiré a los 28 años, entonces soy el tipo adulto que debería adentrarse al campo laboral pero sigue viviendo con sus padres, soy obeso tengo un poco chuecos los dientes, además soy de tez negra, motivo de discriminación en México, algunos me han dicho “ninguna mujer querría estar contigo, pues además eres un enano de 1.60m” sin embargo…

    Decidí descansar, dejar de preocuparme por como soy juzgado, quisiera medir el 1.90m de Dani y su carrera, pero he renunciado a ello, decidí dejar de pelear por ser respetado, hago lo que quiero, duermo bien, como delicioso, hago ejercicio y estoy adelgazando, me he comprado varios trajes, varias camisas de puño francés y corbatas hermosas, hasta conseguir que se tenga la percepción de que soy un hombre elegante, el chico que renunció a ver adversidad para comenzar a ver oportunidad.

    Ahora comprendo a algunas mujeres, las de corta estatura que buscan hombres altos para resolver su complejo de inferioridad, las que buscan hombres blancos para preservar la inclusión social de sus descendientes, las mujeres interesadas en lo monetario pues ha sido lo que les ha hecho falta. Todas son actitudes de sobrevivencia impulsadas por el miedo a no ser consideradas especiales, a no ser amadas y respetadas por los demás. No justifico, tampoco lo apruebo, lo acepto y lo veo por lo que es, perdono y deseo de todo corazón que venzan esos miedos. Saludos a todas las chicas del foro.

  5. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Creo que deberías compartir el teléfono de esa joya con las solteras presentes :-P

    Hace poco tuve una conversación con un amigo que me hizo pensar. Damos por hecho que la publicidad impone un ideal de mujer irrealizable pero ¿y de hombre? Este amigo me hacía notar que ahora cualquier protagonista de comedia romántica, o incluso cualquier secundario villano, tiene un cuerpo de gimnasio más fibroso y definido que los héroes del cine de acción de hace años, de manera que todos los tíos que aparecen en pantalla, a excepción de los gorditos gracioso-rarunos, exhiben, también, físicos imposibles de conseguir si no te matas diariamente a entrenar. Es decir, si lo miras bien, en cierta medida los hombres modernos están sometidos a nuevas exigencias estéticas sin que nadie les haya liberado de las viejas, relacionadas con el poder, el dinero y el status.

    No quita que siga pensando que ser mujer es más peligroso y que vivimos en un intervalo espaciotemporal (Europa siglo XX-XXI) de libertad que es una rareza a lo ancho de la geografía y lo largo de la historia, y que no hay más que ver fotos de mujeres iraníes en minifalda antes de la revolución islámica para saber que esa situación privilegiada (si la comparas con la del resto de mujeres) la pueden derribar el fanatismo y el interés en un visto y no visto. Qué forma mejor de acabar con el paro que quebrarnos la pata de nuevo para meternos en casa, por ejemplo. Seguro que a alguien le tienta.

    Es innegable que los hombre por ser hombres tienen privilegios, aunque no los deseen o incluso luchen por no tenerlos. Ahora bien, no hace falta más que ver un tío depilado para darte cuenta de que ellos también sufren presiones que les pueden hacer daño. Otro ejemplo, en USA a la mayoría de las mujeres les da asco el sexo con un tío no circuncidado. Si eso no es presión antinatural, ya me diréis qué.

  6. Avatar de Mrs. Lestrange✏Mrs. Lestrange✏

    Primer comentario por aquí^^ Vamos a ver:

    Partiendo de que el mail de Dani me ha encantado, no creo que el debate apropiado aquí sea el de “qué es más difícil: ser hombre o mujer” (cosa que puede dar para debate, claro, pero no el de este post, justamente). Creo que aquí la clave está en destacar, como muy bien ha dicho Dani, que los hombres también sufren los cánones de perfección impuestos por la sociedad. Tradicionalmente, las mujeres hemos sido las más castigadas en ese sentido, puesto que si bien a los hombres se les admiraba la fuerza y la hombría, a las mujeres se nos pedía ser serviciales y estar guapas. Poco a poco, las mujeres vamos librándonos de esa absurda responsabilidad, pero ¿y los hombres? ¿Qué pasa con aquellos hombres que no se consideran fuertes? ¿O viriles? ¿O agresivos? ¿O que se sienten más cómodos en un coche pequeño de ciudad? ¿O que les cuesta relacionarse con la gente? ¿O que disfrutan más de un campeonato de gimnasia que de un partido de fútbol?

    El feminismo también se encarga de eso: abogar por la igualdad entre hombres y mujeres no solo se aplica a la parte de las mujeres: muchos hombres se tienen que liberar también de la presión de, como dice el amigo Dani, tener un cochazo, una barbaza y una novia modelo, además de ganar pasta y estar en forma. Es fácil ser un hombre si eres todo eso, al igual que es fácil ser mujer si tienes un físico socialmente aceptado y te conformas con cualquier cosa. Pero desde el momento en el que un individuo tiene un mínimo de personalidad, gustos y formas de ser que no corresponden con todo ello, adiós. Dará igual que seas hombre, mujer u otro.

  7. Ana

    No estoy nada de acuerdo con este email, ser hombre/mujer es difícil tanto en cuanto te marques solo como objetivo ser “como los hombres de los anuncios” en cuanto sepas que eso es ficción publicitaria todo va bien.

  8. Avatar de JesúsJesús

    Buenas a todos,

    Pues a ver, en mi opinión no creo que sea cuestión de sexo, cada cual tiene sus pros y sus contras. Por otra parte, si que me parece interesante la reflexión que él saca: hombre que parece ser un buen partido y resulta que está soltero; dicho esto se puede decir que hay hombres que valen la pena, y por supuesto hay mujeres que también están como él, con lo cual buenos partidos de tanto hombres como mujeres existen, entonces ¿cuál es el problema?

    A mí también me ha rodeado un “círculo de fantasmas” cuando me pongo a pensar en estas cosas. En mi interés tira más por lo masculino (sí, soy gay), y muchas veces también me planteo mi posición: 23 años, físicamente no me puedo quejar, terminando una carrera, responsable, sincero y bla bla bla que me enrollo y tampoco quiero aburrir, el caso es que yo hago balance y digo joder creo que tengo el número suficiente de virtudes para conseguir algo, y resulta que no es así. Lo más lógico es consultar con amigos (tipiquísimo) y todos te dicen que “eres demasiado exigente”, “debes controlar tu carácter” , “la sinceridad no siempre es buena” y un largo etcétera que más que ayudarme lo único que hace es hacerme sentir gilipollas porque parece que es algo super difícil de conseguir y algunos se nos hace un mundo lograrlo.

    En definitiva, después de tantas reflexiones personales y en contra de lo que dice la mayoría de páginas webs y amigos, yo creo que el problema es la sociedad en la que vivimos hoy en día. La gente tiene el pensamiento mecánico y tradicional de: casa, trabajo y pareja, sin importar si alguno de esos factores es el adecuado, simplemente rellenan el hueco y ya está, tan solo para que los demás vean que lo han conseguido rellenar. Yo en mi caso aún no he cumplido ninguno de los anteriores, pero pienso que algún día llegará , y sinceramente lo que mas me gustaría en un futuro es encontrar trabajo y casa, el otro factor ya lo veo como algo secundario, que si llega bien y si no pues también (porque visto lo que hay en mi mercado, puedo asegurar que no me pierdo nada del otro mundo). Nos preocupamos tanto en lo que pueden pensar los demás de nosotros que muchas veces se nos olvida qué es lo que pensamos de nosotros mismos, y ese es el pilar fundamental que en mi opinión le falta al chico del comentario, ¡a tomar por culo lo que digan o piensen los demás! Que sea feliz y ya está.

    P.D: siento mucho si el comentario ha sido muy extenso, pero me ha parecido muy interesante la duda de este chico porque creo que es algo que nos afecta a muchos y me ha tocado la fibra sensible jejeje

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >