sexo-con-cabeza
Sexo

Sexo con cabeza

¿Te imaginas que hablásemos de «solo la puntita» cuando nos enamoramos, cuando abrazamos a alguien o cuando nos damos un beso?

De los creadores de «la última y me voy», «ya te llamo yo» o «es el último domingo que salgo hasta las 3:00» llega «solo la puntita».

A veces pasa que sin querer me meto en la típica conversación de «¿Quieres pan?» y alguien dice con un hilillo sexy de voz «mmmm sí… pero una puntita solo». Y aquí es cuando me levanto de la silla, tiro la servilleta de tela al suelo con ímpetu e intervengo. A ver. SÍ O NO. ¿Quieres pan sí o no? ¿Qué es eso de la puntita? Yo digo que es sí. Que quieres pan pero te da vergüenza o pereza reconocerlo. O quizás es que quieres ir de guay. Sí, es eso. Esa maldita respuesta es la estrechez elevada a la enésima potencia. ¿Qué es para ti la dichosa “puntita”? ¿Es un poco o un mucho? ¿Es un poco ahora pero luego querrás más y lo sabes? ¿Es por no hacer el feo? ¿Es hacerte la interesante? ¿ES QUÉ?

¿Cuántas veces has dicho «solo la puntita» mientras pensabas en comerte toda la barraca de pan? ¿Cuántas veces has dicho “la puntita” sabiendo que no ibas a dejarte llevar y perder el control? Solo la puntita. Estás muerta. Piensa en una dieta. Una tarta (¿de chocolate?), venga, de chocolate. En el fondo quieres y mucho, pero si pruebas solo un poco estarás muerta y te acabarás comiendo hasta el plato de plástico. Lo sabes. Lo sientes. Tu ansia está presente. Pero no, dices «un trocico». Y se lía. Se lía muy fuerte. Por no hablar de cuando esto pasa tomando cañas, vino, chupitos de lava volcánica o… sexo, que nunca se quiere puede parar.

Hablemos por favor del concepto “puntita” centrándonos en el ámbito sexual. Cerremos temas que están en el aire y consensuemos cosas importantes como por ejemplo cuántos centímetros son “la puntita”. O milímetros, no sé. NO LO SÉ. Maldita sea. ¿De qué estamos hablando? ¿La puntita me permitirá seguir siendo virgen?, dicen algunas ilusas de falda por debajo de la rodilla.

Se dice que la puntita es el método anticonceptivo más antiguo de la historia. Se trata de penetrar la flor de la mujer únicamente con el ¿25%? ¿50%? ¿37,6%? del pene. Así de pronto me parece difícil hablar de porcentajes estándar porque el 50% de algo pequeño posiblemente sea algo demasiado pequeño que sólo asoma y conseguirá penetrar. Animalico. La corriente filosófica contraria a lo de antes de llover, chispea sostiene que la puntita evita embarazos no deseados. De lo que no hablan es que también evitan orgasmos deseados. Vivimos en una mentira. Todos. Todo el rato.

No sé muy bien por dónde empezar ni cómo ordenar esta eyaculación de ideas. Estoy hablando muy en serio de esto pero me da tremenda risa imaginarme un polvo solo de puntita, que no de puntillas. Uf. Cuántas imágenes hirientes al mismo tiempo. En mi cabeza suena como un ñiqui ñiqui en bajito. Es como intentar follarse una masa madre de pan antes de meter en la panificadora. Un rebote tras otro. Blop, blop. No, espera. Ese sonido son teclas del móvil. ¿Chuic, chuic? ¿Poc, poc? ¿Ñum, ñum? Lo siento. Es que no he desayunado. Pero ahora creo que ya no quiero tostadas de pan.

Es posible que quizás (y solo quizás) alguna vez en cierto momento yo haya dicho «solo la puntita», pero no lo recuerdo bien. Basta. No me miréis así. A quién pretendo quiero engañar. Solo la puntita es un juego tan respetable como el parchís o el ajedrez. Y a mí me gusta mucho el parchís pero eso no quiere decir que siempre me apetezca jugar. Yo personalmente necesito buscar culpables de esto. ¿Tíos o tías? No nos pongamos más excusas, por el amor de dios (y por el nuestro propio).

¿Te imaginas que hablásemos de «solo la puntita» cuando nos enamoramos, cuando abrazamos a alguien o cuando nos damos un beso? Sería como «enamórate flojito» o «abrázame como un espíritu bonico» o «bésame como un colibrí moribundo».

Los lunes son la puntita de la semana. Que la disfrutéis. Despacito. Suavesito.

¿TE GUSTA?  

+19 -2

4 comentarios

COMPARTIR


PaulaPor
Paula

Publicista. Parezco normal, pero no.

ÚLTIMOS POSTS

4 COMENTARIOS

  1. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    A veces no es culpa de uno. A veces uno va convencido de querer solo un poquitirrín para probar y… Ejemplo mu aragonés:
    —Te pongo bizcocho—te ofrecen, y aquí no ponemos tono de interrogación cuando queremos cebar a alguien porque cabezones seremos, pero falsos no.
    —Una hostica— dices tú pensando que así calmarás al empapuzador de turno.
    Y te ponen un cacho de torta del tamaño de una cuña de 30° de ángulo de un Parmesano de esos que parecen ruedacas de molino.
    Y, claro, cucharadica a cucharadica, entre la conversación, que quieras que no siempre despista, que está biena la tarta y que el régimen te tiene famélica cual chucho callejero etíope, te aprietas la cuña y otra igual que te ponen detrás porqué “oye este cachico no se va a quedar ahí en el plato, nomejodáishacedmelfavor”.

    Que a veces una no tiene la culpa. ¿O sí? :) ))))

  2. Avatar de Kruzio BaalKruzio Baal

    Jajjajajajajajjajja lo que me he podido reír y pasarlo chachi!

    A veces es miedo a que te satisfaga más de lo que esperas (para la gente nueva), saber que tal vez vas a querer más y luego no vas a poder tenerlo y por no frustrarte no te embuchas. ¿O quizá que de tanta rutina que ha costado lograr puede que se desmorone en un atracón?

    La única vez que solo quise un poquito fue con el jamón serrano estando en mi tierra (Málaga), y desde entonces en Bilbao (donde vivo) siempre busco lo más parecido a mi querido jamón andaluz, del relaciones… sé que las hay porque las veo, es como el trabajar. :P

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >