De-moda
Sociedad

Salir del armario se está poniendo de moda

Pero tranquilos. Para hacer frente a todas estas incógnitas sobre bolleras nacionales llega Dulceida.

Todos tenemos a alguien de la familia, compañeros de trabajo, o de clase, de los que pensamos que son homosexuales en potencia que nunca se atrevieron a salir del armario. La típica tía que vive con quince gatos, la prima segunda que comparte piso con “su amiga del alma” desde hace décadas, el tío que viste con ropa de cuero y se relaciona poco con la familia… Esto cada vez es menos común, porque, amigos, salir del armario se ha puesto de moda.

He llegado a esta conclusión porque cada día tengo más amigas heterocuriosas, pero sobre todo gracias a las famosas que salen del armario. Vamos a centrarnos en esto, las famosas que proclaman al mundo “¡soy bollera!” en pleno siglo XXI, como si esto fuera un acto revolucionario (y, tristemente, parece serlo).

Primero de todo fue Ellen Degeneres. Hasta ahí llega mi memoria audiovisual de lesbiana treintañera. Lo de Ellen tiene mérito, porque la tía nunca ha ocultado su homosexualidad, y sin embargo no por ello ha tenido problemas a la hora de tener éxito profesional y personal, vamos, que lo ha petado muy fuerte como presentadora y tiene una novia que está buenísima. Pero, no nos engañemos, todos sabíamos desde el primer momento en que la vimos, que esa mujer era un bollerón. Su peinado, sus andares, la manera en que miraba a las chicas guapas a las que entrevistaba, cómo abre los ojos cuando las mira. Lo realmente complicado en el caso de Ellen no es salir del armario, sino ocultar su lesbianismo. Eso sí que habría sido un acto arriesgado, revolucionario. Sin embargo, no lo hizo. A diferencia de Lina Morgan, que en paz descanse, Ellen nos confesó sus inclinaciones sáficas desde el primer día. Y a diferencia de la pobre Ellen Page, lo hizo sin que esto pareciera un drama o un acto heroico. Bien por Degeneres. (Y bien por Ellen Page, dicho sea de paso).

Otro caso similar al de Ellen, es el de Jodie Foster. La otra lesbiana famosa, también estadounidense, que salió del armario hace un tiempo, y cuya carrera no se ha visto perjudicada por ello, aunque cierto es que desde que salió del armario se ha puesto a dirigir películas muy raras protagonizadas por osos de peluche que hablan. En todo caso, parece que no le va mal, o eso es lo que quiero pensar, porque, como cualquier persona con dos dedos de frente, la tengo idealizada desde que la vi en Taxi driver, con aquella pamela, las gafas de sol ochenteras, y me enamoré de ella locamente, me enamoré de una niña de quince años.

Una manera de salir del armario mucho más cool, es la de Cara Delevingne, quien hizo pública su relación con Annie Clark, más conocida como St. Vincent, en los Brit Awards. Lástima que este acontecimiento se vio eclipsado con la caída de Madonna. Sin embargo, muy lejos de desanimarse, Cara siguió proclamando su amor por Annie a través de todas las redes sociales que tenía a mano: Instagram, Twitter, Facebook. A lo que Annie respondió con un “Cásate conmigo” a través de Instagram. Esto sí que es una salida del armario acorde con los tiempos que vivimos, con estilo y tecnología. Viniendo de este par de artistazas, no podíamos esperar menos.

annie

Pero dejemos los Estados Unidos y miremos el panorama que tenemos en casa. En nuestro país son más que conocidos los affairs entre folclóricas, eso es algo que no sorprende a nadie y que caracteriza nuestra cultura. Como lesbiana no me siento muy cómoda con este panorama, porque es turbio, no es transparente, al final solo nos reducimos a un cúmulo de rumores sobre la supuesta homosexualidad de Paquita Rico, Rocío Jurado, Imperio Argentina, María del Monte, Lola Flores, Isabel Pantoja, que lo debe estar pasando bien en la cárcel de mujeres, y un largo etcétera de cantaoras.

Por otro lado, tenemos las supuestas declaraciones de Marujita Díaz cuando dijo “Yo también soy tortillera. De primero, almejas naturales, de segundo unos pinchitos de tortilla, y de tercero, arroz con conejo”. ¿Esto es real? ¿Esta señora realmente hizo estas declaraciones? ¿O son inventos de los blogs de prensa rosa que habitan en Google? Que alguien me lo aclare, por favor.

Pero tranquilos. Para hacer frente a todas estas incógnitas sobre bolleras nacionales, en las que incluyo a Eva Hache, que es como nuestra Ellen Degeneres ¿hetero?, llega Dulceida. Aida Domenech, o Dulceida, una chica que era “normal”, o heterosexual, nos hace un video, que es un plano fijo, en el que nos explica con mucha gracia que ahora tiene novia.

Qué fuerte ¿no?

“A mí toda la vida me han gustado los chicos hasta que, de repente, porque sí, noté ese hormigueo que sientes cuando ves a alguien y… y… me pongo hasta nerviosa”. Con esta “claridad de mente” nos describe la bloguera cómo se enamoró de Alba, su actual pareja. También nos cuenta las facilidades de ser bollera, por ejemplo, que hay mucha pasión, que puede vestirse con la ropa de su novia, o que es “diferente”. “Ahora soy bisexual”, concluye, con un saber estar y una visión que nos hace estremecer.

Porque claro, esa parte de que la homosexualidad es lo más normal del mundo Aida no lo ha entendido muy bien. Será que por eso lo hace público. Se emociona y se hace querer, por “valiente” y por sincera. Sus seguidores la aplauden. No me extraña: vivimos en un país en el que a la gente, por alguna extraña razón, le importa estar informados con quién te acuestas. Y Aida, como buena “celebrity” que es, se ha sentido obligada a anunciarlo.

Como dice Sandra Barneda: “hay mucho camino por recorrer”. Un camino que, por culpa de las lesbianas como Dulceida, cada día está más recorrido. Por ello le damos… ¿las gracias?

Propongo un brindis por Dulceida. Un brindis chachi, cuqui y… ¡revolucionario!

¿TE GUSTA?  

+8 -0

Dulceida  Lesbianas  Tocateloscojones  

Un comentario

COMPARTIR


MartínovaPor
Martínova

ÚLTIMOS POSTS

UN COMENTARIO

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >