macho-alfa-macho-beta
Relaciones

Reflexiones de un macho beta

Hay un tipo de gente que no entiende que puedas quedar con una tía para conocerla, y que no tienes por qué ir necesariamente a follar.

He tenido un dilema moral a la hora de enfocar este post. Por un lado quiero rebatir una actitud cuñadesca que se me ha presentado recientemente más veces de lo habitual, pero por otro lado voy a inventarme una movida para argumentarlo sin tener ni puta idea de lo que hablo, lo que me hace doblemente cuñado. El único hecho contrastable de todo este texto es que últimamente he tenido mucho menos sexo del que cabría esperar si contamos las oportunidades potenciales que se me han presentado. Para entendernos: de todas las mujeres con las que he quedado a solas en los últimos dos meses, he follado con muy pocas. Eso es claro y meridiano y os lo juro por Bez*.

Lo que me mueve a vomitar estos párrafos es que he tenido varias conversaciones al respecto con el típico colega cuñadazo. Que los hay que son de puta madre, pero oye. Que si son cuñadazos, se dice. Pues bien. Si alguno sabía que había quedado con alguien para conocernos, pasados un par de días pregunta el típico… “¡Qué! ¿Te zumbaste a la de Madrí?”. Es que no falla. Y claro… lo más probable en mí es que no me zumbara a la de Madrí, y ya empiezan los pitorreos. Que si a ver si vas a ser maricón a mí no te me acerques. Que si a mí no se me hubiera escapado esa tronca viva. Que si eres un puto pagafantas. Story of my life.

Hay un tipo de gente que no entiende que puedas quedar con una tía para conocerla, y que no tienes por qué ir necesariamente a follar a follar a follar a follar. Te puede surgir que alguien ande por tu ciudad y te apetezca tomarte unas birras a ver cómo es en persona. Y las probabilidades de que te mole un montón son más bien reducidas. Ni hablemos de las probabilidades de molarse mutuamente. Y eso no implica que no vayas a pasar un rato, tarde, noche, lo-que-sea fabuloso. Pero hay entrañables cromañones que solo conciben invitarse a unas birras si la pueden meter en caliente. Mira… qué pereza, chato.

Ahora es cuando me empiezo a inventar las cosas que escribo porque paso de contrastar con la Wikipedia una hipótesis que llevo años desarrollando en silencio. Me fío de mi criterio como observador. Y es que llevo desde que tengo uso de razón sufriendo las diferencias entre machos alfa, beta y resto de especímenes masculinos. Obvia decir que este post no va a ser todo lo políticamente correcto que debería, pero ya nos entendemos.

El macho alfa está claro quién es. Es el amo de la barraca. El gallo de la corral. El chérif. Es el que en el recreo del cole te hacía cañete con el balón. Ese pequeño hijo de puta que se sentaba atrás en el autobús y te escupía pelotillas de papel con un boli bic. Es ese que te robaba todas las chavalas en la uni. El publicista tope chachi y forrado que va por ahí con su Harley… se pilla la idea, ¿no? Bien, pues luego están (estamos) los machos beta. Aquí empieza el acto cuñadérrimo de inventar sin tener ni puta idea.

Siempre me he considerado un ejemplar beta. Me imagino que en una manada** de gorilas el macho alfa confiará en monetes con valores. Monetes nobles que no se la van a liar demasiado y que además son más inteligentes que la media. Mucho más que él mismo, aunque nunca lo reconocerá. Son un poco como los consiglieri del bestiajo que les puede aplastar el cráneo de una palmada. Siempre he pensado que es más inteligente destacar desde un segundo plano, preocuparse de aprender más que de dar puñetazos y berridos. Creo que el estatus de macho alfa tiene fecha de caducidad (y pasan a formar parte de la masa sin puta gracia de la sociedad), pero el macho beta no para de promocionar hasta convertirse en los espabilaos de la tribu o, ya llevado al extremo, el mono sabio del clan.

Creo que hay mucho cuñadazo que se quedó anclado en su fase de macho alfa de cuando era el que más corría con la Torrot y que no ha evolucionado mucho. Creo también que este tipo de persona (insisto, que tengo amigos por los que daría un brazo que son cuñadazos, que no pretendo sonar peyorativo) bueno a lo que iba, que este tipo de persona se ha desarrollado muy poco a nivel de instintos, y por eso van todo el rato a piñón fijo a lo que viene siendo el follar. Creo que a este tipo de persona le cuesta muchísimo comprender que dos personas quieran conocerse y a priori no tengan previsto follar, y que eso no ocurra lo consideran una ocasión perdida. En plan cagarla con un penalti en una final.

Creo que los machos beta hemos aprendido a ser resueltos, a aprender a disfrutar de cosas como el arte, la gastronomía, la música, el cine, la compañía de otros beta y a desarrollar estas actividades en caso de que se nos dieran bien. Aprendemos a tocar instrumentos, a cocinar, a escribir, a relacionarnos de formas guays. Aprende uno a observar y aprender de las reacciones de gente que le parece interesante, sin importar si son hombres o mujeres. Así se puede disfrutar del doble de gente, que no te enteras, animal.

Pues eso. Que cualquier parecido con alguna teoría científica es mera coincidencia, pero es lo que creo y llevo toda la vida observando.

*El que bailaba y tocaba las maracas con los Happy Mondays, considerado ya no un miembro más, sino para muchos, el más emblemático de la banda.

**Si has leído “mamada”, dale a LIKE.

¿TE GUSTA?  

+32 -0

7 comentarios

COMPARTIR


númerocuatroPor
númerocuatro

Lo único que sabe hacer bien es aguantar sobre la nariz un palo haciendo equilibrio. Lo aguanta mogollón de rato el cabrón. Del resto de cosas no tiene ni idea pero le pone ganas siempre.

ÚLTIMOS POSTS

7 COMENTARIOS

  1. monsieur le sixmonsieur le six

    Esas personas que no entienden que se pueda quedar con una mujer sin pretender necesariamente (otra cosa es que surja de manera espontánea) follársela, son las mismas que cuando ven a una chica con minifalda o escote, aseguran que lo hace para provocar. Gente que cree que la sexualidad es algo que hay que estar demostrando continuamente, no sea que te tomen por maricón o bollera o, peor aún, por un aburrido o timorato. Como si uno no tuviera ya bastantes problemas en su vida diaria para estar demostrando en cada momento lo muy hombre o lo muy mujer que es, y lo loco que le vuelve el sexo contrario.

    Ser o aparentar ser un macho alfa es algo muy costoso. Hay que estar continuamente exhibiéndose, como los animales en sus épocas de celo. Qué palo, de verdad. Al menos los animales tienen unos días y luego se acabó, mientras que los humanos deberíamos asumir ese papel los 365 días del año: demasiado cansado para mí. No sé si seré macho beta, omega o épsilon, pero desde luego nunca he pretendido ser alfa; y si en algún momento lo he sido, prometo que fue sin querer. Sólo me faltaba eso.

    Sé que por culpa de no querer ser “alfa” habré perdido ocasiones de follar con más de una, pero es un coste que considero compensado por la tranquilidad que me ha proporcionado ir a mi bola.

  2. Avatar de MarMar

    Desde mi perspectiva te puede decir que siempre he preferido a los Machos Beta, los Alfa me parecen poco interesantes la verdad.
    Pasar un rato con una persona por el mero hecho de estar con ella, sin la intención de que el encuentro culmine con sexo, me parece totalmente lógico y bastante más llamativo. Siempre quedará tiempo para el sexo. A veces esos ratos resultan mucho más placenteros.
    :) Un saludo!

  3. Avatar de YolandaYolanda

    jajajajajaja perdona que me ría, es que te leía y me acordaba de un amigo (al cual he pasado tu link) que promulga este mismo discurso.
    En el fondo pienso (de él) que va a tomar algo, conocerse, pasar un buen rato, bla bla bla… con la esperanza de mojar al fin y al cabo, sólo que no se “amarga” si tampoco pasa nada con la chica.
    Es mi opinión… pero vamos… tu explicación muy válida y lícita.
    Un post muy bueno!!!
    Saludos.
    ;-)

  4. Avatar de MartiferMartifer

    jajaja he leído mamada, its true! O_o! ;)
    La verdad que me alegro de que seas un macho beta, y que existan (que los conozco) de hecho, con cierta edad entiendo que es como tenían que ser todos los machos, ya que ser macho alfa es ser bñasicamente una persona inmadura, aunque creo que ahí entran en juego valores profundamente inculcados en nuestros cerebros desde niños, así que para variar: la educación es el mayor poder, y aunque aun queda mucho por andar, satisfactoriamente veo que algo va calando… en alguna gente al menos!

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >