Pierdo-la-fe-en-genero-masculino
Vosotros

Pierdo la fe en el género masculino

Tras unos momentos de tensión, en los que todos miramos perplejos, una par de chicos intercedieron por la mujer y le devolvieron el bolso.

Veintitantos de diciembre, pasadas las diez de la noche en una calle concurrida del centro de Murcia, un grupo de chicas de 3º de Medicina espera su turno para entrar a un restaurante donde han reservado mesa para celebrar su cena de clase navideña. Todo normal.

Un tipo desconocido de unos treinta años y con aspecto normal, medio apesadumbrado medio nervioso se mueve inquieto entre el grupo quejándose de la espera. En cuestión de un segundo se aparta del grupo, se apoya en la pared de la fachada lateral del bar y se mete la mano al paquete y empieza a tocarse, instantes después, sin cortarse un pelo, se saca el miembro y continua tocándose. Las chicas entre avergonzadas y asustadas miran para otro lado y se apartan. En el grupo en cuestión, estaba mi hermana. Si me hubiera pasado a mí, probablemente hubiera llamado a la policía o le hubiera tirado algo a la cabeza. ¿Qué se debe hacer en estos casos? Sinceramente, me supera. Una no sale de casa pensando qué hacer en estas situaciones. Desconozco si los chicos que estaban por la zona, vieron algo, imagino que de haberlo visto le hubieran recriminado. Eso quiero pensar.

Todo hubiera quedado en una anécdota pero.

Noche del 1 de enero, casi las 3 de la mañana me dirijo a la casa de  una amiga, botella de ron en mano, me cruzo con un grupo de unos chicos de no más de 25 años, de lejos uno dice: “¿A quién hay que pedirte para que te traigan los Reyes Magos?”. Esbozo una sonrisa y sigo andando. Conforme se va acercando a mi el grupo, uno de ellos me suelta: “¿Cuánto cobras?”. Entre los amigos, unos le dicen “animal, ¿cómo le dices eso?”, otro suelta un: “te has pasado tío”, pero siempre entre risas. Y yo, sinceramente, no le veo la puta gracia por ningún lado. Sigo andando, flipando con la situación. Hay que ser imbécil. ¿Es esa forma de dirigirse a una persona que no conoces? ¿Insinuando que es prostituta? ¿Ahora se liga así? Ojalá haber reaccionado a tiempo o haberme quedado con la cara del gilipollas, porque me gustaría volver a cruzármelo y explicarle un par de cosas. Lo que más me jode es que debe ser el típico cobarde acomplejado que me cruzo a solas, y agacha la cabeza. Me quedé con las ganas de haberle dicho si le haría gracia que se dirigieran así a su hermana o madre, porque novia dudo mucho que tenga.

Pasa la noche, y ya entrada la madrugada, me dirijo con una amiga a un pub, sobre las 6 de la mañana. Acabo de aparcar y pasamos por una zona donde hay chicos en los coches. Vamos andando rápido porque hace frío y queremos reunirnos con el resto de gente con la que vamos. Pasamos por delante de un grupo de chicos y nos preguntan a viva voz si la zona de marcha “x” es donde estamos ahora. Era una pregunta obvia y de entrada sabía que iba en broma. Respondo un “SÍ”, alto y claro, y seguimos andando. Pues bien, al receptor de la respuesta no le cayó en gracia mi forma de atender su pregunta, o esperaba que nos quedásemos a hablar con él, o que le mirase con una sonrisa complaciente, porque nos increpó con un “qué estúpidas, sois unas malfolladas”. Seguimos a lo nuestro. Menuda noche y ni nos molestamos en responderle. ¿En qué parte del contrato de ser mujer viene que tengamos que responder a todo grito/pregunta/increpación con una cordial respuesta y sonrisa estúpida en la cara? Si no te diriges a mí con un mínimo de educación ¿por qué debería siquiera molestarme en mirarte a la cara?

Para rematar la fiesta, a las 9 de la mañana, tras tomar el chocolate con churros pertinente, de regreso al coche, vemos como un hombre arrastra y empuja a una mujer por un parque, la mujer intenta zafarse, pero el hombre la lleva por donde él quiere. Además, le quita el bolso y le impide recuperarlo. Espectáculo bochornoso. No estoy suponiendo que fuera un maltratador pero, desde luego, no son formas de tratar a nadie, menos en público. Tras unos momentos de tensión, en los que todos miramos perplejos, una par de chicos intercedieron por la mujer y le devolvieron el bolso. Ella se marchó y el hombre se quedó discutiendo con los chicos.

No sé con qué propósito he recopilado estos hechos, a mí me amargaron la Nochevieja. No me gusta el papel de víctima, pero salir y tener que aguantar estas cosas… ¿Qué hombres estamos educando? Y no es excusa que con las fiestas se beba más… Hombres que leéis, ¿qué pensáis de todo esto? No soy una persona de naturaleza miedosa, pero si lo fuera o tuviera 10 años menos, esto que os cuento podría afectar a mi vida social. O podría preguntarme si me han dicho esto por mi forma de vestir, si me han dicho aquello por ser demasiado borde…

Sé que no se puede generalizar pero a veces, sólo a veces, pierdo la fe en el género masculino.

_________________________________________

Enviado por: Gely.

Os recordamos que este texto pertenece a la sección “DÍA 1″: puedes enviar tu relato al mail dia1@intersexciones.com y podrá salir publicado el día 1 del mes.

¿TE GUSTA?  

+1 -0

Educación  Maltrato  Sociedad  

21 comentarios

COMPARTIR


Relatos de lectoresPor
Relatos de lectores

Relatos de los lectores del blog

ÚLTIMOS POSTS

21 COMENTARIOS

  1. Avatar de DaniDani

    La falta de educación y respeto hacia el prójimo es generalizada, va en aumento y no es exclusiva de los hombres. Pero en lugar de analizar la situación al completo solamente resaltáis a los idiotas.

    ¿Perdéis la fe en género masculino? ¿Sólo?

    PD: ¿Para cuando una sección de #locasdelcoño? Da para un blog entero…

    1. Avatar de GelyGely

      La falta de educación y respeto es generalizada, en eso estoy contigo, con mi “relato” sólo cuento unas anécdotas que me sucedieron es un breve espacio de tiempo, de ahí que me diera por escribirlo y enviarlo. Si me hubiera pasado todo en 6 meses, no me hubiera chocado tanto…

  2. Avatar de PrimaveraPrimavera

    Cuando iba a la universidad (te hablo de hace unos 4 años, no más) estaba yo tranquilamente en los ordenadores haciendo una práctica y a mi lado un “señor” con un aspecto algo desagradable, empieza a mirarme y a masturbarse. La verdad, me quedé atónita, casi no sabía ni como reaccionar. Es muy fuerte, no te ha tocado ni te ha dicho nada, pero sólo con que te mire y se masturbe ya te sientes como “sucia”. Se me ha quedado marcado, sinceramente.
    No sé, los hombres que actúan así (acosando y abusando de las mujeres) está claro que tienen problemas psicológicos… alguien con la cabeza bien amueblada no se comporta de forma tan ruín… o esto quiero pensar yo…

        1. Avatar de GelyGely

          Pero a ver, no se trata de un hecho de más o menos belleza, se trata de que no has establecido ningún tipo de contacto físico ni verbal con esa persona para que entienda que te apetece mirarlo o participar de su estado. A mi, por suerte, no me ha pasado nunca, pero a mis amigas en paradas de autobús, a mi madre volviendo del trabajo… Creo que es algo violento y asqueroso venga de un tío guapete de 25 o un viejo verde de 65.

  3. Javier Cañada C.Javier Cañada C.

    Estimada Gely, no puedo negar que los modales de hoy en día no son los que en algun momento hubo. Sin embargo, muy probablemente a tu alrededor haya decenas o centenares de hombres comportándose de forma ejemplar y respetuosa con los que les rodean, pero no les prestas atención. Esto se llama ‘sesgo de confirmación’: tienes una hipótesis (los hombres son irrespetuosos) y prestas más atención a los hechos que la validan.

    En tu propia historia hay unos chicos que recriminan a su amigo irrespetuoso, hay otros hombres que defienden a la chica a la que el acompañante le quita el bolso y hasta se encaran con él. ¿No ves eso como algo destacable?

    1. Avatar de GelyGely

      Sí, por supuesto, que hay hombres educados y respetuosos, sé elegir bien a mis amigos, por suerte, el relato lo envié porque me pasaron muchas situaciones violentas/incómodas en un corto espacio de tiempo. Creo que no estoy hecha para la vida moderna…

  4. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Meter a todos los hombres en el mismo saco es injusto y ofensivo. En cuanto a preguntarles qué opinan sobre los tipejos que describes… ¿pues qué quieres que opine un hombre normal salvo que son gentuza o que el alcohol les hace comportarse como tales.

    Tan injusto y ofensivo el planteamiento como si leyera que todas las mujeres son iguales según cualquiera de los mil tópicos que circulan cada día por ahí.

    Pero entiendo que es más un recurso literario para dirigir el post y no que realmente pienses que los hombres son así o que se merecen que les metan en ese saco.

    Por otra parte, me extraña que unas chicas contemplen una agresión a otra mujer sin mover un dedo para defenderla y tengan que ser dos tíos los que la defiendan. O que un grupo grande no sea capaz de callarle la boca a un idiota.

    1. EspoirEspoir

      Um, más abajo he dicho que estoy de acuerdo contigo en todo y debería decir en casi todo, porque yo no creo que aquí haya recurso literario sino genuino orgullo herido y arrugamiento de naricilla. Mucha princesa de Vallecas hay por ahí suelta, con el debido respeto las vallecanas de pro.

      1. Avatar de GelyGely

        A ver por dónde empiezo, ni orgullo herido, ni damisela en apuros, ni nada más lejos de la realidad. Mi hermana y sus amigas no se lamentaron porque nadie acudiera en su ayuda, sólo comenté que había más gente, en este caso chicos y que nadie pareció darse cuenta. Si en lugar de a las diez de la noche te pasa sola y a las 5 de la mañana, igual la anécdota hubiera tornado en susto y de los gordos…

        A mí, personalmente, no me gusta que me traten como a una puta, ni que me lo llamen, no por lo que yo entienda como puta, sino por la intención con la que dice ese “puta” el interlocutor.

        Obviamente, este relato lo escribí del tirón a los pocos días de que me pasara todo, son anécdotas que una a una no hubieran sido nada, pero en poco espacio de tiempo, me dejaron KO. No generalizo, es una opinión mía subjetiva, creo que nadie ha entendido lo que de verdad pretendía hacer llegar.

    2. Avatar de SkiterSkiterioSkiterSkiterio

      Cultura social Ronro. Parece ser que es un “gen” que se nos está desarrollando en la sociedad cuando más compleja se vuelve. Leí un artículo (no se donde) de un estudio que decia algo asi como que la capacidad de acción de una persona ante un hecho/injusticia/accidente/etc… es inversamente proporcional al numero de personas que están mirando. Al contrario que con las fanfarronadas como la del “cuanto cobras?” del relato, que es al revés. Parece que somos más sensatos y mejores personas cuando estamos solos. Instinto de conservación, será…yo que se.

      Y lo mismo para este tipo de degeneraciones de las que habla el relato. Cuanto más compleja una sociedad, más decadente…hasta que revienta, vuelve al extremo contrario, y vuelta a empezar.

      Somo asi “de listos” los humanos.

  5. EspoirEspoir

    Como de costumbre de acuerdo con Ronronia en todo. Primero y principal, las estudiantes de medicina deberían saber, y si no lo saben es que la formación en este país está muy mal, que se encuentran delante de alguien con un desequilibrio o alguna clase de problemas. No digo que deban diagnosticarlo a pie de calle, pero si lo único que pueden hacer es lamentar que no haya hombres que las defiendan, no quiero ni pensar lo que va a sufrir su delicadez de espíritu cuando hagan urgencias nocturnas en un hospital metropolitano de Barcelona.

    Este texto me ha cabreado tanto que voy a ser borde de verdad por una vez: nena, nunca te quejes de que te traten como a una puta. Son mujeres muy respetables que se ponen un precio. El tuyo viene de fábrica, ni siquiera lo sabes y es muy bajo: cuatro palabras bonitas y un ramo de flores comprado en un momento de culpabilidad.

  6. Avatar de MiguelMiguel

    Recuerdo un evento donde se reunieron entorno a 200 personas para asistir a unas charlas formativas o quizás sería mejor decir didácticas no sé. El caso es un evento con cierto prestigio y ese año fue igual de bueno o mejor, sin embargo al terminar todas las charlas y comparar opiniones con otros asistentes ocurrió una cosa cuanto menos llamativa. La mayoría de los asistentes hablaban (por no decir criticaban) de las conferencias que eran solo publicidad y autobombo de algunos ponentes (2 de 10) durando el ‘debate’ 3 horas de las 4 que estuvimos hablando por la tarde.

    No fue nada revelador para mi, pero es la muestra clara que las malas formas siempre destacan por encima de las buenas. Da igual cuantas veces digas buenos días con una sonrisa a una persona, porque si un día le respondes con un mal gesto y diciendo ‘¿qué hay de buenas?’ te lo guardará para siempre.

    Y resumiendo en una frase: “Da igual cuantas bondades y cumplidos digas si hay un idota mal educado al lado, él se hará oír más sin esforzarse”

  7. Avatar de SkiterSkiterioSkiterSkiterio

    Iba a decir lo mismo que Miguel, asi que simplemente me sumo a su comentario.

    Llevo oyendo toda la vida historias de amigas que han sufrido espectáculos igual de lamentables. No entiendo que lleva a un hombre a hacer ese tipo de cosas. Me pongo a pensarlo, y por muy salido que pudiera estar, por mucha abstinencia que estuviera sufriendo, me resulta algo tan inaudito que simplemente escapa a mi comprensión. No lo entiendo.

    No nos midas a todos por cuatro gilipollas o desviados. Los hay que no son asi y, en realidad, son mayoria.

  8. DoraDora

    Yo diría que hoy en día la educación no es peor que antes. Los hombres NO son más violentos o menos respetuosos, simplemente ahora hay más canales para comunicar y poner en común situaciones que antes, como mucho, pasaban a tu círculo más cercano.

    Y por supuesto, no creo que la autora piense por esas situaciones que todos los hombres son iguales. Sería injustísimo ¿no? Ni mucho menos creo que lo que se expone represente a un porcentaje importante de los hombres. Veo mucho adolescente inmaduro en la historia, a un par de hombres con problemas de autocontrol y a un violento que da igual que lo sea en público o en privado. Si tratas así a alguien, es que lo llevas por dentro, no hay más.

    Lo he leído en comentarios anteriores y estoy de acuerdo. Las mujeres no podemos quedarnos como meras espectadoras ante a ataques de los que somos testigo, no podemos esperar a que venga el macho fuerte a salvarnos. Hay que reaccionar. Si fuerza para dar un guantazo no tienes, llamas a la policía. Pero no giremos la espalda. Mucho menos si es una persona a la que están “arrastrando” por un parque. Yo jamás me callo. Si me da miedo entrometerme por una cuestión de fuerza, llamo a la policía en un segundo. Lo he hecho más de una vez cuando una situación no me ha gustado. Prefiero pasarme de lista y que no sea nada, que que alguien sufra un ataque por mi miedo (y soy de las miedosas).

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >