Relaciones

Pérdida de los 60.000 €, de la vergüenza y la creación de “Tulula”

“Te ofrecemos un trabajo de 10h a 14h por 60.000€ al año. Lo sentimos, pero no podemos pagar más”. Vaya, pues. Creo que debería aceptarlo, pero qué pereza… Creo que no lo voy a coger. Gracias. Ring, riiiing , riiiiiiiiiiingggg. Pues eso. No lo voy a coger porque me parece muy mal pagado y además [...]

“Te ofrecemos un trabajo de 10h a 14h por 60.000€ al año. Lo sentimos, pero no podemos pagar más”. Vaya, pues. Creo que debería aceptarlo, pero qué pereza… Creo que no lo voy a coger. Gracias.

Ring, riiiing , riiiiiiiiiiingggg.

Pues eso. No lo voy a coger porque me parece muy mal pagado y además me están llamando. Disculpen. Adiós.

Abro los ojos. No me lo puedo creer. ¿He rechazado un curro de 60 mil euros anuales? ¿Soy imbécil o qué? ¿Donde estoy? Buff, menos mal, lo estaba soñando. Voy a aplazar el suicidio.

Riiiiiing.Riiiing.

El teléfono. Sí, sonaba de verdad.

Era mi querida amiga Mila. Mila suele llamarme por dos simples razones: ha pasado algo bueno o ha pasado algo malo. No me llama por llamar. Es demasiado racional y tiene un pequeño contable situado en todas las partes de su atlético cuerpo. Jamás gastaría un euro para no hablar de nada. “No pagaré por intercambiar idioteces”, -suele decir.

Espero que me llame para algo bueno, porque para malo ya he rechazado los sesenta mil euros anuales. Y con esto tengo más que suficiente. Para ser las 8 de la mañana de un domingo no está nada mal. ¿Son las 8? Me lamará por algo malo. Seguro.

- Hola. Soy yo. Tengo un problema con Dani. Creo. No sé, pero creo que sí. ¿Puedo venir? ¿Sí? Pues bajo de la cama, me pongo cualquier cosa y vengo. Dame 20.

Bienvenida al mundo real. Me levanto de la cama mientras Mila se baja. ( Yo tengo mi colchón en el suelo. Yo me levanto. Mila duerme en una cama-rascacielos. Enormemente alta. Mila no se levanta. Se baja. Deberían existir las dos expresiones, sería lo más justo). Preparo café. Y viene Mila: cara apagada, ojeras, camiseta de dormir con un abrigo encima. Calcetines: uno blanco, otro negro. Estado de alerta máxima.

- Dani ha quedado con su ex. No puedo dormir.

¡Y yo que pensaba que le ha dejado! De acuerdo.Cuatro cucharitas de azúcar (me alerta dispara aún más).

- ¿Cómo lo sabes?
- Prométeme que no me meterás una bronca del siglo.
- No soy tu madre.
- Vale. Lo he leído en su móvil.

Silencio. La miro. Ella a mí no. Respiro. No soy su madre. Le pregunto:

- ¿Por qué lo has hecho?
- ¿Así que no me preguntas por qué Dani queda con su ex? ¿No? Pues te lo cuento igual. ¡Porque le apetece hablar con ella! Le apetece hablar, ¿tú te lo crees? Y lo peor de todo es que me dice que se va a tomar una copa con los amigos. Y yo no puedo decirle nada, porque se supone que hice mal: no puedo espiar su móvil. Entonces si le digo algo, se enfada conmigo.
- Con razón.
- ¿Pero cómo eres capaz de defenderlo?
- No lo defiendo.
- ¿Por qué me miente?
- ¿Qué le dirías si supieras que se va a tomar un café con Ana?
- ¡Que no lo consiento!
- ¿Por qué?

El tema de siempre. Tan cercano, tan anguloso, “multiangúlico” como los llamo yo. En tema de relaciones hay dos bandos, los llamaremos A y Z. El equipo del A afirma que todos debemos tener nuestros propios secretos, pero a la vez se enfadan si los hay. El bando Z lucha por la sinceridad y transparencia absolutos, pero también tienen mini-citas secretas. El equipo A pierde por falta de lógica. El Z por mentiroso e hipócrita. ¿Cómo quedamos entonces?

Ser sinceros del todo nos “obliga” a perder esta parte íntima que necesitamos todos. En cambio mentir nos hace daño.

El mundo sería increíblemente cruel e insoportable si no lo alimentáramos de pequeñas mentiras.

¿Mentiras? No las llamaría mentiras. Quedar con un amigo teniendo novio no es mentir, es tener tu propia vida social que no se acaba tras tener un compromiso. Necesitamos esta parte traviesa, este coqueteo insignificante y este halago por parte de una persona de fuera. Y el que me dice que no, sí que miente.

Si lo contamos todo a nuestra pareja (y con todo me refiero a TODO), perdemos esta parte de intimidad que necesitamos para seguir siendo una persona completa e independiente. Por otro lado, si tenemos algo que esconder se considera malo e injusto, ya que la necesidad de ocultar provoca sospechas.

Seas del equipo A o del equipo Z, mentirás. Tarde o temprano mentirás. No serás capaz encerrarte en casa a los largo de los 20 años de relación. No podrás salir con tu pareja por todos lados juntos, no tener amigos del sexo opuesto y sentirte culpable por una copa con tu ex. Porque los ex son de los pocos amigos de verdad que podrías tener.

- Mila, ¿no has quedado nunca con un chico sin que Dani esté al tanto?
- Sí, pero eran amigos.
- Siguiendo tu lógica, si fuera cierto, deberías habérselo comentado: no tienes nada que esconder. Por otro lado, defiendo la imposiblidad de amistades entre hombres y mujeres (leer el post al respecto aquí). Salvo algunas excepciones. Y una de ellas es el caso de los ex. Dani ya ha estado con Ana. La ha visto de mil formas. No le interesa más, de lo contrario no estaría contigo. Punto y pelota. El tema importante en todo esto no es la supuesta mentira de tu querido novio, es tu pérdida de vergüenza tras mirar sus objetos personales. Y más te vale no decírselo jamás. Digamos que será la primera mentira necesaria de tu relación.

Así se acabó mi café con Mila.

Mentir sin faltar el respeto no es mentir. Mentir sin hacer daño a una persona no es mentir. Contarlo todo es estrictamente innecesario.

Voto por la creación de una nueva palabra que sustituya la expresión “mentira necesaria”, que a su vez parece algo malo-bueno, como decir: “asesinato con cariño”. La llamaremos “tulula”. Porque no provoca ninguna emoción fuerte.

¿De verdad creéis que se debería decirse TODO en una relación? ¿Cualquier cosa? ¿Creéis que un café debe estar comentado? ¿Un encuentro con el-la ex? ¿Votáis por las “tululas” en la relación?¿Sois del bando A o Z?

A todo esto me vino a la cabeza la película de “Invention of lying”. ¿La habéis visto? Os dejo el trailer.

www.intersexciones.com

¿TE GUSTA?  

+0 -0

Mentiras  Relaciones  

29 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

29 COMENTARIOS

  1. anita

    Me ha encantado. Soy claramente del equipo A (?!), creo que tiene que haber secretos pero me cabreo si los hay. Voto a favor de los (las?) tululas, pues creo que son imprescindibles. Es justo lo contrario del sincericidio, que son ese tipo de verdades que no hay que decir.
    Una vez leí algo sobre el sincericidio que decía algo así como
    ¿Quieres saber que tu novio se masturba? No, pero lo aceptaría
    ¿Te gustaría saber que tu novio se masturba pensando en otra? Bueno, no, pero supongo que son fantasías, no tiene importancia, blah blah.
    ¿Y si tu novio te dijera que se masturba pensando en tu mejor amiga? … … …
    Hay cosas que no es necesario saber. Y decirlas, no es ser sincero, es ser un sincericida. Sinceridad, sí. Sincericidio, no.

    Y no te comento nunca pero te leo siempre. Y hoy tocaba intervenir. :)

  2. Anita Patata Frita

    Yo no se de donde soy! bueno si manchega, pero no se si de villa A o villa Z, las tululas son tan viejas como las relaciones, las había, las hay y las tendremos presentes todo lo que dure la humanidad, no me duelen, no me entero de ellas, y si las suelto seguro que es por una buena causa.

    Pero empezad a temblar cuando llaméis tululas a las mentiras, a esas mentiras de verdad verdadera y lo toméis como costumbre… eso es una relación rota.

    Las relaciones tienen que ser sinceras sin caer en el sincericio que dice Anita, y cuanto más sincero seas mejor te sientes y es la pareja, y quien diga que no sabe tener pareja sin soltar tululas cada dos por tres que se vuelva a la solteria y sea feliz.

  3. Diana y Julia (sommes démodé)

    A pesar de ser del grupo A (una egoísta, vamos), estoy MUY de acuerdo contigo, y lo has explicado muy bien! Hay mentiras necesarias (o tululas, ok), gracias a ellas la vida es más interesante;)
    Excepto en una cosan no opino lo mismo que tú: no creo que el de la/el ex sea el único caso de amistad sin nada más. Pasará a veces, sí, pero no deja de ser alguien a quien has querido y muchas veces ese cariño especial puede hacer que algo resurja. Creo que cuando una persona del sexo opuesto te parece fea de narices es cuando sí puede darse el caso de que una amistad no tenga tensión sexual en ningún momento, jaja!
    1besote

  4. Is ♥ La 5th con Bleecker St.

    tulula me suena a niño de 5 años, es como decir cáspita ;P

    las relaciones tienen que ser sinceras, tienes que poder confiar en la persona que tienes al lado. eso no sé si conlleva decirlo todo o no, lo que sí sé es que conlleva es no decir mentiras

    una mentira sería decir que vas a comprar el pan e irte con la ex, pero no decir que vas con la ex, es no contarlo todo.

    creo que creo, que en las relaciones no se debe de contar todo todo (mientras que no se mienta ni se haga daño), pq sino ese famoso halo de misterio se pierde

    ves? lo ves??? me haces pensar mucho, me agotas!!!

    muaaaa

  5. alvarodrv

    Según mi (limitada) experiencia, creo que contarlo todo es una temeridad y propio de arrogantes e hipócritas. Es imposible y, como bien dices, innecesario. A veces decir la verdad hace daño, que es precisamente lo que se supone que se busca al decir la verdad. Como todo en la vida, mentir no siempre es malo. A veces es bueno, además de necesario. Por lo tanto yo me uno a la reivindicación del término “tulula”. Y quedar con un ex no está mal dependiendo de la razón de ese encuentro. Por ejemplo, si quedas con tu ex porque después de cortar habéis quedado como amigos, no pasa nada, pero quedar con él o ella por la picardía de la experiencia clandestina no suena tan bien. No está la vida para jugar con fuego.

  6. Ronronia Adramelek

    Yo no aguanto una mentira. Para mí esa relación se habría terminado.

    Tampoco soporto los celos, así que si fuera él probablemente también la habría dejado a ella.

    Supongo que con tan poco aguante es un milagro que haya terminado encontrando a alguien que me parezca perfecto aunque bien pensado también puede que sea precisamente por eso.

    Verás, en realidad pienso que tú puedes salir con tu ex siempre y cuando no excluyas a tu pareja, es decir, me gustaría quedar con fulanito ¿quieres venir o prefieres aprovechar para quedar tú por tu cuenta? A mí me gusta un 75/25, que es quedar yo sola con mi ex un rato y luego mi marido se acerca y nos tomamos algo los tres. Si de verdad es tu amigo quieres que se lleve bien con tu pareja porque eso es lo perdurable. Si no… es que te guardas una bala en la recámara.

    Resumiendo: si quieres verte con tu ex de forma elegante y deferente para con tu pareja no la excluyas, dale la oportunidad de unirse si así lo desea. Igual que digo eso te digo que si se le ocurre prohibirme quedar le atizo con la sartén :)

    Y viéndolo del otro lado, si él quedara con su ex yo me pondría celosa y me aguantaría. No puedes controlar los celos que sientes pero sí cómo los expresas.

  7. Yayels

    Puf! Esto es un poco complicado… como siempre… ¿por qué nos harás reflexionar tanto? x)
    No, ahora en serio, estaba bien que lo hagas, nos obligas a pensar un poco en nuestras vidas, en nuestra relación, y eso ayuda ;) Así que gracias.
    Sinceramente, no me considero ni de un bando ni de otro. La cuestión no es mentir o no mentir, omitir o no omitir; la cuestión es, al menos para mi, saber que cosas han de ser omitidas. Y es que en muchas ocasiones no contar algo (tus flirteos tontos, cafés con ex., etc.) resulta más beneficioso que perjudicial.
    Por otra parte, somos personas independientes que actuan, piensa y siente de forma distinta, y por ello hay cosas, SEGURO que hay cosas que no se dicen o se cuentan; y eso no sería mentir u omitir… A eso le llamaría “espacio personal”.
    Y además, y con esto ya termino, ¿qué cosas se suponen que son merecedoras de ser contadas?
    No sé… yo prefiero seguir preservando mi “espacio personal”, que bastantes cosas sabe de mi, de mis pensamientos y emociones mi chico…

    ¡Buenas noches! :)

  8. María Sánchez

    Pues yo estoy contigo: No es necesario decir toda la verdad. Si la mentira no afecta negativamente a nuestra relación de pareja, y la verdad sí, ¿para qué decir la verdad? ¿para limpiar nuestra conciencia? Pues iros a un cura.
    Gran entrada, as usual.
    Un besazo

  9. Spin

    Buenas mañanas/tardes/noches a todos!. Tal como yo lo veo no es que “uno tiene que contarle todo a su pareja” sino más bien “uno tiene que ser capaz de contarle todo a su pareja”.

    Quiere decir esto que no tienes que contarle todo lo que te ha sucedido en el día a tu pareja, ni todos los pensamientos que hallas tenido pero de ella preguntarte tendrías que ser capaz de responder con total sinceridad.

    Ocultarse bajo el “El/Ella no lo entendería” es solo la excusa base que lleva a la desconfianza.

    El ejemplo que pone @Ronronia creo que va al pelo.

  10. Srta. Moneypenny

    Yo no sé si saberlo todo es lo mejor para una relación de pareja, lo que si sé es que yo no quiero saberlo todo. Eso si como me entere me cabrearé, me cabrearé mucho. Y no hay nada peor que una mujer cabreada.
    Yo soy como la luna, necesito mi lado oculto. Y no significa que en el lado oculto de la luna haya extraterestres.

  11. rocio

    Pues yo no me considero de ningún bando la verdad, aunque abogo por contar las cosas. Evidentemente todo todo no hay q contarlo, me explico, una conversación de confidencia si la otra persona te pide q guardes el secreto pues no tengo por qué compartirlo con mi novio no? Pero si quedo con alguien sí me parece justo q él lo sepa, por qué tendría q esconderlo?
    Y respecto a los ex… pues yo ahí soy de los q no doy mi brazo a torcer así me maten… para mí, bajo ningún concepto. Lo siento pero ya lo pasé muy mal durante 6 años por ese tema, así q opino q los ex deben de quedar en el limbo de los ex y no mezclarse más. Desde luego, hoy en dia no entraria en relación con alguien q siga quedando con su ex
    Saludos

  12. Angie

    Cada día soy más fan de tu blog y hoy el tema me ha tocado la fibra. Tampoco sé muy bien en qué grupo estoy, pero creo que soy más del A. Queda muy políticamente correcto decir que todos podemos tener nuestro espacio, pero al mismo tiempo, según qué cosas, duele. Es complicado y contradictorio. Es como sentir celos, pero decir que no eres celosa. Somos seres complejos, sin duda. Lo cierto es que creo que una dosis de mentiras es necesaria, precisamente para eso, para que esa persona que tienes al lado no sufra o no se preocupe en según qué situaciones. Lo ideal sería que todos dijéramos siempre la verdad, pero creo que es un pensamiento muy naïf. Mentimos cada día, incluso cuando te preguntan estupideces del tipo: “¿Te lo ha pasado bien?” o “¿Te ha gustado la comida?” y tú dices que sí sólo por hacer feliz a la otra persona. Por cierto, me ha encantado el trailer de la peli. Creo que la veré. Besos!

  13. Silvia

    Estoy totalmente de acuerdo con este post.
    Tendríamos que tener otro sistema, y estas mentiras que tu describes, no contabilizarlas como “mentiras” porque son lo único que te permite seguir siendo tu y no ser absolutamente engullida por tu relación.
    Me explico, si vas quedándote al margen de todo, acabarás…marginada, tan sencillo como esto. Entonces, hay momentos que tienes que vivirlos sin esa persona, y ello no quiere decir una falta de respeto sino una actitud liberal que pretende mantener una relación saludable acorde al siglo en el que vivimos. Pero como no le puedes contar según que momentos, porque al ponerte en su situación consideras que le va a sentar mal o no lo va a entender, tienes que o bien decir media verdad o bien decir media mentira.

    Un post genial!

  14. Patri

    Uf! qué cercano me queda todo esto…en fin!

    Opino igual que Ronronia e igual que Spin, a mí las mentiras me superan, no puedo con ellas y el verdadero problema no es la mentira en sí, sino…la necesidad de esa mentira! Si tu ex es tu amig@, lo tratas como cualquier otro amig@ y se queda abiertamente, si no lo haces…algo huele a chamusquina, más que a “tulula”…

    Pero me ha encantado tu post, porque usto ayer, hablábamos de esto :)

    Un beso!

    P.

  15. cronicasdemiarmario

    Has planteado una situación de hecho que todos hemos vivido (o un amigo de todos ha vivido) alguna vez. No creo que haya que contarlo todo en una relación (sí todo lo importante). Esta teoría la tengo muy clara cuando soy yo la que decide qué es importante y qué no y la que cuenta o no cuenta cosas pero.. ¡me pone de los nervios imaginar la situación al revés! es irracional, lo sé, pero no lo puedo evitar… a veces, por claros que tengas los conceptos en tu mente, no es tan simple cuando te toca ser Mila y, por Dios sabe que razón, en un mal momento cotilleas el móvil de tu pareja y descubres algo que ni imaginabas y encima resulta que te ha mentido (no sólo ha ocultado la verdad sino que ha inventado un plan ficticio).
    Me ha encantado este post! un besazo.

  16. Ebony

    Pues yo estoy que no sé dónde estoy, y que por eso no soy ni chicha ni limoná. O sea, que no estoy en ninguno de los extremos. No soy A y tampoco soy Z.

    ¿Tululas? Como dice Anita Patata Frita, son tan viejas como las relaciones. Que sí, que hay que tener tanta confianza (ambos) como para que uno pueda quedar con la ex y pueda decirlo tranquilamente; y que la otra pueda soportar que su novio queda con la ex, y no tenga que estar mirándole el móvil por inseguridad.

    ¿Confianza? Sí. ¿Contarlo todo? No veo que sea necesario. Hay cosas que no le cuento a mi marido, y no porque le mienta, sino porque siento que son cosa mía. Si quedo con una amiga, y le comento a mi marido que he estado con esa amiga, le contaré lo que creo que le pueda interesar; lo que no, me lo guardaré para mí.

    Y con los amigos (sexo masculino), hago exactamente igual. Precisamente ayer quedé a comer con un amigo (no es ex, porque nunca hubo nada, pero nos queremos muchísimo), y de la conversación de más de dos horas, a mi marido no se lo he contado todo. No considero estar mintiendo; simplemente entiendo que hay partes de la conversación que son confidenciales.

    Y ya.

    Besitos.

  17. erre_ele

    Yo, soy Z, y me sumo al comentario d anita y a todo tu post y defiendo la intimidad d cada uno. Hay cosas q no se necesitan saber ni contar. Salu2

  18. Adrien Loren

    Jajajaja! que gracia! me alegra que me recuerdes por mi look! Déjame felicitarte por la pedazo de fiesta que os salió! buen trabajo!

    Menos mal que era un sueño, sino haberme dicho dónde tengo que llamar para que me den el trabajo a mi! jaja!

    Hummm… creo que todo exceso conlleva a la destrucción, a si que, creo que no hay que contarlo todo en una relación! todo el mundo necesita su espacio y privacidad, por pequeña que esta sea.

    un beso! muchas gracias por pasarte y comentar ;)

    Adrien Loren

  19. Juanjo

    Estoy muy de acuerdo, por una parte me considero bastante sincero pero no creo que de vez en cuando alguna mentira no venga mal como en casos así.

    Yo he mentido alguna vez a mi chica para poder salir con mis amigos y ella habrá hecho igual así que si algún día me viniese con que me ha estado mirando el móvil me cabrearía y mucho.

    Es verdad que hay que intentar ser sinceros pero a veces una pequeña mentira para no hacer daño nunca está mal y quien diga lo contrario MIENTE ROTUNDAMENTE y lo peor es que se cree su propia mentira.

    Tululas dijimos, decimos y diremos siempre pero aunque se tenga pareja también hay que respetar un pequeño espacio íntimo y no estar siempre pegados o el amor se acaba y lo mismo va para l@s que espían móviles, cuando empiezas a desconfiar de esa manera… malo…

  20. Almoraima

    ¡Que levante la mano quien diga siempre toda la verdad!
    ¿Cómo? ¿Nadie la levanta?
    Estoy absolutamente segura que NADIE lo cuenta TODO.
    Nos gusta exigir lo que somos incapaces de cumplir y deberíamos ir pensando en ser más consecuentes y ecuánimes.

  21. Anonymous

    Creo que somos muy hipócritas, y como partimos de la base de que todos en algún momento hemos mentido y mentiremos, entonces no es reprochable mentir, sino que es necesario. ¿A quién queremos engañar? A nosotros mismos, obviamente. Y tener la conciencia tranquila de que al mentir, mantenemos la idealización, respetamos nuestra individualidad, evitamos hacer daño…

    Planteo la siguiente cuestión: ¿Es que no puedes ser tú mismo sin necesidad de fingir con la persona que quieres?

    Aquí nadie dice que uno no pueda quedar con su ex. Es que para quedar con su ex, no sólo omite que queda con su ex, sino que miente, porque le importa más mostrarse de una manera, que ser él mismo y asumir las consecuencias de ello. No es que él mienta para no hacerle daño a su novia, es que quiere hacer lo que le de la gana sin que ella se enfade o esté en desacuerdo.

    Nos nos equivoquemos, mentimos para protegernos del rechazo, de la confrontación, no para proteger a los demás, porque si tanto nos importara su bienestar, les complaceríamos aunque eso implicara renunciar a lo que deseamos.

    Pero ese es el problema: que lo queremos todo. Queremos libertad y queremos aprobación. Aunque eso implique ser incoherente y mentir al otro. Aunque eso implique ser inmaduro y mentirnos diciendo que las mentiras son tululas.

  22. Anonymous

    Totalmente de acuerdo con el comentario anterior! Eso no son tululas, es un problema de comunicación grave. Cada pareja establece sus normas al comienzo de una relación, y si a ella no le guste que él quede con su ex novia, él sabe que sólo podrá hacerlo mintiendo descaradamente. Aparte, está el hecho de que una mujer no mira el móvil de su pareja porque sí. Lo mira porque instintivamente nota que algo no va bien. Ojalá fuera tan fácil como tú lo relatas: él no está con su ex, está con tu amiga, por tanto no hay nada que temer. Desgraciadamente, las infidelidades están a la orden del día, y hay que encontrar también ese punto de equilibrio entre confiar y ponerte una venda en los ojos ante la posibilidad de que te la estén pegando. En esta relación falta confianza, sea por el motivo que sea, y desde luego quebrantar las normas de pareja con una mentira para mí nada inocente,no ayuda para nada a la hora de forjarla.
    Para mí, tululas serían: “No, cariño, no estás gorda”. “Cocinas mejor que mi madre”.
    Y por supuesto soy partidaria de guardarse una parcela para uno mismo sin hacer partícipe de ella a tu pareja, siempre y cuando no afecte al funcionamiento de la relación.

  23. Spin

    @Almoraima, yo no digo siempre la verdad, pero siempre digo lo que pienso (que no tiene por que ser necesariamente verdad). Cosa que me lleva a que mucha gente no aguante mi presencia. No es que no podamos decir las cosas claras, el problema viene que no sabemos aceptarlas.

  24. Jorge

    Buenas…

    Supongo que depende de cada pareja. Si es más tolerante y menos celosa, podrás contarle más cosas, y no se trata de ir mintiendo o escondiedo cosas, sino de no hacerle daño (siempre y cuando lo que hagas no sea nada que vaya en su contra o con malicia, ya me entendéis).

    Que haya sinceridad es muy importante y para mi una sinceridad completa es necesaria en mis relaciones. Aunque una cosa es que me diga que hay alguien detrás suya que no deja de tirarle los trastos y otra que me cuente que se quiere ir a ver a sus amigos. Si no hay nada de lo que tenga que preocuparme (eso es algo que siempre sabe tu pareja) no es necesario contarlo todo.

    En mi blog puse el lunes una frase que me viene al pelo: “Duele más la verdad que la mentira, siempre y cuando esta última no sea descubierta”. ¿Vas a hacer daño? No lo cuentes. Ahora, una cita que no es mía: “Si no quieres que algo se sepa, no lo hagas”. Quedó todo bien claro, ¿verdad?

    Bye ;)

  25. Almoraima

    @Spin
    Me parece genial que digas lo que piensas (yo también suelo ser clara), salvo cuando veo que el “terreno” no es el propicio para entendérseme, en esos casos, me retiro.
    Yo me refería al tema “relaciones”.
    Y en ese campo, me reitero: Nadie que esté cuerd@ lo cuenta TODO. Incluso en las relaciones más transparentes, siempre hay un pensamiento, una conversación, un…que se omite,, unas veces por evitar males mayores o suspicacias innecesarias y otras por sentido común puro y duro.
    Toda persona mentalmente sana y que controle su vida, tiene que tener una parcela íntima que no debe dejar invadir. Y ahora sí estoy generalizando.

  26. Anonymous

    No contarle a tu pareja que quedas con tu ex esta de puta madre si en el caso de que tu novio hiciese lo mismo lo vieses bien,cuando eso no es así,y te parece bien hacerlo tu,pero no que te lo hagan,no hay ni tululas ni nada que te cobije,eres un o una egoísta que no se pone en el lugar de la persona que se supone que ama,y ese tipo de relaciones en las que gobierna el YOísmo duran 2 telediarios.La clave es que cada pareja se pone sus propias reglas del juego,y hacer trampa siempre va a estar mal sean cual sean esas reglas.

Los comentarios están cerrados.

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >