No sex in the city
Sexo

No Sex In The City

Lo que sí tengo bastante claro es que a veces el cuerpo habla, y aunque lo que tenga que decirnos sea totalmente impopular y nos empuje a fulminar el poco sex appeal que nos pueda quedar contando nuestra inapetencia en un blog, debemos hacerle caso o por lo menos negociar unos horarios que le den a tu cuerpo lo que pide y a ti lo que necesitas.

Barcelona. 1.630.494 habitantes, de los que el 47,7% son hombres y de éstos el 10% deberían ser, según la estadística, homosexuales. Estos datos son correctos para cualquier otra metrópolis, pero si tenemos en cuenta las variables barcelonesas: playa, clima californiano y turismo gay, el resultado se multiplica por 5 e incluso por 24 la primera quincena de agosto en la que nos encontramos. Nunca fui muy bueno en matemáticas, pero si me llevo 3, y 2 por 4 son 8, el resultado es…sexo, mucho sexo.

La Ciudad Condal es, sin duda, la urbe del Estado español que más y mejor se abre a cuestiones de tipo sexual. Prueba de ello fue el nacimiento del Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona, o la longevidad de un local tan lujurioso como la Sala Bagdad, por no hablar de esa invasión de hombres de esfínter relajado que nos trae el Circuit Festival cada verano. Aquí el que no folla es porque no quiere, y hasta el ayuntamiento ha querido dar buena cuenta de ello a través de ese monumento al falo que es la Torre Agbar.

Ante semejante panorama, si eres gay en Barcelona y no llevas la vida sexual de un pornostar, o bien eres un frígido eunuco, o bien vives en un cajero y no tienes conexión ADSL. En cualquiera de los 2 supuestos la decisión más inteligente sería mudarse. ¿Qué sentido tiene adoptar una actitud célibe cuando tu propia condición amatoria y tu ciudad te ofrecen multitud de experiencias sexuales casi a diario?

En el fondo yo ya era consciente de lo marginal que puede resultar la falta de actividad sexual (siempre refiriéndome a actividades con más de 1 jugador), pero la revelación definitiva me vino durante una conversación en una de las animadas tertulias pre-party en casa de Raúl:

- Ayer fui a darme un masaje en la espalda y acabaron haciéndome un final feliz- nos contaba Alejandro sin sacarse el cigarro de la boca- y además el tío me hizo un descuento.

- Yo el lunes quedé con un masajista, el martes con mi personal trainer, el miércoles con mi nutricionista, el jueves con mi profe de yoga, y ayer con de pilates- explicó Raúl, resumiendo su semana en el sector wellness.

- Pues yo llevo 6 meses sin estar con nadie – añadí desafiante cuando finalmente llegó mi turno. Y entonces llegó el silencio, seguido de más silencio, miradas que no me veían, y un viento frío que recorrió todo mi cuerpo. Y en ese preciso instante entendí el por qué nadie parece escucharme salvo ese niño que  me asegura que en ocasiones ve a los muertos.

¿Tan esencial es el sexo en nuestras vidas? En el libro El hombre en busca de sentido (para que luego digan que en mi biblioteca sólo hay especiales Aarrgh de la Cuore) el autor, Viktor E. Frankl, nos cuenta su experiencia en un campo de concentración nazi y destaca cómo el apetito sexual desaparece totalmente durante una vivencia tan extrema. No soy tan frívolo como para comparar el holocausto judío con mis problemas personales (que esta semana básicamente están relacionados con la sintonización de la  TDT),  pero lo que sí tengo bastante claro es que a veces el cuerpo habla, y aunque lo que tenga que decirnos sea totalmente impopular y nos empuje a fulminar el poco sex appeal que nos pueda quedar contando nuestra inapetencia en un blog, debemos hacerle caso o por lo menos negociar unos horarios que le den a tu cuerpo lo que pide y a ti lo que necesitas.

Ayer por la tarde miré al mundo de otra manera. La luz encendía los colores como nunca, los chicos insinuaban orgullosos un cuerpo en el que llevaban tiempo trabajando, y hasta yo mismo parecía tener un aspecto más radiante, como si Dios existiera y me estuviera iluminando. Parece que por fin el verano ha llegado a mi hemisferio sur, y mi signo, Acuario, pronto abandonará la casa de Virgo. Estoy decidido a amar al prójimo como a mí mismo, a no dejar nada para los gusanos, y para demostrar que voy en serio, lo primero que voy a hacer es cambiarme el Like a Virgin de politono.

¿TE GUSTA?  

+2 -0

Barcelona  Follar  Gay  Sexo  

0 comentarios

COMPARTIR


NadaramaPor
Nadarama

ÚLTIMOS POSTS

“Estoy decidido a amar al prójimo como a mí mismo y voy a poner el Like a Virgin de politono.”

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >