Matrimonio Arnolfini
Estilo de vida

Matrimonio Arnolfini, Jan Van Eyck (1434)

Antiguamente era imprescindible buscar una pareja FÉRTIL, y hoy en día tampoco es un objetivo principal, por nuestro estilo de vida, porque existen otras opciones y porque si eso fuera un problema existen alternativas.

Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa (1434) Jan van Eyck (1390-1441) National Gallery de Londres.

Bien, soy Elisabeth, me gusta el arte en general, sobre todo me interesan las curiosidades que hay detrás de las obras y voy a tratar de contarte algunas de ellas. Espero que lo disfrutes tanto como yo, si a ti también te gusta relacionARTE.

Para empezar, una de mis obras favoritas, si no la más. Una pareja, en primer plano, se sitúa en una estancia con suelo de madera, iluminada por una ventana a la izquierda. A sus pies, un perro y, en un segundo plano, una cama. El cuadro de los Arnolfini, es uno de los más debatidos, debido a su técnica y reducido tamaño, y por la gran cantidad de elementos simbólicos que tiene.

Vamos a los detalles; la ropa o la propia ambientación de la escena, nos revela la RIQUEZA del mercader Arnolfini: el mobiliario, la alfombra, la decoración de la estancia o la presencia de naranjas junto a la ventana, un verdadero lujo en la Brujas del siglo XV. La FERTILIDAD está representada por los dos pares de zuecos que relacionan a los esposos con el hogar y el hecho de que los dos estén descalzos, el color verde de las ropas, la borla que cuelga de la cama, el abultado vientre de Giovanna (aunque en general se cree que es más bien una moda de la vestimenta de la época). El perro representaría la FIDELIDAD dentro del matrimonio, y la lámpara, con una sola vela encendida, la llama del AMOR, frágil y extinguible.

Sobre las manos de la pareja aparece una gárgola sonriente. Algunos autores consideran que este elemento es básico para comprender el significado del cuadro: un exorcismo mediante el que se pretende alejar el mal que atenaza a la pareja: la falta de descendencia, la INFERTILIDAD. Pero en general se dice que se trata de una representación y documento testimonial de un enlace realizado en el ámbito doméstico.

¿Qué buscamos cuando nos unimos a alguien? ¿Han cambiado nuestros valores desde hace 600 años?

Pienso que hoy en día nos importa más, en general, el RESPETO y la COMPLICIDAD, buscamos parejas que nos respeten y nos comprendan, que entiendan nuestra esencia y nos permitan desarrollarnos mas allá de la pareja. Por supuesto que es importante el físico, ahí empieza todo, pero a la larga no es esencial. Y desde que ambos componentes de la pareja son perfectamente independientes económicamente este asunto debería estar resuelto, sin necesidad de buscar una pareja que nos mantenga.

También creo que aún heredamos roles y patrones antiguos que nos hacen debatirnos sobre cuestiones mas o menos importantes y de lo que esperamos de nuestra pareja o de nosotros mismos.

Antiguamente era imprescindible buscar una pareja FÉRTIL, y hoy en día tampoco es un objetivo principal, por nuestro estilo de vida, porque existen otras opciones y porque si eso fuera un problema existen alternativas.

Es importante el Amor, la Fidelidad y no tanto la Riqueza o la Fertilidad, en beneficio de otros valores de convivencia mucho mas enriquecedores e igualitarios. Y al final todo se resume en convivir con alguien que te respete, te comprenda, te haga reír y te haga sentir especial, ¡ah! y que te ayude a pagar las facturas 50/50,

¿Qué pensáis?, ¿Creéis que seguimos manteniendo los mismos valores de FERTILIDAD, FIDELIDAD, AMOR, RIQUEZA…. como hace 600 años?, ¿Conocíais la obra? 

Si pasáis por National Gallery de Londres no dejéis de verlo, impresiona.

¿TE GUSTA?  

+0 -0

Arte  

15 comentarios

COMPARTIR


ElisabethPor
Elisabeth

ÚLTIMOS POSTS

15 COMENTARIOS

  1. inmahlinmahl

    Qué sorpresa, también es uno de mis cuadros favoritos, me provoca mucha curiosidad toda la simbología que tiene. Creo que es un cuadro que por mucho que se estudie siempre tendrá secretos para nosotros. Tuve la oportunidad de verlo en la National Gallery y me impresionó por lo pequeño que era!
    Y estoy contigo, creo que los valores importantes dentro de una pareja han cambiado, antes había mucha más superstición y se daba más importancia a todo el tema de la fertilidad, la riqueza… Ahora estos temas siguen siendo importantes, pero han perdido valor, al igual que el propio concepto del matrimonio.
    ¡Un beso!

  2. Avatar de Sashimi Blues

    Hola Elisabeht y bienvenida!! Se agradecerán y mucho tus comentarios sobre arte. En mi blog, yo también tengo una sección “un cuadro a la semana”, para comentar aquellos lienzos que me gustan o me sorprenden. Y he aquí que este es uno de mis favoritos. Recuerdo haberlo visto por primera vez en un libro de la EGB y haberme quedado prendado de él. Hace muchos años, pase´un verano en Londres. Siempre que pasaba por la National Gallery, entraba de propio para saludar a la embarazada eterna. A mis alumnos se lo muestro cuando les explico cómo surgió la burguesía y, con ella, acabó al Edad Media.
    Gracias por este mordisco de belleza

  3. EspoirEspoir

    Hola, Elisabet! Bienvenida por aquí. Me gusta tu tema: estudié esa obrita en COU y me sigue sorprendiendo su personalidad y su intimidad en algo que es, al fin y al cabo, el equivalente a las fotos que hoy día se sacan las familias con pasta para felicitar la navidad. Un pañero de Flandes quiso demostrar lo bien que vivía y seis siglos más tarde nos seguimos preguntando qué sentían el uno por el otro. Jan van Eyck se merece como mínimo una palmada en la espalda.

    Pero comentas algo de pasada que también me ha hecho pensar. Es verdad que hay alternativas a la maternidad/paternidad biológica, pero son lentas, caras y emocionalmente extenuantes, diría que en muchos casos incluso mortales para la relación. He vivido de cerca búsquedas desesperadas de embarazos por vía natural o artificial, agónicas adopciones internacionales y arriesgadas, por su inseguridad jurídica, gestaciones en vientres de alquiler. No tengo presión por emparejarme ni por tener hijos, pero me aterra la idea de una vida en común con alguien con quien sabes que esa opción, si es que la tomas, no va a ser el típico camino de predictor rosa, alegría, engorde y epidural. Y repito, no tengo claro si quiero o no tener hijos… Pero no me gusta sentir que tengo opciones limitadas ya de antemano. Otras cosas me dan muy igual (el dinero, la posición social, la fidelidad hasta cierto punto e incluso, mira que te digo, las facturas: al fin y al cabo yo siempre he pagado las de mi casa, también podría pagar las de la casa de los dos si se tercia y él tiene otros intereses vitales) pero la fertilidad no es una de ellas.

    No estaría con alguien con quien no pueda hacer algo tan emocionante como tener un hijo, sobre todo porque creo que en realidad sólo tendría un hijo si el hombre a quien quiero tiene tenerlo conmigo.

    1. ElisabethElisabeth Autor

      De acuerdo, pero en que momento haces la criba, quiero decir, si tienes una pareja de años y siempre tomaste precauciones no sabes de la posible infertilidad de alguno de los miembros, o cuando comienzas una relación? Es un factor discriminante? Cómo lo planteas? Y el amor? No lo podía todo? Me gustan vuestros puntos de vista!

      1. EspoirEspoir

        Mujer, me refiero a si lo sabes, claro. Si te lo encuentras por el camino… Pues a veces el amor lo puede todo y otras no.

        Factor discriminante? Bueno, como el que aplicas en cualquier otro caso en que un hombre se interesa por ti y tú por él no o viceversa. No lo llamaría yo discriminación en este contexto: decidir no salir con alguien porque tiene un gesto feo cuando duerme o usa zapatos de punta o le gusta Roxette o es estéril o negro puede ser chorra o directamente estúpido, pero no es delito. No aceptarlo en un trabajo por esas mismas causas sí lo sería. En eso consiste la discriminación. Lo otro son simples gustos personales más o menos acertados.

        Uno tiene sus afanes, sus prioridades, sus aspiraciones y busca gente que las pueda satisfacer. Que a veces te enamoras y eres tremendamente feliz con lo opuesto a lo que querías? Pues también puede ser. Es bueno tener una guía de viaje pero es mejor aun saber saltársela si lo bueno de verdad queda fuera del mapa.

  4. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Nada es como hace 600 años. No sé vosotras, yo tengo la sensación de haber caído en un intervalo espacio-temporal privilegiado en el que puedo decidir qué pedirle a una relación y en general a la vida porque se me permite tener independencia económica. Hace sólo 50 años a mi madre no le permitieron abrir una cuenta a su nombre porque estaba casada. Antes tuvo que conseguir el permiso de su padre, a quien no veía desde hacía diez años, porque aún no tenía los 21 años y el permiso de su propia madre no valía absolutamente nada. Unas pocas décadas de libertad en sólo unos pocos países del mundo.

    Así que la diferencia es que ahora podemos decidir si la fertilidad es o no un problema. Hay quien como yo jamás ha deseado tener hijos. En mi caso, eso lo he dejado claro en todas las relaciones que he tenido desde el principio. Encuentro que es algo importante para mucha gente y no quiero que nadie tenga que renunciar a eso por mí porque creo que hay renuncias que al final pasan factura.

    La riqueza, gracias a haber nacido aquí y en esta época, me importa poco porque económicamente siempre he podido proveer por mí y también por los míos cuando ha sido necesario.

    Fidelidad y amor sí pido, mira por donde. Para eso soy una clásica :) ))

    Me ha gustado muchísimo el post, me fascinan los análisis de cuadros y para mi gusto está muy, muy bien escrito. Me reconozco analfabeta en cuestiones artísticas. Me encanta ver pinacotecas y cuando voy a Madrid, por ejemplo, me gusta pasar horas y horas en el Prado pero reconozco que la mayoría de los cuadros me resultan indiferentes y voy por los cuatro o cinco que me dejan sin aliento.

  5. ElisabethElisabeth Autor

    La independencia económica femenina es lo que más ha propiciado todos estos cambios, que nos replanteemos los modelos de unión tradicionales y mantengamos los valores puramente emocionales y no tanto los intereses económicos o reproductivos. Y somos más libres y felices no?

  6. monsieur le sixmonsieur le six

    No conocía la obra. En general, no me gustan las pinturas medievales y renacentistas; por mucho mérito que tengan (pintar bien nunca es fácil), las encuentro torpes, raras y artificiosas, comparadas con la increíble precisión y verdad que veo en épocas posteriores. Aunque por supuesto, va a gustos. También me resulta un tanto repulsiva la frialdad que desprenden esos cuadros pintados en el Norte de Europa, esos rostros pálidos y tristes, esos cuerpos alargados, esa austeridad en las decoraciones… todo recuerda al rigorismo protestante, incluso cuando el cuadro es anterior a Lutero. Puestos a ver ese tipo de escenas, prefiero a otro genio holandés posterior como Jan Vermeer, que me hace verlas casi como si de una foto de tratase, como si pudiera alargar la mano y tocar a las personas que salen en el cuadro.

    Sobre el tema de la pintura, es evidente que la riqueza siempre será importante, a menos que seas un espartano del siglo V a.C. La fidelidad, por desgracia, también, aunque se es más permisivo con los deslices. La fertilidad cada vez menos, por la facilidad cada vez mayor que da la Ciencia, y por la costumbre cada vez más generalizada de las adopciones. Sólo el amor permanece, sea cual sea la época y el lugar.

  7. María Fernández GonzálezMaría Fernández González

    Si algo nos ha enseñado la historia, que se nos muestra, es que los matrimonios solo buscaban riquezas. Si no había hijos se compraban o se tenían fuera del matrimonio, los conocidos bastardos. La fidelidad solía ser de la mujer al hombre, pues ellos disfrutaban de quién les apetecía. Muchos matrimonios eran concertados, llegaba el día de la boda y los novios ni se conocían, amor lo que es amor, como no fuese a primera vista.

    Hoy en día afortunadamente esto no es así. Te puedes casar si quieres, con quien quieres, tenemos amor. Si no se pueden tener hijos, hay alternativas, no buscamos fertilidad. Las personas comparten pero no las parejas, aunque alguno pueda pensarlo/quererlo, buscamos fidelidad. Y, por último, lo de la riqueza es secundario, aunque tampoco queremos un parásito a nuestro lado.

    No conozco la obra, no me apasionan este tipo de retratos. Pero el post ha despertado mi curiosidad. Creo que con esta nueva sección voy a ver mucho ARTE.

  8. Avatar de Alejandra CustardoyAlejandra Custardoy

    Hola! Me ha llamado mucho la atención este artículo por el cuadro, ya que hace apenas unas semanas lo estudié en mi clase de arte. Simplemente quería comentar que es una obra plagada de simbología y con una gran historia.
    Críticos como Panofsky formulan la tesis de que el cuadro es una representación de la boda del matrimonio Arnolfini (el espejo se encarga de reflejar a los testigos, ya que hasta el sXVI el sacerdote no era necesario en las ceremonias nupciales)
    Ahora bien, según estudios recientes se ha descubierto que hay numerosa simbología que alude al pecado (naranjas, gárgolas, 10 símbolos de la la pasión de Cristo…) y además hay un curioso detalle, la vela encendida encima del comerciante. Esta simboliza la vida, ya que cuando Van Eyck pintó este fantástico cuadro en su estudio la esposa, llamada Constanza, ya había fallecido ( por ello se muestra más idealizada)
    Así pues, el cuadro representa homenaje a la figura de su esposa fallecida, fue encargado por Arnolfini porque se sentía culpable de no poder haberle ofrecido fidelidad y que su matrimonio hubiera sido próspero.
    Perdona por mi gran extensión! No he podido evitarlo! Jajajaj
    Espero que te sea interesante. Saludos!

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >