Los-empezares
Relaciones

Los empezares nunca fueron fáciles

Estamos solas porque no hemos dado con el que nos convenza, que nos llene, que nos guste, que nos ponga, que nos divierta sin ser un bufón cansino...

Sé que está mal pero cuando alguien me cuenta que tiene nuevo novio antes de alegrarme o felicitarle (o darle un abrazo consolador) me pregunto cómo es posible que haya gente con tanta facilidad para enlazar relaciones, encontrar pareja o como dicen en mi pueblo, echarse novio.

Yo, que soy sola, no soy de empezares fáciles. Me cuesta. No tengo soltura. Me atasco. No avanzo. Alargo hasta el infinito la etapa de transición entre el no-sé-si-solo-somos-amigos y la de no-sé-si-somos- ya-novios. No sé. No me resulta fácil superar el luto amoroso y por supuesto (y más importante), menos fácil me resulta abandonar esa soltería tan bonica y agradecida, como es la soltería como elección y no como tiempo de espera, que entonces, es un coñazo, una putada, lo peor.

A veces, con mi taza de manzanilla humeante entre las manos miro al infinito más cercano techo desde mi ventana el sofá y pienso: ¿por qué yo no? ¿por qué no me lo pongo más fácil? ¿por qué no probar y si sale mal no pasa nada? ¿por qué no dejo margen al error? ¿por qué no ser amigos y estar unidos, vivir sin miedo y en libertad? ¿por qué estoy tomando manzanilla si no estoy enferma?

Tengo la mala costumbre de pensar que las personas que empalman relaciones dan lastimica. Quiero decir, asumo con total libertad que temen a la soledad y que no saben vivir sin alguien al lado que les asegure un plan los sábados por la noche y los domingos por la tarde. Un acompañante, un maldito “otro yo”. Y yo quiero encontrar a mi otro yo, ¡bastante tengo con el yo que ya tengo! Pero luego pienso que no, que no tengo razón y que para ellos la triste debo ser yo. ESA MUJER solitaria que vive sola con ocho gatos su perrete, que cada domingo piensa “los domingos no están hechos para los solteros” y que sale en pijama a la calle para comprar Risketos y regaliz rojo. Me encantaría copiar a Mari Trini y decir dignamente «esa no soy» , pero sí. ¡Y tanto que soy yo!

Supongo que cuando una está soltera “porque quiere” las barreras a las que hay que hacer frente son más dramáticas. Es como pasar de vivir sola a volver a un piso compartido. O peor, es como tener el don de comer sin engordar y tener que ponerse a dieta sin razón alguna. A ver, que yo soy de esas que sale al balcón y grita ¡ESTOY SOLA PORQUE QUIERO!, pero es mentira, las que somos solas porque queremos somos una mentira podrida. O al menos, una media verdad. Estamos solas porque no hemos dado con el que nos convenza, que nos llene, que nos guste, que nos ponga, que nos divierta sin ser un bufón cansino, que nos prepare la comida sin pretender que tú friegues y que nos haga decir YA NO ESTOY SOLA PERO PORQUE QUIERO. Y no porque lo necesite.

Pero no nos engañemos, a pesar de que los principios son pétalos de rosa sobre nubes de caramelo y sorbete de mandarina, a mí los empezares me parecen muy difíciles por trillones de cosas. Para empezar, no sé empezar. Posiblemente porque al empezar una relación ese miedo a perder cosas no parece compensar todo lo que tienes por ganar.

CINCO COSAS QUE PERDERÁS TE DA MIEDO PERDER, QUERIDA/O SOLTERA/O

1. SUELTA ESE ESPACIO QUE ES MÍO. Necesitarás más que nunca una movida espacio-temporal que haga creer que tienes espacio y tiempo propio.

2. LOS AMIGOS DE MIS AMIGOS SON SUS AMIGOS. Pensarás que bastante tienes con lo que tienes como para aguantar los gustos absurdos de los amigos de tu pareja. No eres un pack indivisible de Hacendado, así que… suerte.

3. A VER, QUE NO ES POR SER MATERIALISTA PERO. Empezarás a valorar tu dinero. Tu dinero. Como tuyo y de nadie más. Creerás que una relación con gastos compartidos pero en realidad tendrás más gastos que cuando solo había una boca que alimentar.

4. NO ERES TÚ, SOY YO. Sentirás que pierdes autonomía, que ya no serás tú al 100%, que ya no puedes pensar solo en ti. Que mejor pedir permiso que perdón.

5. NI COME NI DEJA COMER. El sexo será único básicamente porque será con una única persona. Una misma persona. Siempre.

Supongo que lo que más teme un soltero es tener que pasar del soy uno al somos uno. Tócate los cojones, Mariloli. Ahora resulta que el amor no es sumar, es dividir entre dos. Y yo soy de letras.

Ah, y recuerda: Los solteros no estamos solos, solo estamos sin pareja.

¿TE GUSTA?  

+35 -0

Pareja  Relaciones  Solteros  

5 comentarios

COMPARTIR


PaulaPor
Paula

Publicista. Parezco normal, pero no.

ÚLTIMOS POSTS

“Los solteros no estamos solos, sólo estamos sin pareja.”

5 COMENTARIOS

  1. 4Colors4Colors

    Soy yo, soy yo… lo que describes soy yo! Somos iguales! Perdón, muy parecidos. Sí, pienso casi igual en cuanto alguien empalma una relación con otra sin dejar tiempo a que se ventile el dormitorio. Tienen miedo a estar solos o necesitan comprar un clavo nuevo para no recordar que tienen una caja llena de ellos guardada en el trastero. Nunca lo sabré, yo necesito mis largos paréntesis.

    Creo que me dan más miedo los empezares que los acabares. Tengo tanta experiencia en unos como en otros, estoy al 50%. Los acabares, siempre terminan igual: ¿te vas? Sí, me voy. El primero lloras un montón, te quieres morir, no hay luz ni en la escalera… Pero luego, sumando uno tras otro, lloras menos, morir es de gilipollas, apagad esa luz que gasta mucho e incluso, despides con la mano y una sonrisa. En cambio los empezares… joder… pueden ser tan distintos… Lo único que se parece un empezar de otro es: te presento, estos son mis amigos y esta mi familia. Terrible. Me echa para atrás. Lo demás es una incógnita. Definitivamente, empezar es terrible.

    Estoy solo porque quiero, lo necesito y porque no hay ninguna oferta externa que me deje como un bocazas y ya no quiera estar solo y tampoco lo necesite. Lo jodido es que “la oferta” es temporal y —como bien dices— se alarga todo tanto que “la oferta” ha decidido cambiar de supermercado. Es cuando uno se dice: “esta tampoco era”.

    Me ha encantado lo de “el amor no es sumar, es dividir entre dos”. ¡Qué cierto! Claro está que un día, se acaba sumando (cuentas compartidas, hipoteca, préstamos, gastos… apaga esa luz, coño!) pero coincide justo cuando el amor se va yendo para dejar paso al cariño.

    Buenas tardes.

    1. PaulaPaula Autor

      ¡Buenísimo! Todo el mundo habla de lo mal que se pasa al terminar una relación pero mucho peor es empezarla y ver como empieza a cambiar tu vida. Es como la sensación de estar echando una placentera siesta y que alguien (guapo, perfecto… lo que tú quieras) te despierta y te dice «¡Vamos a jugar al juego del amor!». Que sí, que jugar mola, pero la siesta… ¡AY, MIS SIESTAS!

      Ha sido un placer leer tu comentario. Muchas risas :)
      Ventila el dormitorio y apaga la luz.

  2. Avatar de VirginiaVirginia

    Una está sola en el sentido de no tener pareja cuando no encuentra una persona que le motive a compartir su vida. Lo demás son remiendos de pueblo. El problema es lo de siempre, egoísmo, cuando dos personas empiezan algo deberían dejar claro qué es ese algo, tenerlo bien acotado…¿estamos en esto por el sexo y la compañía?.Joder, decidlo. ¿Estamos en esto porque nos queremos?. joder, decidlo. Y que se deje la gente de tonterías de “ahora sí, ahora no, ahora te busco, o te llamo pero luego paso de ti”. Como decía el post de “yo a esto no juego”. Y es que no, todos los disgustos vienen por la falta de sinceridad.

    Quien se arrejunte por no estar solo tiene el mal de estar solo, solo que está sin la posibilidad de encontrar a alguien que merezca la pena porque está encerrado en la soledad compartida. Por eso los empezares no son faciles, porque los complicamos nosotros mismos.

  3. Avatar de CaroCaro

    JAJAJAJA

    Justo, tarde de domingo, escribiendo un post sobre el amor de pareja y estando soltera mientras tomo una manzanilla (camomille aquí en UK) y miro por la ventana al jardín…Y sí nunca había reflexionado que tomo manzanilla ya sin estar enferma!! XD

    Supongo que con el tiempo nos volvemos tan exigentes con nosotros mismos que no pedimos menos a nuestras parejas, y si, el costo de oportunidad es alto…muy fuerte te tiene que dar para ceder en esas cinco cositas…Y donde predomina el razocinio y las listas de pros y contras, no hay reptiliano que gane.

    Así nos va chica, brindemos con nuestras manzanillas…pero en Abril y en la feria de Sevilla…;)

    Chuuuuu!!!

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >