lo-que-hay-que-ver
Cosas que pasan

¡Lo que hay que ver!

«Coño, es un accidente de tráfico», pensé y salimos corriendo de casa hacia la carretera de arriba.

Acabo de volver de las vacaciones y, como no, el primer día de mi estancia en las Canarias viví una experiencia surrealista.

Os cuento.

Llegamos a Lanzarote, alquilamos un coche y nos fuimos a una casa que estaba ubicada en medio de la isla. Sí, la casa esa que sale en la foto del post. Una alemana muy maja nos recibió con una sonrisa desbordante:

- Espero que os gusten los perros- nos dijo presentándonos a sus dos perros enormes y efusivos.

Me encantan los chuchos de todos los tamaños y razas. Los llené de besos (no pude evitarlo). Nina y Galleta (¡qué nombres tan adorables para los perros!) me trajeron dos pelotas y cinco huesos para mostrar su alegría de ver a alguien que los besa en la nariz sin conocerlos de nada. Me recordaron a Nico, mi ex rollo de hace años, que estuvo tan agradecido por besarlo a los cinco segundos de conocerle, que me invitó a la cena más romántica de mi vida. Y a las dos pelotas.

Pero no nos desviemos.

Nos sentamos en la terraza de la casa a tomar un vino de bienvenida. La casa, bastante lejana de la carretera (apenas se oían los coches), estaba en una zona muy tranquila y de poco tránsito.

Mientras hacíamos el primer trago de vino local y escuchábamos el canto de los pajaritos, diciendo «Por fin las vacaciones», oímos un ruido desconcertante. Pensé que se había caído una avioneta, o algo por el estilo. Los tres nos quedamos inmóviles, hasta que la alemana gritó:

- ¡Un accidente! ¡Corred!
Por un momento no supe de qué me hablaba: ¿correr adónde? ¿Se nos está cayendo algo encima?

- ¿Accidente?- pregunté gritando.
- Sí, parece que se ha estampado un coche- respondió la alemana, escondiendo a los perros para que no se escapasen, y se dirigió hacia la puerta mientras llamaba a la policía.

«Coño, es un accidente de tráfico», pensé y salimos corriendo de casa hacia la carretera de arriba.

En unos segundos vimos un coche en un barranco. Las ruedas todavía se estaban moviendo y el coche estaba tan destrozado que lo primero que pensé fue: «Dios, se han matado».

Nos fuimos hacia el coche y vimos que alguien intentaba abrir una puerta:

- ¿Estáis vivos?- gritamos al unisono.
- Sí…
- ¿Habéis apagado el coche?- pregunté.
- Sí…
- ¿Hay heridos?
- No…

Les ayudamos a abrir la puerta. Primero salió del coche un señor de unos 60 años:
- Joder, joder, joder. No sé qué ha pasado. Estaba hablando con ella- hizo un gesto con la cabeza hacia el coche-  y me despisté…

Sacamos al señor del coche. Él, sin hacerle caso a la mujer que seguía dentro del coche, empezó a caminar de un lado para el otro, repartiendo tacos. «Está en shock», supuse.

Una mujer, más o menos de mi edad, estaba intentando salir por la puerta:

- Ay, madre. Joder. Qué susto. Tranquilos, estoy bien, estoy bien- nos decía mientras le echábamos una mano y la sentábamos en la carretera. Estaba temblando y no paraba de repetir que no entendía lo qué había pasado.

La arropé con mi bufanda, y entonces empezó lo “bueno”.

El señor resultó ser el marido de la chica y estaba borracho como una cuba. Caminaba confuso, olía  a alcohol y gesticulaba sin parar:

- Mi mujer estaba leyéndome un whatsapp, la miré por un momento y no me di cuenta de la curva. ¿Habéis llamado a la policía?

Asentimos con la cabeza.

- ¿Por qué lo habéis hecho? ¡Joder! Yo me voy.

Su mujer no daba crédito, igual que nosotros:
- ¿Adónde vas?

- A casa- le respondió. Resulta que vivían en la casa de al lado.

- Tranquilo, voy a decir que he conducido yo, no voy bebida.

- Haz lo que quieras, yo me voy. Vámonos. Y te quedas sola.

- Yo no me voy a ningún lado: mi bolso está dentó y el coche no puede quedarse aquí como si nada…

Un coche se paró al ver lo ocurrido. Un hombre sonriente se dirigió hacia nosotros. Parecía muy seguro de sí mismo y caminaba luciendo el tipito. Me recordó a los niños de mi barrio, tan chulitos como peligrosos. Llevaba el pelo engominado para atrás, una camisa de color rosa con el cuello levantado y jugaba con las llaves en la mano. Enseguida me puso de los nervios.

- ¿Qué os ha pasado, Jose Luis?- le preguntó al señor borracho.
- Que nos la hemos pegao, Manu. Me voy pa casa y que se quede ella aquí.- Respondió haciendo el gesto con la cabeza hacia su mujer.
- Haces bien. Vete, vete. ¿Habéis llamado a la policía?
- Estos sí.- Se refería a nosotros.
- Vale, yo me piro también entonces.

Y se fue.

El señor que conducía el coche también se marchó y nos dejó con su mujer, esperando a la policía.

-¿Y ese quién era?- le pregunté a la alemana.
- Ese era el alcalde.

¡Lo que hay que ver!

Otro coche se paró unos minutos más tarde. “No te preocupes, está todo bien”, estaba a punto de decirle a la rubia del volante cuando me di cuenta que lo único que le preocupaba era hacer una foto del coche volcado. La hizo y se fue sin preguntarnos nada.

Yo no daba crédito.

Llegaron la policía y la ambulancia. La mujer les contó que iba conduciendo sola y no vio la curva. Le preguntamos si necesitaba algo. Nos dijo que se iba a quedar con los de la ambulancia para hacerse unas pruebas. Le dejamos un número de móvil «por si acaso, si necesitas algo o tengas algún problema», y nos marchamos.

- No creo haber entendido bien lo sucedido, – le decía a la alemana sin parpadear siquiera.- Un tío borracho que deja a su mujer tras haber estampado el coche, un alcalde que se fuga, una tía que saca la foto parar su Instagram…

Se echó a reír:

- Bienvenida a Lanzarote, querida.

¿TE GUSTA?  

+7 -1

Accidente  Lanzarote  Vacaciones  

4 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

4 COMENTARIOS

  1. Avatar de CaroCaro

    jajajajaja

    Parece que eres de las que atraen las situaciones surrealistas. Yo también me habría quedado flipando en colores. Un alcalde que se hace el sueco, un sueco que no puede evitar que se note que está borracho y una rubia con chiribitas en los ojos imaginándose su Instagram portada…XD

    Chuuu!!!

  2. Avatar de JesúsJesús

    Hola,

    Bueno soy nuevo y es la primera vez que comento, así que será como una presentación jejeje. Me ha llamado la atención el comentario porque soy canario (pero de Gran Canaria, no de Lanzarote) con lo cual no he podido evitar leerlo. ¡Madre mía! Y mira que Lanzarote es una isla tranquila que casi nunca pasa nada, podría haber sido hasta una cámara oculta o la grabación de una película jajaja.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >