las-novias-que-no-amaban-a-tus-amigas
Relaciones

Las novias que no amaban a tus amigas

Si la Amistad tiene tetas, una cara preciosa y un cerebro de diez, cualquiera se despide de su autoestima.

Yo tengo una vecina. Ella tiene una terraza. Una enorme terraza porque vive en los bajos. Todos los demás tenemos balconcitos de dos metros cuadrados. Nuestros balconcitos salen a su terraza. Mi vecina, llamémosla Nuria, es una chica muy amable con una paciencia enorme. Cada mañana recoge bragas, calcetines y sujetadores que se habían caído de todos nuestros balcones. De vez en cuando yo también pierdo algo, bajo y le digo: «Hola, guapa. ¿Podría recoger mis bragas blancas?». Entonces salimos a su terraza y buscamos, entre otros objetos perdidos, mis bragas.

Se ríe y me pregunta cómo va el libro, y esas cosas. Le cuento alguna historieta interesante a modo disculpa. Siempre pienso que si me he tomado la libertad de entrometerme en su espacio, tengo que compensárselo de un modo u otro. Y le cuento historias. El otro día le conté cómo un ex rollete mío me dijo que a las bragas hay que llamarlas “braguitas” porque así parecería más señorita y no provocaría tanto rechazo. Comentó- además- y muy en serio que las mujeres groseras acabaríamos solas y follaríamos con los gatos. Obviamente lo dejé en aquel mismo instante, cantando “Bragas, bragas, braaagaaaas”, mientras me alejaba.

A veces pienso que a Nuria le dan igual mis historias y que lo que realmente quiere es que me pire a mi casa. Pero se ríe tanto con todo lo que le cuento que me confunde. No sé. O ella es extremadamente amable y yo soy un auténtico coñazo, o le encanta que mis bragas se aterricen en su terraza y que le cuente historias insignificantes. Todavía no lo tengo claro.

Tengo la esperanza de que su vida no es tan triste como para divertirse con las bragas ajenas. Yo siempre me la imagino muy ocupada y exitosa. Y eso que no la sigo en Instagram.

Esta vez se me cayó un calcetín. El más feo que tengo. El de las calaveritas. Llevo años pensando en tirarlo a la basura, pero le tengo cariño. A él y a su pareja, claro. Al principio pensé: ya que se ha caído, es una buena manera de librarme de él. Pero me sabía mal por Nuria, porque estaba claro que la mujer lo iba a guardar en su terraza, y una semana después lo colgaría en la escalera para que lo identifiquemos entre todos. Todos los vecinos contemplarían mi calcetín feo y tendría que buscar un momento para recogerlo sin que nadie me viera (en mi edificio tengo fama de una mujer elegante).

O sea que, de una manera u otra, el calcetín volvería a mi armario.

Bajé las escaleras y llamé a su puerta. Nuria me pidió descripciones de mi calcetín, “Aquí está” me dijo contenta y me preguntó si quería quedarme para tomarme una limonada casera. Dudé por un momento, pero no podía decirle que no. Después de las toneladas de bragas salvadas y horas de chistes malos, estaba obligada a aceptar su invitación.

Me sirvió un vaso de limonada y nos sentamos al sofá de su enorme terraza para fumarnos un cigarro.

- Necesito saber qué opinas sobre una cosa que me está pasando, – me dijo. Me alegré de poder ser útil.
- Claro, claro. Cuéntame, yo encantada.
- ¿Tienes tiempo? – ves, esto es lo que pregunta la gente educada antes de contar una historia. Tomo nota.

Nuria encendió un cigarro. Yo también, aunque no suelo fumar por las mañanas, pero no quería parecer más coñazo todavía.

- Resulta que tengo un amigo. Bueno, tenía. David y yo nos conocimos hace unos cinco años y nos caímos bien enseguida. Nunca tuvimos ninguna relación más allá de la amistad. A veces pasa, ¿no?

- Por supuesto. Yo también tengo amigos.- (Aunque la mayoría de ellos son mis ligues del pasado. Pero no se lo dije).

La historia que me contó Nuria era la siguiente:

David conoce una chica, se enamora de ella y desaparece. Pero no desaparece porque está muy ocupado follando (suele pasar), sino porque su novia no consiente que él tenga amigas. Cuando surge el problema, David se lo cuenta a Nuria por teléfono y le pide que desaparezca. Le dice algo así como: «Ya sé que suena ridículo y que parezco un idiota, pero mi novia tiene un problema muy serio con los celos y autoestima. Es una buena chica y quiero intentarlo con ella. Lo superaremos con el tiempo, estoy seguro, pero mientras tanto te pediría que desaparezcas de mi vida. Te prometo que, cuando lo resuelva, todo volverá a ser igual.»

- Nada volverá a ser igual. Esto es lo que creo. ¿Tú que opinas? ¿Debería intentar entenderlo y esperar que vuelva? Me parece injusto tachar así, de buenas a primeras, una amistad tan bonita.

Le conté a Nuria que conocía dos situaciones parecidas.

La primera, mía propia, en la que me pasó más o menos lo mismo. Mi amigo se enamora, ella me tiene manía y le pone un ultimátum. Mi amigo se declina por ella, pero me pide que espere hasta que se calmen las cosas. Yo esperé, porque creía que se trataba de un rollo de unas semanas. Que luego él la dejaría y “volvería conmigo”. Entonces le metería una bronca tremenda y se daría cuenta del error que había cometido.

Pero él no volvió. Al menos hasta ahora. Ha pasado un año y medio. El otro día le escribí un mensaje: “Si no estás para cuando lo necesite, no cuentes más conmigo. Esto no es una amistad.”

La otra situación, bastante más delicada, la vivió una amiga mía. Conoció a Pedro cuando ese ya tenía novia. Se hicieron muy amigos enseguida (cabe decir que Pedro estaba pasando por una mala racha parejil). Quedaban para contar sus problemas, para compartir música, para comer juntos. Un año más tarde Pedro le comunicó que tendrían que dejar de ser amigos: «Mi novia me hace elegir entre ella y tú. Sé que tú y yo sólo somos amigos y te agradezco todo el apoyo que me has dado hasta ahora. Gracias a tus consejos sigo con ella. Pero… no me queda otra. Lo siento». Y desapareció. Con un par de cojones.

Desde luego que la segunda historia tiene más chicha. Fuera coña, si yo fuese la novia de Pablo, no sé cómo me lo tomaría. Probablemente me habría gustado conocer a su nueva amiga. Tengo claro que no le hubiese hecho elegir, no lo hacía en los 90, no lo iba a hacer ahora. Al final cada uno tiene derecho a sus amistades. Ahora sí, si la Amistad tiene tetas, una cara preciosa y un cerebro de diez, cualquiera se despide de su autoestima.

Al final, como de costumbre, hablé más yo que Nuria. Creo que ella también se dio cuenta de ello, porque apagó su cigarro y me devolvió mi calcetín de calaveritas.

«Ay, los hombres», me dijo sonriendo y ha sonado a “qué calor que hace” cuando no sabes qué decir.

«Uy, sí», le digo. «Y luego dicen que las complicadas somos nosotras», disparé con un topicazo para descargar el ambiente.

Nos reímos.

Volví a mi casa. Tiré los calcetines a la basura. Decidí comprarme una secadora. Y llamé a un amigo mío para quedar (su novia estaba de viaje).

¿Te ha pasado alguna vez? (y no hablo de perder las bragas). ¿Cómo actuaste?

¿TE GUSTA?  

+18 -0

17 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

17 COMENTARIOS

  1. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Creo que lo he contado aquí alguna vez: yo sería muy amiga de mi último ex si no fuera porque su mujer no se muere de celos en cuanto me nombra. Tenemos ese problema desde que empezaron a salir, y ahí sigue. No podemos quedar nunca porque se pone como una furia. No tendríamos inconveniente en quedar con ella delante, o con ella y el montañés, pero no se lo puede ni plantear. Yo no le llamo nunca, por no enmerdar, y él me llama tres o cuatro veces al año, para ponernos al día, aunque sabe que tendrá bronca.

    La pena es que esto me ha ocurrido también con la mayoría de mis amigos, con los que nunca he tenido nada más que amistad. He perdido el contacto con mi mejor amigo de la carrera, y con dos amigos del trabajo, porque sus novias se ponen celosas. No lo puedo entender porque nos han visto juntos y tienen que ver que no hay nada, ni el menor tonteo, solo años de cariño y confianza. Siempre he intentado hacer amiga de las novias de mis amigos, pero, por lo visto, se me da retefatal. Sniff. Bua. Qué le vamos a hacer, ¿verdad?

    1. Alena KHAlena KH Autor

      Eso es.

      Lo de las ex es cierto también (ya tuvimos el post sobre esto, me acuerdo que lo explicaste, sí). No sé, yo estoy muy tranquila con las ex (más si son amigas que si son enemigas de mi pareja, fíjate), porque pienso: ¿qué interés sexual tienen uno con el otro?

      Pero en el caso de las amigas, me cuesta entenderlo. Sobre todo, cuando la amiga ya estaba. En el segundo caso es más problemático, porque algunas veces falla algo en la relación). Aun y así, no por tener pareja no puedes hacer nuevos amigos. Venga ya.

  2. Avatar de VixenVixen

    Alguna novia de algún amigo mío a lo mejor se sintió un poco insegura respecto a mis intenciones hacía su nuevo novio, pero esa inseguridad desaparece con el tiempo, cuando me conocen mejor a mí y sobre todo al tipo de relación que tenga con mi amigo. La segunda situación la veo muy complicada, porque no es lo mismo una amiga que ya estaba ahí cuando llega la nueva relación, que piensas “bueno, si son tan amigos desde hace años, si algo tenía que pasara ya habría pasado”, a que sea una amistad nueva, sobre todo porque las grandes amistades no nacen de la noche a la mañana.

    1. Avatar de LlysDonLlysDon

      Estoy bastante de acuerdo en que son distintos los casos. Si ere amigo de antes y eres amigo, parece que no debería haber problema. Ahora bien, voy a darle la vuelta al tema y voy a hablar de intuición.
      Veréis, un amigo de esos que son colegas sin malentendidos tenía una novia que estuvo en su momento celosa de mí. Nadie le dio importancia, se pasó con el tiempo. Bueno, pues el guion dio unos cuantos giros con el paso de los años, ruptura incluida (que nada tuvo que ver con lo anterior) y ahora la novia soy yo. Y no creo que sea un ser espectacular que pueda despertar inseguridades, lo que sí que creo es que a veces todos detectamos una química entre nuestra pareja y otra persona que puede no gustarnos y hacernos pensar en eso.
      De todas formas, y sobre todo en casos como el primero, me parece absurdo hacer a una persona dejar una amistad. También te puede parecer espectacular la farmacéutica del barrio y no por ello vas a enrollarte con ella ni a intentar nada, creo que una relación debe basarse en el compromiso y la lealtad, las hormonas van a seguir ahí y nos gustarán (o no) otras personas, pero a pesar de eso podemos decidir seguir con la persona a la que queremos. Hacer eso, sobre todo en el primer caso, signfica que no te fías de tu pareja. Y ya está.

      1. Alena KHAlena KH Autor

        Estoy totalmente de acuerdo contigo.

        Hay muchos casos en los que una amiga (un amigo) se convierten en pareja después de unos años. Pero eso no quiere decir que, mientras erais amigos, os moríais el uno por el otro.

        Es más, imagínate que empezamos a preguntarle a nuestra intuición: oye, ¿y esa? ¿O quizás con esa otra tiene algo? Nos volveríamos locos.

  3. Avatar de AnaAna

    Dios, es tan difícil encontrarse del lado contrario, quiero decir, tengo un serio problema con mi pareja al respecto… Les cuento, existe una diferencia de edad significativa entre nosotros, lo que hace que el tenga mas historia que yo, el caso es que el cuenta con una infinidad de amigas con las cuales no me relaciono, por que resulta que con el paso del tiempo me dado cuenta que un 90% de sus amigas han sido sus ex parejas! Cosa que inicialmente no me incomodaba, hasta que el las comienza a ocultar, quiero decir se ven, platican pero el lo oculta y yo pues me doy cuenta por terceros…
    Que pasa con el otro 10 % que he tenido oportunidad de conocer y tratar, pasa que luego se vuelven muy amigas de el y se convierten en mis enemigas, sin yo saber el por que?
    Detalles que le cuestiono!

    Perdónenme por estar del otro lado :/

    1. Alena KHAlena KH Autor

      Hola, Ana.

      A ver, no sé cómo es el tema exactamente (es difícil valorar la situación por cuatro líneas), pero hay cosas que no me cuadran.

      Es decir, si tú no tuviesen más en contra de que las amigas de tu novio son sus ex, ¿qué motivo tendría él para ocultarte que las ve? Tal y como lo planteas aquí, a mí me dio la sensación que no te hace gracia que sean sus ex. Por cierto, hay un post sobre este tema, “Sus ex son sus amigas” aquí: http://intersexciones.com/sus-ex-son-sus-amigas/

      Lo que no he entendido es lo del “otro 10% que se vuelven tus enemigas”, ¿a qué te refieres?

      Un beso :)

  4. Avatar de BettyBetty

    La verdad? Las novias casi siempre me detestan y a mi me encanta saludar a mis amigos y arruinarles el día a esa chicas odiosas, no tengo que esforzarme, a parte soy toda celosa con mis amigas y amigos y detesto que los manipulen tan vilmente!
    Eso sí, quien ha llegado diciéndome que no vamos más por sus novias, se van a la quinta porra! Una persona que te hace elegir entre ella y otro no te quiere, y si tú me vas a dejar de lado por alguien que no te quiere……

    1. Avatar de MarinaMarina

      No creo que tampoco haya que ser así, porque no acabo de entender la actitud de algunos amigos o amigas de tu pareja que parece que les importes un pimiento incluso que hagan esto de saludar para intentar molestar. No te has planteado nunca que tal vez les caigas mal porque no tienes ningún interés en caerles bien.?

      Hay novias celosas con las que es difícil lidiar pero para no llegar a la situación en la que mi amigo tendrá que escoger entre ella o yo es mejor tener una buena relación con ella y si cae muy mal soportarla incluso por él pk al fin y al cabo es a quien él ha escogido por un tiempo o no. Eso pienso yo pk si fuera al revés es lo que me gustaría que hicieran.

      1. Avatar de BettyBetty

        Créeme que sí, suelo ser prudente y amable e intentar caer bien, y la llevo increíble con algunas!!! pero hay otras que simplemente no gustan de la amigas de su chico, de ninguna clase! ni yo, ni ninguna… Y bueno, tampoco voy a estar ahí para que me dejen la mano tendida… A parte, solo basta un saludo del otro lado de la calle para que a estas chicas se les tense hasta el cabello.

  5. Avatar de AlbaMetaforaAlbaMetafora

    Pues yo he vivido muchas situaciones de ese tipo. Mi mejor amigo de toda la vida (y repito: de toda la vida, de la infancia, desde los tres años o así) se echó novia. Supuestamente, yo era amiga de ella. Pero ahora mi amigo ha dejado de hablarme y me entero por terceros de que la chica le cuenta mentiras tipo que yo la odio y tal, y todos mis amigos me dicen que han escuchado algún comentario de celos por parte de ella. Mi mejor amigo me lo ocultó y al final ha cedido. Y después de un año sin hablarme, sinceramente soy de las que piensa que la elección ha sido suya, y si ha decidido pasar de mí, que no vuelva a hablarme. ¿Qué puedo hacer yo? Me ha demostrado que no es mi amigo, no ha estado cuando lo he necesitado y me ha hecho daño con su actitud.

    Luego tengo la historia de un chico que conocí teniendo novia. La novia me odiaba porque nos hicimos cercanos pronto, y tenían muchos problemas. Lo cierto es que mi amigo se desahogaba conmigo y me decía lo mucho que la quería pero lo mal que llevaba cosas como sus celos, y yo defendía a la chica de alguna manera, diciéndole que tuviera paciencia. Han hecho las paces muchas veces gracias a mí y esa chica jamás lo sabrá. Al final, mi amigo se alejó un poco de mí y pensé que se repetiría la historia, pero resulta que la dejó y me dijo que se había alejado de mí para que nadie pensara que había sido mi culpa. Ahora mi amigo está saliendo con otra chica muy maja con la que me llevo estupendamente.

    Yo, cuando mi novio tiene amigas, no me pongo celosa. Aunque sean exs, porque yo misma soy amiga de algunos exs. Pienso que por mucho que pretendan ellas con mi novio, al fin y al cabo va a ser decisión de él seguir conmigo o no, y que eso no voy a poder evitarlo aunque lo encierre en una caja.

  6. Avatar de YoSoyYoSoy

    Yo estoy en la situación contraria, dejadme escribir y explicar antes de juzgar ;) .
    Yo soy la novia que después de dos años de “noviazgo” en la distancia (el es de otra provincia),él decide dejarme… (le abren los ojos y le hacen ver que no me quiere lo suficiente ya que, entre otras cosas, llwbo mochila incorporada). A los 3 días, y debido al dolor que él tenía….se acuesta con la que entonces empezaba a ser su mejor amiga del trabajo, que había conocido pocos meses antes y de la que me contaba siempre las cosas. Yo era consciente de aquella nueva amistad y estaba deseando conocer a esa mujer, que estaba pasando por una crisis en su matrimonio y tenía muchas cosas en común conmigo… Nunca antes tuve celos de esa amistad ni de ninguna otra, hasta que después de un mes, decidimos hacer borrón y cuenta nueva y darnos otra oportunidad. Pues bien, aquí comienzan mis celos…. No puedo “tragar ” que sigan siendo amigos, que se cuenten sus cosas, que se vean para tomar unas cañas, que se hablen….. Nunca le he dado a elegir, pero sí es cierto que se lo estoy haciendo pasar mal con mis celos…. Me sentí humillada y saber que siguen siendo amigos, después de haber tenido una experiencia sexual llena de confianza y bonita (según sus palabras) me sigue humillando.
    Ahora me podréis decir que soy intolerante e insegura pero no todo es tan fácil..En este caso no sé qué esta siendo más fuerte, si el corazón o la razón….

  7. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Leyendo arriba, es que cada caso es distinto. Si mi pareja es amigo de su ex, y queda con ella, depende mucho del respeto que me demuestren a mí. Claro que me voy a mosquear si me miente, pero en eso o en cualquier cosa, o si me lo oculta adrede. Y no me va a parecer bien que me excluyan de su relación por principio. Si yo pudiera quedar con mi ex, querría que su mujer viniera, y querría que viniera mi marido si le apetece. Qué menos, si es lógico que un runrún de celillos sí sientan, aunque se lo aguanten, que incluirlos en la relación. Si quieres mantenerla es lo más inteligente, ampliar esa amistad a las parejas.
    Si voy y veo que ella no es limpia en sus intenciones, o no me trata bien, se lo haré ver. Tampoco sé, si me quiere, si es normal que permita que alguien no me trate bien, ¿no?, igual en ese caso, si lo hace mucho, prefiero buscarme otro que me ponga por delante.

  8. MarisaMarisa

    Yo he estado en las dos situaciones, la novia celosa y la amiga despechada.
    Primero fui novia celosa: tenía 20 años, mi primer novio y una ex que no quería ser ex, con disfraz de amiga. El tonteo era tan evidente, por más que mi novio me repitiera que sólo era una amiga y que “ella era así”, que tuve decirle las palabras: “Ella o yo”.
    Después me ha tocado ser la amiga dejada, dos veces (¿hola karma?). Me dolieron muchísimo. Una aún me duele. La primera vez, era mi ex con el que intentaba mantener una amistad que no pudo ser. Me retiré dignamente pero aún es incómodo cuando nos encontramos.
    La segunda fue un shock porque ellos (mi amigo y su MUJER) conocían a mi novio, yo he sostenido en mis brazos a sus hijas… No entiendo de dónde pudieron venir esos celos. Me dolió, aunque en este caso sé que a mi amigo más, porque casi se echa a llorar cuando me lo dijo.
    Al haber estado los dos bandos, sé que cuando yo era la amiga, esos celos me parecían infundados. ¿Era lo mismo cuando yo era la novia? Puede que me faltara madurez, pero el tiempo me ha dado la razón en que la otra chica no sólo buscaba amistad. Aunque ahora creo que hubiera actuado diferente.
    Sólo sé que cuando esto pasa, la amiga siempre pierde . Por eso cruzo los dedos cada vez que un amigo se saca novia.

  9. Avatar de JyJy

    A mí me ocurre algo distinto. Tengo buenas amigas con las que hablar de todo sin problemas. Sin embargo, cuando me echo novia son ellas las que me evitan. Es como si no quisieran verme con otra mujer, cosa que no entiendo. Por qué tiene que ser tan difícil tener novia y amigas al mismo tiempo? Me refiero a amigas propias, no las de mi novia, que vienen de serie con la novia.

  10. Avatar de AmaiaAmaia

    En mi caso,yo soy la que pierde amigos por sus novias.Tengo uno que empezo a estar normal cuando estabamos solos pero a actuar como si no existiese cuando su novia estaba con el,a lo que decidi no hacer caso del todo,a ver que va a ser esto.Al cabo de los años el mismo chico preguntaba a otros amigos por mi y decia siempre que con lo buenos amigos que fuimos,que pena no tener ya ningun tipo de relacion,Hoy es el dia en que cada vez que me ve (no muchas pues vivimos lejos) viene a saludar y me mira con ojos tiernos y es dulcisimo!!!ummmm aunque aun nunca me ha cuadrado acompañado de su mujer ( se casaron).Otro amigo,de pronto,empezo a no contestar mis llamadas,ni mensajes….hasta borro mi numero del movil (lo supe cuando le envie un whatsapp de cumpleaños,y respondio con un “gracias pero quien eres?) Luego me entere que al de nada fue padre.No hace mucho fui de visita a mi ciudad y fueron unas de las primeras personas en encontrarme.Ella levantando cabeza y sacando tetas,empujo su carrito y siguio andando hasta desaparecer de mi vista.El paro a decirme hola,con los ojos sudando en frio,la voz llena de culpa y ahi medejo un “me alegro muchisimo de verte,de verdad”,todo ello sin poder mirarme directamente a los ojos…y una larga lista de amigos que desaparecen cuando tienen novia….pssssss.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >