molar-no-mola
Sociedad

La vida no es molar a los demás

En este mundo, en el que la tarjeta de visita pesa más que una vocación, es difícil encajar haciendo algo que amas.

Hace seis años creé Intersexciones porque deseaba entender más la vida, empatizar mejor con el mundo y escribir como si fuese escritora. Porque quería ser escritora. Porque soñaba con ser escritora.

Y luego, años después, acabé siéndolo. O eso dicen. Seis años me costó entender que el escritor es el que vive para escribir, el que se emociona escribiendo y el que no ve sentido a la vida sin hacerlo. Publicar un libro no me hizo más escritora. Tal vez, incluso, un poco menos.

Hace años que ya no trabajo en las empresas para tener una carrera profesional. He sido criticada por mucha gente y he tenido varios disgustos amorosos por esa razón: supongo que no es fácil vivir con una soñadora que sólo se siente completamente plena cuando está delante de la pantalla y, mientas tanto, trabaja de cosas que le importan bien poco. En este mundo, en el que la tarjeta de visita pesa más que una vocación, es difícil encajar haciendo algo que amas. Difícil, hasta que te encuentras con las personas que lo viven igual que tú.

Sin embargo, hace unos meses pensé: ¿y qué hago con el blog? Lo abandoné por completo durante un mes y medio. Tenía algunas propuestas comerciales, la gente enterada me daba muchos consejos: haz vídeos, eso está de moda; hazlo más visual, la gente ya no lee tanto; haz más listas de cosas y deja de escribir artículos tan “tochos”; haz que tus redes sociales muestren una vida guay, eso se lleva (o que es lo mismo: invéntate una vida porque ser normal no lleva a nada y a nadie le importa tu vida de mierda); escribe para las revistas que están de moda; asiste a más eventos; haz contactos…  ¡muévete!

Pero yo no tenía (ni tengo) ganas de todo eso. Yo sólo tengo ganas de abrir el portátil y sonreír tecleando. O llorar, tecleando. Yo sólo soy feliz desde que reduje mi mundo a las personas con las que me siento cómoda, y me da lo mismo qué ponen sus tarjetas de visita.

Me rodeé de los mejores. Busqué a personas que lo vivían de una manera muy similar. Los que no escribían para ser alguien: lo hacían para sentirse llenos. Ellos, como yo, aman la literatura y, por encima de todo, hacen un buen trabajo. Todo por una simple razón: para ellos (igual que para mí) escribir no es un trabajo, es un placer. Este espacio se ha convertido en un hogar para siete, y los siete, sin excepciones, amamos estar aquí.

Entonces entendí qué quería hacer con este blog: nada.

Sólo quería seguir escribiendo y seguir prestando este espacio a los demás escritores, para que hagan lo mismo.

La vida no es molar a los demás. La vida es sentirte satisfecho tú mismo con lo que eres.

Y no me creo eso de que la gente ya no lee. Es una excusa barata para los que ya no escriben.

¿TE GUSTA?  

+47 -0

3 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

3 COMENTARIOS

  1. Avatar de EnekaEneka

    Cómo te entiendo…!Siempre en trabajos que no me aportan nada (y a los que yo probablemente aporte poco también) lo que genera una rueda de insatisfacción constante y acabas por pensar que eres un bicho raro, incapaz de conformarte con una vida aparentemente “normal”.
    Sin embargo a mi me falta ese valor para lanzarme y también el tesón…soy doña dispersa.
    No sólo hay gente que sigue leyendo si no que también existimos aquellos que nos inspiramos leyéndote.

  2. Avatar de YolandaYolanda

    Mis hijos veían una serie que se titulaba “Mi perro tiene un Blog”, siempre me ha hecho gracia pensar que hasta un perro puede escribir (sí es ficción OK!), pero es que puede escribir cualquiera y quien no escribe tiene que liberarse antes o después y de la manera que sea. Quien no escribe, tiene amigos que le hacen de oyentes en una cena o de copeo, pero todos tenemos la necesidad de explicar.

    El otro día pensaba en la de años que llevo en esto, escribiendo. Varios blogs con diferentes temáticas, algunos cerrados y otros en activo…, hace añísimos con “My Space”… en fin y cuando no había internet, tenía mis libretas donde a modo de diario me explicaba mi vida. He tenido paréntesis, como todos, pero siempre las letras aparecen, porque a los que nos gusta escribir, volvemos a sentir el alma en la yema de los dedos tecleando. Reconozco que aún, en modo analógico me escribo de vez en cuando.

    En mi caso, no utilizo bien las formas verbales, posiblemente en ocasiones me cuesta hacer entender lo que pienso o siento, me dejo acentos…, pero es que en el fondo (sí, publicamos nuestras letras, viralizamos los post todo lo que podemos, bla bla bla…) escribimos para nosotras mismas!

    Seguiré leyéndote hasta que tú quieras, que es un placer.

    Saludos!!!
    Yolanda R.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >