relacion perfecta
Relaciones

La relación perfecta…¿Existe?

“La relación perfecta…¿existe?”. Esta fue la pregunta que hice ayer a mi seguidores de Twitter (a las 23h aprox). En la encuesta participaron unas 90 personas. - Es normal que el70% te respondieron “No”. Parece extraño que tú y a tu edad puedas llegar a plantear una contestación diferente. Alucino. ¿En qué mundo vives, amiga?. [...]

“La relación perfecta…¿existe?”. Esta fue la pregunta que hice ayer a mi seguidores de Twitter (a las 23h aprox). En la encuesta participaron unas 90 personas.

- Es normal que el70% te respondieron “No”. Parece extraño que tú y a tu edad puedas llegar a plantear una contestación diferente. Alucino. ¿En qué mundo vives, amiga?.

Me lo decía mi conocida, una chica llamada Tania, de unos 30 y largos, emparejada hace ocho años con un empresario con hijo, un trabajo y dos ex mujeres que le agotan. A proporciones iguales. Tania, la misma que hace 15 años me juraba que creía en el amor para toda la vida: puro e inocente.

La misma que lloraba ayer viendo “Pretty Woman”. Sí, sí. La mismita.

Y yo no puedo estar de acuerdo con ella. A mí, lo que me parece verdaderamente sorprendente es que bajo el término “perfecto”, suponemos una relación, basada en un guión de una película americana, que nos exige creer en que el enamoramiento dura una eternidad. Nos lo tragamos con ganas y extrapolamos la relación de dos horas de la pantalla a la de los 20 años de la vida real. Al ver que no tiene nada que ver, la llamamos “imperfecta”, ya que no nos ofrece al chico manchado de azul con su caballo teñido de blanco y su mundo pintado de rosa. Esto explica a algunos de los tweets que ponían: “¿Una relación perfecta? ¡Qué aburrido!”.

Pues claro.

Le he propuesto un juego a Tania: imaginemos la vida de Edward y Vivian unos años después. No creo que si nos la enseñaran en la misma película, “Pretty Woman” habría tenido un éxito similar. Una prostituta le enamora a un miltimillonario y decide dejar el oficio. Bien. Unos meses más tarde, y tras gastar varios millones de sus ahorros en educarla, vestirla y peinarla, a Edward le entra miedo: ¿Si Vivian fue capaz de estar con tantos hombres por dinero, quién me asegura que no soy uno de ellos? ¿Podría olvidar su pasado?”.

- ¿Por qué tu capacidad de adorar a una prostituta americana no extiende a una latinoamericana madurita de tu barrio? Qué injusta que eres, hija.

Pero Tania hace un gesto con la mano con el que me hace sentir como un mosquito hambriento.

¿Cómo vamos a ser capaces de definir una relación perfecta, si ni siquiera sabemos lo que nos gusta y lo que no? En vez de plantear cuáles son nuestras prioridades en la vida, nos dedicamos a “no perder el tiempo”, buscando al “compañero impecable”, por si “se nos pasa el arroz”, siguiendo un patrón de comportamiento y de vida, diseñado por la sociedad como “Modelo ideal”. Es como la “talla única” para un vestido. O “para todo tipo de pieles”de una crema de alta gama.

¡Qué desprecio de vida, queridos! Qué poca personalidad. Y qué falta de conocimiento y respeto hacia nosotros mismos.

Mi amiga Alexandra está con su novio desde hace cinco años. Todas sus parejas anteriores fueron más o menos iguales: capullos que la hacían sufrir. Pero el de ahora se lleva la palma. Ella dice que jamás lo dejaría, porque si se ocupa de buscar una relación perfecta, morirá en la soledad. Y yo creo que la explicación es bien sencilla: en el fondo una relación más adecuada para ella es en la que le tratan mal. Alexandra es una chica de poca autoestima y muy propensa a los dramas. No puede vivir “aburrida” en una relación llena de respeto y armonía. Necesita “caña”: pasiones, peleas, discusiones, lagrimas, gritos y sobretodo drama, mucho drama. Con lo cual, Víctor es ideal.

Mi antigua vecina, Mariona, me dice: “ Llevaba quince años en pareja(s). Distintas. Tres en total. Cinco por pareja. Los aguantaba, porque no creía en una relación perfecta.O sea, bajo este término me imaginaba a un hombre que me adore, con el que no pelearíamos jamás:guapo, rico, con un cuerpo de escándalo y un cerebro de envidia. Que tenga todo lo que quiero que tenga y no tenga ni un solo defecto. Formaríamos una familia ideal y eternamente enamorada, rodeada de hijos felices e increíblemente guapos. Me educaron así: yo no me merezco nada menos que una relación perfecta. Si la busco, la encuentro. Tras darme cuenta a los 20 que no existe un hombre tan y tan ideal, decidí estar con José (aburrido, pero buen chico), luego Johnny (rockero loco, que era todo lo contrario de José), luego con Fernando (que fue una mezcla de todo, pero no compartía mi pasión por viajar. El destino más curioso de sus vacaciones fue Mallorca, imagínate). Y lo dejé. Me sentía muy, pero que muy mal. Mi madre me decía que con esa actitud me quedaría sola. La misma madre que me había enseñado que YO merecía LO MEJOR.

Pasado un año, reflexionando mucho sobre el tema, me di cuenta que una relación perfecta no tiene nada que ver con la perfección impuesta por las comedias románticas, ni supuestas vidas de los famosos. Ni la casa de Barbie y Ken, tan asquerosamente perfectos e ideales…”

Ahora lleva dos años con Carlos: un chico de todo menos impecable. Pero se les ve felices.

Una relación perfecta SÍ existe. Y como bien dice Luzhilda: “No tiene nada que ver con “MUAH MUAH”. No incluye la tarifa plana de besos, ni felicidad. Ni ausencia de las peleas. La relación perfecta la decides tú. Pero no nos engañemos: si nos enamoramos de una persona que no reune las virtudes que buscamos y sus defectos son verdaderamente molestos para nosotros, es una pérdida de tiempo. Me explico: la relación perfecta siempre estará compuesta por dos protagonistas completamente imperfectos. Pero dentro de su imperfección , nuestro elegido tendrá dos tipos de defectos: los que toleramos y los que nos hacen sentir infelices. Cuando el balance es sano, la relación tiene todas las posibilidades a ser aproximada a lo que tú buscas.

Ejemplo: si a mí me gusta viajar en pareja, conocer culturas nuevas, hablar y debatir, estar más fuera de casa que dentro y mi intención es no casarme jamás, NO estaré con un hombre casero, tímido y callado, que sueña con formar una familia. Si mi intención es cambiar su forma de ser -soy idiota y tramposa. Si nos aferramos al famoso consejo de “amar es buscar compromisos”, moriremos buscándolos, sacrificando a lo que verdaderamente nos importa y nos satisface.

¿Vale la pena?

Una persona puede tener millones de virtudes, pero si sus defectos (lo que según tú son los defectos, claro) son lo suficientemente importantes como para hacerte sentir mal, piénsatelo. Y si aun así te metes en una relación con él, ya que “amor vence todas las barreras”,- no te quejes.Dedícate vencerlas y ya me contarás.

En resumen: una relación perfecta es la que está compuesta por dos personas imperfectas que coinciden en prioridades . Desde mi punto de vista, las parejas que más futuro tienen son las que combinan los temperamentos opuestos , pero tienen los mismos valores y prioridades.

Y ahora, tras leer toda esta parrafada, dime: ¿La relación perfecta existe? ¿Tiene algo que ver con una relación Muah-Muah? ¿Deberíamos ser más realistas?

Image Hosted by ImageShack.us

www.intersexciones.com

¿TE GUSTA?  

+0 -0

Hombre ideal  Perfección  Relaciones  

44 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

44 COMENTARIOS

  1. eMe

    “La relación perfecta la decides tú.” “La relación perfecta siempre estará compuesta por dos protagonistas completamente imperfectos.”
    Compleeeeetamente de acuerdo!
    Las relaciones perfectas existen, pero solo si encuentras al imperfecto que encaje contigo en gran parte de los ámbitos de su vida porque entonces, apenas darás importancia a sus defectos o imperfecciones. Al final, te parecerá que todo está en su sitio :)

  2. Elisabeth

    Sabia Luzhilda… y como dije en mi tweet “depende de lo que cada uno/a entienda como perfecta, para mi no hay blanco o negro, todo tiene matices y posibilidades” y vivirlo con todo es una experiencia alucinante, y si no es así mejor que acabe cuanto antes…

    Lots of love darling.

  3. alvarodrv

    Yo me decanto por pensar que la relación perfecta no existe, pero sí la relación perfecta para cada uno; más que perfecta, adecuada, en el sentido de que es una buena relación, sana y feliz, el tiempo que tenga que durar, y aun no siendo para siempre, no tiene por qué ser un final triste, si el tiempo que duró fue una bonita experiencia.

  4. maria

    lo has definido muy bien, una pareja perfecta esta formada por dos seres imperfectos con prioridades en comun.
    No se si hay relaciones perfectas,
    En una relacion tiene que haber de todo,es como la vida real, o acaso algunas veces no te cabreas con un amigo, un familiar, un hijo,como no te vas a cabrear con tu amor?.
    Para mi prrety woman no es una relacion perfecta,es mas creo que una relacion se ve si sera perfecta en el tiempo,pues en puro enamoramiento hormonal y spiquico es muy dificil ser objetivo.
    personalmente con mi relacion imperfecta estoy tan contenta como una niña con zapatos nuevos.
    No obstante lo perfecto no es sinonimo de duradero
    somos seres vivos, somos cambiantes,puede ser que con lo que nos parece perfecto hoy mañana nos puede resultar insoportable.
    De ahi el dicho FUE PERFECTO MIENTRAS DURO

  5. Anita Patata Frita

    Pues si, lo has definido perfectamente, por mi relación no apostaban un duro nadie y mira 5 añitos, somos totaaaalmente diferentes y discutimos por chorradas como si se nos fuera la vida en ello, estoy loca por él y al rato quiero matarlo, eso y que soy una pura loca del melodrama hacen de mi pareja una imperfección-perfecta para mi.

    Yo se si me va bien con un chico cuanto más me duele el pecho cuando discuto con él, y te aseguro que cuando discuto con el sr.patata las costillas se me clavan en los pulmones! y mira tu no nos parecemos en nada, nos llevamos 10 años, nos conocimos por internet y aún así nos adoramos.

    Vivan las imperfecciones.

  6. Juanjo Morcillo

    No creo que exista la pareja perfecta, pero sí la pareja adecuada, que no es lo mismo. Me explico, la perfección no es posible a mi modo de ver pero si que existen ciertas cosas que hacen que una pareja funcione.

    A veces vemos parejas que pensamos que no pegan ni con cola y ahí están, toda la vida, será porque son adecuados uno para el otro y saben convivir a pesar de no ser perfectos.

  7. Isa GG.Brownie

    En resumen: una relación perfecta es la que está compuesta por dos personas imperfectas que coinciden en prioridades

    Para mi una relació perfecta no es una relación de película, es el día a día con sus más y sus menos pero superando los menos juntos que al final es lo que te hace feliz :)

    Isa GG.

  8. Anonymous

    Es mi segunda aportación, pero cada vez me siento más motivada a comentar tus relatos de la vida misma. Gracias !!
    Comparto todas tus reflexiones y me considero un reflejo de ellas. Soy joven, 21 añitos en plena formación en todos los aspectos de la vida pero aún así muy curtida en algunos.
    Relaciones serias en mi historial, ninguna. Historias,cientos.Cuando salgo soy la ligona y exigente del grupo, así es como mis amgig@s me califican. Me respaldo en que un hombre solo me aporta sexo y no necesito ningún ser con el que compartir inquietudes ni experiencias,mentira. Me muero por compartir todo cuanto pasa por mi mente con alguien pero la realidad me contraría. Si así es,ya que han sido numerosas veces las que he reflexionado sobre las relaciones de las personas que configuran mi entorno y sinceramente ninguna me despierta sentimiento de envidia, puesto que la que no está basada en el interés, está basada en el cariño y no en el amor, en el “ estar por estar´´ y así infinitud de calificativos que me surgen a la hora de valorar dichas relaciones. En este momento es cuando me cuestiono si verdaderamente soy yo la que vive en una utopía diseñada por una servidora.

  9. Laurin

    Por supuesto, de acuerdo contigo al 100%. O aguantamos las imperfecciones o desengañémonos, lo perfecto es imposible de conseguir porque nadie sabe cómo es.

    Pero… ais nena! Pienso que poco a poco los defectos se van incrementando y ganan por goleada a las virtudes, que terminan arrinconadas en un cuartucho oscuro de nuestra conciencia llenas de telarañas.

    Para mí el amor perfecto existe pero dura unos 4-5 años :)

  10. Spin

    estoy con @Anónimo.
    “estar por estar” está a la hora del día, incluso conoces a alguien que esta con alguien pero aún así no le importa ponerle los cuernos porque “está ahí” mientras no aparezca nada mejor.
    cosa fina vaya

  11. Alba Baquero

    Una cosa es que bases la perfección en “MUAH MUAH” como tu dices, que vivas imaginando que eres una de las protagonistas de tipicas comedias románticas y compares constantemente tu relación con eso, con un guión.

    Y otra que construyas lo que para ti es perfecto, lo que para ti tiene valor y lo que a pesar de todo, te hace sonreir.
    Que con el paso del tiempo APRENDAS a valorar tu relación, a quererla y a hacerla tan tan especial que solo los 2 sepais de que va el tema.

    Cada uno opinará según sus experiencias, está claro que no puedes creer en la relación perfecta si no la has conocido.

    Ya no sólo como amor y blablabla (que también hay momentos asi) si no como compañero, amigo, amante.

    Al final pasan los años, creces a su lado, teneis sueños en común, y sólo quieres que las cosas sigan asi.
    Mi relación es un amor-odio constante y me encanta.
    Somos imperfectos, siempre lo somos
    Pero lo que tenemos si que es perfecto, por el simple hecho de que nos hace felices.
    No hay más.

    Gracias por post como estos!

  12. Anonymous

    Toda la razónnn!!
    Ademas de no existir las relaciones perfectas no serían constructivas, nunca aprenderíamos de errores porque todo lo haríamos bien. Aparte de ser un rollo.
    Me ha gustado el post de hoy!

    Sólo una cosita.. espero que no te importe que te corrija, pero pusiste armonía con “h”, vale? Lo digo por si quieres cambiarlo :) )

    Un besote!!=)

  13. Mme. Noémie

    Me ha encantado este tema y me ha encantado, más aun, como lo has tratado!

    Como te dije ayer vía twitter:- Hay relaciones perfectamente imperfectas.

    Así que, efectivamente, como tu bien has dicho dentro de las imperfecciones de nuestra pareja radica la propia perfección de la misma!

    Bisous, bisous!

  14. Chopstick girl

    Alena, querida, gracias a Dios la relación perfecta no existe. ¡De qué ibas a escribir tú si no! el mal de amores da de comer e inspira a mucha gente: literatura, música, cine, moda, política…
    Seguro, seguro que Richard Gere roncaba y la pritiguoman tenía mala leche.
    Si las relaciones fueran siempre como en lso primeros meses, seguro que no moríamos de un infarto. Tanta tensión, incertidumbre, esperas, nervios, mariposas en el estómago. conocer, adaptarse, aceptar al otro es lo más bonito del amor. Y no es algo que se haga del tirón y se supere. Es un trabajo diario de cariño, respeto y paciencia.
    ¡Eso sí que es una relación perfecta!

  15. Patri

    Creo que hará menos de 24h estaba hablando de eso con mi pareja, la misma que ahora se está bajando de un avión en Galicia y con la que las discusiones (excepto 5días al mes) son por teléfono… y llegamos más o menos a las mismas conclusiones. Sobre todo a lo de que la balanza sea positiva y a la imposibilidad de cambiar al otro (aunque no de la necesidad de amoldar las diferencias)
    Podría añadir además que esos defectos con los que puedes llegar a convivir (los que no te hacen infeliz)…llega un punto que hasta se hacen adorables y piensas “él es así” y luego sonries :)
    Si, una vez amoldados a las diferencias de cada uno y los defectos viables asumidos, añadimos que el amor y las risas (imprescindibles) lo hacen todo muuucho más llevadero y añadimos una pizca de muá-muá (que a mí me hace falta…) parece que ya se va acercando más a la relación perfecta, o al menos a la mía…
    Aunque lo divertido es ir montándola poco a poco, no encontrársela de golpe :)

    P.
    Brujuladechocolates.blogspot.com

  16. Anne- Charlotte

    Yo quiero que ésto lo lea mi novio, porque aunque creo que nuestra relación es 'perfecta'en el sentido de equilibrada y con todo lo malo y bueno que eso conlleva, si lo lee, va a entender la vida mucho mejor (porque yo no podría haber explicado mejor como debe ser una relación).

  17. Malu Rivero

    Jajaaa ¡Basta! De tanto amor. ¡Yo creo en el Amor!
    Soy una enamorada del Amor. Pero no soy la “romántica”, ni la “apasionada”.
    Me gusta esa conexión perfecta con la otra persona con la que todo es risa hasta la carcajada, miradas imponentes y nervios. ¡ME GUSTA! Y siempre creeré en ello.
    Y sí, es el estereotipado, pero es el que me gusta, eso es lo que a mi me gusta.
    Y voy de deborahombres por la vida, pero cuando veo al hombre que me gusta… he tardado bien poco en cambiar de tercio ¡jojo! y casi sin ser consciente de ello (O.O)'
    Así que yo digo SÍ.

    Eso sí, te puedo decir que hace cosa de dos meses encontré al hombre de mi vida.
    (Tiene novia, lo que por probabilidad lo encuentro lógico debido a la carencia de hombres como él que hay en el mundo, y he decidido que de momento seamos amigos hasta que él aguante. Y así también tener tiempo para conocernos.)

    Aclaro que tengo 19 años y que he sido una cínica escéptica toda mi vida, y por eso no he tenido nunca un novio, ni siquiera un rollo.
    Ahora flipa… he convertido ese escepticismo que no me dejaba salir con nadie en romanticismo.

    Es de locos.

    Malu xxxx

  18. Barramare

    Después de leer esta “parrafada” como siempre con muchísimo sentido y con muchísimo de real, he de decir que yo tuve la relación “perfecta”.

    He pasado ocho años con una persona que de puertas para fuera era perfecta. Un niño educado, trabajador, que ciertamente me trataba como a una reina y que pocas veces me dio un no por respuesta.

    Nunca discutíamos, NUNCA, no había chispa, no había zsa zsa zsu, ni pellizco en el estómago ni mariposas ni leches en vinagre.

    Lo hubo, claro que sí, al principio, pero he llegado a la conclusión de que mis quince años y mis ganas de estar con ese chico que se me había metido entre ceja y ceja me habían hecho idealizarlo.

    La realidad, es que no era para mi. Punto y final. Que era una persona a la que quería, que me importaba, que estuvo a mi lado en cada momento pero que ni era mi pareja ideal ni era mi amigo tampoco.

    Lo que parecía una relación idílica para los demás, al no discutir, al tener cada uno su espacio con sus amigos y respetarse se traducía en realidad en un no tener cosas en común en absoluto, hacer vidas por separado, hacer del tiempo juntos un sinfín de momentos incómodos y desesperarme de aburrimiento al pensar en una vida con él en un futuro.

    Quizás dejé pasar demasiado tiempo, quizás esa perfección idealizada que él me ofrecía me cegó y me hizo pensar que realmente era así, que yo no sabía valorarle y que con el tiempo agradecería ese apoyo constante.

    La verdad es que hace ahora unos cinco meses que no estamos juntos, y que soy feliz con una persona imperfectamente increíble. Una persona con la que me llevo seis años y unos cuantos kilómetros de más, con la que río, lloro, discuto, y con la que siento que la perfección ha llegado con la realidad. Con cariño, confianza, y morbo. Todo.

    Cada uno ha de buscar su propia perfección, que para los demás puede ser la relación con menos futuro del mundo, pero chicos, yo tenía toallas bordadas para el ajuar, ahora tengo un mono morado. Y tan feliz.

  19. Ronronia Adramelek

    Llego tardísimo, disculpas. Sus Majestades de Oriente me han mantenido esclavizada estos últimos días de Navidad. Es lo que tienen las monarquías, que a la que te descuidas, o te roban o te esclavizan o ambas cosas a la vez.

    La relación perfecta existe pero es como los vaqueros perfectos, salvo que el primer día que sales de compras estés de muchísima suerte, te tienes que probar unos cuantos hasta que aparecen los que te quedan como un guante. Para colmo de males, no puedes fiarte de los que llevan las demás, porque los que te quedan bien a ti, que eres una galga alta y delgada con un tipazo, no son los que mejor me sientan a mí que soy taponcillo. Y encima en esto tampoco hay justicia ni igualdad, porque hay tipas a las que les hacen el culo chachi casi todos los vaqueros que se calzan y en cambio otras desgraciadas que parecen ballenas aunque se los compren de 300€ y den más vueltas que un pirulo buscando.

    Pero lo que es seguro es que si te compras los primeros que pillas, acabas andando por la calle con arrugas en las ingles, bolsas en la tripera y pareciendo culibaja. Y encima diciendo que los vaqueros perfectos no existen :) )))

    (Es que hoy me sentía parabólica)

  20. La gata

    Wow, qué gran entrada… Siempre que entro en tu blog me dejas alucinada con la sabiduría de tus palabras. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Bueno, y con Luzhilda.
    Una relación perfecta no es aquella que tenemos preconcebida de las películas made in Hollywood o made in Disney.
    No es darse besos y mirarse con cara de atontados a cada minuto del día, ni estar a todas horas pegados como lapas. Tampoco es perder tu propia identidad y espacio y hacerlo toooooooodo con tu pareja.
    Tampoco es una relación perfecta aquella en la que jamás se discute, en la que, por no discutir, acabamos cediendo siempre a los deseos del otro, a costa de sacrificar nuestros propios deseos.
    Eso es artificial, falso y a larga, muy peligroso.
    com tú misma has dicho, se puede conseguir una relación cuasi perfecta, si ambos comparten prioridades, y al menos, una serie de objetivos vitales. Si cada uno quiere una cosa y no hay manera de ponerse de acuerdo, difícilmente funcionará.
    Y si bien no es bueno ceder siempre para evitar discusiones, tampoco son buenas las relaciones del tipo de tu amiga Alexandra: discusiones, gritos, llantos, drama… No creo que eso sea sano para nadie.
    Besos! Me encanta siempre pasarme por aquí aunque no comente.

  21. Irene

    “una relación perfecta es la que está compuesta por dos personas imperfectas que coinciden en prioridades . Desde mi punto de vista, las parejas que más futuro tienen son las que combinan los temperamentos opuestos , pero tienen los mismos valores y prioridades.” Simplemente genial la reflexión…Me ha gustado mucho y estoy totalmente de acuerdo. Vamos a ver si uno se deja de chorradas de una vez. Un post 10 ;-)

    1. Jero

      Artículo publicado en La Vanguardia, escrito por la periodista Angeles Caso

      Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.

      Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.

      Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.

      Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.
      También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Sólo quiero eso. Casi nada. O todo.

  22. Anonymous

    “La relación perfecta”. ¿Por qué? La más maravillosas obras de arte del mundo son imperfectas. Las bellezas más espectaculares son imperfectas. Los copos de nieves son fiferentes unos de otros pero son bellos. No necesitamos una relación perfecta . Además nadie es perfecto. Necesitamos querer, comprender, amar y apoyar a nuestra pareja y que él haga lo mismo con nosotros . Necesitamos que cuando nos equivoquemos con él nos perdone y sepamos pedirle perder y viceversa. Necesitamos un compañero y no un mueble. Y si nos va bien seguimos juntos y si va mal que cada uno vaya por su lado . No necesitamos la perfección Necesitamos alegría, vida… ese tipo de cosas y superar los malos tragos juntos.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >