La-maldita-frase-nos-estamos-conociendo
Relaciones

La maldita frase de “Nos estamos conociendo”

Es curioso. En la guardería con un “a partir de hoy somos novios” era suficiente. Se necesitaba un compromiso verbal para ponerle un principio a algo.

Me la encuentro cada domingo. En un bar. Siempre viene sola y se sienta en la esquina de la barra. Pide un Martini y habla mucho con el camarero. Me imagino que son amigos. El domingo es un buen día para hacerlo. No hay nadie: ella, el camarero y yo.

Yo siempre me siento en el sofá de la esquina, las dos veces por semana que vengo: los miércoles y los domingos. Los miércoles a las siete, a la hora de más tranquilidad. Traigo mi portátil y me pido una taza de té con jazmín. Escribo y bebo té. Los domingos aparezco a las diez de la noche. Me pido una copa de vino y cojo una de las revistas de National Geographic de los años noventa. Nunca he entendido por qué las tienen a montones, pero me he propuesto leerlas todas. Siempre me pongo los cascos con Billie Holiday. Escuchar jazz leyendo National Geographic de los noventa, a las diez de la noche los domingos en el mismo sofá de siempre, hace que forme parte de una extraña rutina en mi vida completamente caótica. Es como saludar al panadero o preguntar “¿qué tal?” al cartero. Te hace sentir mejor: eres parte del barrio en una ciudad grande. Y me gusta, no os voy a engañar.

A las diez y media aparece ella. Siempre. Y habla con el camarero. También siempre. Nunca sé de qué hablan porque no doy abasto con tanta actividad cerebral al mismo tiempo y soy incapaz de escucharlos. Tampoco me interesa demasiado. Pero aquella vez lo hice. No por cotilla, sino por olvidadiza. No llevaba auriculares y, de este modo, formé parte de un ligue inesperado. Ajeno, por desgracia.

Ella, se llama Verónica, le decía al camarero que le gustaría tener un novio. Aseguraba de que le costaba conocer gente nueva (solté una carcajada: ¿cómo vas a conocer a alguien, si pasas todos los domingos por las noches encerrada aquí? No tiene ningún tipo de lógica, salvo que estés coladita por el camarero australiano). Tuve que meter mis pensamientos por dónde me cupiesen, porque un rubio de un metro noventa apareció en nuestra rutina sin que nadie se lo esperara. Y se sentó a su lado.

La saludó, pidió una caña y se puso a hablar con ella con una soltura envidiable. Creo que si todos supiéramos ligar la décima parte de cómo lo hacía él, Badoo jamás habría existido. Empezaron con un típico: “de dónde eres” y “a qué te dedicas” y un “qué hace una chica como tú en un sitio como éste” pero a lo moderno: “¿no serás artista? Lo sabía, en un lugar tan bohemio como es este bar…”

Verónica resultó ser diseñadora de interiores y Max (así se llamaba al rubio) cantante de un grupo. Todo aquel ambiente modernillo y la charla de “somos tan enterados” me cansaba lo suficiente como para echar de menos a Billie. Por otro lado, yo también solía frecuentar por estos lares y, quieres o no, me hacía parecer igual de moderna y enterada. Así que…

Verónica me caía bien. Empezó a caerme bien desde que le contó al australiano sobre sus ganas de tener pareja. Me pareció muy buena. Tenía cara de buena. De éstas buenas que en el fondo no son malas: no de las buenas postizas, sino de las de un poco naïf.

Su charla me dejó de interesar por un tiempo, me sumergí en el número de febrero del 99. Pero la pregunta de Verónica “¿Y tú? ¿Tienes novia?” me hizo olvidar de la flora de Panamá de hace 11.000 años (no por nada, pero puestos a elegir, opté por cotillear.)

- Pues… a ver, no sabría qué decirte. Novia novia no, pero hay alguien, sí, - le decía el el rubio, retirando la mano de su hombro, - digamos que nos estamos conociendo.

Ya estamos.

Nos estamos conociendo. O, que es lo mismo, no me gusta lo suficiente para que dejara de ligar con las demás. Bravo, Max.

Acabé la copa y me fui a casa para escribir sobre el tema. La maldita frase de “nos estamos conociendo”, un mito sobre la posibilidad de una relación, una excusa perfecta para no darle largas a alguien y para tener todo el derecho del mundo para  acostarse con quién te de la gana porque, curiosamente, no tienes ningún tipo de compromiso verbal.

“Nos estamos conociendo” es una manera diplomática falsa de de decir: “No tengo yo muy claro lo nuestro”. La cuestión es que si lo sueltas tal cual, le das derecho al que sí desea una relación contigo (aunque siempre lo había tenido) de decidir si quiere continuar o no, a pesar de tus dudas. Y esto no te gusta. No, no te gusta.

Curiosamente, en muy pocas ocasiones los que “se están conociendo” son las ambas partes de un posible compromiso. Suele pasar que uno está enamorado hasta las trancas, mientras que el otro lo sigue conociendo. En vez de dar un paso más allá. Porque, de lo contrario, durarían menos juntos que las pilas de un supermercado chino.

“Nos estamos conociendo” es LA frase de NO compromiso. Yo me estoy conociendo con (no “a”) un montón de personas a lo largo de estos meses, pero desde luego no tienen nada que ver con mi parte sentimental (amorosa). Es más, incluso estando diez años con una pareja, no llegas a conocerla del todo. Entonces, ¿de qué narices estamos hablando?

Es curioso. En la guardería con un “a partir de hoy somos novios” era suficiente. Se necesitaba un compromiso verbal para ponerle un principio a algo. En adolescencia nuestra vida amorosa se basaba en incertidumbre mezclada con hormonas: nunca nos enterábamos de si estábamos con alguien o no. Pasábamos días (o meses) descubriendo quién era el “auténtico”, cuando, en la mayoría de los casos, nadie lo fue y todos lo eran.

Luego crecimos y maduramos, pero a veces me da la sensación que lo único que madura en nosotros es nuestro aspecto, porque, hablando de las relaciones, retrocedemos. Defendemos el “no hace falta hablar de ello, eso se percibe”, sabiendo que a veces no se percibe nada. Que si tuviéramos aquel compromiso verbal de “somos novios, ¿vale?” de la infancia, evitaríamos muchos de los disgustos. Y, con ellos, la frase de “nos estamos conociendo”.

Cuanto más crezco, menos sé.

Os habéis liado y tú, tan romántica e inocente, estás pensando en el color del vestido y en el nombre para vuestros mellizos (porque tú tienes claro que quieres tener mellizos con él).  Si un día te enteras de que él “te está conociendo”, tenlo claro: de momento no habrá vestido. Tampoco mellizos.

Porque cuando hay química, cuando hay ganas de estar con la persona, cuando surge este “algo” que suelen llamar “mariposas en el estómago” (espero no tener nunca un bicho tan bonito en unas entrañas mías tan feas), – no hay excusas. No hay más “conocerse detenidamente”, no hay más “ya veremos cómo evoluciona esto”, no hay más “No tenemos ningún tipo de compromiso”. Hay un salto a la piscina. A veces sin que tenga el agua, pero el salto en sí se hace.

Quizás no todo el mundo es igual de sentimental ni impulsivo, quizás no todas las personas necesitan el mismo tiempo para digerirlo, pero sí, casi todas las personas alguna vez han sentido ese ”algo” . Esa distracción que les hace olvidar de la importancia del agua para nadar.

Porque cuando alguien está enamorado, lo está. Y no hace falta conocer bien a alguien para estarlo. Como dice Mejide:  «CHICO NO CONOCE A CHICA». Así empiezan realmente casi todas las historias de amor. Y así suelen permanecer, con suerte, durante mucho tiempo. De hecho, la mayoría de relaciones se acaban precisamente cuando chico conoce a chica, o viceversa”.

Muchos se separan cuando no queda nada más que conocer, nada más que descubrir, nada más con que sorprenderse día a día.

Entonces, ¿os estáis conociendo? ¿Para qué? ¿Por qué no le plantas cara y no le preguntas qué es lo que hay? Lo sé, te da pánico la respuesta.

Pero esto ya es otra historia.

¿TE GUSTA?  

+49 -2

Excusas  Ligar  Mentiras  Relaciones  

33 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

“Cuanto más crezco, menos sé.”

33 COMENTARIOS

  1. Avatar de tamara campostamara campos

    Es verdad que cuando uno está enamorado, está y lo sabe.
    Pero a veces sí existe un espacio intermedio anterior a formalizar una relación, en la que no sabes lo que pasará, y todavía sigues abierta a conocer otras personas.
    No siempre se da un flechazo y a veces las mariposas no son tan instantáneas, al menos para uno de los dos!!!
    Lo importante: ser sinceros con el otro desde el principio, y consigo mismo!

    1. RigarRigar

      Estoy de acuerdo contigo, Tamara. Si eres sincero no hay nada de malo decir un “Nos estamos conociendo”, repito, siendo sincero.
      Por otro lado también creo que hay que cultivar el arte de no recurrir a tópicos ni frases hechas a la hora de comunicarte, con quien sea. Cuando es importante transmitir sinceridad, o que lo dicho es algo muy meditado, “que sale de nosotros”, recurrir a una frase hecha creo que se suele percibir por la mayoría de las personas como una falta de empatía o que nuestros sentimientos, pensamientos o palabras son tomados a la ligera.

  2. Avatar de Cristina Pérez

    Hola, felicidades por el blog. Ya tenía ganas de dar mi opinión! Ahí va mi primer comentario:
    Creo que no se puede generalizar, no es mejor fuego el que arde más rápido.
    Eso si, si el período de “nos estamos conociendo” es para tirarse a otros/as no, pero si es para no precipitarse, ir con calma, saber que se siente y no volver a caer en errores del pasado pues sí.
    Pero…qué bonitos son los flechazos pero que pocas veces pasan.
    Bicos!!

  3. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Cuando dos personas que empiezan a salir se gustan de verdad, pienso que lo habitual es que vayan con todo el mimo del mundo tratando de hacer las cosas bien y de no cometer ninguna torpeza desafortunada que eche a perder lo que están construyendo y en un comienzo así no cabe el andar revoloteando y entrándole a otras chicas en barras de bar.

  4. monsieur le sixmonsieur le six

    Me resulta difícil decantarme en estos casos, puesto que jamás he estado a favor de la fidelidad, y por tanto, si yo hubiera sido Max (que no lo soy porque ni mido 1,90 ni tengo facilidad para ligar), desde luego que hubiera intentado ligar con la chica. Me estuviera “conociendo” con otra o no. Pero eso sí, hubiera ido con la verdad por delante en todo momento, tanto con la de la barra del bar, como con la otra. Ese doble juego, a mí tampoco me cae simpático. Hay muchas maneras de hacer las cosas, y cada cual tiene sus principios morales, pero sean cuales sean éstos, creo que siempre está bien dar la cara y ser honesto.

  5. MireyaMireya

    Hola! Enhorabuena por el nuevo blog te sigo desde tus comienzos pero lo cierto es qué hasta el momento nunca me había animado a comentar, pero vamos menudo comienzo linda, todo un acierto hacerse premium. Respecto al post de hoy y el famoso nos estamos conociendo es todo un topico deberiamos ser todos más sinceros qué luego todo duele, qué los comienzos son muy bonitos…Un saludo!

  6. EspoirEspoir

    Escena real. Yo y mi último novio, al que dejé por algo que no le perdonaré nunca (comportarse como la novia más tópicamente histérica que podáis imaginar hasta el punto de desear tener testículos para que me los tocara de verdad). Estamos hablando de nosotros y según él de lo comoenetrados y comprometidos que estamos (llevábamos juntos menos de dos meses). Le miro y le digo sinceramente: no te equivoques, nos estamos conociendo.
    Me montó un pollo que ni os cuento.
    Será que lo entendía igual que tú. Para mí no era nada malo, sinó la expresión concreta de mi estado de ãnimo: estoy aquí porque me gustas, pero aun no tengo claro cuánto.
    M

  7. EspoirEspoir

    Escena real. Yo y mi último novio, al que dejé por algo que no le perdonaré nunca (comportarse como la novia más tópicamente histérica que podáis imaginar hasta el punto de desear tener testículos para que me los tocara de verdad). Estamos hablando de nosotros y según él de lo comoenetrados y comprometidos que estamos (llevábamos juntos menos de dos meses). Le miro y le digo sinceramente: no te equivoques, nos estamos conociendo.
    Me montó un pollo que ni os cuento.
    Será que lo entendía igual que tú. Para mí no era nada malo, sinó la expresión concreta de mi estado de ãnimo: estoy aquí porque me gustas, pero aun no tengo claro cuánto.
    Es verdad que cuando he estado loca por alguien desde el minuto cero nunca he pensado que le estaba conociendo. Así que, aunque me joda, esta vez tengo que darte la razón.

    1. Alena KHAlena KH Autor

      A la medida que iba leyendo tu comentario, me preguntaba: ¿Espoir está de acuerdo conmigo? Hmm, Alena, no precipites, ahora disparará. Espera, espera:¿Espoir está de acuerdo conmigo? Eeeeeh, pues sí. Coño, ¡Espoir está de acuerdo conmigo!
      Mal vamos.

      1. EspoirEspoir

        Mujeeeer, no exageres que solo pasa cuando hay conjunciones astrales favorables :)

        Cuando la clavas, la clavas. Mi forma más bien distante y británica de relacionarme con la gente hace que a veces no me dé cuenta que mantener la cabeza fría ante el inicio de una relación no es señal de ser madura y prudente, sinó de que algo no funciona. Matizo: no de que la persona no te interese (a mí ese chico me interesaba un montón: si no no me habría metido en el lío en que me metí), sinó de que no funciona, de que las dos personas están sintonizando frecuencias diferentes.

        1. Alena KHAlena KH Autor

          A mí eso de las frecuencias me da una pena… Te lo prometo. ¡A cuántos hombres he conocido yo con una antena estropeada! Lo peor del asunto: a unos tíos fantásticos. De aquellos fantásticos que dices: lo que me encantaría decir “es un cabrón” y quedarme tan ancha odiándolo de por vida ( más fácil, obvio). Y no.

          :)

  8. Avatar de Vicky

    Hola, yo soy nueva por aquí. De comentar claro. Te leo desde hace más de un año.

    Me ha ayudado mucho este post, aunque estoy de acuerdo con Cristina Perez: no se puede generalizar. Pero ahora mismo dudo: igual no quiero generalizar porque no quiero aceptar que el chico con el que “nos estamos conociendo”, no es el chico adecuado.

    Qué difícil esto de las relaciones.

    Quiero leerte más. Bss

  9. Avatar de Sashimi Blues

    ¡Pues claro que la estás conociendo! Quizás tienes miedo a ponerle una etiqueta sin saber si la otra parte la quiere. Entonces, déjtate de frases hechas y lánzate. ¿Qué tal un “me gustaría que fuera mi novia” o “me gusta, y espero que yo a ella también” o tal vez “Algo ha surgido. Ojalá que siga adelante”
    Tanto convencionalismo nos está matando sentimentalmente. No sólo nos da miedo sentir, sino aceptar ante los demás que tenemos sentimientos

    ¿Te he dicho que he soñado esta noche contigo? Entraba al VIPS y estabas en las portadas de la revistas: psichologies, Mía y Saber vivir. YA ves tú. Muy mona y bien pintada, como te gusta a tí!

  10. Avatar de Anita Patata Frita

    Yo nunca me he estado conociendo… o estamos juntos o estamos follando, miau!
    Y creo que si me gusta para mi ya está conmigo, aunque el le diga a la gente “la estoy conociendo” (si lo escucho lo mato, claro está) y si me interesa para pasarlo bien pues “estamos follando”, eso de nos estamos conociendo no lo hago ni con mis amigos, o son conocidos o son amigos.
    Creo que siempre he sido demasiado seria y tajante, claro por eso me han dejado tantas veces, me lo he ganado a pulso por ser bruja mala XD

  11. CristinaCristina

    ¿Pero cómo te vas a estar conociendo si no te conoces ni tu?
    Es una excusa vil y de muy poca imaginación para decir “no me mola nada pero no hay otra cosa en el horizonte ”
    A la mierda los conocimientos, cuando alguien te gusta muchísimo te tiras en plancha y cuanto menos te conozca muchísimo mejor .
    Me ha gustado mucho el post y estoy de acuerdo en que cuando completas el conocimiento y tienes un master en el tema es cuando a veces se acaba la historia .
    Por eso ….
    No dejemos que NADIE nos conozca del todo .
    Para qué sepan de nosotros tan poco ,como nosotras mismas .
    Mola más

    1. MmeNoemieMmeNoemie

      Bravo Cristina! Estoy de acuerdo contigo en que “Nos estamos conociendo” es igual a “no me mola nada pero no hay otra cosa en el horizonte” o, también, igual a “soy un acojonado/a y por miedo a que el/ella no sienta lo mismo digo esto”.

      Siempre digo lo mismo, si todos fueramos sinceros se solucionarían tantas cosas!

  12. XX

    Quizá quedamos pocos románticos en el mundo (y sí, me incluyo) pero mi manera de verlo es la misma que la tuya. Cuando uno está enamorado lo sabe, si no lo sabe es que no lo está, y solo si no lo está intenta ligar con otras. A veces las cosas son muy claras y nosotros (o mejor dicho ellos, los “tramposos”) se empeñan en complicarlas.

    Eso no quiere decir, claro, que esté mal empezar una relación con alguien de quien no estés enamorado. Pero digo lo de siempre, si piensas follarte a otros (o intentarlo), al menos que el otro lo sepa. Yo siempre he sabido cuándo he tenido novia y cuándo no. El que quiera saberlo y no lo sepa, que pregunte a su “rollo”. Y al que no quiera que se sepa, que le den por culo.

  13. Avatar de tamara campostamara campos

    Vale, entre todos me habéis convencido.
    Nos estamos conociendo = No me gustas los suficiente como para ser exclusivos.
    Y por ende, si eso no ha surgido ahora, no va a surgir con el tiempo, así que si no buscáis lo mismo, escapa mientras puedas antes de estar demasiado enganchada y sea ya muy tarde…

  14. MiriamMiriam

    No me gusta nada esa frase de “nos estamos conociendo” la odio igual que el típico “tenemos que hablar”… yo pienso que o estas colado por mi o somos amigos y punto, si un tío me dice lo de “nos estamos conociendo” automáticamente tengo claro que no le gusto y que no quiero estar con alguien que no lo tenga claro.

  15. inmahlinmahl

    Cuando realmente estás “conociendo” a alguien no vas por ahí ligando con otras personas simplemente porque no te interesan. Si realmente te interesa alguien te centras en esa persona y lo demás desaparece. Tengo una amiga que lleva 9 meses conociéndose con su supuesto ¿novio?, creo que debería darle a leer este post. Y llevas toda la razón, en muchos casos siempre hay una parte que está enamorada hasta la médula (en este caso es mi amiga) y otra que no lo está.
    Nunca había pensado literalmente la frase, y eso de “nos estamos conociendo” es un sinsentido. Yo llevo casi 5 años con mi novio y sigo conociéndole, es lo emocionante, sino vaya aburrimiento. Y como dice mi madre: “nunca se termina de conocer del todo a las personas”.
    Un beso Alena!

  16. PipahPipah

    Hoy en día hay mucho miedo y prefieren ambas partes decir que se están conociendo a reconocer lo que realmente hay, sea una relación con todas las letras o sea pasajero. Con lo fácil que sería dejar todo claro, cuantos dolores de cabeza se evitarían!

  17. Avatar de Sybil VaneSybil Vane

    ¡Hola Alena! Es la primera vez que comento aunque hace mucho tiempo que te leo.
    Aunque hace un año de este post, aprovechando la nueva web le estaba dando un repaso y en este post ya he tenido que pararme a comentar, porque me he quedado pensando después de leer el post y los comentarios.

    Resulta que acabo de salir de una relación larguísima, que la he dejado y que para mi sorpresa, me ha dejado igual que como estaba antes: sin más y que al poco tiempo he empezado a quedar con un chico que conozco desde hace mucho tiempo. Y resulta que nosotros siempre decimos que “nos estamos conociendo” y resulta que estamos los dos encantados. Él porque dice que quiere las cosas con calma y yo por que no tengo ganas de meterme en una relación y estoy estupendamente como estoy ahora…
    ¿Qué problema hay en darse un espacio para ver si la cosa funciona?
    Yo no quiero que me empiece a doler la cabeza tan pronto con otra relación y él, sinceramente, no sé que está buscando…
    A lo que voy: que yo entiendo que en todas pseudorelaciones que empiezan se necesita un tiempo de adaptación porque lo mismo no es un buen momento para tomarselo demasiado en serio, ¿no?

  18. Avatar de DanyDany

    Hola Alena,

    Estoy conociendo a una chica que me gusta demasiado, pienso que ella es sincera, y que quiere ir lento. Pero tambien no puedo negar la posibilidad de que no le guste lo suficiente. Leer tu post, fue en primer momento devastador, me hizo tocar piso. Luego busque una salida en los comentarios, una respuesta, y la encontre en una respuesta tuya, “Cuando empiezas a conocer a alguien ( a conocerlo con ganas); los demás te importan un carajo”.

    Saludos, me gusto mucho tu post, disfruté leerlo.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >