la-ciega-despacho-y-despecho
Vosotros

La ciega, Despacho y despecho

Lo más divertido de toda esta tediosa historia viene con el final, pero no tu final sino el final del despecho.

Hace poco fui capaz de diseccionar la estructura cronológica de cada una de mis relaciones. Ojalá todas las historias comenzaran con “una mañana en la que el sol relucía sobre el asfalto y los pájaros parecían cantar shananá…”, pero nunca es así. Con suerte todo pasa rápido, y en estado etílico preferiblemente.

No entiendo bien el motivo, con frecuencia sólo captan mi atención ciertos personajes. Un elenco de peculiares especímenes, extrañamente producto de la raza humana, que a la oscuridad de una noche cualquiera  consiguen ganarse mi curiosidad. Curiosidad que debería quedar ahí, sin más.

Son personajes no sin razones: se ganan el título. Falta de seguridad, estupidez inherente a su persona y una inexperiencia en el tema mujeres que quizás les haga algún día terminar en el tema hombres. Fallo. Fallo creyendo que tienen un qué, que son especiales. Te creas una imagen mental de una persona que no se acerca un ápice a lo que realmente es. Prejuzgo mal, pero para bien. Las falsas expectativas son mi fuerte.  En definitiva, me enamoro de  “palomos”; caigo en los “anzuelos”.

Hago lo que nunca debe hacerse: les hago el amor y los convierto en mi pareja. Y, ser la ciega que se lleva a los esclavos a la cama deriva en lo único en lo que puede derivar: adiós.

El peor momento es cuando debes decidirte a hacerlo. Cuando sabes que todo es culpa tuya por no verlo antes. En ese tiempo de dudas, te escondes, intentas que no se percate mientras lo evitas sin cesar. Sin embargo, en tu fuero interno sólo deseas que te deje él por pura cobardía. Eso no pasa, desgraciadamente. Y antes de ser capaz de despacharle ya te está acuciando con preguntas, temores, celos y desesperación. Hasta que logra que lo dejes de simple pesadez.

Creo que todos conocemos las ventajas de salir airoso de una relación.  Puedes pagarte el alcohol de un año de vida con lo que ahorras en helado, tabaco y kleenex.  Sin embargo, no le encuentro la gracia a creer que realmente quieres a alguien que acabarás por detestar. Parece lo típico en todo tipo de relaciones; nada que ver. Y lo peor es descubrir que estás ante un caso de este tipo cuando tus amigos te confiesan: “es feo, no sabía cómo decírtelo… parecías feliz”. Bueno feliz… idiotamente contenta, hasta que averiguas que lo que tienes en común con esa persona está exclusivamente en tu masa gris. Contenta, hasta que descubres que esa persona está intentando ser otra muy diferente para satisfacerte.

Lo más divertido de toda esta tediosa historia viene con el final, pero no tu final sino el final del despecho. Después, de bloqueos en redes – como si tú tuvieses alguna de intención de tener algún tipo de contacto – arduos intentos de retomar una inexplicable relación y palabras muy feas fruto de un odio ilimitado, todo acaba. Finalmente, te libras de esa carga. Habrán buscado hasta los más vulgares sinónimos de los más cotidianos insultos con el triste fin de herirte, lástima mi indiferencia. Seré la mala y punto, tienen razón.

Pero las grandes equivocaciones generan eso. Parafraseando a Manos de topo; “lógico que salga mal” y, “si te peinas con petardos”  aún más.

_________________________________________

Enviado por: Mujer Violenta

 

Os recordamos que este texto pertenece a la sección “DÍA 1″: puedes enviar tu relato al mail dia1@intersexciones.com y podrá salir publicado.

¿TE GUSTA?  

+0 -0

Despecho  Errores  

3 comentarios

COMPARTIR


Relatos de lectoresPor
Relatos de lectores

Relatos de los lectores del blog

ÚLTIMOS POSTS

“No le encuentro la gracia a creer que quieres a alguien que acabarás por detestar”

3 COMENTARIOS

  1. Avatar de MM

    Parece que me has leído la mente.
    Me pasa exactamente igual, yo era de las de ‘los polos opuestos se atraen’, pero no, al final lo único que consigues es que ellos acaben ‘hasta las trancas’ (inexplicablemente) por ti y tú cada vez que ellos te miran con los ojos llenos de ilusión o vete tú a saber qué, vas sintiéndote peor y una mala zorra por no corresponder a esos sentimientos.
    No thanks, o hay un mínimo de compatibilidad o un mínimo de ‘ser parecidos’ o esa relación va destinada al mas rotundo y absoluto fracaso.
    Bueno, o esa es mi opinión.

    1. Avatar de MM

      Supongo que será para marcar unos límites o unas bases en la relación, o ‘no relación’ en este caso.
      Le darías una oportunidad a alguien que sabes con certeza que no es ‘compatible’ contigo?

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >