Sexo

Iba para novio y se quedó en “follamigo”

Para empezar, os tengo que confesar que el término “follamigo” es todavía más incorrecto que el propio hecho de etiquetar a las personas que nos rodean. Queréis o no, hasta el más liberal, el menos contagiado de generalizar, y el menos propenso a clasificar, cae. Sin excepciones. Tengo un pequeño defecto, al que llamaríais “defecto [...]

Para empezar, os tengo que confesar que el término “follamigo” es todavía más incorrecto que el propio hecho de etiquetar a las personas que nos rodean. Queréis o no, hasta el más liberal, el menos contagiado de generalizar, y el menos propenso a clasificar, cae. Sin excepciones. Tengo un pequeño defecto, al que llamaríais “defecto profesional”: descuartizar las palabras y darles o quitarles el sentido. Y la expresión “follamigo” es el invento lingüístico más absurdo del “mercado”.

Ayer me llamó Esther y su indignación me mordió la oreja: “Es un impresentable”, – me decía, refiriéndose a Iván. “Cuando nos encontramos para una copas y luego vamos a lo que vamos, es encantador. Pero la semana pasada he estado enferma: 40 de fiebre, la garganta hecha un asco, yo sin comer ni beber nada, y ni siquiera se había ofrecido a traerme medicamentos o prepararme una sopa”.

¿Pero qué esperabas, mi querida Esther? Una cosa es tomar copas y follar y absolutamente otra- cumplir con el papel de amigo, novio, o como quieras llamarlo. Nuestro principal problema es el mismo de siempre, con la pequeña pero importante diferencia de que antes el sexo no se vivía de una manera tan natural que no obligaba a nada.

El sexo es el sexo, y el amor es el amor. 

El pobre término en sí no tiene la culpa, pero a mí me gusta llamar las cosas por su verdadero nombre, y el que es un “follamigo” según unos, en realidad es un “follaconocido”. La palabra “amigo” ya por sí sola ha perdido su fuerza. Será por haberla utilizado tanto, que el tejido significativo se ha agujereado, o por las puñeteras redes sociales en las que todos somos amigos y en las que, en realidad, apenas cumplimos con una obligación moral de comportarnos como tales. Tenemos tantos amigos, mejores amigos, amigos con derecho, follamigos, amigos del alma, amiguitos, hasta “precios amigos”, que me he perdido entre tanto palabreo inútil. Todo esto me recuerda a los cuestionarios que nos hacíamos en el colegio: “¿Quién es tu mejor amigo hoy?”. Acabamos el cole, aprendimos a follar pero, por gran desgracia, seguimos masticando el idioma, borrándole la importancia a las palabras y llenándonos la boca con unas expresiones bonitas y poco significativas, el pecho con las medallas compradas en el mercadillo y el currículum amoroso con los que iban para “novio” y se quedaron en “follamigo”.  Los que suelen llamarse como tales por falta de opciones de su parte.

Un amigo es un amigo: la persona que te respalda, la que es capaz de alegrarse por ti a pesar de tener la vida hecha una mierda (y no el que te compadece estando mal. A esos yo los llamo “humanos”), el que te acepta tal y cómo eres y el que comparte. El que haría lo que fuera para que estés bien y el que siempre está, a pesar de la distancia y los años. Así de trivial.

Cuando esa persona, que reúne todas las cualidades que tanto aprecias, acaba acariciándote una y otra vez, cuando os lleváis tan bien en la cama, cuando tenéis esa pasión descontrolada uno por el otro, no es un follamigo. Llámalo “novio”, “pareja”, “persona especial”, pero no me vengas con las estupideces de “amigo con derecho al roce”. Si a un verdadero amigo le follas, estás enamorado. No hay más.

Un Follaconocido te atrae sexualmente, te “pone”, te vuelve completamente loca en la cama, pero no hay un feeling más allá de sexo. Es muy sano y recomendable tener uno (dos, tres, los que quieras) a lo largo de tu soltería. Te hace aprender a separar a un hombre que domina bien la lengua y las manos de uno que lo hace con tu mente. Si todas tuvierais un follamigo estando solteras, probablemente no abriríais el corazón al primer tío que os abra de piernas.

 

- ¡Qué “lista” que eres Alena, y qué “bien” lo sabes todo! Pero, amiga mía, no todo el mundo somos tan frías y calculadoras como tú. Yo, por ejemplo, soy incapaz de acostarme con un hombre que no me vuelve loca como persona.
- Una de dos, Esther: o eres muy enamoradiza o follas bien poco.
- Pues follo poco. ¿Y qué? Pero lo que me molesta, es que una vez que lo hago, me traten como si fuera un juguete, un pasatiempos.
- Que tú practiques sexo con un hombre que te vuelve loca, es una decisión tuya. La decisión que no incumbe a nadie en absoluto. Que tú decidas que solamente lo harás con un hombre del que estás enamorada no significa que él sienta lo mismo por ti. ¿Acaso Iván te dijo algo por el estilo?
- No, pero oye, nos vamos a tomar una copa y nos llevamos bien.
- Yo me llevo bien con la mitad de la población, pero si tuviera que follarlos a todos, no me daría tiempo a hacer nada más. Tampoco a tener esta charla contigo.

 

A mí me parece maravilloso el sexo con una persona que te fascina. No hay algo más emocionante, más placentero y más “todo” que hacerlo con sentimiento. Pero oye, el sentimiento es una cosa que no aparece porque sí, y llamarle “amor” al sexo sólo nos lleva por un camino: el de disgustos, rabias e incomprensión. Y si te “guardas” para aquel hombre de tus sueños, acabarás enamorándote del primer ejemplar mínimamente decente que se te cruzca por el camino.

Resumiendo: no existen “follamigos”. Se llaman “follaconocidos”. Con ellos se practica sexo. Sin más. Un amigo que te folla- es un aspirante a novio o, como mínimo, una persona especial. Porque tal y como lo hablamos en el post “Amigos y novios. La diferencia”, cualquier amistad se basa en una atracción. Y donde hay atracción, suele haber sexo. Y donde hay amistad y sexo- una relación. La vida es mucho más fácil: el que es novio, es novio. El que no, no.

No me valen las excusas de “quizás nos hemos conocido en un mal momento”, o “no me apetece tener un novio ahora mismo”, “es que es complicado” o “estoy pasando por una etapa difícil”. Porque si realmente te lo pasas bien con él (ella), te atrae como persona y tenéis un buen sexo, todo lo demás carece de importancia. O estás enamorado de verdad, o no.

Y, alejándonos un poco del tema, me gustaría pediros un favor: separad un poco las verdaderas amistades de las “de los saludos diarios”. No hay tiempo para repartirlo entre tantísima gente que pasea por nuestras vidas 2.0 con toda la confianza del mundo. Es mejor que lo dediquéis a los que os quieren de verdad. Saber definir las prioridades amistosas es un gran logro. Cuesta un poco, pero acabaréis agradeciéndolo.

 

 ¿Qué opinas de los “follamigos”? ¿Sabes separar el amor del sexo? ¿Crees que mezclamos demasiado la amistad con las demás cosas?

www.intersexciones.com

¿TE GUSTA?  

+10 -1

Amigos  Amor  Follamigo  Novios  Sexo  

53 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

53 COMENTARIOS

  1. Mirna

    En primer lugar decir que creo que la palabra amigo está muy sobrevalorada, sobre todo por culpa de las redes sociales, es imposible tener 350 “amigos” y que realmente todos esos sean AMIGOS.
    Y en segundo lugar decir que me ha encantado el post porque me toca de lleno en estos momentos: vivan los follaconocidos, los amigos especiales o como los quieras llamar, pero teniendo muy claro lo que es, SEXO.
    Y por último me declaro fan de esta frase “Si todas tuvierais un follamigo estando solteras, probablemente no abriríais el corazón al primer tío que os abra de piernas”, para imprimirla en grande a algunas!

  2. ysugamo

    Absolutamente de acuerdo…
    Hace ya bastantes años tuve un affaire con un francés, parisino, como mi actual pareja. Digo affaire porque nos conocimos en la playa un verano y todo fue muy superficial pero luego viajábamos y nos visitábamos con asiduidad y aquello conformó una amistad. Ambos veíamos a otras personas pero éramos un referente para el otro. Cuando por fín tuve NOVIO me negué a acostarme con él y eso supuso un grave problema… me dijo que ya no podíamos ser amigos. Seguimos años extraños y finalmente tuve que sacarlo de mi vida o me la iba a destrozar. Más cuando en ella entró Marc, mi chico. Creo que aquello estuvo siempre liadísimo, creo que quiso ser algo más conmigo y no se atrevió porque nunca comprendí sus comportamientos. No quería nada serio, tal vez porque él nunca lo tenía y, cuando yo me tomaba una relación en serio ardía en cólera. Sufrí mucho porque le estimaba y ya no está en mi vida. Iba a casarse y me propuso seguir viéndonos, en fín… un completo desastre. Lo único que siempre funcionó muy bien entre nosotros fue el sexo. Y punto.
    Tengo la sensación de que algún día me lo voy a encontrar porque voy constantemente a París y me muevo en el mismo ambiente que él. Los veranos también los pasamos en el mismo sitio.
    Si te digo la verdad creo que nunca me respetó, sólo espero que cuando nos encontremos lo haga.

    Gracias por hacerme reflexionar sobre ésto.

    Un beso,
    Nerea

    1. Anonymous

      Ha sido leerte y recordar una historia con un chico con el que me estuve liando unos años, de forma dispersa y sin nada serio. Realmente cuando estabamos juntos nos comportabamos como algo mas, pero al alejarnos cada uno seguia con su vida.
      Me molestó que no se enamorase de mi, aunque realmente nunca me enamore de él.
      Y mi conclusión es que nunca me respetó y eso me da rabia cuando lo pienso. Me lo he vuelto a encontrar con el paso del tiempo y su actitud aun sin haber nada entre nosotros y teniendo yo pareja ha sido soberbia.
      Gracias a Alena por proponernos siempre cosas interesantes y a ti por compartir tu historia que me ha hecho acordarme de este lio que un dia tuve. Un beso

    2. Anonymous

      Iros a alcohólicos anónimos. Nadie os ha preguntado. Estáis contaminadas de pijerias chic: “affaire con un francés, parisino…”. O sea, Nueva York, qué guay, Paris, no, mi hombre es de París, mola, los parisinos, sí, y follamos, un affaire, que fuerte, mi vida es para hacer un reality… Madura.

  3. La Llave De mi Armario

    Estoy, en parte, en desacuerdo con lo que defiendes. En mi caso personal, tengo un muy buen amigo con el que salir, echar unas cervezas, ir de fiesta, y que, de vez en cuando, y cuando no tenemos a nadie más en nuestras vidas, nos echamos un par de revolcones. No sé si a eso te referiás con lo de persona especial, pero creo que sí que puede haber algunos amigos con los que tienes cierta atracción sexual, y que cuando ninguno de los dos tiene ninguna relación sentimental, se pueden acostar. Sin sentimiento amoroso, sólo con cariño, respeto y pasión. Teniendo ambas partes muy claro que solo existe una amistad y una atracción sexual. No creo que si existen esas dos cosas, obligatoriamente tenga que ser tu pareja. Ya que se nos olvida el término amor, que creo que es indispensable. :)

    Por lo demás me ha encantado tu post, como siempre!

    Un saludo!

    1. X

      Eso tú no lo sabes. Que salir, echar unas cervezas e ir de fiesta no implique necesariamente ser amigos, es cierto. Pero que es algo que puedes hacer con un amigo, también. Ya sabes, “si A entonces B” no significa “si B entonces A”… y ella ha dicho “tengo un muy buen amigo” por lo que no veo por qué dudar de lo que dice, salvo para no desmontar tu teoría, claro. ;-)

  4. Alba

    Hoy la vida me ha dado una lección sobre de amistad y me he dado cuenta de que gasto muchas energías con personas que no se lo merecen ni lo más mínimo. Pero bueno, supongo que iré espabilando con el tiempo.

  5. Anonymous

    El concepto es una trampa que las mujeres más pretendidamente chic se han tragado bajo la aureola de una supuesta liberación para que no nos creéis problemas a los hombres más allá de un polvo o siete. A muchas mujeres les encanta decir la palabra “follamigos” en sus conversaciones y entre amigas, les da un toque de modernidad y distinción, son adultas, saben separar el amor del sexo, escandalizan a las más timoratas con su cuerpo… Antes era necesario engañarlas, ahora muchas de ellas se engañan ellas mismas con estos conceptos tan seductores. Gracias por este post que ayuda a la causa. Toda mujer debería tener varios follamigos.

    1. Anonymous

      Completamente de acuerdo con este anónimo…yo tengo a montones amigas super liberales de la muerte que saben separan el sexo del amor (o eso dicen ellas) y se pueden acostar con hasta diez tios diferentes al mes tan tranquilamente…lo que me hace gracia es que,en el momento previo a irse del bar de turno hacia la casa ajena ellas se sienten las reinonas de la fiesta : Super liberales,modernísimas,fuertes… pero a la semana siempre me vienen llorando por alguna u otra razón relacionada con el último polvo echado “sin sentimiento” en sí…Que alguien me lo explique por favor.

  6. bacante

    A mí no me interesa mucho este tema, pero sí que quería decir una cosa.

    No creo que el uso actual de la palabra “amigo” se haya … desvirtuado por las redes sociales.

    No tengo datos precisos pero … ¿cuándo llego facebook a España? ¿2007? ¿2005? Pues bien, yo recuerdo tener este tipo de conversaciones sobre si tal es amigo-de-verdad, sólo amiguete, etc. … pues desde mucho mucho mucho antes que apareciera facebook.

    Así que de alguna manera discrepo contigo, Alena, y creo que “follamigo” puede dar cabida a multitud de tipos de relaciones (con más o menos implicación, sopas, etc.).

    ¡Un saludo a todos!

  7. Skiterskiterio

    Y luego estan con las qe empiezas como follamigo, se van pillando y te piden mas y mas hasta que picas, te tiras un año de “relacion” y luego de un diapara otro Te sueltan el tipico “es que no estoy enamorada de ti, si solo somos amigos”…y tu te quedas con cara de gilipollas (y te vuelves u nncabron)

    1. La Llave De mi Armario

      O tras ese tiempo de “relación” también lo puede soltar el hombre, la mujer se queda con cara de gilipollas y piensa que todos los tios son unos cabrones, y en su próxima “relación” actuará como tú has mencionado. Es un círculo vicioso…
      Yo creo que una relación de follamigos, o es demasiado esporádica, o debe de ser corta. Porque unos follamigos no están manteniendo relaciones durante un año completo sin más contacto sexual que el que hay entre ellos, porque eso, sí que se llamaría pareja.
      Así que, estoy de acuerdo contigo!

  8. Enamodeuse

    Completamente de acuerdo con tu visión sobre el término “amistad” Alena, está infravalorada en el sentido de que la usamos con demasiada ligereza. Pero de ahí a decir que la única diferencia entre amor y amistad es el sexo, es simplificar demasiado las cosas. Tengo muchos amigos chicos con los que puedo hablar horas de cualquier cosa, pero creo que con mi pareja al que considero actualmente mi mejor amigo, la conexión (no solo física) va mucho más allá de lo que pueda sentir por un amigo.

    un beso!

  9. Tamar

    No sé si conocéis el dicho: “hombre y mujer amigos, o acaban novios o enemigos”. No estoy completamente de acuerdo con el ya que creo firmemente en la amistad leal y desinteresada entre un chico y una chica. Ahora, otra cosa es cuando hay sexo de por medio, porque si te acuestas con un AMIGO (si, con un amigo de verdad), pueden ocurrir dos cosas:
    1. Que los dos queráis follar sólo con ese amigo, en cuyo caso acabaréis: novios
    2. Que uno de los dos quiera algo más y el otro no, o que conozcáis a una tercera persona, en cuyo caso acabaréis: no necesariamente enemigos…pero no creo que la relación de amistad pueda continuar igual que antes

    Por eso yo el dicho lo cambiaría: “hombre y mujer amigos, que follan, o acaban novios o enemigos”

  10. Sandra

    Follamigo, follinovio, novio con derecho a roce, me terminé mareando con tanto cosa toda tan similar.
    Leí por ahí “te hace aprender a separar a un hombre que domina bien la lengua y las manos de uno que lo hace con tu mente.” … lengua, manos, mente y de lo verdaderamente importante no se habla???

    Creo que la gran mayoría de las mujeres solas hoy busca el “follameporfavor”, sea amigo, vecino o hasta pariente -oooooooopsssssssss-

    1. Espoir

      Creo que la gran mayoría de las mujeres emparejadas buscan el “tener-alguien-fijo-que-siempre-me-folle-aunque-no-me-depile”, sea horrendo, pesado, maltratador, imbécil o un primo segudo.

      Suena fatal, verdad? Pues lo tuyo, igual.

      Cuidadito con los enunciados imbéciles porque mira, cambias el sentido y resulta que son igual de imbéciles, pero ahora te apuntan a ti.

  11. Isabel

    Leo siempre y nunca “interpreto”. Yo soy de las que usa la palabra amigo para cualquier conocido, porque me da un poco de mala conciencia aun sabiendo que sólo es un conocido, decirlo en voz alta y sobre todo a otras personas.
    No he tenido follamigos porque cuando me ha interesado pegar dos polvos, eran simplemente 2 polvos con un tío que me atrayera físicamente.
    Estoy totalmente de acuerdo en que si la persona “te llega” no hay momentos malos, conocí a mi actual marido al cabo de una semana de dejar a mi anterior pareja que me era infiel desde hacía dos años y de la que estaba locamente enamorada. Una vez decidida a estar sola por primera vez en mi vida tras 13 años, le conocí y aunque el momento no podía ser peor, fue imposible resistirse jeje.
    Me encantan tus posts.

    Mil gracias por tomarte las molestias de escribirlos.

  12. Dianespotting

    Como siempre un gran post. Mi palabra estrella para estos casos es “maromo”: dícese del tío con el que nunca estarías de novia pero que en el terreno de la cama es fuegos artificiales. Y si tiene algún elemento “fuera de la ley” mejor que mejor.
    A veces confundimos los followers con admiradores, los like con besos y los amigos del facebook con verdaderos amigos con las características que tan bien has mencionado.
    Abrazos

  13. Fashion Freak

    Yo amigos tengo muy pocos (pero escogidos :P ), el resto son colegas, conocidos, gente con la que comparto cosas por internet… Y distingo muy bien a unos de otros, quizás porque siempre le he dado un gran valor a la amistad y no dejo entrar a cualquiera en mi vida.
    En cuanto a lo de los follamigos, siempre me ha parecido absurda esa palabra, porque como tú bien dices en esa relación no hay absolutamente nada de amistad. Sí, hay un interés por la otra persona, pero el que viene marcado por la atracción y por ser “humano”… pero no es eso lo que yo entiendo por ser amigos. Y estoy totalmente de acuerdo: una cosa es el amor; otra es el sexo… y otra muy distinta la amistad. Cuando se dan las tres cosas juntas ya es la ostia y es cuando puedes gritar al mundo que estás enamorado jaja

    1. rocio

      Totalmente de acuerdo contigo, me has quitado las palabras. Yo tb distingo la gente de mi circulo social, amigas poquísimas, amigos ninguno (no hay manera).
      Sólo añadir que yo odio la palabra follamigo, precisamente pq para mí de amigo nanai. Yo es q parto de la base q un amigo no me atrae sexualmente (para mí la amistad es indistinta al género, así como no me atrae una amiga no me atraería un amigo, es como si fueran de mi familia).
      Y sí, para mí una pareja es cuando se dan las tres cosas juntas: partiendo de la base de atracción sexual, de q necesito sentirlo como amigo (pq tengo q confiar y poder contar con esa persona) y de q necesito admirarlo y “sentirlo”, entonces sí, estoy enamorada y esa persona es mi pareja.
      Saludos

  14. Empanada Gallega

    Yo creo que las mujeres estamos aprendiendo a diferenciar cada vez mejor entre sexo y amor, ahora sólo queda que los hombres lo empiecen a entender. Por mi experiencia no los veo yo muy preparados aún. El típico hombre con el que te encuentres bien en la cama y que entienda lo que significa hacer las funciones de “follaconocido” (cambiemos de término, pues) es difícil de encontrar. Aún tienen miedo de “hacernos daño”, tener que darnos explicaciones que no pedimos o de que “nos pillemos” por ellos. Yo creo que no se acaban de creer que algunas mujeres, de vez en cuando, sólo buscamos pasarlo bien, sin ninguna complicación.

  15. monsieur le six

    Ya he expresado varias veces mi opinión en este blog sobre este tema, así que a lo mejor sueno repetitivo. Intentaré resumir.

    Estoy en contra de separar sexo y amor/afecto/amistad. Me parece un gran error. Las costumbres que nuestra sociedad nos ha inculcado desde pequeños, nos hacen pensar que sólo se tiene sexo con nuestra “pareja”, y que a los amigos no se les toca. En consecuencia, los revolcones esporádicos sólo pueden tenerse antes de adquirir pareja fija, y además con simples conocidos, o incluso con desconocidos, pero no con amigos.

    No sé cuál es la visión de las mujeres, pero en el caso de los hombres, no creo equivocarme si afirmo que a la mayoría nos encantaría tener sexo con muchas de nuestras amigas (habrá alguna con la que no), sin que ello nos suponga ningún problema en nuestra amistad. Desgraciadamente, nuestro entorno no lo aceptaría fácilmente, y las mujeres suelen reaccionar mal cuando se les propone, por lo que al final preferimos callarnos, para no perder a una buena amiga por culpa de un intento de polvo.

    1. rocio

      A mí eso me lo han dicho muchos hombres así q por vuestra parte lo entiendo. Pero en mi caso particular, yo no me siento atraida por un amigo de verdad, no sé pero es q lo veo como a alguien de mi familia así q atracción 0. Otra cosa es q haya sido solo un polvo y nunca más, pero entonces es q la atracción no fue real.
      Al menos vosotros sois sensatos y no dejais pasar una amistad si os merece la pena por un intento de polvo, eso sí.

    2. bacante

      Gran reflexión.

      Estoy de acuerdo con todo lo que dices, monsieur, y sólo quería matizar que entiendo que también hay muchas chicas que les gustaría actuar como explicas y, igualmente que ocurre con los chicos, se cortan por el qué dirán.

      Más sobre esto aquí :P

  16. J

    Me encanta, como siempre. sobre todo el último párrafo.

    Increíble:
    “Si todas tuvierais un follamigo estando solteras, probablemente no abriríais el corazón al primer tío que os abra de piernas. “
    &
    “Y si te “guardas” para aquel hombre de tus sueños, acabarás enamorándote del primer ejemplar mínimamente decente que se te cruzca por el camino. “

  17. Chica Cactus

    Pues yo debo de ser más tarada de lo que creía, porque me sucede justamente lo contrario:

    Conozco a hombres con los que hay conexión, afinidad, atracción, sintonía, enamoramiento, se pasa al sexo, y…¡salgo huyendo yo! No es porque los haya seducido para acostarme con ellos…es que el sexo es lamentable. Tal vez no tenga paciencia como para seguir intentándolo, pero después de 8 añazos de relación con frustración sexual, no me apetece estar acostándome con la esperanza de que funcione en un futuro hipotético. Lo pruebo un par de veces, me doy cuenta de que me lo paso mejor masturbándome, me desmotivo, y rompo la relación.

    No son novios, no son folloamigos…¿son amantes platónicos? Quiero un folloconocido :_(

  18. Espoir

    Supongo que el tema etimológico podría resolverse usando esa palabra tan bonita y evocadora de la que dispone el castellano y que parece tan demodé, por cursi: amante. Cuando te acuestas con alguien sin que medie una relación de pareja monógama y tradicional, lo que tienes es un amante.

    A mí me encantan los amantes. Creo que son la verdadera sal de la vida. A veces son amigos (totalmente de acuerdo con Monsieur Le Six, como de costumbre: un amigo es por definición alguien que te gusta y con quién estás a gusto; qué hay de malo en dejar fluir la tensión sexual, si esta existe? No me parece tan dramático como lo pintan; en realidad las mujeres que se ofenden porque un amigo evidencia su atracción están respondiendo de manera atávica, como si las ofendiera que alguien intente birlarles la virtud), otras veces prácticamente desconocidos; frecuentemente son gente con quien no tienes nada en común excepto la atracción sexual.

    Yo creo que los amantes son una parte importante de la educación sentimental. Por lo que respecta al compromiso del uno hacia el otro, supongo que bastaría con hablarlo. A mí no me acongoja la idea de decirle tú, pájaro, qué hay de lo nuestro? Te puedo llamar a todas horas o molesto? Me puedes llamar tú? Podemos contar el uno con el otro para algo más que para echar un polvo? En general, funciona para saber lo que necesitas. Otra cosa es que te digan algo que no te gusta oír; pero no pasa nada. Ocurre en las mejores familias y todos nos reponemos de ello.

    Discrepo en el tema de que el sexo con un amigo lleva a una relación o a la nada. Hay más maneras de establecer vínculos con la gente, por no decir que hay personas a las que no les atrae la idea de una pareja tradicional, y no por eso son el hombre del saco. Otra cosa es que estos sean extraños o desconcertantes o difíciles de llevar; pero haberlos haylos.

  19. X

    En lo más elemental tienes razón, no todos los conocidos son amigos y rara vez un follamigo es verdaderamente tu amigo, así que sería mejor cambiar el término a follaconocido o incluso mejor loconozcoporquemelofolloquesinonieso…

    Dicho esto, te has pegado una columpiada de campeonato diciendo que “Si a un verdadero amigo le follas, estás enamorado”. Del “no hay más” posterior mejor no digo nada, pero vamos, lo de Amor=Amistad+Sexo no está muy mal como aproximación, como resumen simpático y tal, pero cualquiera que haya estado enamorado sabe que eso no es cierto. Estoy de acuerdo en llamar novio, pareja o persona especial a ese amigo de verdad al que te follas, porque si es tu amigo y te lo follas con cierta regularidad es tener una relación (del tipo que sea, pero relación), pero eso no implica estar enamorado en absoluto. No hay que confundir tener una relación (eso sí sería amistad+sexo, tal vez) con estar enamorado, pues no siempre sucede.

    Y dicho sea de paso, yo no soy amigo de mis novias (cuando las tengo, o sea casi nunca xD), soy su novio. No todo el mundo es amigo de su pareja, por más que nos lo vendan. Pero ese es otro tema (o no)…

  20. debi

    Como varios de los “contertulios” absolutamente de acuerdo con “Si todas tuvierais un follamigo estando solteras, probablemente no abriríais el corazón al primer tío que os abra de piernas. “
    Me casé hace algo menos de un año con un hombre, y en total llevamos juntos desde hace 3. Hasta entonces no he tenido parejas, bueno si, una, pero la realidad es que tenía varios folloamigos, como tú los llamas, o folloconocidos, y más feliz que una perdiz oiga! miento…en algún momento me “pillé” y lo pasé mal, porque no puede pedir a ese tipo de relación algo más, pero vamos, que en líneas generales, estupendamente: chica conoce chico en circustancias X, se atraen mogollón y alehop! una o varias noches(o días) de sexo maravilloso (por lo general jeje)
    Ha habido momentos en mi vida que si me hubiese apetecido tener pareja, por aquello de sentirte querida, arropada, bla bla bla (las cosas que siento con mi marido, a parte de la atracción), pero como no estaba dispuesta a enamorarme, o mejor dicho, no estaba dispuesta a dar lo que se supone que te apetece dar cuando te enamoras, que en mi caso es casi todo, al primero que pasara, me limité a disfrutar y aprender sexual y sentimentalmente. Y no me siento en absoluto mal por haberme acostado con n tíos, y no considero que sean unos cabrones porque buscasen una noche de sexo conmigo, por lo general, ambos sabíamos a lo que íbamos, aunque hubo excepciones, por mi parte, como comenté anteriormente, y por la suya en alguna ocasión, y respecto a esto decir que no sentó muy bien el escuchar de boca de una chica “perdona bonito, que yo no estoy buscando una relación” o similar…
    tener una amante (como lo calificaba Espoir, que me ha encantado por cierto) mola, y además es sano, qué coño! :)

  21. Ishtar

    Y el término “amante” ¿Para qué lo utilizarías? ¿Solo aplicable a relaciones extra-parejiles?

    Me gusta la palabra follar y la acción de este verbo también, pero el de “follamigos” me parece un término se deja caer como un ladrillazo, como diciendo: “mira que liberada y adulta soy”.

    Lo malo de los amantes (follamigos) es que de tanto roce al final les coges cariño y no sabes muy bien donde colocarlos en tu mapa de sentimientos. Y … nos gusta tanto complicarnos la vida!

    Me gusta el comentario de Cactus Girl, pero no me deja ponerlo, así que aqui queda.

  22. Anonymous

    Tengo varios amantes. Uno de ellos me vuelve loca, pasa de mí..
    Cada vez que viajo a su ciudad hago por verle, él siempre accede porque dice que le pongo, sin más.
    El sexo con él es HORRIBLE y aún asi no ceso en mi empeño en quedar con él..
    Sé que es patético pero no sé…me he vuelto loca?
    Gracias.

  23. Ronronia Adramelek

    Como Espoir, discrepo en el asunto del sexo con amigos de verdad. Verás, estoy pensando en el siguiente caso: tú tienes un amigo de verdad, de esos que con los que te ríes, que te entienden y te cuidan y a los que tú correspondes de la misma manera. Un tío fantástico para ser amigo PERO que tiene alguna característica que sabes que acabarías odiando en tu pareja. En mi caso, por ejemplo, un buen amigo que fuera putero, bebiera bastante, creyera en la acupuntura o la homeopatía o dios, fuera cazador o futbolero. Cosas todas ellas sin ninguna importancia pero que no quiero en un hombre que comparta mi vida porque soy así de intolerante e integrista en algunas materias. He tenido follamigos de esas características y de ésos no te enamoras.

    A la larga es mejor no tenerlos porque luego se echan novias, cometen el “error” de contarles lo que han hecho contigo, ellas se ponen celosas y los acabas perdiendo. O tú te echas novio, le acabas contando, etc, etc, y te acabas alejando por evitar problemas. Esa es mi experiencia y por eso creo que es preferible no mezclar el sexo en la amistad de verdad pero no porque te enredes sino por no poner la amistad en peligro a largo plazo.

    En cuanto a lo de esperar que un follaconocido te lleve sopa cuando estás con fiebre, a mí no me parece tan raro. Si yo sé que un conocido está malo y solo, a poco que esa persona me agrade (y estoy tratando de elegir el verbo más tibio que se me ocurre), voy a interesarme por cómo está y a ofrecerle mi ayuda. Si alguien no hace eso conmigo suelo interpretar que no le intereso demasiado y le gusto tirando a poco. Con alguien a quien no le gusto bastante, no follo. Aparte, me parece una caballerosidad ser amable y deferente con alguien a quien te follas (tomando caballerosidad en sentido amplio: yo misma soy muy “caballera” con quienes me rodean) y de muy poquito estilo no serlo. Yo prefiero tirarme caballeros y como hay más hombres en el mundo que longanizas, desestimo a los que me demuestran no serlo.

    (Bueno, lo hacía. Ahora con mi montañés… si no sé acabarme lo que tengo en casa, no voy a salir a enredar ahí fuera :) )))

    1. X

      Hombre, a mí no me parecería del todo raro que le llevara sopa, lo que sí me parece mal es que la otra lo espere. Si es un follaconocido, lo conoce para follar, no es un traemesopasconocido, ¿no? Que a todo esto, si está febril y la tiene que cuidar un follaconocido, no quiero saber cómo serán sus amigos, de esos de verdad. :P

    2. Espoir

      Vamos a ver, compañero X: parece que follarse a alguien, así, a pelo y sin drama ni sentimiento, sea algo triste o indigno; una relación de segunda clase respecto una amistad blanca y pura. Creo que lo que dice Ronronia es muy justo y sensato. Entre dos personas que se ven desnudas de vez en cuando es lógica cierta deferencia, ni que sea por una mínima cuestión de elegancia y educación. Y lo digo por ambas partes; la damisela hacia el caballero y viceversa. No me vengas conque eso es lo que piensan las mujeres y que los hombres no dan importancia a esas cosas y chorradas por el estilo. Me consta que mi idea es compartida por ejemplares machos y hembras inclusos en la categoría de gente de bien, honesta y consciente de sus propios sentimientos. Otra cosa es que después cada uno tenga más o menos acierto a la hora de ponerla en práctica.

      Los vínculos que se establecen entre dos personas que se conocen físicamente son poderosos, incluso cuando no existe un compromiso al uso entre ellos. He perdido amistades por vaivenes de la vida sin demasiado dolor, pero cada vez que encuentro por la calle a alguien con quien me he acostado (mi ciudad es pequeña) experimento físicamente cierta reacción inconfundible. Es biología pura; de alguna manera tu cuerpo recuerda que en algún momento sentiste alguna clase de predilección por ese otro.

      El hecho de emocionalizar (no es un verbo muy canónico pero creo que se me entiende) esas reacciones químicas nos lleva, a veces, a considerar que ese otro debe traernos sopa. Bueno, uno tiene derecho a querer cosas; lo que todos deberíamos recordar es que no tienes que enfadarte si no las consigues.

      Mostrar respeto y cariño hacia la persona/s que te trajinas es respetarte a ti mismo, y de hecho, dentro de un orden lógico de cosas (que no haya 500 kilómetros entre el uno y el otro, o que el asunto no coincida con tu examen de oposición, por decir algo), en general la gente no se tira con asiduidad a alguien que le despierta tan poco interés como para pasar de él si está enfermo o le ocurre algo malo. Y si es así y no te gusta, con poner punto y final a la historia es suficiente. En eso también estoy de acuerdo con Ronronia.

    3. debi

      Ishtar, con respecto a la pregunta que planteabas “Y el término “amante” ¿Para qué lo utilizarías? ¿Solo aplicable a relaciones extra-parejiles?”.
      Un amante no tiene porque no ser tu pareja, puede serlo perfectamente, es más, creo que es lo suyo, un buen amante (aunque desde mi punto de vista amante implica que sea bueno sexualmente hablando, que haya conexión). Lo triste es que muchas personas se conforman simplemente con una pareja, aunque ese es otro tema

    4. X

      Pues sinceramente Espoir, no creo que fuera necesaria toda esa parrafada para acabar diciendo lo mismo que yo. xD

      He empezado diciendo “no me parecería del todo raro que le llevara sopa, lo que sí me parece mal es que la otra lo espere y tú, mucha paja después, dices “uno tiene derecho a querer cosas; lo que todos deberíamos recordar es que no tienes que enfadarte si no las consigues”. Pues muy bien, estás de acuerdo conmigo, me alegro. ;-)

    1. Espoir

      La frase no es mía, pero me la aplico mucho. Pertenece al guión de una peli enorme, que refleja como pocas qué es y qué significa querer, gustar, estar al lado de alguien, y lo difícil que es en realidad: Antes del Atardecer, con Ethan Hawke y Julie Delphy. La frase la pronuncia él como respuesta a una típica diatriba femenina tipo “es que todos los hombres son raros y no saben lo que quieren y dicen una cosa y hacen otra y blablabla”. Tte la recomiendo mucho. Es la continuación de una mítica peli de los 90, Antes del Amanecer. La primera no es tan buena.

  24. Radi

    Efectivamente el follamigo es el follaconocido, de hecho hasta leer tu post no se me había ocurrido que alguien pudiera pensar lo contrario, es mas aun siendo ofensiva me gusta mas el término follaconocido.

    Pero mi pero llega y dice que tener follaconocidos significa no que sabes diferenciar el sexo del amor, no que tenerlos te hace no caer en brazos que no deberían ser los tuyos. Discrepo totalmente, tener follaconocidos es una muestra, una señal indiscutible que no se está preparado para el amor y ya no tanto al amor sino a las sensaciones verdaderas de un extraño que te hace palpitar tu corazón y todo tu salvaje cuerpo.

    No digo que sea malo, solo que es el correcto camino hacia la madurez, hacia la sabiduría, hacia encontrarnos a nosotros mismos. Y por todo ello doy las gracias a todos los follamigos que hemos utilizado o nos han utilizado, esos que no volvimos a ver ni saber de ellos.

  25. vanesa rojas gandullo

    El folloamigo como se dice ahora es solo eso, propiamente dicho. Si quieres algo mas, hablalo, pero sabes que para hablar de forma coherente es mejor estar vestido. Y parar, hasta tomar un camino, sigue sigue o vamos a hacer otra cosa. Que puedan ser la misma persona, y os apetece, pues ya vereis como se le llama creo que es lo de menos. Los sentimientos existiran siempre, con muchas partes de nuestro maravilloso cuerpo. Vista, tacto, olfato, sabor, oido, pero con lo que quieras, todo o solo una parte de ti.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >