Hipster grinch o el alcohol para soportar Navidades en familia
Vosotros

Hipster grinch o el alcohol para soportar Navidades en familia

Quedabas con los amigos que estudiaban fuera, incluso invitabas a unirse a tu grupo a esos primos a los que prácticamente solo ves en Navidad y no sabes muy bien de qué hablar en la cena familiar.

No sé en vuestro pueblo, pero en el mío, y soy de capital, la gente se emborracha antes de cenar el día de Nochebuena.

Así.
Tal cual.
A base de champagne, copas o cañas.

Hace más de una década, casi dos, varios bares del centro empezaron a anunciar que regalaban la primera botella de champagne a los grupos de amigos que fueran allí a brindar por la navidad.
Y la iniciativa tuvo tal éxito, que se extendió a locales cercanos y de otras zonas de la ciudad.

Quedabas con los amigos que estudiaban fuera, incluso invitabas a unirse a tu grupo a esos primos a los que prácticamente solo ves en Navidad y no sabes muy bien de qué hablar en la cena familiar. – Lubricante social para todos; al fin y al cabo, las burbujas suben rápido pero no embriagan en demasía.
Y acababas llegando a casa con un puntillo gracioso que te esforzabas en ocultar para evitar reprimendas o malas miradas familiares durante los momentos de rezo, de recuerdo a los ausentes o de agradecimiento por los alimentos recibidos.

DEL CHAMPAGNE AL ALCOHOL DURO:
El champagne se sustituyó pocos años después por combinados o cócteles. Y a día de hoy, en algunos bares a las 21 h el DJ recuerda amablemente aquello de “nos espera la familia para cenar en casa”, y a las 22 acaban echando literalmente a los rezagados. (Lo sé porque pasaba por allí).

¿Por qué nos resistimos a salir del bar y entrar en la cena de Nochebuena? -Y lo de la cena se puede hacer extensivo a toooda la Navidad en familia.
¿Cuándo dejamos de sentir ilusión por las vacaciones de Navidad y le añadimos ese punto de escepticismo?
¿Y por qué la botella como solución? Y quien dice botella dice cocteles caros…

Podríamos tirar de tópicos: suegras, cuñados, tristezas familiares demasiado presentes estos días…

Me voy a centrar en el universo treintañero hipster.

Me muevo desde hace tiempo entre hipster -que no reconocen serlo-, entre modernos early adopter que solo contestan menciones de twitter de ‘cierta’ gente, que hablan de Tyler Brûle como si fuera amigo de toda la vida, y que opinan que Line ya es mainstream. Y claro, en las mesas familiares no se habla de twitter -y si se hace es para demonizarlo-; internet es igual a Gangnam style, y no solo se les ha puesto la carne se gallina con el anuncio de Campofrío, sino que estaban deseando comentarlo contigo que trabajas en publicidad para que les cuentes los entresijos:

-¿Cuánto le han pagado a Malú, que en La Voz lo hace muy bien y tendrá el caché muy alto?
Y eso a un hipster no. A un hipster se le habla de Bon Iver; de los derechos de las fotos de Instagram y no sé, como mucho de fútbol o de la finale de Homeland. Pero de temas marujo-cotidianos-de masas NO.

Por no hablar del estudiado look adolescente-mendigo frente a la camisa azul de Cortefiel del primo Felipe que trabaja de administrativo en la empresa del suegro y no viene porque este año cena en casa de ella que son pocos de familia y es la pequeña…

En resumen, queridos amigos hipster: Decís que odiáis la navidad y amortiguáis el encuentro familiar con la ingesta de alcohol. Y yo sé la razón: y es que vuestras madres, tías o hermanas, con una mirada de medio ‘lao’ o una sonrisa de oreja o oreja, son capaces de desmontar en segundos ese personaje que tanto os habéis ‘currado’ y tan bien os sale ya. Ese personaje que recibe miradas cada jueves en la barra del José Alfredo, y que cada mañana mira el iphone antes de ponerse en pie y responde con un *____:) una mención de twitter digna de ser contestada.

Y a nadie le gusta que le delaten.
¿O no?

 

_________________________________________

Enviado por: Loreta Fitzgerald.

Os recordamos que este texto pertenece a la sección “DÍA 1″: puedes enviar tu relato al mail dia1@intersexciones.com y podrá salir publicado.  

¿TE GUSTA?  

+0 -0

DÍA 1  Hipster  Moderno  Navidad  

7 comentarios

COMPARTIR


Relatos de lectoresPor
Relatos de lectores

Relatos de los lectores del blog

ÚLTIMOS POSTS

“Vuestras madres saben desmontar en segundos ese personaje que tanto os habéis 'currado' y tan bien os sale ya.”

7 COMENTARIOS

  1. Avatar de Lady MLady M

    A mí (dejando de lado el hecho de ser gafapasta -hipster no me considero) lo que más me repatea de las comidas familiares es el turno de preguntas por tus amigas del instituto, que llevan con el mismo novio desde entonces (por situar cronológicamente, este año ya estamos acabando las más pequeñas la universidad) y ese momento en que tu madre/tía/abuela te miran y con una sonrisilla de suficiencia te preguntan: ¿Y tú qué, hija? ¿No tienes a nadie por ahí?

    Y tú, soltera hasta la médula, que has tenido un año ajetreado de líos esporádicos pero ninguno llegó a buen puerto, respondes con otra sonrisilla (de “peroquéhijaputaqueeresestabasesperandoestemomento) respondes lo que puedes para salir del paso e, inmediatamente, agarras la copa, la terminas y la rellenas hasta el borde.

  2. Miss ChloéMiss Chloé

    Me ha encantado este relato!

    Me ha parecido ingenioso y muy divertido. Desde luego, yo disto mucho de ser hipster. Ni idea de Tyler Brûle o Bon Iver!! pero qué es eso?? Casi tengo la tentación de buscarlos en el google pero luego me he dicho ¿y para qué? ;-)

    Eso sí, conozco esa situación en la que los invitados llegan bien entonados a las cenas familiares. Supongo que estas relaciones son demasiado duras como para soportarlas sin alcohol (y en las cenas siempre hay momentos de tensión), pero a nadie se le ocurre alguna excusa convincente como para no ir y no quedar mal ;-)

    Loreta, un 10 para tu relato pero me he quedado con ganas de más…

  3. Avatar de loretaloreta

    Ay, muchas gracias MissCloe :)
    Es que el hipster ahora está en Madrid, o en Barna, tratando de recomponer su imagen -anoche lo dio todo en Malasaña pero se sintió un poco ‘timador’- y quemando los últimos cartuchos para encontrar un plan molón para mañana y no tener que cenar en casaPadres de nuevo.

  4. CristinaCristina

    Jajajajjjjjaaaaaaay
    Buenísimo …
    Y tiene mérito que me haga gracia porque yo soy la tía que mira de medio lao a los modernos de mis sobrinos y sonríe de oreja a oreja
    Y ¿sabes por qué ?
    Porque nosotras , las tías tampoco somos lo que parecemos .
    Y también le damos a las drogas para poder soportar las reuniones familiares que nos hacen dejar a medias el capítulo de Homeland .
    Pero nuestras drogas son duras .
    ¡Cócteles caros!¡menuda mariconadilla¡

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >