perlas-de-ninos
Cosas que pasan

Hijita & Hijito: grandes éxitos Vol. 1

Para la abuela que hay en ti, los mejores momentos de Hijita & Hijito.

–¡Quiero sandía! –grita Hijita en la mesa.
–Bueno –dice Papá–. ¿Sabés las palabras mágicas?
–¡¿Um?! –dice Hijita abriendo mucho los ojos. Está sorprendida por la invocación al ocultismo. Busca una explicación en la mirada de Mamá, pero Mamá se limita a sonreírle. Entonces vuelve a mirar a Papá y arriesga:
– ¿Mickey Mouse?

*******

Hijito ya tiene más de dos años. Oficialmente, ya no es un bebé. Es un nene y está muy feliz con su nuevo estatus. Tan feliz que, para reforzar el logro, para que a nadie se le ocurra discutírselo, está empeñado en demostrar que puede valerse por sí mismo.

–Yo solo –reclama, ante la tarea que sea– ¡Yo solo!

Y pobre del desprevenido que intente ayudarlo a subir a la silla, a poner chocolate en la leche o a lavarse la cabeza. Pobre de ese buen samaritano. Porque Hijito tiene el poder del Chillido Infernal y no hay tímpano que aguante sus pataletas.

–¡YO SOLOOOOOOOOOOOOOOOO!

Por eso ahora la familia llega a todos lados treinta y siete minutos tarde, que es el tiempo que tarda un bebé en ponerse los calzoncillos al revés.

*******

Un coche puede ser cánguelo. Un meteorito puede ser cánguelo. También pueden ser cánguelos un gatito de cerámica, una araña y un sillón. Hasta la abuela puede ser cánguelo.

Cánguelo es una gran palabra. Sirve para todo. Hace un mes que Mamá y Papá se mueren por saber qué significa.

–Cánguelo e… ¡cánguelo! –contesta Hijito cada vez que le preguntan.

*******

–¡Vos sos un catástrofe! Sos un lío para usarte como hermano –amonesta Hijita a Hijito.

*******

–Cuando vos te muras, voy a caminar por la calle solo –dice Hijito, con una chispita de ansiedad en los ojos.

*******

–Papá… ¿Sabés qué se puede hacer con un papel?

–¿Qué, Hijita?

–Arte.

*******

–¿Quién quiere churros?

–¡YOOOO! –grita Hijito, levantando la mano todo lo que puede. Y sin bajar la mano, agrega– ¿Qué es churros?

*******

–¡Fue sin querer! ¡Fue sin querer!– se desgañita Hijita para que su descargo se oiga sobre el llanto de su hermano–. Él vino con una cara de malhumor horrible y yo no me pude aguantar y le pegué.

*******

En el parque hay unos grandulones (de seis y siete años) que no lo dejan tranquilo.

–¡Ya van a ver! –les grita Hijito con el ceño fruncido y el índice en alto– ¡Los dibujaré tristes!

*******

–¿Estás nervioso?

–Un poco, la verdad.

–Cuando estás nervioso tenés que relajarte.

–Me encantaría, Hijita, pero no puedo porque tengo que estar acá luchando con ustedes para que se laven los dientes, se pongan el pijama y se metan en la cama.

–¡Ah, claro! Tendrías que haber aprovechado para relajarte cuando no tenías hijos.

Continuará…

¿TE GUSTA?  

+9 -0

5 comentarios

COMPARTIR


ValdearenaPor
Valdearena

Es argentino, guionista de cómic y escritor, en ese orden. Vive con su familia en una masía del Maresme catalán. Huraño y desaliñado, desea secretamente que el mundo lo ame para darse el gusto de recharzarlo. En Intersexciones habla de la vida con sus hijos.

ÚLTIMOS POSTS

5 COMENTARIOS

  1. Pablo LpzPablo Lpz

    Yo recuerdo como la mía (a punto de cumplir ahora 5), cuando era pequeña siempre que tiraba algo al suelo decía “SE HA CAIDOOOOOOOOOOOOOOOO”. Intentamos explicarle la diferencia entre caer y tirar, pero no hubo mucha suerte…con el tiempo se le pasó.

    Ah, por supuesto totalmente de acuerdo con lo del “Yo soloooooo”, esa maldita fase de la reafirmación del yo es horrorosa, hay que tener mucha paciencia.

    Y el último es buenísimo….sabiduría infantil.

      1. monsieur le sixmonsieur le six

        No estoy de acuerdo, pero para nada.
        Una cosa es que el niño se niegue a hacer las cosas, pero la anécdota que se cuenta simplemente indica que quiere hacerlas por sí mismo. Eso es todo lo contrario de ser descuidado.
        Precisamente muchos de los problemas de los niños en los últimos años son la sobreprotección y el no saber darles responsabilidades.

        Cada cual que haga como crea, yo desde luego, me alegraré mucho si mi hija empieza a querer hacer las cosas por sí mismas cuanto antes.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >