Sexo

Hétero- Curioso

Es conocida por todos la habilidad del burro para no tropezar 2 veces con la misma piedra. Por eso este verano he pensado dejarme de Ibizas y Mykonos e irme a pasar mi asueto estival a Zamora, lugar poco dado a la visita de DJ’s internacionales, pero con una de las poblaciones de burros más [...]

Es conocida por todos la habilidad del burro para no tropezar 2 veces con la misma piedra. Por eso este verano he pensado dejarme de Ibizas y Mykonos e irme a pasar mi asueto estival a Zamora, lugar poco dado a la visita de DJ’s internacionales, pero con una de las poblaciones de burros más importantes de España. Quiero conocerlos, estudiarlos, rebuznar con ellos si hace falta, a ver si por fin me enseñan cómo dejar de tropezar con mi misma piedra: el hétero-curioso.

Y mira que todos se parecen y se ven venir de lejos, pero nada, que no aprendo, y por eso me he propuesto dejar de comer tierra de una vez por todas, y atajar el problema haciendo uso de algunas de las más precisas técnicas criminológicas. Porque sí señores, por muy morboso que pueda parecer, ante el hétero-curioso todos somos víctimas. Por suerte, ha caído en mis manos el siguiente informe policial, y desde aquí os suplico que lo hagáis llegar a vuestras amistades homosexuales masculinas.

Informe Criminal del Hétero-curioso

Perfil Criminal:

- Varón caucásico, o por lo menos lo fue antes de descubrir los UVA.
- De entre 18 a 22 años muy bien desarrollados.
- Estudios primarios por no decir primitivos.
- Pelo rapado o cresta poligonera.
- De cara dulce y cuerpo de gominola (y lo sabe).
- Con gran éxito entre las féminas, quizás hasta demasiado.
- Gogó en funciones o en ciernes.
- Muy amigo de sus amigos pero sin mariconadas.
- Provisto como mínimo de 2 tatuajes: 1) nombre en brazo a elegir, y 2) frase pseudo profunda sacada de Tuenti en pecho o bajo vientre.

Escenas del Crimen:

Clubs deportivos, gimnasios, piscinas, vestuarios varios… lugares en los que el hétero-curioso pueda mostrar su trabajada anatomía, y preferiblemente equipados con numerosos espejos que le permitan el sibilino juego de “me miras”, “te estoy mirando”, “ahora no te miro para que no creas que te estoy mirando pero si vuelves a mirarme me pillarás mirándote otra vez”. Es imprescindible que en la escena principal donde vayan a cometerse los hechos aparezcan, de manera regular pero no numerosa, diferentes tipologías de hembra que puedan hacer dudar a la víctima de sus intenciones.

Modus Operandi:

El hétero-curioso nunca ataca impulsivamente. Pulula por el escenario del crimen sin levantar sospecha y, una vez fijado su objetivo, inicia una consecución de rituales basados en vestuarios ceñidos y movimientos orbitales que acabarán acortando progresivamente la distancia entre él y su presa. Entonces se produce un primer contacto aparentemente inocente, y por muy atrincherado que esté uno en sus prejuicios, el criminal, que ya lleva un trabajo previo, sólo necesita un “ tú tienes que cuidarte mucho porque tienes un cuerpo muy bonito” para abrir las puertas de la muralla, entrar en el castillo, dinamitarlo entero, y ponerse a bailar después el puto “Ai se eu te pego”.

Consumación del Crimen:

Llegados a esto punto víctima y verdugo estarán peligrosamente unidos. El hétero-curioso se habrá quitado la camiseta delante de su víctima un número indeterminado de veces no mayor de 74 ni menor de 65, habrá delimitado con estudiados y pausados gestos la extensión de su miembro viril, le habrá sugerido a su presa la posibilidad de una relación sexual en el hipotético caso de que le gustaran los tíos, y como preludio al trágico desenlace le habrá solicitado a su víctima que le haga unas fotos algo más que explícitas para colgarlas en su perfil del Badoo. Así que el día D la víctima se halla con el trípode a punto, y provisto de un alijo de lambruscos y estimulantes varios como en cualquier photoshoot profesional que se precie, con todo lo indispensable para proporcionar al hétero-curioso la coartada necesaria para demostrar su inocencia, sobretodo ante sí mismo.

Resolución de la Investigación:

Tras la noche de autos, el cuerpo de la víctima suele ser encontrado junto a las botellas de alcohol vacías, una cámara sin tarjeta de memoria, y sin atisbo de restos de saliva ni manchas de esperma ni de ná, parcialmente desnudo aunque con la ropa interior todavía puesta, pero dejando apreciar visiblemente unos testículos tan inflamados que le han llegado a provocar sin duda una afección mortal conocida en la jerga médica como trombosis venosa aguda, y que en ámbitos más coloquiales es conocida como: un dolor de huevos de muerte. Descanse en paz.

Todos los indicios apuntan a que tan cruel homicidio ha sido obra de un Hétero-curioso, más concretamente uno perteneciente al grupo de los Calienta-braguetas, un peligrosa tipología de serial killer que se dedica a excitar hasta la ebullición al personal de su propio sexo para acabar saliendo por patas cuando ve su heterosexualidad comprometida. Que Dios nos coja confesaos.

¿Conoces a algún Hétero- Curioso?

www.intersexciones.com

¿TE GUSTA?  

+2 -0

Heterocurioso  Homosexualidad  

28 comentarios

COMPARTIR


NadaramaPor
Nadarama

ÚLTIMOS POSTS

28 COMENTARIOS

  1. MISTER Calamity Cool

    En mi círculo los llamamos heteropero, por aquello de “yo soy hetero, pero…”; pero tengo que decir que en mi caso no tienen nada que ver con los que tú relatas. Los que yo he conocido son heteros normales, bien vestidos e incluso muchas veces abusando del look clásico o surfero, muy hetero todo. Son simpáticos en exceso sin conocerte mucho y se interesan más de lo normal por tu vida, haciendo especial hincapié en las facetas típicas de un gay. Invaden tu espacio personal, tocan mucho y mencionan a sus novias de refilón hablando de cualquier otra cosa. Ese es el tipo de heteropero que me suelo encontrar yo. Con frases siempre abiertas que hacen que puedas pensar que te están proponiendo lo que no puede ser. Sí coincido en la parte de “si a mí me gustaran los tíos…” como parte de su táctica para provocar que fantasees con lo que podría pasar.
    Sinceramente, es una forma de jugar por su parte. Al igual que todos alguna vez le hemos seguido el tonteo a algún tío que no nos gustaba. Que no digo que esté bien, pero que creo que tampoco es como para escandalizarnos.

    ¡Un saludo!

  2. nadarama

    Entonces es el mismo lobo con otra piel; ese tipo de tío está en mi vida por algún tipo de ley de atracción cósmica que no puedo comprender. A ver cuando por fin dan luz verde a la edición gay de Mujeres Hombres y Viceversa y me dan la oportunidad de mostrarlo en un plató de televisión. Pipi lo va a flipar.

  3. INTERSEXCIONES

    Mi querido Nadarama,

    Pues a mi me pasa lo mismo, pero a la inversa. ¡Anda que no he tenido yo casos de que un gay pase por hétero y a la hora de la verdad te confiesa que es gay y que no sabe qué le pasa! Dice que le atraes. Y piensas: o me estás tomando el pelo porque no te gusto y no quieres liarte conmigo, o soy tan masculina que te molo.

    Hasta preferiría la primera opción, mira qué te digo.

  4. Lluvia

    Hacia tiempo que no encontraba un blog tan ameno y divertido.
    Los hetero-curioso son sin duda una especie en sí jajaja yo no conozco a unos cuantos, pero como no son de mi estilo no me ha dado por analizarlos mucho. Estaré atenta la proxima vez!

    saludos :)

  5. Ronronia Adramelek

    Hola! Que no tengo ni idea sobre el asunto. No es que normalmente eso me frene para comentar, jeje, pero esta vez se me iba a notar demasiado :) ))

    Pero no quería dejar de decirte que me he reído mucho porque aparte de contarlo muy bien lo cuentas de una forma muy divertida.

    En el terreno de la especulación ignorante, yo me pregunto si ese tipo de hetero-curiosos que describes no serán en realidad homo-cobardes o, mejor, por no ser tan dura, homo-aún-no-he-juntado-el-valor. Creo que los tíos 100% hetero huyen incluso exageradamente de esas situaciones, como si la cercanía de un rabo que no fuera el suyo les provocara un pavor desproporcionado, así que cuando enredan mucho, y como dice la madre de mi mejor amigo: “algo quiere la coneja cuando mueve las orejas”.

  6. Anonymous

    cambié de laburo y en los 2 primeros dias, percibo múltiples señales de un heterocurioso. como necesito asistencia xq a veces no entiendo nada y no sé que hacer, él todo el tiempo se acerca a ayudarme y directamente tira todo su cuerpo sobre mí, se las ingenia para quedar en contacto cuerpo a cuerpo y la última vez me pasó un brazo sobre el hombro y me lo acarició tipo palmadita. tiene 21 y es muy masculino, muy seductor todo el tiempo, pareciera histérico, tiene novia y labura en el mismo local. yo como no quiero q nadie piense q lo estoy avanzando me hago cada vez mas chiquito en mi asiento. la cosa es q creo q el q avanza es él. mmmmm. inexplicable. muy muy buen post, me divertí leyendo.. gracias

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >