Manipulacion
Sociedad

¿Hasta qué punto dejamos que nos manipulen?

Lo promocionaban todo. Les encantaba todo. Asistían a todo.

Este post va de manipulación, de personalidad y de la falta de ésta. Va de sociedad y de la influencia de los demás en nuestra propia opinión. No es un post en contra de nadie y a la vez va en contra de todos nosotros. ¿Hasta qué punto nuestro propio criterio es realmente nuestro?

Hace unos meses me sucedió una cosa curiosa. La situación en sí no era curiosa, pero las reacciones sí lo fueron.

En Barcelona, como supongo en cualquier otra ciudad, hay un grupo de supuestos “influencers” de Twitter e Instagram. Queda pendiente averiguar el criterio por el cual te incluyen o no en el grupo. La cuestión es que sí existe. Unas treinta personas están en la “lista”. Casi todos son gente del Social Media, Publicidad, RRPP o algo por el estilo. Un día recibí un mail de uno de ellos. Me lo enviaron a mí y a todo el grupo de influencers de siempre (grupo con en el que yo, según entiendo, no tenía nada que ver). En el mail nos decían algo así como “Mi empresa se dedica al lanzamiento de un nuevo modelo de una marca de zapatillas de deporte. Agradecería que tuiteárais acerca de producto.” No estábamos en copia oculta. Nuestros mails estaban “al descubierto”.

Escribí amablemente al destinatario, comentándole que se le había olvidado de ponernos en copia oculta. Me respondió que era intencionadamente, que todos, a los que iba dirigido ese mail, éramos amigos del grupo. ¿Amigos? Apenas conocía a un par de ellos… Entendí entonces que se trataba de una especie de código: ahora formas parte del grupo. No estaba segura de si me apetecía ser uno de los “amigos”, pero no dije nada. Tampoco tuiteé sobre las zapatillas que, además, nunca me habían gustado.

La semana siguiente me llegó otro mail de uno de los “amigos” de grupo: “Mañana habrá un evento para promocionar X. Estáis invitados.” Agradecí la invitación, pero no iba a asistir. No me interesaba el producto que ofrecían. Sin embargo, observé el comportamiento de los demás miembros del “grupo”. El 90% de ellos tuiteó sobre el evento antes de asistir, el 50% acudió a ese, y todos los que estaban allí pusieron una foto en Instagram y en Twitter sobre lo bien que se lo habían pasado y lo “brutal” que era el producto. Puede que lo fuese de verdad. Puede…

Cada semana recibía más y más mails. Ninguno tenía nada que ver con la temática de mi blog. Tampoco con mi trabajo. Además, cada vez que se enviaba un mail en cadena, cada uno de los miembros del grupo respondían con copia a todos. Las respuestas eran “¡Hecho! ¡Ya lo he tutieado!” o “Bien, ahora lo promociono”. Lo promocionaban todo. Les encantaba todo. Asistían a todo. Todo era: un favor a cambio de otro. Algunos de ellos trabajaban en la radio o televisión e invitaban a los del “grupo” a sus programas. Todo se quedaba “en casa”.

Cuando mi buzón se saturó de mails de apoyo diplomático, envié una respuesta (con copia a todos) en la que pedía que no me pusieran más en copia, salvo que se tratase de un tema que pudiera estar relacionado con lo que hago. La respuesta que recibí fue seca y contundente. Entendí el mensaje: ya no formaba más parte del grupo. Ya no era una de los “influencers”.

Tampoco me invitaron a los eventos que sí tenían algo algo que ver con mi trabajo.

¿Enfadada? En absoluto. ¿Indignada? No. ¿Molesta? Tampoco. Sorprendida, más bien. Cabe decir que yo, por mi forma de ser, no entiendo el peloteo como forma de vida, pero respeto que para alguien sea la única manera de formar parte de algo “interesante”. De pertenecer a un grupo. De sentirse aceptados por la “élite”. El grupo sigue creciendo y sigue asistiendo a todos los saraos. Siguen promocionando cualquier cosa de las que se les hacen participes.

Esa actitud me recordó al Experimento de Asch. No sé si lo conocíais. El experimento de conformidad con el grupo de Asch fueron una serie de pruebas que empezaron a realizarse en los 50 y demostraron el poder de la conformidad en los grupos. Son muy populares hasta ahora. En Youtube podéis encontrar varios, pero a mí me llaman atención unos tres o cuatro. Especialmente uno que se realizó en la URSS en los años 70 que formaba parte de un documental “Los otros y yo” (1971). El vídeo está aquí: (click). Podéis curiosear (para ver la grabación soviética de aquella época), pero está en ruso.

En el año 2010 los rusos hicieron otro. En este caso los protagonistas son tanto los niños como los adultos. Aquí está el vídeo. Tenéis que ACTIVAR los subtítulos (están al lado del relojito, debajo de la línea de tiempo).

Tenéis que verlo por dos razones:

1. Porque de lo contrario, no entenderéis el resto del post.
2. Porque me he matado todo el fin de semana traduciéndolo. Un poquito de solidaridad (guiño).

Ahora, tras ver el vídeo, responded una pregunta: si volvemos al grupo de supuestos influencers de la Ciudad Condal (y, cuando hablo de ellos, también hablo de los bloggers y los demás grupos en las redes), ¿en qué momento tu ética llega a ser flexible cuando tú contribuyes en la creación de una matriz de opinión?

Estas personas que promocionan todo tipo de productos sin apenas haberlos probado, ¿lo que buscan, realmente, es formar parte de algo importante? Defiendo un apoyo entre los amigos (si no le echas una mano a una persona cercana, ¿quién lo va a hacer?), pero ¿cuántos de ellos lo son?

Mientras que algunos de vosotros estáis a punto de enviarme a la mierda, los otros me estáis dando la razón porque, probablemente, no formáis parte de ningún grupito vendemotos.

Y ahora voy a hacer de abogado del Diablo.

De acuerdo, creéis que no sois uno de ellos. ¿Estáis seguros?

Vamos a desconectar de este grupo en concreto y hablemos de la sociedad, la moda, las tendencias, las normas, la influencia de la publicidad en todos y en cada uno de nosotros. ¿Estáis convencidos de que nadie os manipula?

El caso descrito en este post es una manipulación, pero sus participantes son muy conscientes de ella. ¿Tienen más “culpa” ellos por ser conscientes?

Cuando todo el mundo nos repite que un iPhone es imprescindible, acabamos comprándolo. Creemos que estar delgado es lo esencial, que depilarse es obligatorio, que nuestra imagen es lo fundamental. Conocemos cantantes “guays”, viajamos a los lugares que nos aconsejan, amamos a algunas celebrities sin siquiera conocerlas y salimos a manifestarnos porque creemos en la democracia, mientras que la mitad de la población no sabría decir qué es la democracia en sí. ¿Estamos o no estamos sometidos a unas normas que, lo mires como lo mires, están creadas por millones de personas manipuladas que, a su vez, nos manipulan a los demás?

Es sorprendente la reacción que llegamos a tener cuando alguien va en contra de algo que está bien visto por la mayoría y, por lo tanto, está socialmente aceptado.

¿Cuántas veces hemos leído una mala crítica sobre un producto o un comportamiento? “Unas cuantas”, diréis. Replanteo la pregunta: ¿Cuántas veces hemos leído una mala crítica de parte de alguien que podría salir malparado tras opinar?

Hablo de las críticas constructivas. Porque una cosa es decir: “No me gusta lo que ofreces porque ese de allí ofrece algo parecido pero es mejor en eso, esto y lo otro”. Otra, es opinar que algo es una mierda. Ya lo dije en un post “Cada uno tiene su opinión y su opinión es su verdad. Por lo tanto, la verdad absoluta no existe”. Pero… ¿en qué momento su opinión es verdaderamente suya?

¿Dónde está el límite de tu ética? ¿En qué momento tu propia verdad deja de importarte? ¿Por qué permitimos que nuestras pirámides se vuelvan blancas? ¿Por qué abandonamos nuestra personalidad a favor de un grupo, aún sabiendo que hay más grupos que piensan como nosotros? Y lo más importante:

¿Hasta qué punto estamos todos manipulados? ¿Son más “malos” los que son conscientes de ello?

El debate queda abierto.

¿TE GUSTA?  

+23 -0

Elite  Manipulación  Sociedad  

18 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

“¿Por qué tu ética es flexible si tú contribuyes en la creación de una matriz de opinión?”

18 COMENTARIOS

  1. monsieur le sixmonsieur le six

    Antes de nada, gracias por los vídeos. Uno siempre sospecha que en Rusia (y antes en la URSS) se hacen cosas interesantes como estas, pero desgraciadamente llegamos a conocer muy pocas.

    Bueno, es un tema complicado. Yo más que de “manipulación”, que es algo que parece que parte de un cerebro central cuya intención específica es dirigir, hablaría de “tendencias”. Todo eso que hablas de los “influencers” supongo que no es más que un grupo de gente que se creen guays y que, de manera espontánea, acaban formando una especie de círculo elitista en el que todos se hacen la pelota colectivamente y se sienten satisfechos. El ser humano tiende muy fácilmente a adherirse a un grupo y, una vez en él, a menudo da por buenas ciertas cosas sin poner mucho esfuerzo crítico. De todas formas es algo natural y no necesariamente malo; de lo contrario la socialización y el trabajo en grupo también serían más complicados.

    Además, en la sociedad actual este efecto se ve compensado por la diversidad de grupos. Por ejemplo, a veces algo se pone muy de moda, y la gente lo da por bueno sin pensar mucho, pero no falta nunca tampoco el pequeño grupo de elitistas que desprecian todo lo “mainstream” y arrementen contra ello; con lo cual el observador imparcial bien puede escoger adherirse a la opinión mayoritaria o a la (a veces no tan minoritaria) de los que desprecian la primera.

  2. Christian

    El problema per mi ja no és que ens diguin o diguem a quin concert anar, quina música escoltar, quina cervesa beure o quin és el vi del moment… i que em cregui que ho he escollit jo o tinc algun tipus d’influència si ho dic a twitter…
    El passat 24 de març, Moisés Naím – @moisesnaim, escrivia a El País el següent article “Muchas protestas, pocos cambios”: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/03/29/actualidad/1396121925_343703.html , i em va fer recordar el moviment #15M. Jo el vaig agafar amb il·lusió, vaig creure’m els aires de canvi, el power to the people… per al final adonar-te que darrera del moviment hi ha gent com Enrique Dans. Encara ara, és impossible parlar del #15M amb certa objectivitat, ni tenir una discussió calmada, i el més possible és que t’acabin titllant de dretà si dius que no et creus el que va passar o quines van ser les intencions reals.

    Comparteixo el vídeo a la Universitat.
    Moltes gràcies!

    1. Alena KHAlena KH Autor

      Independientemente de todo, siempre estamos influenciados por algo/ alguien. Es inevitable. Ahora bien, hay que ser conscientes (al menos un poco) de nuestro propio criterio.

      Gracias por pasarte, Christian. Un honor tenerte por aquí :)

  3. Avatar de Jorge A.Jorge A.

    Uno está manipulado desde el mismo momento en el que comienza a aprender del resto del mundo. La sociedad tiene sus propias reglas y ética, por lo que todos sus ciudadanos las tomarán como suyas. Luego, existe ese componente íntimo (familiar o social) que definirá cómo de receptivos y tolerantes somos ante las normas establecidas a nivel general y cada uno de los estímulos que recibimos por los distintos sentidos nos van dando una forma concreta, nos van manipulando para adaptarnos al medio en el que vivimos. Si nos enseñan desde chiquititos que matar está mal, matar a cualquier persona, pues estará mal; si nos dicen que matar a los malos es bueno; lo veremos bien siempre que sea a los malos. Somos individuos manipulados, nos guste o no, y es algo necesario para mantener cierto orden y armonía en la sociedad. Alguno me dirá que no es así, que hay ladrones, asesinos, antisistema… Las influencias siguen ahí, pero ya no sólo a través de los cuatro colegas del pueblo o de un único canal de televisión. Ahora hay una mayor diversidad, incluido el efecto de internet en nuestras vidas, y eso hace que “se note” que hoy día haya más gente diferente, con cada persona abrazada a un ideal que piensa que es propio, aunque no deja de ser resultado de su entorno más directo, de lo influenciado que haya sido por una línea de pensamiento única (sin demasiados elementos externos que pudieran alterar esas ideas que desde joven lo bombardean día tras día) o si, por el contrario, ha vivido rodeado de personas con muy distinta visión.

    Tras este largo (demasiado) preámbulo, creo que ese tipo de grupos viven del interés propio de cada uno de los miembros, más que por la necesidad de pertenecer a algo y tener que actuar como el resto para ser aceptado por el colectivo. Un mail tras otro indica eso de “sí, yo quedo bien con todos, digo que asistiré a sus eventos, a alguno incluso iré, y luego, cuando lo necesite, espero que todos me promocionen como yo estoy haciendo”. Ésa es, al menos, la impresión que me dan.

    Luego, conscientes o no de esta manipulación, la frase “ojos que no ven, corazón que no siente” cobra un especial sentido, pues aquellos que viven en la ignorancia sufrirán menos que los que conocen la verdad, pues no tendrán que preocuparse por ella. En conclusión, mejor seguirle el rollo a la mayoría y vivir tranquilo siempre y cuando eso no atente contra tus propios intereses o pueda provocar algún efecto negativo en tu conciencia sobre lo que la sociedad te enseñó que para ella está bien.

      1. Avatar de Jorge A.Jorge A.

        No hablo del individuo, sino del conjunto de la sociedad. Si por ponerte en contra de la mayoría vas a acabar pagándolo, mejor no destacar demasiado (si es que, al fin y al cabo, no vas a cambiar nada). No me refiero a imitar las acciones de los demás, como pudiera ser al grupo de los que hablas en este post, sino de vivir en armonía con la mayoría. Normalmente, basta con dos claras posturas: ni demostrar que vas en su contra, ni intervenir siendo un peón más; tan sólo dejarlos estar.

  4. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Pobre Anita. Primero dice que ambas son blancas con la misma cara de quien se tiene que tragar una rueda de molino puesta de canto y luego se siente culpable por haber hecho a su pesar lo que querían de ella.

    Imagino que esto explica porque la gente cacarea cuando la “hipnotizan” sobre un escenario y es porque prefiere hacer el ridículo a defraudar, a no hacer lo que se espera de ella.

    Pobres de nosotros, siempre buscando el cariño y la aprobación del resto. Es lo que tiene ser una especie tan social.

    En cuanto a la tribu esta en concreto de la que hablas en el post, estos “influencers” en pantuflas, me resultan muy lejanos, la verdad. Me da la impresión de que entendería mejor a los yanomami. Lo más parecido que me puedo imaginar son los grupos que se hacen en las empresas grandes entre quienes juegan al pádel o esquían, por ejemplo, y que la gente emplea para conseguir amistades y contactos que les ayuden a medrar.

    1. Alena KHAlena KH Autor

      Sabes que has destacado la misma parte del vídeo que yo? Lo primero que pensé, fue “Pobre Anita”. Luego reflexioné no sólo sobre la personalidad de los niños, sino de su educación. La educación en Rusia es bastante estricta y ver una niña así de asustada ante lo que dice, es más de lo normal.

  5. Avatar de andrea_n1andrea_n1

    muy buen articulo,
    a mi ultimamente me pasa algo parecido con mis amigos, es decir siemrpe hemos sido un grupo muy unido y por lo tanto nos ayudamos entre todos en cualquier problema pero esto cada vez se esta llevando mas al extremo hasta el punto de que si en un momento tu decides por ti misma sin tener en cuenta su opinion colectiva esta mal visto dentro de mi grupo aunque la solucion sea valida.
    Lo que me hace darme cuenta de varias cosas, ¿por que la mayoria de las veces no nos damos cuenta de que alguien trata de manipularnos? por ejemplo cuando alguien al ver un anuncio no es capaz de pensar que no todo lo que estan contando es verdad, que va enfocado a la venta del producto.
    ¿por que nos dejamos manipular por los demas? en el video es claramente por la cantidad de personas, si solo fuera una persona la que ve las dos blancas la otra automaticamente pensaria que esta equibocada, pero si la situacion cambia y son 20 personas las que estan equibocadas es mas dificil verlo, en en caso de mi grupo de amigos tras mucho pensar me di cuenta de que si las manipulaciones mentales que me hacian ellos las hiciera otra persona, por ejemplo un novio, no lo permitiria jamas, por lo tanto por que a ellos si se lo permito y a los demas no, inconscientemente estas dandole mas valor a su opinion que la tuya propia.
    Yo no creo que la manipulacion en si sea mala, creo que incluso en ocasiones hay que dejarse influenciar por los demas para aprender cosas nuevas, lo que si que me parece un problema es cuando la gente no se da cuenta de que esta siendo manipulada y sobre todo cuando no se da cuenta de por que permite esa manipulacion sin tratar de evitarla. El hecho de que cuando les piden explicaciones de por que han mentido sobre el color de las piramides y que nadie tenga la capacidad para reflexionar darse cuenta del engaño y reconocerlo me parece lo mas grave de todo.

  6. Avatar de Chandra

    Justamente el otro día, hablando con un amigo sobre el problema de leer/oír cosas y luego aplicártelas, dijo una gran frase que probablemente se adapte bastante a estos casos… Literalmente dijo:

    “Es lo que tiene repetir ideas que no se te han ocurrido a ti. Visten mucho y abrigan poco. No se trata solo de leer y acumular datos, hay que digerirlos”.

    Al final todos queremos ir vestidos, hasta el día en que nos damos cuenta que las cosas que decimos no se identifican con nuestra forma de ser. Lo malo es que quizá mucha gente no llegue a darse cuenta de eso… Y a otra mucha le da pereza esforzarse en pensar por si misma.

    Quizá también al final todo se resuma en “miedo a estar solos, o sentirnos solos”, cuando en el fondo se confunde estar solo con ser único.

    PD. Que conste que estoy obviando la información básica que a todos nos meten de pequeños y del día a día…

  7. Avatar de CristinaCristina

    Primera día que estoy en tu blog, y primera vez que escribo! He llegado a tu blog a raíz de la entrevista en OyeDeb, que me ha gustado mucho, buscando saber más de ti y buscando respuestas a las tantas dudas y confusiones que tengo en cuanto a mis relaciones (estaba pensando en mi relación sentimental actual, pero creo que lo puedo extrapolar a cualquier tipo de relación) y me he encontrado con este brillante post que ha ido mucho más allá, y aunque me haya generado más preguntas que respuestas, pienso seguir buceando por aqui, me siento muy curiosa! :)
    Cris

    PD: tienes un tal consultorio amoruso? de que se trata? :)

    1. Alena KHAlena KH Autor

      Hola, Cristina.
      Muy bienvenida eres :)

      Espero que te guste el blog, yunque esta entrada no es muy habitual. Pero abajo de todo hay un archivo y puedes leerlo tooooodo.

      Sí, tengo una sección Consultorio Amoruso. A veces, cuando la gente quiere un consejo (consejo de una persona ajena a su situación, nada profesional), me escriben y les respondo :)

      Lo dicho, ¡bienvenida!

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >