esta-enamorado-o-no
Relaciones

¿Está enamorado o no está enamorado?

Cuando yo tenía 19 años, mi amiga Larisa, 8 años mayor que yo, me dijo: “Cuando alguien está enamorado de ti, lo notas, es como cuando me quedé embarazada de mi bebé: sabía que lo estaba. Es una sensación extraordinaria”.

Las mujeres somos unas insatisfechas por naturaleza. No es nada malo. No es malo si sabes asumirlo y convertirlo en parte de tu vida sin llamarlo “infelicidad”, de lo contrario la hemos fastidiado. No somos infelices, es más: somos felices sólo y cuando no estamos del todo satisfechas. Estamos continuamente descontentas: nuestros novios siempre fallan en algo (algunos en no haber aparecido jamás en nuestras vidas), la cintura siempre tiene unos centímetros sobrantes, la cartera- unos euros faltantes, la vida de las amigas siempre es más divertida que la nuestra, el trabajo podría haber sido más interesante y el jefe-  algo más simpático. Y, por pedir, no estaría mal tener un sueldo de números más largos y los horarios laborales un pelín más cortos. Pero, en el fondo, necesitamos que las cosas sean imperfectas.

Todas las mujeres tenemos (mas o menos) los mismos problemas. Lo curioso es que las dudas amorosas no dependen de la edad: son prácticamente idénticas a los 15 y a los 35. Las dudas más frecuentes siguen siendo unas adolescentes con granos, piercings, faldas cortas, pelos imposibles y complejos invencibles. A partir de los 30 nos creemos sabias, seguras, independientes y con derecho a repartir consejos entre las sobrinas y primas teenagers. Pero toda esa seguridad e independencia se nos va en cuanto aparece LA pregunta: ¿Está enamorado o no está enamorado de mí?

Una vez que la pregunta se cuela en nuestra rutina, se esfuma la tranquilidad. La explicación es fácil: si surge la duda, es que nos importa la respuesta, que a su vez sólo puede significar una cosa: estamos coladitas. Estamos enamoradas y, por si fuera poco, no sabemos si es correspondido. Así que, para hacernos sufrir más y jodernos la existencia, nos volvemos psicópatas: todas las mujeres que aparecen a su alrededor se convierten en rivales, todas las palabras que salen de su boca se someten a un análisis detallado, todas las llamadas están inmediatamente interpretadas y catalogadas y cualquier conducta de las que nosotras jamás tendríamos pasa a ser sospechosa.

Pero es normal. Estás enamorada y eres una mujer. Por lo consecuente, salvo que seas la Madrastra de Blancanieves, tienes sentimientos y vas a sufrir. Puede que no lo demuestres pero, al menos de vez en cuando, vas a vivir momentos de angustia.

Aquí te diríamos que seas más lógica, que hay cosas más importantes en la vida, que no pierdas tu independencia emocional. Que sí, que todo esto está muy bien, pero, ¿qué sería de nuestra vida sin los sufrimientos que nos inventamos?

Antes de culparte a ti misma por ser tan infinitamente gilipollas como para pasarlo mal por un hombre, piensa: ¿cómo sería tu vida si  fuese perfecta?   Imagínate al lado de un hombre que no para de decirte lo mucho que te quiere, tener una casa  preciosa, un trabajo maravilloso en el que todo el mundo te adora, todo el dinero del mundo y, por supuesto, 360 días de sol y una piel que no envejece. Te aburrirías. Te aburrirías tanto que harías lo posible por estropearlo. Por algo dicen: “Ten cuidado con lo que deseas…”

Las relaciones, para las mujeres, se basan en una constante necesidad de cambiar algo y, sobre todo, de tener sus baches. La perfección (la el cuento de hadas) existe, claro que sí. Pero aburre. Por ser previsible y extremadamente tranquila. Y, como bien sabemos, la vida consiste en altibajos, y necesita tener un golpe de emociones para poder rellenarlas con la rutina.

La perfección de Irina Shayk me provoca la misma sensación. Yo, desde que la vi “en directo”, necesitaba todavía más que algo fuese mal. Entendedme: en su pantalón podrían haber cabido tres Alenas (de largo, claro) y sus interminables piernas no tenían ni una sola variz. No me pareció muy justo que digamos, porque teniendo la pata triple de larga que la mía, se suponía que triplicaba también la probabilidad de tener las venitas de araña. Y no. Cada vez que aparece en la tele, sólo rezo para que se tropiece con algo o que se le vea la teta. Porque no puedo con tanta perfección. El día que me la encontré en un restaurante, me entraron ganas de romperle la media o de ver como se le deshinchaba el labio para poder adorarla de verdad. Pero no: jamás cae de los tacones, no tiene varices, es guapa y, por si fuera poco, infinitamente simpática y educada. Espero, para el bien de su pareja, que sea una zorra o una cleptómana, o, como mínimo, que sufra el SPM como todas nosotras, las simples e imperfectas mortales. Porque de lo contrario, estar con ella será un suplicio.

Todo lo perfecto aburre. Tener sufrimientos emocionales divierte.

Así que ten clara una cosa: si te preocupa saber a ciencia cierta si está enamorado, tienes que aceptar lo obvio- tú sí lo estás. Y no un poquito, porque no existe. Lo estás y punto. Estar un poco enamorada sólo se le permite a Lykke Li, porque es sueca, perfecta y joven. Y porque miente como una bellaca.

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta, igual de importante, es que si te haces esta pregunta, significa que él, de momento, no se te había declarado. Sin embrago, si lo hizo y sigues teniendo dudas, estás fatal de la cabeza, a excepción de que te lo “comunicó” en pleno orgasmo. Un “estoy enamorado” o “te quiero” en medio de un polvo carece de valor.

Una vez superada la aceptación de tu enamoramiento (ser sincera contigo misma es una regla de oro), volvemos a la pregunta: ¿Y él? ¿Lo está o no? Así como muchas cosas de la vida tienen matices y no se limitan teñirse de blanco o de negro, las conclusiones amorosas son mucho más sencillas: sí o no. O está enamorado o no lo está. Fácil: sí o no. Repite conmigo: sí o no. Buena chica.

Si te dice que sí, eso es que sí. Si te dice que no (por habérselo preguntado, por supuesto, nadie se antideclara), es que no. Pero también cabe una pequeña posibilidad de que sí lo está pero jamás te lo había dicho. Lo que hay que tener muy en cuenta es que la mayoría de los hombres tienen pánico al rechazo. Con lo cual, si tú eres demasiado reservada o, que es lo mismo, si él no tiene claro que al confesártelo no lo rechazarías, no te lo va a decir jamás. Pero si no es el caso y, a pesar de ello, no te lo dice- no está enamorado. Lo dirá cuando realmente lo sienta, pero al oírlo no lo patentes. Puede que dure menos de lo que te esperas. Dice Daphne Du Maurier que “en el amor las mujeres quieren vivir novelas y los hombres relatos cortos”.

Cuando yo tenía 19 años, mi amiga Larisa, 8 años mayor que yo, me dijo: “Cuando alguien está enamorado de ti, lo notas, es como cuando me quedé embarazada de mi bebé: sabía que lo estaba. Es una sensación extraordinaria”.

¡Y una mierda! Desde entonces yo tenía esa “sensación extraordinaria” cada mes, a pesar de usar todas las medidas de precaución posibles. Mis llamadas a Larisa a las tantas de la noche, diciendo:” estoy embarazada, lo noto”, son legendarias. También lo aplicaba en los amores: se suponía todo el mundo estaba enamorado de mí, la interpretación de señales siempre se me ha dado muy mal.

Así que, tras varios años de investigación, he hecho un pequeño diccionario de enamoramientos para facilitar el proceso de asimilación de lo evidente: “Está enamorado o no lo está. No hay más”:

-      Estoy enamorado = estoy enamorado

-      No estoy enamorado = no estoy enamorado

-      Estoy un poco enamorado = estoy enamorado

-      Estoy enamorado pero necesito tiempo (nos hemos conocido en mal momento) = no estoy enamorado

-      No sé si estoy enamorado = no estoy enamorado

-      Tengo miedo de enamorarme de ti = no estoy enamorado y, además, no tengo claro que seas la persona

-      Me estoy enamorando = estoy enamorado

-      Creo que me estoy enamorando = estoy enamorado pero no sé si el/ella siente lo mismo, así que prefiero no mojarme

-      Estoy enamorado de dos personas = estoy encaprichado de dos personas y no estoy enamorado de ninguna

-      Estoy muy enamorado = estoy algo obsesionado

-      Me trata fatal pero estoy enamorado = estoy enfermo, necesito ayuda de un especialista

Y si no lo está, no pasa nada. Cada uno necesita su tiempo para realizar la digestión. Los que tragan sin masticar, suelen tardar más. Los que mastican demasiado, tardan lo mismo que los que mastican lo normal. Los que toman laxantes, acaban con dolores de barriga. Así que, lo mejor de todo, es comer lo justo y lo sano, digerir bien y volver a por más comida cuando tengas hambre. Con tranquilidad y disfrutándola. Trozo a trozo.

¿TE GUSTA?  

+21 -0

Enamorarse  Hombres  Mujeres  Sufrir  

26 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

“Un “estoy enamorado” o “te quiero” en medio de un polvo carece de valor.”

26 COMENTARIOS

  1. Avatar de mar medina lópezmar medina lópez

    Puffff!!!!!! que temita el de hoy. Alena tengo 44 años y cada vez sé menos en cuanto a enamoramientos se refiere, es increíble voy para atrás!!!!!!. Después de unos cuantos amores y desamores, me siento igual de perdida ó más que cuando tenía 15 años. Soy demasiado “intensa” en todo en la vida, creo que voy a ser “siempre la eterna insatisfecha” no sólo en amores sino en todo en general y mira que lo intento el “ser normal”, pero me aburre tanto!!!. Agradezco la aportación de tu pequeño diccionario voy a leerlo varias veces a ver si me aclaro!!!, jajajajaja.

    Un abrazo

    Mar

  2. Avatar de Sashimi Blues

    Recuerdo con pena, desahogo y ligera angustia a aquellos aprendices de novio que te decían cosas del tipo: “eres más que una amiga”, “el amor está sobrevalorado” o “lo nuestro es muy difícil: me esfuerzo por no quererte”.
    Desterremos ese falso mito de que nos gustan los malotes, los que nos hacen sufrir. Nada más atractivo que un hombre que te dice que te quiere, o que le gustas de verdad. Sin cursiladas, sin sufrimientos. Simple y sencillamente. El problema es que nos da miedo sentir, porque implica un posible futuro sufrimiento. Y claro, no hay ibuprofeno para el mal de amores…
    Qué más da si te enamoras un minuto o toda la vida. El amor es amor. Las emociones no se controlan. Se experimentan

    1. CasiopeaCasiopea

      Amén a todo, querida mía. Yo no lo hubiera podido explicar mejor. Y la misma hartura por el tópico del “os gustan los malotes” siento yo. Qué cansinez. Que no. Que yo lo que quiero es un tío que me diga que me quiere en el mismo momento en que se lo digo yo o en el mismo momento en que lo sienta. Otra cosa es que te lo diga un chico que a ti no te atrae. Pero eso no implica que te gusten por definición los malotes. Implica que ese chico no te gusta y punto. Que también tendemos mucho a confundir eso.

      1. XX

        Bueno, lo de que a las mujeres (así, en general, lo que significa que no a todas pero tampoco a pocas) os gustan los malotes es algo que está ahí, pero sinceramente no veo qué relación tiene con que los hombres os expresen su amor o no. :-/

  3. Avatar de Cristina P

    Las veces que me he enamorado y se han enamorado de mi ha sido todo rodado, duraron más o menos, pero no había dudas, todo era fácil,sin complicaciones, si decían te llamo, llamaban, si me querían ver lo decían abiertamente, etc
    Estoy con Sashimi en que no hay nada más atractivo que un hombre que te quiere abiertamente.
    Hoy por hoy, todo lo demás ( a no ser que sea simplemente un rollo) me da muuuucha pereza, no me apetece aguantar historias de, no lo tengo claro, no es el momento, no sé lo que siento, que va quita quita!!!

  4. Avatar de Cristina P

    Yo? Qué dices!! Ya me gustaría jaja
    No se si me he explicado bien, lo que quería decir, es que es verdad que cada vez tengo más claro que es o Sí o No y que una no está ya para perder el tiempo.

  5. Avatar de Anita Patata Frita

    Yo creo que sí sabía cuando están enamorados de mi, el problema es que les ha durado siempre poco (hasta que llegó mi media patata), todos los que tenía venían ciegos, locos, era fácil saberlo, sí era sí y la cara era de felicidad, luego después de comprobar que era “demasiado alegre, divertida, independiente, moderna, menos romántica que las demás…” me dejaban a la velocidad de la luz, y ahora tu me has dado la solución eran la opción “Estoy muy enamorado = estoy algo obsesionado”, luego al ver que era más “macho” que ellos corrían.

    Pero vamos que un hombre enamorado se ve de aquí a Pekín, eso o que yo voy de lista, que también puede ser XD

      1. 4Colors4Colors

        ¿Me respondes con un “seh” que no es un “sí” rotundo y finalizas con un “no” dudoso? Me ayudas muy poco, Khar… y si fuera tu respuesta al título del post, pondría la mano en el fuego de que no estás enamorada :)

          1. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

            No sé si fue X o Monsieur le Six, fue un comentarista masculino en cualquier caso, el que en un comentario a un post dijo algo parecido a esto: que no somos perfectos y no lo tenemos todo siempre claro. Que a veces nos levantamos un día con ganas de enamorarnos, con un deseo intenso de sentir algo que, igual, hace tiempo que no sentimos, con ansia de ilusionarnos y de notar de nuevo esa sensación de emoción ante el futuro que da el enamoramiento. Y entonces elegimos a esa persona “menos mala” de nuestro entorno y nos ponemos a ello con genuina buena intención y echando toda la carne al asador del autoengaño hasta que casi (sólo casi, ahí está la “tragedia”) nos lo conseguimos creer.

            Y esa ilusión de papel couché no dura mucho, pero mientras duró ¿estuvimos o no estuvimos enamorados?

          2. XX

            Me suena que fue el bueno de Monsieur, yes (decir que sí en una lengua no-materna también tiene su punto ambiguo xD).

  6. Avatar de Elisabeth G. IborraElisabeth G. Iborra

    Hola, aquí una histérica que mastica rápido pero es de digestión lenta y de huida rápida. En cuanto tengo dudas de si lo mío es correspondido al mismo nivel o parecido, me entra un miedo a pasarme de pantalla y que el otro se quede en la anterior para siempre que me hace saltar todos los mecanismos de defensa y podría huir más rápido y lejos que si hubiera atracado un banco.

    Puedo estar feliz, tenerlo todo, sentirme bien… pero ante el miedo a que me hagan daño, me pongo la armadura al completo. Y tengo que luchar por no atacar, por no ponerme a la defensiva, por no achacarle a ese pobre iluso (que vive feliz en su ignorancia) todo lo que mi cabeza le está atribuyendo, por no mandarle whatsapps vengativos de algo que no ha hecho ni dicho, por no interpretar en su contra todo lo que haga o deje de hacer… Sé, racionalmente, que es una locura, que no tiene sentido, que mi amígdala está p’allá y que sería totalmente absurdo hacerle llegar a él ninguna de mis paranoias, pero no puedo evitar joderme a mí misma, me agoto de pensar, de maquinar.

    Que dices tú: Bien, Iborra, para que no te hagan daño, te lo acabas haciendo tú misma, lo cual tampoco va a ser óbice para que te lo acaben haciendo puesto que, si vas con esa actitud, vas a provocar precisamente aquello de lo que tanto miedo tienes. La profecía autocumplida, que se llama.

    Y entonces reconozco mi estupidez y me da por llamarle, ponerme mimosa, decirle lo que siento y acabar en sus brazos sintiéndome gilipollas. Y pienso: Quizás debería empezar por pedirle que viniera a abrazarme y se me acabarían todas las tonterías ipso facto. Pero estos últimos pasos aún no los he dado, tengo que acabar con mi proceso de gilipollez e inseguridad todavía antes de atreverme. SOS.

  7. CristinaCristina

    Me he mondado con tu post ….pero …Alena ¿qué más da ?
    Se empieza por preguntar si si o si no y luego si cuanto del uno al diez y pasas al porcentaje de amor y de encoñamiento y luego a si cuanto durará ………….
    Y ¿¿¿Si dice ” estoy enamorado es si???
    Aunque te lo diga comprando un repollo puede ser un no enorme .
    Un asco .
    Lo mejor :
    ¿¿Tu estás enamorada??
    finge que el también y vívelo como si lo estuviera, porque además es mas facil quererte si no estás angustiada con el tema y pasas.
    Si es dificil fingirlo es que no.

    y eres cien mil veces más interesante y guapa que Irina ,el sentido del humor y el cerebro son mucho más seductores que más centrimetros o incluso metros (¿pá qué?)de pierna.

    1. XX

      Sí, si dice “estoy enamorado” es sí. Al menos, los hombres de mi entorno. En eso no solemos mentir. Podemos buscar mil circunloquios para evitar las palabras mágicas, pero un “sí” ante una pregunta directa y más aún un espontáneo “estoy enamorado” es tal que así. ¡Cuánta desconfianza!

      PD: Tampoco sabemos, al menos yo, el sentido del humor y el cerebro que se gasta Irina, qué manía de criticar y dar por hecho que las que son un 10 en físico NO DEBEN serlo en lo demás. xD

  8. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Qué complicado es todo cuando le da por ser complicado y qué simple cuando sale simple. Yo a la única conclusión a la que puedo llegar con esto es que como el amor es, como el sexo, cosa de dos, depende de la mezcla, es una química peligrosa. Juntas a dos y es un compuesto inestable, en el mejor de los casos como los Mentos con Coca-cola y en el peor, una bomba fétida explosiva de racimo radiactiva (y eso sin exagerar :) ) En cambios, juntas a otros dos distintos y la cosa va rodada y todo es sencillo y perfecto.

    Si algo he aprendido es que lo mejor es que las cosas sean sencillas. Mi experiencia personal es que las relaciones que me han salido bien han empezado siempre con un hombre que se me ha ofrecido en carne viva y no me ha dejado la posibilidad de dudar sobre qué sentía o no. Cuanto más ha sido así desde el principio, mejor me ha ido la relación. Hombres a los que miras y te preguntas si es posible que te quieran tanto tan pronto y te contestas que sí, esos son para mí los buenos.

    Y lo de decir te quiero… se me ocurre que en ocasiones te encuentras con personas que son como de otro planeta. Te dicen que te quieren. Ellos creen que te quieren. Pero se comportan como si no te quisieran. Así que pienso que, al igual que “te quiero” se dice distinto en diferentes idiomas, tampoco significa lo mismo depende de quien lo diga. Por eso los “te quiero” son importantes, son una declaración de intenciones, pero más importantes son los hechos, las acciones y cómo se comporta contigo una persona. El viejo refrán de “hechos son amores…” es, en este aspecto, digno de tenerse en cuenta.

    1. XX

      Desgraciadamente no todas son así. Por tópico que suene, a algunas mujeres no les gusta demasiado que un hombre se les ofrezca “en carne viva”, como dices, de buenas a primeras. No sé si es porque les gustan los retos, o porque piensan que, como no es lo habitual, no es del todo trigo limpio, ya sea porque no lo siente o porque es un rarito… no sé. Pero he comprobado ese proceder más de una vez.

      1. EspoirEspoir

        Hombre, de buenas a primeras claro que no nos gusta. Parece que pasen por la plaza y digan venga, con esa misma. No es que nos guste hacernos o que nos hagan de rogar, simplemente necesitamos hechos que sostengan unas palabras que algunos sueltan con demasiada facilidad. Con lo que me cuesta a mí decir un te quiero, vamos.

  9. Daysi

    Esta claro!.. como el aguan, pero y esos ex, que nos encantan, que por esas insatisfacción ( las mujeres que se le acercan son rivales..) lo dejamos pero despues de estar dos años separados en sociedad, seguimos teniendo encuentros sexuales con mucho sentimiento! Ahi es donde me pierdo jajajaja seguimos enamorados? Por que sexo lo encuentras. Pero yo quiero con el y el conmigo siendo ex es fuerte! En fin a vivir el momento! Y no sufrir por lo que hace el otro para mi esta superado! Al no ser parejas me importa poco lo que hace, de momento me funciona.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >