asaltacunas
Relaciones

Es muy maduro para su edad…

Somos las primeras en ver anormal una unión en la que una mujer le saque 7 o 10 años a su novio.

-Pues… veinticinco. Pero es muy maduro para su edad – se justifica Sonia, que acaba de cumplir los 30, respondiendo a la simple e inofensiva pregunta “¿Qué edad tiene tu novio?”. Una pregunta que le hicimos sus amigas al saber que hace unos meses está saliendo con alguien.

En realidad, su edad nos daba igual. Fue la cuarta pregunta que nos salió, casi automática, después de otras tres “de toda la vida”: ¿Cómo se llama? ¿Cómo es? ¿A qué se dedica? Después de la de la edad tocaba la de “¿Y cómo os conocisteis?”, pero tras oír la notable incomodidad de Sonia respecto a su pequeña diferencia de edad, no llegamos a hacerla.

- ¿Alguien de aquí llegó a sospechar que Jorge era un tipo inmaduro?- pregunté, para asegurarme que no le estaba buscando los tres pies al gato.
- La verdad es que no- respondieron todas, sorprendidas igual que yo.
- Por como tú eres, jamás estarías con un niñato- añadió María, su amiga de infancia.

Sonia sonrió y puntualizó:

- No, si ya entiendo lo que queréis decirme, pero ya se sabe que una mujer debería…  o, bueno, digamos que es más normal si sale con un hombre de su edad o algo mayor que ella, no al revés. Sabéis de lo que os hablo, ¿verdad?

Joder, qué rabia. Sí, sabemos de qué nos hablas y preferiríamos no saberlo. El día que esto nos vaya a sonar a chino significaría que hemos conseguido ser unas personas NORMALES. Pero de momento, en el mundo en el que vivimos -en ese injusto, discriminatorio e intolerante mundo- preferimos que nuestra hija de 20 salga con un tío que podría ser su padre, antes que tener que ver como nuestro hijo se junte con una “vieja” diez años mayor que él.

“Una mujer es más madura que un hombre de su edad y se desarrolla antes”, “Una mujer envejece antes”, “Una mujer necesita a un hombre de verdad (y no a un niñato) a su lado” y las demás justificaciones dañinas de la sociedad son las que invitan a algunos de los caballeros a seguir teniendo la “comprensible” crisis de los 40 con sus múltiples infidelidades, entre otras tantas cosas perdonables.

Nosotras, las mujeres, somos las primeras en ver anormal una unión en la que una mujer le saque 7 o 10 años a su novio.

- Pues yo creo que es algo cultural- añade María, la de antes.- Por ejemplo, yo trabajo en la recepción de un hotel y por mis manos pasan miles de pasaportes al mes. Soy bastante cotilla y me gusta ver de dónde es la gente, qué edad tienen y de qué visados disponen para saber a dónde han viajado. Ya, lo sé, puede sonar cotilla.

María nos contó que, gracias a ser una tipa curiosa, pudo descubrir que cada día hay más y más parejas en las que una mujer es algo más mayor que su marido.

- ¿De qué diferencia de edad nos hablas?- pregunté, interesada.
- Entre uno y ocho años, de media. Pero insisto que es algo que suele verse en los países más desarrollados, como lo podrían ser Dinamarca, Noruega o Suecia. Ni hablar de encontrarme con un ruso algo más joven que su pareja o una rumana algo más mayor que su marido. Quizás algún caso peculiar, pero no pasan de dos años de diferencia. Aunque… tampoco he encontrado muchos españoles así.

Y es que España, muy a pesar de lo que ve la gran mayoría, no está avanzando demasiado en ese aspecto. Seguimos defendiendo a Risto y a su nuevo amor adolescente (porque “el amor no sabe de edades” y porque Risto, desde que dejó OT, empezó a molarnos), pero jamás aceptaríamos a ver a Núria Roca con un “yogurín” de 20 años de edad.

Aquí falla algo.

Bueno, fallan dos cosas. Por un lado no nos damos cuenta que no es lo mismo salir con alguien diez años mayor que tú, sea hombre o mujer, que con uno de veinte años más. Y sí, no es lo mismo, porque cuando hablamos de veinte años de diferencia, hablamos de que esa persona pertenece a otra generación. Y de que una persona de cuarenta no puede (ni debe) tener las mismas aspiraciones, necesidades y objetivos que una de veinte. Y viceversa.

Por otro lado, un hombre acompañado de una mujer tan exageradamente más joven que él sigue siendo un “grandísimo hijo de puta” (en modo halago) y un “campeón”, y sin embargo una mujer en esas condiciones es una amargada y envejecida asaltacunas.

Y sí, mientras que las Sonias siguen sintiéndose incómodas al decir que su novio es algo más joven que ellas, mientras que las Griffith sigan inyectándose de todo para ser algo más dignas al lado de sus esposos, mientras que las axilas peludas de la campaña de una marca vuelvan a ser el notición en todos los medios, mientras que los pezones sigan provocándonos indignación, las mujeres seguirán sometiéndose a sí mismas en unas normas que, a la larga, van a  jugar en su contra.

Por muy modernos que creamos ser, nos queda un largo camino por recorrer.

¿TE GUSTA?  

+20 -0

3 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

3 COMENTARIOS

  1. Avatar de AnaFAnaF

    Esto no es más que otra muestra del heteropatriarcado que nos rodea, y no es sólo por parte de los hombres, sino que nosotras mismas nos sometemos a él cuando pensamos que estar con alguien de menos edad no es lo “normal”,cuando damos por hecho que las parejas tienen que ser entre un hombre y una mujer, etc.
    Gran frase de cierre, de hecho, hace un par de semanas hablando con un amigo italiano sobre las relaciones personales, amorosas y en general, concluyó diciendo que los españoles éramos mucho más abiertos de mente que los italianos, una lástima, porque no es del todo cierto.

    Mis felicitaciones a todos vosotros por el trabajo que hacéis. Llevo más de un año siguiendo vuestro trabajo y no me pierdo ni un post, ésta es la primera vez que os comento y era necesario decirlo.

    Un saludo y seguir así.

  2. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    He salido y tenido rollos con hombres que me llevaban diez años y con otros a los que yo les llevaba hasta quince y, si os digo la verdad, casi notaba más resistencia familiar y social cuando estaba con alguien mayor. Quizás también porque cuando sales con un hombre mucho más joven nadie se cree que aquelli “llegue a nada”, y tienen una actitud más de “que te aproveche”.

    De todas formas, es cierto que uno asume que Marina Castaño se sentía atraída por la inteligencia de Cela, olvidando el pequeño detalle de que se lo tenía que echar al cuerpo, ejem, y si hubiera sido al contrario nadie habría dudado de que fuera por interés.

    En cualquier caso, si la vida me ha enseñado algo es que cuanto más claro dejas que la opinión de los demás te importa una higa, menos se meten en lo que haces con tu vida y mejor les parece todo.

  3. Avatar de VirginiaVirginia

    El problema no es la edad en sí, el problema es que a cada edad van asociadas unas prioridades y no es lo mismo lo que se quiere a los 20 que lo que se quiere a los 30, normalmente una persona de 20 está pensando en estudiar, viajar, formarse, salir, divertirse, etc, algo que a priori suele ser incompatible con lo que suele querer un treintañero de media. Y la verdad es que no suele funcionar. Ahora, esto depende de las prioridades y del amor que nazca entre esas dos personas. Hay casos y casos.

    Yo como treintañera, con un ex al que le sacaba 5 años por experiencia propia diré que no es buena idea. Pero pensad más en vosotros mismos, cada vida es diferente.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >