Relaciones

Es mejor perder las llaves que perder la cabeza

Perder las llaves. Perder el móvil. Perder el paraguas. Son las tres combinaciones más frecuentes que se nos ocurren con el verbo “perder”. Sin embargo, cuando nos referimos a los sentimientos, todo lo que sea “perder”, al no ser tangible, parece tener menos importancia, cuando en realidad es mucho más catastrófico. Perder el culo por [...]

Perder las llaves. Perder el móvil. Perder el paraguas. Son las tres combinaciones más frecuentes que se nos ocurren con el verbo “perder”. Sin embargo, cuando nos referimos a los sentimientos, todo lo que sea “perder”, al no ser tangible, parece tener menos importancia, cuando en realidad es mucho más catastrófico. Perder el culo por alguien, igual que perder la cabeza, sigue teniendo el mismo verbo: “perder”. O sea, dejar de tenerlo a tu disposición. Y no hay nada más insano que perder lo único que te mantiene cuerda: tu autocontrol.

Cuando nos encaprichamos de alguien, todo deja de tener lógica: los consejos que damos a una amiga resultan (por una “extraña” razón) muy poco aplicables a nosotras mismas ya que la situación nunca es la misma. Quizás en parte sea cierto, pero cualquier pérdida del norte en lo que a los amores se refiere, es dañina. En la mayoría de los casos ni siquiera somos capaces de valorar si el objeto del capricho nos gusta. Si en realidad sentimos algo o no. Simplemente TÚ lo quieres AQUÍ y AHORA. Y no, querida, así no funcionan las cosas.

Vega ha conocido a un hombre. Maravilloso. No estoy segura si resultaba ser tan perfecto como para que esta mujer (hecha y derecha, como soléis decirlo por aquí) se enamorara de él, o fue fruto de sus enormes ganas de sentirse querida. La cuestión es que las cosas avanzaron muy rápido, ella decidió que necesitaba tenerlo a su lado y, a pesar de que no era un tipo de hombre que la valoraría cómo es (por diferencias claras y evidentes al ojo ajeno), Vega se empeñó en que le urgía tenerlo a toda costa. Se “enamoraron”, y lo pongo entre comillas, porque cualquier enamoramiento, basado en pura obsesión y autoengaño, es enfermizo. En unas semanas David dejó de llamarla y llegó el gran dramón. Llegó de repente, según Vega, pero yo lo olía desde lejos. No es que sea más lista que ella, pero cuando tienes mocos, estás resfriado. Y su relación tenía mocos desde el día número tres. Los dos primeros lo estaba incubando.

Vega no daba a crédito: ¿cómo puede ser que hace una semana se moría por verme y ahora, cuatro días más tarde ha perdido el interés? ¿En qué he fallado? ¿Por qué he dejado de interesarle? Y en este preciso momento la empezaron a atacar las típicas dudas de que quizás el mundo seguía funcionando a la “antigua”. Se preguntaba si los hombres seguían queriendo cazar y nosotras teníamos que hacernos la estrecha para poder agradarles más.

Vega, como yo, siempre ha opinado muy categóricamente al respecto. Como todas las que estamos solteras. Tenemos las cosas muy claras hasta que aparece ÉL- encantador que roza la perfección. Y fallamos. La cabeza se queda en la mesita de noche, el culo entre las sábanas y nuestro caso se vuelve “peculiar”, que es lo mismo: diferente a todas las historias de “no amor” vividas anteriormente.

Me decía: “He llegado a la conclusión que debo interpretar un papel de una tía a la que le importan un carajo los sentimientos. Verás, por mucho que defiendo la teoría de que deberíamos actuar según nos plazca en cada momento y jamás dejar de ser nosotras mismas, me estoy dando cuenta que cuanto más “paso” de un hombre, éste más se interesa por mí. Entonces me pregunto:¿nunca podré ser yo misma? ¿Tendré que evitar de entregarme a alguien para que no me de la patada en el culo tras cuatro polvos y un “me gustas”? ¿Estaré condicionada a reprimir mis sentimientos para sentirme deseada por un hombre?”.

En cierto modo la podía entender. ¿A quién no le ha pasado que tras diez revolcones apasionados, un hombre supuestamente enamorado deja de tener el mismo interés? Estaba a punto de decirle: “pues si un tío pierde la ilusión tras llevarte a la cama, que le den. NO es tu hombre”. Pero me callé a tiempo: ¿Servirá de algo? ¿Acaso dejará de sentirse frustrada porque el que hace dos días fue “lo más” se ha convertido en “lo menos” pero no por ello menos deseable?

¿Cómo funciona esto de amores? ¿Y por qué nunca nadie está al mismo nivel de enamoramiento?

Vega me daba pena. No de las malas. Me dolía sentir su decepción con cada célula de mi piel. Hace unas semanas la veía muy ilusionada. Pero ahora está hecha un verdadero desastre, calculando una estrategia completamente inútil para recuperar a David, sin siquiera tener muy claro si le interesa. Por puro carpicho, por puro y maldito complejo de inferioridad que aparece en el momento del rechazo o incertidumbre.

Pero a pesar de todo, y tras haber pasado por lo mismo en algunas ocasiones, no puedo negar una cosa: el corazón no siente. El corazón es un puto órgano que tiene a cerebro de jefe. La cabeza no tiene que perderse bajo ningún concepto, porque es el mando a distancia (a veces corta y otras – no tanto) de todo nuestro cuerpo. No se puede querer a alguien quien te hace daño o simplemente no te da lo que necesitas. Es antinatural.

En mi caso siempre me ha funcionado bien. Aunque para algunas cosas mi cerebro está paseando por el país de “nunca jamás”, cuando llega el momento de valoración personal, hay una verdad que jamás me abandona: si una persona no se entrega con la semejante intensidad o con la misma intención (lo de las intensidades va en función de temperamento y experiencias vividas), no me malgasto mi tiempo para resucitar algo que nunca había estado vivo.

Vega está llorando. Creo que llora más por la incomprensión y una ilusión perdida que del sentimiento en sí. Está intentando de elaborar un plan a seguir con los demás hombres del planeta para llegar a ser la mujer perfecta. ¡Qué cosa más inútil!

Vega no es capaz de razonar. Pero si lo fuera, sabría que si David estuviese loco por ella, movería las montañas con un poco más de fuerza de lo que estaba haciendo ella. Cuestión de físico. Que existen hombres que la valorarán lo suficiente como para tratarla de la manera que se lo merece. Que David simplemente vive una vida paralela a la suya, y que como todas las cosas paralelas, no está destinada a cruzarse con la suya. Por mucho que se empeñe, actúe como actúe. Que este “no amor” no es un fallo personal, no es cuestión de estrategias incorrectas ni juegos perdidos, es un “no es para ti” en toda regla.

Muchas de las mujeres me preguntan qué se debería hacer para mantener a un hombre a su lado. Lo único que se me ocurre responderlas es un viejo: “valórate a ti misma. Tras perder una parte de cabeza, quédate con el culo, la dignidad y el sentido común. Porque si hay algo que verdaderamente vale la pena, querida, es estar en paz contigo misma y saber que a pesar de no ser perfectas, esa imperfección resultará atractiva para un hombre lo suficientemente atento y sobradamente maduro. Que, al fin y al cabo, es el que nos interesa.

Por mucho que nos compliquemos la vida, esto es como todo, sencillo al no poder: cuando le interesas a alguien, le interesas. Cuando no, no. Y las excusas no son válidas. Que ya no tenemos 5 años. Tampoco nos queda tanta vida como para malgastarla en algo sin sentido.

Dicen que siempre llegas a alguna parte si caminas lo bastante. Pero si de entrada sabes (pensándolo con claridad y viéndolo desde fuera) que el camino que escoges, el de color rojo, lleva a una pared de cemento porque todos los caminos rojos, por norma general, llevan a una pared mientras que los verdes son los correctos,- jamás te gastarías tus pasos para caminar por el rojo. ¿Donde está la diferencia?

Si él es tu hombre, créeme que te ayudará con tu daltonismo. Ya sabes, el amor rara vez es ciego, tan sólo es algo daltónico.

Y tú: ¿sueles perder la cabeza o actúas según la lógica? ¿Sigues creyendo que los hombres pierden el interés ante una presa “fácil”?  ¿Te afecta mucho un rechazo? ¿Te aplicas tus propios consejos?

www.intersexciones.com

¿TE GUSTA?  

+1 -0

Dependencia  Enamorarse  Obsesionarse  Relaciones  Solteras  

50 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

50 COMENTARIOS

  1. José

    Querida Alena. Comparto tu opinión.

    Pienso que en el fondo, siempre sabemos cómo nos estamos liando con una persona, y si eso nos llena o no, si es lo que verdaderamente queremos o no, y aunque no lo sea, muchas veces lo ignoramos, aunque la luz roja esté prendida…

    Las razones son muchas y has descrito algunas. La verdad es que falta un buen par de huevos para asumirlas y ver las cosas como son… y tomar la desición que corresponde.

  2. alesha

    Tu post ha llegado en el mejor momento para mi. Aparte de que siempre es un placer leerte, ésta vez es como si me hubieras leido la menta. La pobre Vega me recuerda mucho a mi éstas últimas semanas. La situación no es la misma (nunca lo es) pero lo rasgos generales y la situacion mental-emocional (que fomentamos nosotras mismas con nuestras dudas y estupidas peliculas mentales) son los mismos.

    Estoy de acuerdo con que lo principal es valorarse a si misma, lo dificil (a veces) es hacerlo. En el caso de tu amiga, hablas se perder la cabeza por un hombre-capricho, pero yo creo que tus conclusiones y consejos son perfectamente aplicables incluso si estás completamente enamorada, la diferencia es que es mucho mas dificil.

    Después de empezar el camino verde, todavía me queda pendiente averiguar si se trata de amor o de un capricho. La situación no cambia demasiado, pero es importante cuán implicados están los sentimientos para, a la hora de cuidar de nosotras mismas, hacerlo con conocimiento de causa.

    Como he visto que estaba perdiendo demasiado el norte, o mejor dicho, que a pesar de todos mis esfuerzos por encontrarlo me estaba resultando demasiado complicado, me he tomado el fin de semana libre para pegarme un viaje yo sola a visitar Berlín, a unos 400km de donde vivo en Alemania. Completamente sola en Berlín, he disfrutado de un fin de semana fantástico en una ciudad que recomiendo encarecidamente visitar. Creo que a la vuelta del viaje las cosas pintarán mejor.

    Mi consejo para Vega: que haga lo mismo. Acabas viendo la situación con mucha más perspectiva.

    Siento la parrafada, muchas felicidades por tu blog y muchos saludos desde Berlín.

  3. Anonymous

    Muy bueno el post Alena.
    Cuando perdí la cabeza totalmente lo peor no fue dejar de escucharme a mí misma ni estar tranquila nunca, sino que la experiencia me dejó tan trastornada por decirlo de alguna manera, que pensé que enamorarse de verdad tenía que ser eso; no quererte, perder la dignidad, estar obsesionada y en una montaña rusa…en vez de sentirte querida, segura, acompañada y respetada.
    Un beso
    MAría

  4. Núria Cot

    “Ya sabes, el amor rara vez es ciego, tan sólo es algo daltónico.” Que gran frase!! Como siempre, increíble. Me dejas sin palabras..tienes tanta razón en todo, dices tantas verdades..que en el fondo me (nos) ayudas a ser más fuertes y a cambiar de pensamientos e ideas!
    Sigue así, como siempre!
    Un beso guapa!

  5. Wilh

    Qué tema tan complicado!
    Son muchos palos los que tocas, Alena, y si opinase de cada uno de ellos me convertiría en una seguidora-petarda! Jaaajajaja… Y passsso…

    Así que respondo a las preguntas:
    1. Solía perder la cabeza, y de una forma rayana en lo ridículo (menos mal que tengo buenas amigas que me han puesto camisas de fuerza antes de que llegase al ridículo absoluto). Ahora no. No sé qué haré en el futuro, pero sé que a día de hoy estoy bastante en equilibrio (lógica, emociones, dignidad, etc…)
    2. Depende del hombre, de la mujer, y de la situación. Si es un hombre que se viste por los pies (como dice mi abuela) y tiene interés verdadero en ti, no lo pierde tan fácilmente. Si no es un hombre-hombre, a mí me da igual lo que haga.
    3. Me afecta, sí. Tengo un corazoncito sensible… Pero a base de rechazos he aprendido que se superan, y que siempre llega alguna nueva ilusión después, aunque en el mismo momento crea morir.
    Unos me ha costado superarlos más tiempo que otros; con algunos incluso me he dado cuenta de que, pasado el primer berrinche, el tipo en cuestión me importaba cero.
    4. Intento aplicármelos. No es sencillo cuando estás en medio de la vorágine, pero sí procuro mantener mi lógica a flote.

    Un saludo,
    Wilh =)

  6. Amo, sueño y no tengo miedo.

    Me quedo con la parte en la que dices: “¿nunca podré ser yo misma?…¿Estaré condicionada a reprimir mis sentimientos para sentirme deseada por un hombre?”. He mantenido una relación durante 8 años con una persona con la que para estar bien tenía que pensar las 24h del día como comportarme para tenerle ahí. Por suerte ya no estamos juntos y prometí que nunca sería otra, que solo estaría con alguien que diese lo mismo que yo doy, que se implicase de la misma forma y que se enamorase de la persona que soy en todo momento. Por fin lo he encontrado y soy muy feliz, con mi cabeza sobre los hombros, siendo yo misma y enamorada. Chicas, existe el amor sincero y se puede conseguir. Animo a Vega¡
    Alena millones de gracias por tu blog, sentarte en la cama a leerlo después de un día complicado me saca una sonrisa.

  7. Mayka

    Alena, como siempre, me ha encantado el post, pero lo de: No se puede querer a alguien quien te hace daño o simplemente no te da lo que necesitas. Es antinatural. , no lo veo así. Sí se puede querer a alguien que no te da lo que necesitas, porque querer o no querer a una persona no es algo que se pueda controlar. Es mejor o peor, pero inevitable.
    Un besito y gracias por estos post!

  8. X

    “Consejos vendo que pa mí no tengo”, dice un refrán muy español. En líneas generales estoy de acuerdo con lo expuesto. Rara vez nos es útil ese consejo que con tanto tino damos a los demás, y no porque el consejo no sea bueno, sino porque nuestro juicio, en ese trance de las relaciones, suele ser malo. Eso sí, yo prefiero perder la cabeza a las llaves, al fin y al cabo siempre acaba volviendo a su sitio. ;-)

    Sin embargo, y pasando a ocuparme del dardo hacia el otro sexo que inevitablemente siempre se escapa, no hace falta que un hombre sea sobradamente maduro (sic) para que le resulte atractiva una mujer imperfecta: al fin y al cabo, todas lo sois (¿y quién no?), por lo que no conozco a nadie (maduro o inmaduro) que busque a una mujer perfecta. Simplemente, como más tarde sí que aprecias, cuando le interesas a alguien, le interesas; cuando no, no. No hay más que eso, ni por tanto razón para atribuir la ausencia de interés a falta de madurez para salvar vuestro siempre, a la vista está, frágil ego.

  9. Espoir

    En general todo se resume en el miedo de muchas mujeres (aunque hay hombres que también van finos en el tema, y doy fe de ello: cuánto daño ha hecho la lucha por la igualdad de los sexos en algunos aspectos concretos) a estar/quedarse solos. Estoy con X, no se puede atribuir a la inmadurez de alguien el hecho de que no quiera estar contigo, de la misma manera que ya no consolamos a las amigas grimosas con aquello de “le gustas mucho pero le da miedo el compromiso” porque eso ya no se lo creen ni los que aún le dejan alfalfa a los camellos de los Reyes. A pesar de todo creo que perder la cabeza de vez en cuando está bien; pero sólo le daría el carnet de perdedora de cabezas a la que pase un test acreditando que sabe recuperarla en un tiempo razonable. A los/las demás, que se cuiden sus frágiles corazones que la vida es corta para pasarla con tanto amigo acongojado.

  10. cactus girl

    Quien no esta acostumbrado a bragas, las costuras le hacen llagas…y muchas veces nos empeñamos en abrirnos en canal y entregar es nuestra alma a un hombre que no se lo merece, que no sabe qué hacer con tu amor. Y en vez de pensar que quizá nos hemos equivocado de persona, nos empeñamos en creer que las que fallamos somos nosotras, que no estamos a la altura. ERRRROOOR!
    Hay que tener madurez suficiente y la autoestima entrenada para que esto no ocurra. Y no perder el tiempo con quien no quiere pasarlo contigo.
    Un saludo

  11. Anonymous

    Que bien encontrarme con este artículo..pues como much@s me estoy en situación parecida…(me atrevo a decir casi saliendo de..una situación parecida) Y estoy de acuerdo en que el planteamiento que haces es más o menos evidente… La mayoría suelen ser caprichos o una obsesión adquirida como has muy bien has dicho, “por puro y maldito complejo de inferioridad que aparece en el momento del rechazo o incertidumbre”, También he llegado a hacerme esta pregunta..¿ y si no había sabido encajar el rechazo..? pero tengo que decir que despues de mucho comerme la cabeza como Vega.., Si he tenido que aceptar y empezar a trabajar conmigo misma, mi autoestima y demás (que remedio) pero tambien es cierto…..que NO SIEMPRE IDEALIZAMOS, es decir..que narices!! esta persona..Si ..era lo que yo estaba buscando..me ilusioné, claro que Sí, pero con el paso del tiempo como he leído en alguna respuesta.., coges perspectiva, en mi caso el resultado era el mismo…, Ya había tenído “semirechazos” , gente que aparece y a las pocas semans desaparece…, pero en este caso” SI ERA DIFERENTE” de hecho una de mis principales angustias en cuanto al tema de hombres..es que nunca me acababa de llenar ninguno, he preferido la soledad al “relleno”…y resulta que por fin aparece…de momento…y digo de momento..porque aunque fueron meses..no hubo convivencia y faltaban datos.., pero ya tengo edad para saber que “tipo” busco..que quiero y sobre todo lo que NO QUIERO, y lamentablemente esta persona me cuadraba.., Pero supongo yo no a él. ( auqnue jamás me lo reconoció y hechó mano de los consabidos…”ahora no quiero nada serio”…”acabo de salir de una realción larga y..”) Esto es dificil de asumir…aceptar.., sobretodo cuando alguien que te importa..y que has valorado..no te valora de igual manera. Como he leído por algun comentario, la dificultad reside en darte cuenta..si es una obsesión por rechazo..o si por desgracia aunque a todos nos pasa.., es una situación real..que tienes que asumir. No somos billetes de 500 que debemos gustar a todos, pero también es cierto que no estoy de acuerdo al 100 % con el mensaje de “o me aceptan como soy o nada..ya llegara alguien que me valore”…te puedes cansar de esperar….

  12. Denbrough

    El amor es algo que va contra toda lógica imaginable, cuanto más piensas que una persona más, o menos, te conviene, más te enredas en una espiral en la que , por desgracia tus propios consejos que hace poco les has dado a tus amigos, ya no valen.

    Extrañamente, cuando 'la presa es fácil', depende el contexto que te encuentres o que nivel de relación quieres, ya que si solo quieres sexo, es lo que buscas. Para una relación estable no se busca una presa fácil, incluso llamarlo así es un tanto despectivo, si buscas algo estable, lo llamarías pareja, una simple palabra cambia todo el contexto de lo escrito.

    Aunque en dicho contexto de pareja, buscas, no algo fácil, aunque hay gente que lo hace por el motivo de no estar solo, si no que buscas, lo típico, alguien con quien sintonices. Suena un tanto ideal, pero, no es eso al fin y al cabo lo que buscamos? nuestra media naranja? Aunque se puede ser naranja entera y buscar otra naranja entera, que difiera tanto de uno que te atraiga, como los imanes, que los polos opuestos se atraen.

    Al fin y al cabo, todo lo que se refiere al amor es un tanto complicado, no se puede dar el mismo consejo a diferentes personas, se puede entender cada caso específico pero cada caso necesita sus consejos. Al fin y al cabo, somos personas con sentimientos ;)

    A tu pregunta si suelo perder la cabeza… soy informático, actúo con lógica, todo mi entorno se mueve en un grácil baile lógico en el que cuando algo sucede tiene una consecuencia y sucede algo, lógico. Todo esto está en equilibrio menos el factor humano, que siempre, siempre es ilógico, trastoca tus planes y te hace perder la cabeza, claramente.

    Un beso por tu post.

  13. rocio

    Yo ya tengo claro eso de que cuando le interesas a alguien bien q te lo hace ver; y si no ves nada, es q no le interesas. Me ha costado sudores y lágrimas pero por fin lo vi. Yo creo q perder lo q es perder la cabeza hace tiempo q no me pasa; lo último fue un calentón tremendo con alguien que no identifiqué (no sabía yo q me podía llegar a poner tan irascible sólo por ganas de sexo), pero eso no fue perder la cabeza por “amor” o “capricho”.
    Sin embargo, sí veo q hay ocasiones en que la otra persona te engatusa y te conquista, y no son imaginaciones tuyas. Es que se dedica a conquistarte y a ofrecerte lo que “universalmente” se entiende q ofrece alguien q tiene interés en ti… y no sé en qué momento (algunas veces cuando tienen sexo, otras veces cuando aparece el mínimo problema, el momento puedo variar) es cuando dejan de tener interés, y claro, tú ya estás enganchada o semi enganchada.
    Pero bueno, tu metáfora del camino está genial, si ves de entrada q lo q no es no es debemos ser consecuentes para saber q no vamos a ningún lado… y luego, al menos, los lloros en tu intimidad (tb todo el mundo es libre de perder tiempo y energías).
    Un saludo

    1. Anonymous

      Efectivamente , totalmente de acuerdo.., muchas veces no es fácil verlo venir.., tu estas en una disposición positiva de “estar” y “entrar” en la relación y a menudo sucede que hay todavia muchos hombres que creen que este es el mejor metodo….no para conseguir sexo, que creo que eso ya es bastatne facil..si no para en pequeñas dosis..de semanas , quince dias…ir “alimentandose” de peuqñas dosis semanales de cariño..sexo…, “lo bonito del principio”…y luego bye bye..Generalmetne hombres..que ademas te conquistan porque no parecen los “tipicos” que buscan “sexo de una noche”…pero su supervivencia se basa en victimas que tampoco se conforman con eso.., chicas sensibles..seguras de si mismas…a las que dejan con el corazón roto, porque en vez de si fueran con la verdad por delante, jamás llegarían a ellas, y recurren al conquisteo fácil.. Es lo que yo denomino “ir con el freno de mano echado”..o el vampiro moderno…y cuando existe el menor detalle o problema..bye bye love.. y nosotras esas que luchamos por ser perfectas nos quedamos con la preguntita..y ahora ¿ en que he fallado???

    2. Anonymous

      Cuando desencadenas un par de historias o tres de este palo,yo creo que hasta la chica con la autoestima más alta acaba haciendose preguntas…y te aseguro que es de lo más habitual en estos tiempos…creo que ser seguro de si misma, no tiene que ver con ser una insensible que nada te afecta. Como digo..igual estamos viviendo una época en la que ya a nadie le estimula la idea de pareja..compra piso…boda..y por lo tanto “relaciones” haberlas las hay…pero hombres y mujeres seguimos viviendolas de forma diferente, nosotras nos ilusionamos mas facilmente. En mi caso me gustaria vivirlo desde la sinceridad desde el principio, no desde el cortejo premeditado ensayado para en 2 semanas no cogerte el telefono.

    3. Espoir

      Vale, nos ha pasado a todas: tipos que durante el desayuno te hablan de planes de viaje a tres meses vista y dos días después si te he visto no me acuerdo. Desagradable pero lógico, si te paras a pensarlo. Una respuesta de un hombre que leí aquí, y que por cierto tengo impresa y colgada en la puerta del frigorífico para tenerla siempre muy presente, ilustra bastante bien este asunto.

      Sin querer disculpar a los manipuladores de sentimientos de nivel profesional, que sin duda existen (también entre las féminas, ojo), la respuesta hablaba de las mujeres que no soportan ni el más mínimo grado de incertidumbre. Me explico. La mayoría de los tipos, cuando se comportan así, están simplemente siendo aplastadoramente lógicos. En la mayoría de los casos, para llevar a la cama a una mujer hay que halagarla y estimularla; o como mínimo así lo creen ellos. Y no van desencaminados, pese a que hay maneras y maneras. Lo que sí que tienen claro es que si optaran por decirte que lo único que quieren contigo son unos cuantos revolcones sin compromiso tienen muchos números de irse para casa levantando coches.

      La diferencia a la hora de vivir esos momentos recae simplemente en nuestras expectativas. Si para uno/a cada nuevo amante es un proyecto de pareja desde el minuto uno es posible que se lleve muchas decepciones. En el mundo hay bastante gente sensata que no piensa así, y después de haber pasado unos buenos ratos se despiden con dos besos. Considerar eso una traición o un engaño es algo exagerado, digo yo.

      Joder, soy una palizas. Prometo extenderme menos en próximas respuestas.

    4. luna

      Lo cierto es que me está encantando leer tantos puntos de vista…pero tengo la intriga de cual es la respuesta que tienes en el frigorifico!!! Te diré que a los “manipuladores de sentimientos a nivel profesional” para mi ha sido después más fácil de digerir, pq te das cuenta de la treta. Creo que los hay mas sibilinos o los que tienen eternas dudas., Respondiendo a lo que has escrito sobre las expectativas, estoy de acuerdo, pero discrepo en algo..aunque yo tenga expectativas de algo más, y no así la otra persona, Es tan fácil como por lo menos no “futurear” si es cuention de un par de citas.., hay muchos temas de los que hablar (futbol, trabajo, cine, experiencias, viajes…y si son unas semanas quedando lo mejor es trasmitir esas expectativas. Creo que cuanto mas pronto mejor…hablo por mi…que yo a parte de tener ganas de una relacion mas seria …también disfruto del sexo y si me gusta la persona ¿ por que no vivir un rollo? pero ya es riesgo mio pillarme o no, pues el me ha trasmitido su intencion. No creo que contar mentirijillas sea justificable..a un “porque si no…no pillariamos nunca…”y lo mismo nosotras…debiamos de dejar de sentirnos ofendidas porque no seamos siempre las mujeres de su vida y sólo deseen disfrutar con nosotras porque si se han acercado es porque les gustamos…

  14. Ishtar

    Es verdad que cuanto alguien pasa de ti más te interesa y viceversa.

    Aplicando esa lógica podríamos pensar, como Vega, que cuando alguien nos interese de verdad lo mejor será interpretar un papel de “tía dura” y así tenerle a nuestros pies.

    Funciona, pero es tan tremendamente agotador que yo personalmente prefiero ir sin armadura, si alguien me importa se lo haré saber y si sale huyendo es que no merecía la pena, el mar está lleno de peces y ya aprendí a lamerme las heridas.

  15. peke

    Me ha encantado!! aunque igual que otras valoraciones que he ido leyendo no estoy del todo de acuerdo con “No se puede querer a alguien quien te hace daño o simplemente no te da lo que necesitas. Es antinatural.” (Más que con el “que te haga daño” con “el no te da lo que necesitas”, que normalmente eso te hace daño pero no se hasta que punto es culpa suya o culpa tuya.)
    Puedes quererlo muchísimo aunque siempre sufrirás porque no acabara de darte todo lo que necesitas y ese sufrimiento acaba convirtiendose en decepcion/frustracion/broncas lo cual no se si tiene algun arreglo o en la mayoria de los casos acaba por hundirse el barco.

  16. Ohdiosa

    Al terminar de leerlo he soltado un “Amén” porque poco más queda por decir.
    Yo la verdad es que creo que en el fondo nos gusta sufrir, muy en el fondo, pero es así. ¿Por qué si no entonces tantas y tantas de nosotras tropezamos varias veces con la misma piedra? ¿Por qué volvemos a ellos en cuanto nos llaman arrepentidos aún sabiendo que la cosa no tiene futuro? Y hablo desde la experiencia…
    Supongo que el problema es que seguimos creyendo que “puede cambiar”, “en realidad es diferente a los demás pero le cuesta demostrarlo”, “es que ha tenido muy malas experiencias en el amor”… debemos dejar de autoengañarnos y pensar que este tipo de estupideces son reales. No cambian y si no están a nuestro lado es porque no son el adecuado.

  17. Anonymous

    Pueeeeees… Yo me metí en una no relación con alguien que no quería nada, sufriendo un montón los dos primeros meses, y ahora llevamos dos años viviendo juntos.

    Si bien yo tuve que aceptar que no quería nada al principio, el tuvo que aceptar también, cuando pasó el tiempo, seis meses, que para seguir juntos tenía que ir en serio.

    Y ahora llevamos dos años viviendo juntos.

    Cada historia tiene su giro, y nunca sabemos realmente en lo que nos metemos.

    1. ROPARANOIAS

      Yo creo que este es cierto, hay casos y casos. Hay cosas que empiezan descarriladas y luego se enderezan… y hay los que prometen el oro y el moro, y desaparecen sin explicación…
      Hay que ilusionarse, pero no crearnos ilusiones excesivas, no vaya a ser… Protéjase quien pueda!

  18. La Perfida Canalla

    Coincidir en el espacio tiempo con la persona que te atrae. Querer y que te quieran en el mismo momento, en mi opinión, es una de las cosas más complicadas que ocurren y suceden muy pocas veces en la vida. El resto, toreamos lo que queremos….
    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    1. Espoir

      Pero tampoco te flipes, eh :)

      Pues sí, creo que tu diagnóstico es muy acertado y allí tengo tu sabiduría; a disposición de todos los que pasan por mi cocina. Las mujeres tenemos a veces el vicio de considerarnos víctimas inocentes de las malas artes masculinas, y ya está bien de tanto discurso autocompasivo/autojustificante. Como dice Ronronia más abajo, la que tiene repetida mala suerte posiblemente escoja siempre un tipo de hombre que no puede o quiere darle lo que ella busca. De la misma manera, cualquiera con dos dedos de frente sale corriendo si lo que tú consideras un ligue a explorar con alegre curiosidad empieza a considerarte el futuro padre/madre de sus vástagos.

  19. Piter

    Creo que casi LLORO con este post, pero… por haberme abierto los ojos mucho mucho. A veces por más hostias que te das, no aprendes, y con este post siento haber aprendido muchísimo. Creo que te van a tener que hacer santa.

    Besitos, amor!

  20. Ronronia Adramelek

    ¿Hay hombres que cuando consiguen a una mujer pierden el interés? Supongo que sí porque en este mundo hay de todo. Ahora, de eso a elevar ese comportamiento infantil a categoría de norma hay un trecho enorme.

    Existirá un pequeño porcentaje de donjuanes en el sentido más tradicional de la palabra, que verdaderamente pierden el interés cuando consiguen a una mujer. A ellos se sumará otro porcentaje de hombres que sólo tienen interés en llevarte al catre y saldrán por patas en cuanto huelan la más mínima complicación o exigencia. Yo no creo que ni los unos ni los otros sean demasiado numerosos, más bien al revés, que son la excepción. A lo mejor cuando son muy jóvenes son más frecuentes pero con la edad los hombres en general aprecian la sencillez y las cosas claras, que no los mareemos con tonterías y les hablemos y nos comportemos de forma directa, natural y sincera.

    Una vez en la vida se puede tener mala suerte y no darte cuenta de que has topado con uno de los dos casos malos. Lo que no es normal es que a una le toquen siempre en suerte tíos así. Entonces o es que te atrae ese tipo de hombre que ya sabes que te va a hacer sufrir o los estás alejando tú con tu actitud. ¿Cómo? Hay muchas maneras.

    Sicilia 1920 :) ))) Recuerdo que hace muchos años un amigo iba detrás de una conocida. Ella le daba largas, él estaba ciego por ella, ella le hacía la goma así en plan ciclismo, te alejo, te acerco. Se acostaron y él no quiso saber nada más de ella. Hace poco le pregunté qué había pasado y con la distancia que otorga el tiempo él me dijo: “Joder qué tía más rara. Era como follarse a un puto erizo. Me vi incapaz de gestionar aquello.” No fue el único que debió pensar así porque la historia de huida tras polvo le ocurrió más veces a aquella pobre chica.

    Así que resumiendo, estoy plenamente de acuerdo contigo. Si a un tío le gustas, le gustas y se nota. Si además es un buen tío y está maduro, se te entrega. Todo lo demás son ganas de engañarse a una misma para no reconocer que a ese tío no le gustas o no le gustas para lo que tú quieres. Donjuanes seguramente habrá pero la probabilidad de toparse con más de uno en la vida tampoco es tan grande así que si una chica se encuentra muchos mejor sería que contemplase la posibilidad de que el problema estuviera en ella.

    1. rocio

      Ronronia, una cosa son donjuanes (que entiendo yo q van con plan preconcebido para ligar, apuntarse el tanto y hasta luego lucas) y otros los q no quieren absolutamente nada más… Pq yo sinceramente no creo q tenga ningún problema, pero llevo 5 años que sólo me encuentro con lo q tú llamas excepciones. Y no creo q tenga problemas pq he estado casi toda mi vida con pareja (dos parejas, 11 años y otra de 6).
      Así q el problema en general no sé cuál será, pq yo ya lo he dejado de buscar.

    2. luna

      EStoy bastante de acuerdo contigo Rocio, Yo igual es porque he aterrizado en este mundo un poco tarde debido a que mis relaciones fueron largas, 3 de 5 años cada una, de las cuales todavia tengo muy buena relacion con mis ex, y lo que encuentro ahora…son esas excepciones. Es lo que yo denomino mas arriba..”ir con el freno de mano echado” Supongo que también ellos han cambiado..y no les seduce para nada la idea de pareja mas alla de unos meses, porque también son más independientes,..y no nos engañemos..muchos de los casados actualmente…no sabian que hacer fuera de casa de mama..quien plancharia..quien haria la comida (no todos)…pero oiga..ellos tambien han echado a volar en este aspecto…, y nosotras seguimos funcionando con la idea romantica de pareja…, aunque tampoco a estas alturas tampoco les necesitamos para que nos “mantengan”, pero si mas o menos sabemos que a ellos les gusta cambiar..y aunque como novia tu le encantes..no haria ascos a tu amiga…imaginense ahora. No creo que sean excepciones, son modelos de relaciones que están cambiando

  21. Anonymous

    Genial post y totalmente de acuerdo, lo más importante es estar en paz con una misma… pero no sirve de nada que nadie nos lo diga, sólo lo aprendemos por nosotras mismas con la experiencia y el paso del tiempo…

    Después de varias relaciones duraderas unas, otras menos, y un divorcio, yo alcancé esa paz, ese quererme a mí misma y mira, siendo yo encontré al que, ahora sí, con la perspectiva del tiempo, puedo llamar sin temor a equivocarme, el amor de mi vida. Un hombre que me quiere y me respeta tal y como soy, con el que no tengo que pensar en lo que le gustará, lo que no… sólo ser yo misma. ¡Qué paz!
    Yo creo que todos tenemos por ahí a nuestra “media naranja” o nuestro “medio limón”, pero para encontrarlo, primero tenemos que querernos y aceptarnos tal y como somos.

  22. Sara

    Tremendísimo post, estoy tan completamente de acuerdo en todo que has hecho que duela, porque yo soy un poco Vega y un poco tú, y este conflicto interno que de momento intento tapar con dosis de locura transitoria, y vivamos la vida intensamente (montaña rusa total) pues llega un día que empieza a cansarte.. Y ese día has de ser lo suficientemente fuerte como para enfrentarte a tu yo más débil, más frágil, y permitir que la cabeza tome las riendas de todo.. Porque va a ser que sí, al final, el poder está en nuestra mente.. Tendré que amueblarla un poco mejor.. En ello estamos, con textos como éste sin duda lo conseguiré!
    Gracias y enhorabuena.

  23. Anonymous

    Genial entrada. Felicidades por tu blog, llevo meses leyéndote y me encantan tus temas, cómo lo transmites, la sinceridad, la realidad. Sonrío cuando te leo porque eres “natural como la vida misma” y sinceramente, poca gente hay así.

    Sobre los hombres, las historias de amor, los flechazos, pasiones y control de sentimientos, creo que sólo se aprende a tener perspectiva y pensar con cabeza con las experiencias vividas y con el tiempo. Y aún así a veces es complicado. Lo más importante, ya lo habeis dicho, es estar en paz con una misma. Y ser como uno es, ya se acercará quien tenga que acercsarse, lo demás…no merece la pena.

    ¡Gracias Alena!

  24. Anonymous

    Muy buena la entrada desde luego. Normalmente soy una persona que no pierde la cabeza fácilmente pero esta vez me he convertido en una montaña rusa brutal. Estoy en una situación un poco extraña, así que voy a resumirla tanto como pueda. Mi principal problema ha sido enamorarme de mi mejor amigo, y que él me correspondiese… Él tenía pareja pero aún así empezó a buscarme, y de la negativa que yo tenía totalmente al principio acabé cayendo. La cosa es que quería conservarnos a ambas, y como tenía un atontamiento enorme accedí. Él en si, es una montaña rusa enorme, y según le interesaba me dejaba de lado y hacía ver que lo agobiaba o me decía cosas claramente que me hacían pensar( y que directamente me decía) que quería algo más serio conmigo.Hace un tiempo dejó esa relación, y en ese momento me hizo ver que no quería nada conmigo, pero al cabo de un tiempo, en el que yo quise pasar de esa situación él volvió a meterme.Así que cada vez he intentado salir de esa situación, ha tirado de mí. Hasta hace un poco, donde se ha espantado porque se ha sentido agobiado por pedirle algo más y ha decidido que ya no le intereso. Y ahora resulto ser una obsesiva…

    Así que maldita la hora en que perdí la cabeza y me convertí en una montaña rusa, perdí la dignidad y me perdí a mi misma. Así que debería seguir siendo fuerte y esperar que realmente pase por fin de mí o cortar yo, para reorganizar mi vida. Con el rechazo se pasa muy mal, sufres durante un tiempo pero luego vuelves a ser tú. Sin embargo, situaciones como éstas, hacen que nunca te puedas curar y que dudes si hay un interés real. Evidentemente, después de bastante tiempo con la misma dinámica, no queda más que darse cuenta de que si le interesase realmente sería otra cosa.

    Perdón por la extensión.
    Gracias!

  25. mocosito@cantazote

    Creo que lo que comentas del poco interes por lo facil es aplicable a las mujeres de modo parecido.

    Yo soy como la protagonista que no tengo exito cuando muestro interes por alguna chica me dura tres telediarios, y cuando no me atrae no me la quito de encima a poco que la haga caso.

    En cierta ocasion una chica que no estaba a mi alcance y hablando en grupo dijo: LO QUE NO CUESTA NO GUSTA

    Yo la conteste; entonces, si yo estoy interesado en ti no tengo opciones y si no me gustas, no tienes opciones tu, por lo que nunca emparejaremos a nadie.

    No tuve respuesta

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >