en que pensamos cuando nos masturbamos
Sexo

¿En qué pensamos cuando nos masturbamos?

Tanto presumir de imaginación y resulta que la mayoría de las respuestas dicen que pensamos en alguna ex pareja cuando estamos ahí en placentero trance.

Según un estudio reciente, los hombres piensan en alguna de sus ex (o en varias a la vez, eso ya va al gusto de cada uno) cuando juegan a un cinco contra uno, mientras que las mujeres nos decantamos por algún amor o polvo imposible (léase actor, deportista, cantante de turno que nos encante o el frutero, desde Intersexciones no nos metemos en los gustos tórridos de cada uno). Como en este blog somos curiosos por naturaleza (que queda mucho más bonito que decir que somos cotillas, eso es así), hemos querido hacer una encuesta entre nuestros lectores para ver en qué pensáis cuando tenéis vuestros momentos de sexo a solas. Qué os inspira para dar el do de pecho en el momento del orgasmo.

Queremos daros a todos las gracias por tomaros un ratito y participar en nuestra encuesta contándonos vuestras fuentes de inspiración. Hemos recibido alrededor de cien respuestas a nuestra encuesta: 80% mujeres y 20% hombres. Más abajo os hemos seleccionado las más interesantes y divertidas para que le echéis un vistazo a cómo está el panorama fantasioso entre nuestros lectores en lo que a onanismo se refiere.

Antes de que las leáis, os expongo unas cuantas conclusiones.

La primera de todas es que cuando nos masturbamos somos, en general, unos sosos. Tanto vosotros como nosotras, queridas. Tanto presumir de imaginación y resulta que la mayoría de las respuestas dicen que pensamos en alguna ex pareja cuando estamos ahí en placentero trance. Otro porcentaje importante afirma que pensamos en nuestra pareja actual, sobre todo nosotras (pero también alguno de vosotros). Que a ver, igual lo que somos es políticamente correctos al responder encuestas incluso aunque sepamos que son anónimas. Puede ser. Pero que sigue siendo una sosez. La sexóloga Pilar Cristóbal explica que en el caso de las mujeres es muy común que piensen en su pareja actual porque cuando están enamoradas sienten mucho más deseo sexual, se masturban más y claro, todo va focalizado a la pareja, especialmente al principio.

La segunda conclusión es que, en el caso de que no nos imaginemos a nuestra pareja o ex pareja, tampoco nos vamos muy lejos, ni vosotros ni nosotras: en nuestra imaginación nos lo montamos con alguien cercano con quien no hemos tenido nada pero nos gustaría. Muchas de vosotras decís que esto os resulta muy excitante porque así podéis ensayar mentalmente fantasías con el deseo secreto de que alguna vez se hagan realidad. He de confesar que yo soy de éstas, pero también de las sosas de arriba que piensan en su pareja/cuelgue/enamoramiento cuando lo tienen. Tanta imaginación para nada.

He de decir que me ha llamado la atención poderosamente la recurrencia a los ex que hay cuando estamos solos y con las manos en la masa. Es cierto que hay una parte de respuestas en las que los y las protagonistas aseguran que jamás pensarían en un ex o una ex para masturbarse, que es lo peor que se puede hacer. Pero… lo cierto es que la mayoría sí piensa en ellos. Nada, que no se nos quitan de la cabeza. Me pregunto que pensarían de eso nuestras parejas actuales si lo supieran. Cierto es que quienes piensan en sus ex nos matizan en la mayoría de los casos que a sus parejas actuales ya las tienen para la realidad y que ésta supera la ficción pero… no sé, no sé.

La tercera conclusión es que el porno, relatos eróticos y demás parafernalia en esto de la masturbación están sobrevalorados. La mayoría de los encuestados reconoce no necesitarlos aunque los usen de vez en cuando, pero no es el recurso fundamental.

Como conclusión final os diré que quizá lo que más me ha sorprendido es que nos parecemos mucho en nuestros estímulos a la hora de darnos placer a nosotros mismos. Y eso siempre es bueno para entender mejor a la otra persona.

Os dejamos con las respuestas. Que disfrutéis del viaje.

MUJERES

1: Yo automáticamente o me pongo porno, o si me tengo que poner a pensar en algo, me imagino una escena de sexo morbosa, rollo aventura si en ese momento me pone algún hombre, o dos personas anónimas como de una peli, haciéndolo en plan salvaje.

2: Cuando yo me masturbo; siempre me viene a la cabeza alguien que me gusta; o alguien con quien estuve y el sexo fue muy bueno.. es decir siempre pienso en un ex o un chico con el que estoy saliendo .

3: Yo cuando me masturbo pienso en hombres de los que estoy enamorada platónicamente.

 4: A mí me gusta leer relatos eróticos, ya que me permiten imaginar la persona que quiera.

5: Al leer lo del estudio fíjate que pienso que no va mal encaminado. Por mi parte me encanta fantasear, quizá la persona sea un ex, (tiene que ser una historia muy reciente y en la que todavía quede algo de morbo por medio, si no, no), aunque por lo general suele ser con chicos cercanos, amigos o no tan amigos que tienen ese sexappeal especial que te hacen fantasear. A veces recordar una simple mirada, una conversación puede dar mucho juego. También creo que soy más de pensar en situaciones nuevas que me gustaría vivir que recordar situaciones que he vivido. Eso sí, los hombres en los que pienso los conozco en mayor o menor medida. Supongo que como se dice, las mujeres somos más de contacto y los hombres más visuales. Por otro lado,  un amigo me pasó una web para ver porno desde el móvil que está bastante bien y a veces pues no tengo ni que pensar.

6: Cuando me masturbo pienso en mis ex parejas y en cosas kinkys que hacíamos y que nos decíamos.

7: Suelo hacerlo pensando en fantasías que aun no he hecho y que quiero probar o en hombres con los que aun no me he acostado, a pesar de tener pareja hay cosas que quiero probar y así siento que lo hago sin ser infiel a mi novio, también pienso en él por supuesto, pero hay que tener variedad para divertirnos.

 8: Contestando a tu pregunta, te diré que la mayoría de las veces, por no decir el 100% siempre pienso en mujeres. No tardo nada en excitarme, con los hombres solo creo que no podría. No soy lesbiana, tengo novio desde hace 5 años y estoy locamente enamorada.

Entre mi novio y yo, él que conoce muy bien mis fantasías sexuales con mujeres (normalmente me invento a la persona, a veces cae alguna amiga, que no tiene por qué gustarme pero en ese momento me apetece), nos solemos inventar relatos eróticos que nos enviamos por whatsapp (cuando no estamos juntos) en los que siempre, a petición mía y para más placer suyo, hay otra mujer (inventada o conocida), yo y él. Y como le he pillado el gustillo a esas historias, últimamente me toco mucho pensando en ese tipo de tríos, él y yo y otra mujer. Muy, muy pocas veces lo he hecho pensando solo en mi novio o en otro chico (“imposible de conseguir” y con el que no me he acostado nunca o con un famoso). Me consta que unas cuantas de mis amigas también lo hacen pensando en otras mujeres (por si te sirve esta información).

9: Yo pienso en sexo con mi pareja en situaciones arriesgadas, como baños de discotecas o en medio del bosque… depende del día.

10: Definitivamente creo que lo mejor para masturbarse es pensar en esos chicos que tienes fichados desde hace mucho tiempo o en tus pequeños líos de una noche, también sirven los recurrentes. Absolutamente prohibido pensar en los ex y si necesitas inspiración: relatos eróticos, nunca fallan.

11: Las dos opciones más recurrentes son:  Rememorar encuentros sexuales con un chico que me haya dado buen sexo siempre es un buen acelerante o fantasear con alguien al cual me gustaría tenerlo entre mis sábanas, y así poder desarrollar mi fantasía para en un futuro, si es posible, poder desarrollarla.

12: Yo pienso en situaciones políticamente incorrectas con hombres que no conozco. No soy nada visual y me excito con la imaginación. Y algunas veces si que pienso en un hombre con el que me he acostado (el mejor de momento), mi ex.

13: Pues suelo pensar en distintas fantasías que tengo, como la de hacerlo con dos chicas a la vez, o con un chico y una chica u otras en las que me atan a la cama y me hacen lo que ellos quieren dentro de unos límites, claro. Normalmente no les suelo poner cara, no me gusta imaginarme con gente a la que conozco, ya que automáticamente me desconcentro pensando en otras cosas acerca de ellos, cosas que pasan, supongo.

14: Yo pienso en alguien que me gusta, que me pone, que me despierta el animal, en ese momento de mi vida. Independiente de si ya he estado con él o no. Desde luego, nunca en un ex… Ninguno me despierta nada, si son ex es debido a que dejé de desearlos,o me hicieron daño al dejar de desearme ellos a mí.

15: Cuando me masturbo no pienso. Siento. Dejo el cerebro con el modo automático puesto y me concentro en lo que mi cuerpo pide. Nunca he tenido necesidad de fantasear con que era un hombre el que me tocaba y me ha costado entender por qué el hecho de uno mismo tocándose no le basta a la mayoría de la población, cómo si no fuese eso ya suficientemente erótico, y necesita imaginar que es otro el que le masturba, o que está teniendo sexo con otra persona o en unas situaciones determinadas. Como si fuese más el placer de crear esa fantasía que el hecho del placer carnal que provoca la masturbación. Otra cosa diferente es lo que provoca la “necesidad”, las ganas, de la masturbación. Ahí sí que puede ser otra persona, algo que haya leído, escuchado o sentido lo que desate el calor. Pero, ojo, que también pueden ser mis propias manos las que lo desaten.

16: Pienso en un maravilloso cunilingus.

17: La verdad es que he tenido diferentes “épocas”. Cuándo apenas empezaba a masturbarme (allá por los 12 años) pensaba en cualquier chico que me resultase atractivo, pero nunca coincidía con el niño que me gustaba. Conforme he ido creciendo y descubriendo ha habido de todo: desde imaginar que era una chica la que lo hacía hasta que era ese profesor al que le ves cierto “algo”.  También han habido películas porno (light bondage sobre todo). Ahora que tengo pareja, es verdad que el “desencadenante” de la masturbación puede que sea algún recuerdo de algo que hicimos pero no en quien pienso mientras lo hago, al menos no en la mayoría de las veces; a él ya lo tengo para el sexo “real”, para fantasías prefiero dejar volar mi imaginación.

18: Las historias a medias son mi perdición. Es decir, que te guste un chico, haber tenido “algo” y no haber podido rematarlo es lo peor (o mejor, según se mire) para mi imaginación. Y ese momento de volver a coincidir días o semanas después habiendo pensado todo lo que pensaste no tiene precio.

19: Cuando me masturbo suelo estar sola, aburrida y algo tensa, así que mis pensamientos cambian en función del día que haya tenido. Alguna vez pienso en mi chico. Alguna vez, digo. Otras veces pienso que soy otra persona, más descarada y liberal, y pienso solo en mi masturbándome y disfrutando con ello. Si veo en la televisión alguna escena erótica o algo de porno pienso que soy una de las protagonistas. Otras veces pienso en alguien que no conozco pero que me agrada físicamente. A veces pienso que estoy con otra mujer que me descubre cosas nuevas. Alguna vez he pensado que participaba en una escena de sexo en grupo. Como ves, mis pensamientos son muy variados. Pero la verdad es que las ultimas veces solo he pensado en mi misma masturbándome y relajándome un poco, lo que se dice onanismo puro!

20: Pues habitualmente me masturbo pensando en mi chico haciéndolo en sitios públicos y con algún conocido que se une a nosotros; puede ser un vecino con el que coincido en el ascensor,la camarera del bar al que vamos, o algún amigo suyo o mío. Casi siempre es con gente de mi entorno.

21: Me gusta masturbarme, me da mucho placer y a veces es un recurso fantástico cuando no puedo dormir o tengo demasiadas cosas en la cabeza. Tengo varios recursos para llegar al clímax, el primero de todos es el porno, me gusta ver vídeos porno y imaginarme que estoy con dos hombres. Otro recurso es recordar la tarde que he pasado con mi pareja, que normalmente son fantásticas.

22: Cuando me masturbo generalmente pienso en gente inventada, con la que nunca me he acostado. Ni los conozco, ni los he visto nunca. Sobretodo me imagino situaciones en las que nunca me he encontrado o vivido. Algunas veces pienso en gente con la que podría haber tenido algo y por lo que sea no pasó. Supongo que será la espinita clavada. Eso sí, nunca pienso en mis ex.

23: Yo pienso en las fantasías que tengo con mi chico o en lo que no me atrevo a llevar a cabo. En posturas o pensar que me lo esta haciendo el. A veces también me da por imaginar que lo hago con dos a la vez.

24: No siempre pienso en lo mismo pero la mayoría de veces (aunque me masturbo poco) pienso en mi novio y, a veces, en chicos atractivos que conozco y que hay una tensión sexual no resuelta. Otras veces veo porno, sólo cuando estoy poco “inspirada”.

25. Pienso en BDSM. Siempre. Nunca lo he practicado, porque no me atrevo, pero algún día quizás…

HOMBRES:

1: Hoy la idealizo a ella, mi novia, en distintas formas, de juegos de rol, intercambiando cuotas de poder, en lencería, a veces en lugares públicos, dejo correr mi mente, tomándome ella de sorpresa y sin más me diga que quiere ser mía y que yo quiero ser suyo. Ya que el deseo al cerrar mis ojos es tenerla a ella… aunque la masturbación siempre pienso que es un acto para satisfacerte tu mismo, no quita el hecho de que los estímulos que actúan en el momento vienen de memorias almacenadas que yo tengo de ella. Por ejemplo: quitando sus las bragas bajando a su sexo, o ella dándome un oral lentamente, con paciencia… o en un frenesí, bañados de sudor, con el olor de su pelo, su piel, volver a vivir esas sensaciones mientras me masturbo. Así, es algo de lo que me pasa en estos momentos, me gusta mi novia como es físicamente y me encanta verla desnuda con mis ojos y con mi mente, me provoca.

2: Pues yo debo ser mas femenino ya que aunque aparecen ex es mas habitual fantasear con otras, aunque es cierto que suelen ser conocidas, raramente la fantasía es con desconocidas.

3: A mí no me es tan grato masturbarme solo; prefiero que me lo haga mi pareja y yo a ella mientras nos decimos cosas muy provocadoras y cachondas. Aunque tenemos algo como una tradición,de que ella me masturbe cuando menos una vez al mes. Ella disfruta mucho haciéndomelo, y mientras yo, estoy imaginando o pensando las diferencias entre el placer que estoy recibiendo de manos de ella y de mis anteriores parejas.

4: Normalmente, suelo crear una historia en mi mente con alguna chica que me guste, ya sea una ex, una amiga, una posible conquista… aunque casi nunca es mi pareja actual, porque teniéndola en la realidad, la fantasía se queda corta. Me gusta pensar en un argumento pseudo romántico/novelesco, como encontrarme una chica en la biblioteca, esperar hasta que esté vacía y… o cualquier tipo de situación excitante y difícil de conseguir en la vida real. Siempre he pensado que la fantasía está para eso, para dar rienda suelta a la mente y crear situaciones imposibles, cosas diferentes a las que sueles hacer normalmente, sin que eso implique que lo normal sea peor. La realidad siempre gana por real. Así que, en resumen, pienso primero una introducción al sexo, es raro que piense en el sexo directamente, y las fantasías suelen ser sobre situaciones, personas y actos que en la vida real sería difícil poder tener/conocer/hacer.

5: Si tengo que tirar de imaginación siempre son experiencias anteriores. Una de las mejores fue con mi chica en el parque de Motjuïc de Barcelona en plena luz del día y con alguna pillada que otra incluida.

¿TE GUSTA?  

+6 -3

Masturbación  Sexo  

8 comentarios

COMPARTIR


CasiopeaPor
Casiopea

ÚLTIMOS POSTS

“El porno, relatos eróticos y demás parafernalia en esto de la masturbación están sobrevalorados.”

8 COMENTARIOS

  1. monsieur le sixmonsieur le six

    No me esperaba tanto comedimiento en las respuestas. Un poco sí, porque en este tipo de cosas lo inconfesable no se cuenta, y lo que se cuenta es lo que no tiene gracia, pero vamos… que incluso algún hombre diga que “no le es grato masturbarse solo” ya es el colmo.

  2. EspoirEspoir

    Uy, yo no participé en la encuesta porque mi respuesta me parecía triste y sosa hasta cuando me la explicaba a mí misma, pero parece que no estoy sola. Como dice alguien por ahí arriba, cuando me masturbo no pienso en nada, o intento no pensar en nada. Es mi momento zen, mi meditación transcendental, un instante de descanso mental absoluto en que me concentro tan sólo en el placer y en sentir mi cuerpo. Es más, si mientras estoy en ello alguien se cuela en mi cabeza se me corta el rollo. La única excepción que concibo es empezar pensando en alguien con quien tenga una conexión sexual muy fuerte, cosa que me pasa tirando a poco y cada vez menos (ah, esas exigencias que vienen con la edad) y fantaseando con el que será nuestro próximo encuentro.

    Nunca me he masturbado pensando en un ex. De hecho sólo imaginármelo me baja la libido…

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >