el sexo oral es el demonio
Sexo

El sexo oral es el demonio

El encargado de abrirnos los ojos ante el Leviatán del siglo XXI no ha sido otro que el científico y premiado en sus investigaciones favorables a la lucha contra el cáncer, Michael Douglas. Hace unos días este premio Nobel de Medicina anunciaba a bombo y platillo que el cáncer de garganta que padeció hace tres años puede deberse a haberle practicado sexo oral suponemos que a su esposa, pero eso no lo especifica.

El sexo oral es el demonio. Sí, queridos y queridas. Y esta vez no lo ha dicho la Iglesia, no. Que bien podría, lleva años intentando que la única postura sea la del misionero, que la luz esté apagada, las personas vestidas, que sean por supuesto de diferente sexo, que no utilicen preservativo, que el hombre sienta un placer moderado pero controlable, que si la mujer lo experimenta se lo calle y vaya inmediatamente a confesar semejante pecado y que la unión carnal entre dos personas se produzca sólo dentro del matrimonio y con el único objetivo de tener hijos. Satanizar el sexo oral (practicado hacia la mujer, dicho sea de paso) bien podría entrar dentro de esta sarta de despropósitos presentados y aceptados casi como dogmas de fe, pero no. Esta vez no ha sido la Iglesia.

El encargado de abrirnos los ojos ante el Leviatán del siglo XXI no ha sido otro que el científico y premiado en sus investigaciones favorables a la lucha contra el cáncer, Michael Douglas. Hace unos días este premio Nobel de Medicina anunciaba a bombo y platillo que el cáncer de garganta que padeció hace tres años puede deberse a haberle practicado sexo oral suponemos que a su esposa, pero eso no lo especifica. Ah, no, que no es científico. Ah, que premio Nobel de Medicina tampoco. Ah, que es actor. Ah, que es ultraconservador. Ah, amigo, que igual la afirmación que ha lanzado a la ligera el señor Douglas diciendo que practicar el cunnilingus ha sido con toda probabilidad la causa de su cáncer y que después ha tenido que matizar, rematizar y volver a matizar (para no morir por linchamiento ahora que ha superado un cáncer) no ha sido más que una manera de censurar sin decirlo abiertamente el sexo oral en general y el practicado hacia la mujer en particular.

Pero entonces en qué quedamos. El sexo oral ¿es el diablo o no? ¿Causa cáncer de boca y garganta (orofaríngeo) o no? ¿O depende de si estamos hablando de un cunnilingus o de una felación?

El revuelo que se ha montado al respecto no es pequeño. En España ha salido al paso de las declaraciones el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Juan Jesús Cruz, para decir que “la impresión que ha habido hasta ahora es que los tumores orofaríngeos están aumentando por los hábitos de sexo oral, ya que son cánceres que han aparecido en los últimos años en sociedades más liberales con menos tabaco y alcohol”. Como quiera que con estas declaraciones tampoco es que nos haya aclarado mucho (eso sí, habla de sexo oral en general, no sólo de sexo oral hacia la mujer), Cruz completa diciendo que “hay personas que desarrollan el cáncer y personas que no. No todo el mundo que tiene la infección por el virus del papiloma humano desarrolla el tumor ni todo el mundo que tiene contaminación desarrolla infección. Las infecciones por virus normalmente tardan mucho y en un porcentaje de personas muy pequeño acaban generando tumores”. El presidente de la SEOM apostilla entonces que “suele haber algún otro factor de riesgo más, seguramente asociado”.

¿Más claro? ¿No? Confieso que después de escucharle yo me quedé igual, así que me fui a las causas del problema. El virus del papiloma humano. Según la Sociedad Española de Oncología Médica existen más de cien tipos de virus del papiloma humano (VPH) tipificados, de los cuales entre treinta y cuarenta se transmiten por cualquier tipo de contacto sexual mientras que todos se transmiten por contacto directo piel con piel. El VPH es el causante entre otros de cánceres de cérvix, vulva y vagina en las mujeres, de pene en los hombres y de ano y orofaríngeo en hombres y mujeres por igual. Nos vamos aclarando. Así las cosas, cualquier tipo de práctica sexual de riesgo (cualquier tipo y de riesgo son las palabras clave aquí) es susceptible, si lo hacemos con personas infectadas, de dejarnos como regalo una lesión que finalmente se convierta en un tumor. Cualquiera. Hacer felaciones también. Así las cosas, el sexo oral (en ambas direcciones, que quede muy claro) es simplemente otra práctica más que mejor saber con quién haces, por lo que pueda pasar. Tanto si vas a lamer una vulva como si lo vas a hacer con un glande. Así de simple.

Lo que más me ha llamado la atención del caso de la lumbrera Douglas es el hecho de que especificara con tanta vehemencia el momento cunnilingus. Seguramente lo ha hecho (más allá de sus ideas ultraconservadoras o no) para desvincularse de prácticas homosexuales pero con ello lo que ha conseguido es que el debate que se ponga sobre la mesa sea “¿debemos dejar de hacer cunnilingus?” en lugar de “¿debemos dejar de practicar sexo oral con personas de quienes no tenemos clara su salud?” que hubiera sido, queridos, lo más lógico. Leyendo los comentarios a la noticia en diferentes medios de comunicación online una se da cuenta de lo mucho que nos queda por recorrer todavía a las sociedades en materia de libertad sexual. Abundan los comentarios en los que se demoniza hacerle sexo oral a una mujer o se justifican las declaraciones de Douglas pero no he encontrado ninguno en el que un hombre o una mujer se planteen la conveniencia o no del sexo oral masculino. Será que he buscado poco, claro.

Y vosotros ¿qué pensáis? ¿Qué os parece que personas sin formación médica específica pero muy públicas y capaces de influir en la visión que otras personas tienen del sexo suelten alegremente sus prejuicios por esa bocaza? ¿Sabíais que el VPH lo podemos sufrir y transmitir hombres y mujeres por igual y que en el caso del sexo oral estamos en igualdad de condiciones a la hora de padecerlo/transmitirlo? ¿Se sigue viendo mejor la felación que el cunnilingus? ¿Estamos dando pasos atrás en aras de un (falso) afán por mejorar la salud?

Fotografía: Annie Leibovitz

¿TE GUSTA?  

+1 -1

Cunnilingus  Sexo  Sexo oral  

24 comentarios

COMPARTIR


CasiopeaPor
Casiopea

ÚLTIMOS POSTS

“El sexo oral ¿es el diablo o no? ¿Causa cáncer de boca y garganta o no?”

24 COMENTARIOS

  1. CristinaCristina

    Me quedé muerta con las declaraciones de este dinosaurio , sin ni puta idea de lo que está hablando .
    No deberían haberse hecho públicas .
    Vivir , mata .
    Así que no comas , no bebas , no salgas a la calle , no folles , no tomes el sol , no fumes , no corras , no te quedes sentada ,no subas montañas , no bajes al fondo del mar ni al fondo de ninguna parte , no viajes en avión , no intimes con desconocidos, no saques la lengua de la boca …..

    1. CasiopeaCasiopea Autor

      Estoy de acuerdo contigo. Se ha focalizado la atención donde no se debía y por mucho que haya gente que piense que no, esto no es más que un claro intento de retroceso en la libertad sexual de un sector. El de la mujer. No se lo achaco a Douglas sino a todo el mundo que le ha dado coba sólo por esas declaraciones.

  2. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    El cunnilingus es la práctica sexual más segura junto con el coito con preservativo bien puesto. En cuanto al tontol’haba este, más probable es que tenga cáncer de garganta por lo que ha fumado, bebido y tragado/esnifado que, según las crónicas, ha sido todo y más. Ahora bien, el cáncer es duro de pasar así que si a él le ayuda pensar que ha sido “from eating pussy” en lugar de por meterse mierda al cuerpo, cada uno es muy libre de lidiar con sus desgracias como pueda.

    También ha podido ser mala gaita: “Z Jones, chata, yo me moriré, sí, pero a ti ya no te lo come ni el Bear Grills”

  3. monsieur le sixmonsieur le six

    Personalmente, creo que se está dando demasiado bombo a las palabras de este tipo. Probablemente era una simple declaración personal, mitad humor negro, mitad prejuicios, con la que intentaba quitarle hierro al asunto y pasar por ingenioso. Ya está. Pero como es famoso y el tema del sexo siempre da morbo, ahí han estado tanto los medios tradicionales como los no tradicionales (o sea, twitter, facebook, etc.) para amplificarlo a unas cotas desproporcionadas; unos riéndole las gracias, otros indignándose, la mayoría aprovechando para hacer chistes malos a partir de este chiste malo.

    Creo que más o menos todos, incluso sin tener una gran formación médica, somos conscientes de que el sexo en general entrañan siempre un cierto riesgo, y el oral no iba a ser una excepción; de hecho más bien la regla, puesto que la boca es precisamente uno de los lugares del cuerpo en el que hay más y más diversas bacterias. De hecho, muchos creen que el riesgo es que se produzca una infección desde el órgano sexual hacia la boca, cuando perfectamente puede suceder al contrario.

    Así que ya sabéis, niños, a cepillarse los dientes después de comer comida y antes de comer sexos.

    No creo que sea clave si se le hace a un hombre o a una mujer, aunque eso sí se debería decirlo un especialista. Lo que está claro es que algún tipo de transmisión de virus o bacterias puede existir. Es un riesgo más con el que hay que convivir, simplemente. O si se prefiere evitarlo totalmente y se está dispuesto a practicar la abstinencia, pues allá cada uno.

    Sobre el cáncer, vale la pena decir algo (sin ser yo tampoco un especialista, que me corrija alguien si meto la pata), y es que su origen es probabilista. Es decir, que no es puede decirse: “si haces tal cosa, tendrás cáncer”, sino “si haces tal cosa, aumentan tus probabilidades de contraer cáncer”. Existen factores de riesgo conocidos, como el tabaco, pero también personas que han muerto muy mayores después de fumar como carreteros toda su vida. Se sabe que exponerse a la radiación solar es también un riesgo, y por eso astronautas y pilotos, o personas que vivan cerca de los polos de la Tierra, tienen más números de sufrir mutaciones que desencadenen cáncer; pero hay astronautas y pilotos muy longevos. No es que fueran superhombres; quizás simplemente tuvieron suerte.

    A la gente le cuesta asimilar esta visión probabilista, prefieren el simplismo de “no hagas tal cosa, porque seguro que te pasará tal otra”. Desgraciadamente (o afortunadamente, quizás), no es tan sencillo.

    En el caso que nos ocupa, es probable que ciertos virus que pueden contagiarse mediante sexo oral, constituyan un factor de riesgo, pero habría que valorar bien hasta qué punto merece ser tenido en cuenta por encima de otros. No nos vaya a pasar como al tipo gordo que va a un restaurante y, después de ponerse morado a comer, pide el café con sacarina, porque tiene que adelgazar.

    1. CasiopeaCasiopea Autor

      Estoy de acuerdo contigo en la reflexión final sobre la probabilidad y el cáncer. Tengo casos en mi familia inmediata en los que ha jugado un papel fundamental la probabilidad y otros en los que ha sido más la genética que otra cosa, como sabes el cáncer también se hereda y a veces da igual que no hayas fumado en la vida si has heredado genes con una mutación que te predispone al cáncer de pulmón, por ejemplo.

      En cuanto a lo que planteas de que “No creo que sea clave si se le hace a un hombre o a una mujer, aunque eso sí se debería decirlo un especialista” te remito a la parte del post en la que el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Juan Jesús Cruz, habla del sexo oral para ambos, hombre y mujer, como factor probable de riesgo. Para ambos, recalco.

      Yo tampoco creo que la clave esté en quién se lo/la chupa a quién, pero en el debate social que se ha planteado (y digo social y quiero decir con esto popular, no estoy hablando ni de ambientes científicos ni de gente que lee o se informa un poco más allá de unas declaraciones) sí que está ahí.

      Yo sí pienso que estas declaraciones pueden perjudicarnos a las mujeres. Ya hay muchos hombres, muchos (no te imaginas cuantos) que se mueren por que se la chupes pero a ellos ni se te ocurra pedirles lo contrario. Si encima piensan que pueden coger alguna enfermedad, para qué queremos más.

      Y si hubiera sido una actriz la que hubiera dicho “tengo cáncer de garganta por haber hecho sexo oral” ¿crees que se hubiera centrado el debate en los peligros del sexo oral hacia los hombres? Yo pienso que el mundo entero la hubiera tachado de comepollas y fin. Y no, no hablo desde una perspectiva feminista ni odio a los hombres.

      Y me gusta hacerle sexo oral a mi chico (y creo que no tiene queja). No hablo desde los prejuicios.

      1. monsieur le sixmonsieur le six

        Y si hubiera sido una actriz la que hubiera dicho “tengo cáncer de garganta por haber hecho sexo oral” ¿crees que se hubiera centrado el debate en los peligros del sexo oral hacia los hombres?

        Sinceramente: sí.

        Por otro lado, vuelvo a lo primero que puse antes: creo que algunas personas le estáis dando demasiada importancia a estas declaraciones. No creo que se haya creado ningún “debate social”, más allá de algunas personas especialmente interesadas en estos temas (como puede pasar con muchos de los que seguimos este blog). E incluso el poco debate que pueda haber suscitado, no creo que haya hecho creer a muchos hombres cosas diferentes a las que pensaban hace unos días; y si alguno realmente ha cambiado su opinión por unas declaraciones como estas… ¿de verdad querrías tenerlo como pareja?

        Sigo pensando que las declaraciones que Douglas son medio en broma, cuando no en broma del todo, y los que os las tomáis demasiado en serio estáis haciendo una montaña de un grano de arena; un grano de arena al que casi nadie, excepto vosotros, ha prestado atención.

        1. CasiopeaCasiopea Autor

          Que tú no creas que se ha dado debate social no quiere decir que no exista. Mírate los TT de Twitter de la semana de las declaraciones y haz un poco de rastreo para comprobar la cantidad de medios que han publicado la noticia, la cantidad de comentarios que han generado y las barbaridades que se han dicho. Antes de escribir este post he leído mucho al respecto. Mucho. Y se han dicho muchas salvajadas.

          Muy bien por ti si tu opinión sobre el sexo oral hacia la mujer no ha cambiado. No esperaba menos, como dije antes, en este blog comentáis personas documentadas y con opiniones propias y esto siempre es de agradecer.

          Sobre si quiero que alguien que opine mal del sexo oral comprenderás que no tengo por qué responderte puesto que entra dentro del ámbito de mi vida privada, de la que no estamos hablando aquí y de la que solo hablo si quiero o porque venga a colación. En cualquier caso te diré que no, no quiero tener a alguien así como pareja pero puede que de eso no te des cuenta el primer día que lo conoces. Que yo sepa, ninguno llevamos una tarjeta de prejuicios junto con nuestra tarjeta de visita.

          Y finalmente, te diré que cada persona otorga la importancia que quiere a los temas que quiere. Afearme esto mediante la manida imagen del grano de arena y la montaña está fuera de lugar.

          Un saludo

          1. CasiopeaCasiopea Autor

            Quería decir “que alguien que opine mal del sexo oral hacia la mujer sea mi pareja”, se me ha ido el párrafo y no se entiende.

        2. monsieur le sixmonsieur le six

          ¿Ves cómo os lo tomáis demasiado en serio? :P

          Sinceramente, yo no he visto tal debate. Casi nadie de mis contactos de facebook y twitter lo ha mencionado (excepto Alena y alguna más que también tiene un blog de este estilo). Tampoco he visto gran repercusión en los medios, aunque reconozco que no veo casi la tele. Algunos apuntes en webs de noticias, por supuesto, pero sin mayor relevancia. Evidentemente cada cual puede tener su percepción, yo digo la mía.

          Una vez más, coincido con Espoir en que a todos nos pierde un poco la corrección política. Yo lo que os diría a tod@s los que os indignáis tanto con este tema es: relajaos un poco, porque si cada vez que alguien hace un chiste malo vais a poner el grito en el cielo, acabaréis de los nervios. Un poco de pasotismo a vece tampoco viene mal. Seguramente el propio Douglas debe estar flipando al ver la importancia que algunos le han dado.

  4. EspoirEspoir

    Totalmente de acuerdo con Monsieur. Douglas explicó el origen de su cáncer en una extensa entrevista a The Guardian en la cual se contextualizaban bastante sus palabras. Aquí un review: http://www.guardian.co.uk/film/2013/jun/03/michael-douglas-cancer-oral-sex

    Creo que a todos nos pierde un poco la corrección política. No creo que sus palabras signifiquen una condena al sexo oral. Sí sé, por otro lado, que a los 17 años asistí a una sesión de prevención de enfermedades sexuales (no sospechosa de ideología conservadora: la llevaba a cabo una entidad de lesbianas de Barcelona) y ya por entonces recomendaban incluir en el juego un rollo de plástico de cocina (“como el que tenemos en casa para el queso”, incidieron) para evitar riesgos al practicar cunnilingus con extraños/as.

    Grotesco? Quizá. Pero quizá subestimamos el peligro sexual sin tener en cuenta que la vida se ha transformado de manera que nos permite tener libremente, cosa a la que doy gracias, un amante diferente cada semana (o dos, o tres) y por lo tanto el riesgo derivado nos afecta más que antaño, cuando el número de parejas sexuales de la población en general, dejemos de lado a reyes o Joseph Goebbels, era más bajo. También parecía ridículo ponerse el cinturón para conducir por ciudad hace unos años. Ahora no solo es obligatorio sino que nos parece lo más normal y razonable, pese a que ir sin él es más cómodo. La medida se dio responde a que hoy hay más coches que hace 30 años y por lo tanto más accidentes, ergo hay que extremar las precauciones.

    El tema se suma a la tendencia de rechazo a los condones, a la que este foro no es ajeno. Pues bien, si realmente queremos garantizar nuestra seguridad sexual no deberíamos chuparle una polla a nadie sin látex mediante antes de que se practique unos análisis delante de nuestras narices, y lo mismo sirve para los coños.

    Recordar que el sexo con extraños es un riesgo potencial es una verdad como un templo, no un lema conservador. Se convierte en una postura política solo si niegas el resto de la información, es decir, las vías para reducir los riesgos. Creo que Douglas pretendía también sugerir que su pasado enfermizamente promiscuo (famoso fue en los 90 su paso por una clínica para tratar su adicción al sexo) es un factor de riesgo.

    Por último, no sé si Michael Douglas es alguien muy conservador. Su última película, Behind the candelabra, sobre la vida de un pianista homosexual y su relación con su chofer, no lo da demasiado a entender.

    1. CasiopeaCasiopea Autor

      Con respecto a la protección en cuanto al sexo en general estoy de acuerdo contigo.

      Con respecto a lo que tú llamas contextualización de las palabras de Douglas, no sé si es que no hemos leído el mismo artículo, pero en él sólo se habla de los peligros del cunnilingus y no del sexo oral en general, algo que la medicina sí contempla. El sexo oral es peligroso EN GENERAL, tanto en ellos como en nosotras, si se hace sin protección/precauciones lo haga quien lo haga y se lo practique a quien se lo practique.

      Cito un artículo al respecto: “Tanto hombres como mujeres son portadores del Virus del Papiloma Humano (VPH). Sin embargo, el papel de más peso en el tema del contagio recae predominantemente en los varones que son considerados potenciales transmisores múltiples, según investigaciones realizadas por el Instituto Catalán de Oncología. El doctor Xavier Bosch, uno de sus especialistas, aclara que el contacto sexual con mujeres que ejercen el sexo comercial juega un papel importante, ya que éstas son un reservorio de VPH de alto riesgo. “Si bien actúan ambos como portadores y vectores de los VPH oncogénicos, los hombres pueden aumentar el riesgo de contagiar el virus y el cáncer cérvico uterino en sus parejas”, afirma Bosch.

      Ambos géneros somos portadores, ambos actuamos como portadores y vectores de los VPH oncogénicos. AMBOS. Cuando The Guardian elabore un artículo incluyendo el ambos, hablamos de contextualización. Mientras tanto, la información sigue siendo muy científica, buena y útil, pero sesgada. Al menos a mí me lo parece.

      El artículo completo que he citado (y que no viene de un medio tan glamuroso como The Guardian, claro) está en este enlace http://www.salud180.com/jovenes/hombres-portan-el-virus-vph y personalmente pienso que es bastante clarificador.

      Finalmente, el hecho de que Douglas se haya manifestado pública y políticamente como demócrata no le convierte en demócrata en la cama, aunque como no me he metido en ella con él, en realidad no puedo saberlo. Y el hecho de que haga películas de ideología liberal, tampoco le convierte en liberal, como no convierte a Leonardo DiCaprio en asesino el que haya interpretado a un asesino a sueldo en Infiltrados, por ejemplo. Sólo por matizar.

      Y me pregunto, esto ya como persona, qué tal le hubiera sentado al señor Douglas que hubiera sido Z-Jones la afectada por cáncer de garganta y hubiera salido con esas declaraciones a la calle. Igual le parecía precioso, vete a saber.

      1. EspoirEspoir

        Ya, pero por eso mismo que dices sus palabras tampoco le convierten en un conservador. Además, no constan actores que hayan declinado papeles sobre asesinos. El único que se hizo algo de rogar fue Marlon Brando, que declinó en principio protagonizar El Padrino porque no quería glorificar a la mafia, y mira, directo al Olimpo de la interpretación que fue. Pero sí hay diversos actores que se negaron a protagonizar Brokeback Mountain, por ejemplo (Joachim Phoenix o Mark Whalberg, por ejemplo) por contener escenas gays demasiado explícitas, y el mismo DiCaprio declinó protagonizar Boogie Nights. La idiosincrasia americana no es la nuestra, querida, y ciertas posturas aún están cargadas de sentido implícito. Y si no que se lo pregunten a Antonio Banderas, que obtuvo el papel en Philadelphia porque ningún actor de USA lo quería.

        Por otro lado, y si nos ponemos puristas, también podríamos criticar a Angelina Jolie, pues se podría interpretar que la tía simplemente ha aprovechado para ponerse tetas nuevas excusándose en un gen defectuoso que oye, puede matarte o puede que no.

        Estoy muy de acuerdo con Graduada. Interpretar que Douglas culpa de su cáncer al coño de su mujer es una exageración. Creo más bien que ha querido ejemplarizar sobre la prevención ante las ITS, tal y como Jolie lo ha querido hacer sobre el cáncer de pecho. Igual el hombre no ha escogido las palabras más afortunadas, cierto, pero me parece valiente. Creo, Casiopea, que tu tipo de discurso no hace más que crear nuevos tabúes.

        1. CasiopeaCasiopea Autor

          Hombre menos mal, te ha costado tres comentarios acusarme de algo, esta vez de esparcir tabúes (que ya me contarás cuáles son, precisamente lo que vengo a defender es que todo tipo de contacto sexual tiene un riesgo, da igual el género de la persona, y que no por eso hay que demonizarlo sino protegerse pero vamos, cada uno lee como quiere, claro). En otros post tardaste muchísimo menos, recuerdo por ejemplo aquel en el que hablaba de que hay mujeres a las que no nos resulta especialmente placentero que nos hagan sexo oral y tardaste bien poco en llamarme reprimida religiosa. O sea que si defiendo el sexo oral malo y si me posiciono en el escepticismo en cuanto al placer que produce, también malo. Pues muy bonito, claro que sí.

          Por mi parte, ésta es la última respuesta en este post. Me voy a pensar otros en los que esparcir nuevos tabúes por el mundo. Menos mal que ya estás tú para librarnos de ellos, que por lo leído eres, querida, la única con derecho a defender cualquier causa.

          1. EspoirEspoir

            Vaya, resulta que venimos aquí para estar de acuerdo en todo. Lo capto. Dudo mucho que haya coartado tu libertad para defender cualquier causa. Yo también lo dejo aquí, no voy a entrar en discusiones personalistas. Lamento que te sientas “acusada”, me parece realmente un término muy extremo para este contexto. Saludos cordiales.

          2. La GraduadaLa Graduada

            Bueno…. que no suban los calores….!!!!

            Casiopea, creo sinceramente que te has tomado el asunto de Espoir demasiado a la tremenda, y no lo digo por meter (más) baza, sino para quitarla. Creo que igual este tema del Sr. Douglas, como escritora en temas de sexo y seguramente más familiarizada con los prejuicios que existen, te ha calado más que a la mayoría que nos da “un poco más igual” (puede que porque no veamos el alcance de estas palabras, y nos lo tomemos como un simple chiste, una opinión).

            Es decir, que verdaderamente se ha demonizado una práctica sexual como tú dices, pero los demás como no estamos tan “metidos en materia” no lo vemos. Pero por eso mismo, somos más ligeros, más bromistas, a la hora de comentar y defender.

            Que no cunda el pánico… Retornemos al debate… Si total, es bastante divertido discutir y eso, ¿no?

  5. Infinito SiempreInfinito Siempre

    Tengo que apuntar tan sólo una cosa, el sexo con conocidos también es un riesgo.

    Estoy harta de escuchar entre mi círculo (y somos científicos de la rama sanitaria) tonterías del calibre de que hay que tener cuidado sólo con los desconocidos. O yo sólo practico el sexo oral con alguien a quien conozco. O en el momento que mi rollete ya es mi pareja ya dejo el condón y tomo la píldora. O si no acaba dentro no pasa nada por no usas condón… E infinitas más.

    Y me pregunto… Es que acaso conocer a alguien te libra de una ITS. Parece que saber el nombre y los apellidos de alguien o una promesa de amor eterno te protege más que el látex.

    Quizá este problema tan sólo sea propio de mi círculo y yo una paranoica que cree que la libertad sexual es un arma de doble filo.

    1. EspoirEspoir

      Bueno, yo creo que no estás nunca seguro a menos que os hagáis análisis juntos. Claro que puedes pillar una ITS con tu amigo de toda la vida. Creo que pensar lo contrario es bastante absurdo.

      De todas maneras entraba sólo para apostillar que si Michael Douglas dijo lo que dijo desde una postura conservadora tampoco me parece mal. Si se puede hablar a favor de la libertad sexual y la promiscuidad también se podrá hablar en contra, digo yo, siempre y cuando se respeten las opciones de los demás y no se les juzgue. Además, el pobre hombre tiene todos los números para estar en contra de la promiscuidad sexual. Primero la adicción al sexo y ahora un cáncer por un quítame allá ese coño (es broma!) Vamos, en un convento me metía yo.

      1. CasiopeaCasiopea Autor

        Estoy de acuerdo contigo, si se puede hablar de libertad y promiscuidad sexual también se puede hablar de lo contrario. Lo que bajo mi punto de vista no está bien es acusar. Y Michael lo ha hecho. Pero sin dar nombres, que es aún peor. Ha tirado la piedra a las mujeres y ha escondido la mano. Si se quiere meter en un convento, estar en contra de la promiscuidad, del sexo oral o de lo que sea, que lo esté. Pero que hable desde la opinión, no desde la ciencia. Que la ciencia ya habla ella sola y, por cierto, le saca los colores.

  6. La GraduadaLa Graduada

    Sinceramente, creo que a los tuiteros y demás os han venido de PM estas declaraciones de Michael Douglas. Habéis encontrado un TT que seguramente el SR. Douglas ni siquiera quería promover, (no hay más que ver lo que dice Espoir, que Douglas intercambiaba su interpretación de los hechos en una entrevista).

    Y digo yo ¿y qué, si es lo que él quiere pensar de su cáncer? ¿no es suya la enfermedad? ¿NO HA IDO EL PERIODISTA A PREGUNTARLE A ÉL? ¿Es que ahora uno tiene que calcular todas y cada una de sus respuestas de una larga entrevista, por los que los seguidores de las redes sociales y demás puedan pensar de él?

    Personalmente, hubiera encontrado el comentario un poco fuera de lugar (MUY fuera de lugar) si lo hubiera puesto en su estado de facebook, sin ton ni son, y en tono claramente acusativo, y pidiendo prudencia a los hombres que se atreven a hacerle “eso” a sus mujeres, pero ¿¿y en una entrevista?? ¿¿y simplemente como una opinión, sin inducir a los demás a actuar de otro modo??

    Dios mío, tanta corrección política nos acabará matando, mucho más que los virus y todos los cánceres juntos, y personalmente no creo que exista mucha diferencia entre la censura ultraconservadora del pasado, y la censura propiciada por esta visión edulcorada de la realidad, y donde la opción más liberal (a veces ni siquiera sabe una cual es) y la más neutra, neutrísima de todas, es la válida. La ÚNICA válida.

    En mí sus palabras, desde luego, no provocaron ninguna emoción ni ningún rechazo cuando las leí, bueno miento, me pareció muy curioso, muy cómico, pensé “joder el Douglas, qué wevos tiene para decir eso”, y esos que tanto, tantísimo se escandalizan, igual deberían ver por qué…

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >