Sobre-el-porno
Sexo

Diez mitos “cazados” sobre el porno (y una propina canalla)

Los especialistas insisten en que el porno no es más que una forma de estimulación visual para el placer.

Cazadores de Mitos (Mythbusters) es un exitoso programa de divulgación científica emitido en Discovery Chanel en el que sus protagonistas, los expertos en efectos especiales Adam Savage y Jamie Hyneman, usan sus conocimientos y habilidades para poner a prueba la veracidad de leyendas urbanas, situaciones aparecidas en el cine y otras creencias de la cultura popular sometiéndolas al método científico. Esta semana emulamos al programa para cazar algunos mitos sobre el porno de la mano de un puñado de expertos.

1. A las mujeres no les gusta el porno: ¿Perdonez moi? Según una encuesta de Cosmopolitan, el 96% de las mujeres hemos visto porno en solitario al menos una vez y el 67% confiesa que es una costumbre y que lo hacen una vez al mes o más. Otra cosa es que no lo vayamos contando por ahí porque aún nos da vergüenza, pero eso de que no nos gusta… Si no nos gustara, no serían tan populares los trabajos sólo para mujeres de la directora Erika Lust. Lo que sí es cierto es que nos gusta un tipo de porno más soft que el que soléis ver los hombres, de ahí que cuando no hay material pensado para nosotras nos decantemos, según la psicóloga y psicoterapéuta sexual Cristina Nöelle, por el porno de los años 60 y 70 o por situaciones entre dos mujeres.

2. Los tíos que ven porno son unos salidos: pues hombre, es posible que alguno sí lo sea, de todo hay en la viña del Señor pero, por regla general y según revelan los estudios, el perfil de la persona que ve porno es de lo más variopinto. Los expertos afirman que consumir porno es, además de normal (que sé que os gusta mucho la palabra: normal, como si con eso ya estuviera todo solucionado en la vida), una forma habitual de obtener placer y estimulación sexual a través del sentido de la vista. Así que, mientras ver porno no sea su objetivo en la vida y siga haciendo vida normal, tu novio, tú o cualquier persona, no tiene ningún problema.

3. Para que un polvo sea bueno, el chico tiene que durar tanto como un actor porno: la duración del acto sexual es uno de los principales mitos (junto con el del tamaño del instrumento) que se ha olvidado el porno entre las sábanas. Entre las nuestras, para ser más exactos. El sexólogo Juan Ventura asegura que la para que un polvo sea bueno la duración tiene que ser “la necesaria para que ambos alcancen un nivel óptimo de excitación y lleguen al orgasmo. Sin más”. Eso de que el pene de tu chico parezca el conejito de Duracel, porque no se baja nunca, quizá sea curioso al principio, pero que dure muchísimo no siempre es divertido. “Salí con un chico que tenía verdaderos problemas para correrse. Se había iniciado en el sexo tántrico pero sin llegar a aprenderlo del todo y como resultado, la eyaculación tardaba muchísimo en llegar. A veces yo acababa escocida de tanto mete-saca. Y desde luego llegar yo al orgasmo pero ver que él no era capaz, por más cosas que yo le hiciera o incluso masturbándose, no era bonito. Era estresante” asegura Paula (28). Como diría mi amigo Carlos, lo mejor “es durar lo que ella necesite. Y ya está”.

4. Si ve porno, no le gustaré nunca porque buscará una chica como esas actrices: por esa regla de tres, si tú ves porno tampoco te gustará tu chico porque, seamos realistas, salvo excepciones contadas nadie tiene los cuerpazos de los actores y actrices porno. La sexóloga y psicoterapeuta Marisa Hazas sentencia: “Si está contigo, se acuesta contigo, se excita contigo… es porque le gustas y te desea a ti. El porno no es más que una fantasía y las fantasías están perfectamente permitidas. Pensar que no le vas a gustar porque te va a comparar con las chicas del porno es un rasgo de inseguridad. Y para un hombre es mucho más sexy una chica segura que sabe disfrutar en la cama que una chica con un cuerpo diez”. Y otra cosita. Si en realidad tu pareja, chica o chico, te dice en algún momento que las prefiere a ellas… ¿estás seguro de que quieres que siga siendo tu pareja?

5. Sólo ven porno quienes no son capaces de conseguir a alguien para follar: otra gran falacia sobre el porno, que tiene mucho que ver con el mito número 2. Y es que aunque cada vez se ve con mayor normalidad, hasta hace muy poco consumir pornografía estaba muy mal visto socialmente y se achacaba sobre todo a personas antisociales, con problemas de adaptación al entorno o sencillamente poco atractivas. Los especialistas insisten en que el porno no es más que una forma de estimulación visual para el placer. Pilar Cristóbal apunta además algo interesante: las mujeres ven más porno cuando tienen relaciones sexuales estables porque se sienten más excitadas. Y también se masturban más. Así que eso de que ves porno porque no follas… queda desmontado.

6. Si sale conmigo pero sigue viendo porno, no le gusto/pongo: esta afirmación puede ser cierta en el caso de que salga contigo, vea porno, se masturbe pero no quiera tener contacto sexual contigo. Y no siempre, ya que pueden entrar en juego otros muchos factores como el estrés, represiones por creencias religiosas o educación muy severa… En la mayoría de los casos, si ve porno pero se sigue acostando contigo puede que no sea más que una costumbre, una preferencia o que, como en el caso de las mujeres, le apetezca más porque se sienta más excitado pero no puede estar todo el día abalanzándose sobre ti y es una forma de disfrutar en solitario. Si tanto te preocupa, deberías preguntárselo directamente. O probar a ver porno con él, que igual le coges el punto. Y es muy probable que no paséis la noche vestidos mirando la tele.

7. Hay que meter el dildo/vibrador hasta el mango para que dé placer: craso error. En las películas porno queda muy bien porque es muy visual y también porque tanto las actrices como los actores están preparados para este tipo de penetraciones extremas por cualquiera de sus orificios. Pero en la vida real, hacerlo a lo bestia y sin haber tomado precauciones previas de lubricación, excitación y dilatación en caso de que sea necesaria sólo pueden traer dolor y complicaciones. El sexólogo Juan Ventura comenta que “los vibradores es mejor usarlos despacio, con cuidado y al ritmo que le guste a la persona que va a ser penetrada, con el que se sienta cómoda. Se trata de dar placer, no de rodar la escena de tu vida”.

8. De oca a oca y penetro porque me toca: en las películas porno los actores penetran a las actrices por cualquier orificio y pasan de uno a otro sin problema, pero en la vida real es mejor que no lo hagáis, por una cuestión de higiene. Pasar de penetrar el ano a hacerlo por la vagina o por la boca sin haber limpiado el juguete o el pene, o sin haber cambiado de preservativo, solo hará que las bacterias presentes en el ano que se hayan quedado en el falo (real o de silicona) colonicen tu flora vaginal o bucal y tengas problemas de salud. Haced las cosas bien.

9. Si no se lo traga, no es divertido: sí, sí es divertido. Lo que no es divertido es recibir premio sin haberlo pedido y sin poder decidir si quieres quedarte o no. Forzar a otra persona a que se trague tus fluidos si sabes que le desagradan, o no avisarle de que vas a correrte para que no pueda apartar la cabeza, no es bonito. Y además, si el cabreo es grande (porque es una desconsideración hacia la chica hacer eso, que lo sepáis), te puedes quedar castigado sin mamadas durante una temporada. Preguntad primero. Que a muchas chicas no les importa, pero el hecho de no poder decidir cabrea. Y mucho.

10. Sin condón es muchísimo mejor: pues esto es verdad. Es uno de los mitos que nos trae el porno porque en las películas no verás a nadie que lo use, obviamente. Lo que tampoco vemos, queridos y queridas, es que antes de rodar cualquier escena que requiera un contacto sexual los actores y actrices han intercambiado resultado de análisis de todo tipo para asegurarse de que están completamente sanos de cualquier enfermedad de transmisión sexual. Y tampoco vemos a la actriz tomarse la píldora para que la película no venga con sorpresa final. Así que, aunque se siente mucho más sin condón, mientras no toméis todas estas precauciones, lo mejor sería usarlo. Siempre.

PROPINA: 50 sombras de Grey es porno: claro que sí. Y yo soy Agustina de Aragón reencarnada. Vamos a ver: ¿en qué película porno los protagonistas al final se casan? Que yo haya visto/sepa/me hayan contado, en ninguna. En el porno no hay sentimientos, hay sexo. En la exitosa trilogía de E. L. James el amor lo ocupa todo. Adornado con mucho sexo y con sexo “oscuro”, de ese del que no se suele hablar generalmente. Vale, muy bien, correcto todo. Pero sigue siendo ni más ni menos que una historia de amor. Así que, queridos y queridas (sobre todo, queridas), cuando lo estéis leyendo y os sintáis muy malotes y transgresores por estar con un libro porno entre las manos, recordad esto: no es porno. Es una novela de amor disfrazada de sexo. De nada.

Y vosotros… ¿qué opináis sobre el porno? ¿Habíais caído en alguno de los mitos? ¿Soléis consumir porno? Que ardan esos teclados. Nos leemos.

¿TE GUSTA?  

+0 -0

Hombres  Mujeres  Porno  Sexo  

43 comentarios

COMPARTIR


CasiopeaPor
Casiopea

ÚLTIMOS POSTS

“Se trata de dar placer, no de rodar la escena de tu vida.”

43 COMENTARIOS

  1. XX

    Porno para mamás, he leído alguna vez que llaman a la trilogía de Grey (o de Sombras, o como coño la llamen xD). Pero eso es solo la propina y quizá esa trilogía merecería un post entero para que pudiéramos ponerla a parir. xD

    Qué decir de los 10 puntos anteriores, son bastante razonables así que estoy de acuerdo. Del punto 8, si acaso, diré que si bien es cierto que en principio no parece muy higiénico, si hay buena higiene no debería pasar nada. Y quiero presuponer que la hay, cuando dos personas se embarcan en las maravillas del sexo anal (y en besos negros ni te cuento). El punto 9 me ha hecho gracia jajaja.

    1. CasiopeaCasiopea Autor

      Estoy de acuerdo contigo en lo de la higiene en el punto 8. Yo me refería precisamente a hacerlo sin tener eso en cuenta, que no es recomendable y en el porno precisamente, por cuestiones de montaje y demás (nunca mejor dicho), no hay higiene entre agujeros :P :)

      1. XX

        No, no, no hay corte de por medio, de eso se trata. xD Lo que digo precisamente es que si ha habido higiene antes de empezar el acto, no es menester andar cambiando de condón (o sin condón) cada vez: un culo limpio está limpio siempre, para eso se usan las peras anales, y por eso es fundamental que se vea sin cortes para poder ser considerado “ass to mouth” o “ass to pussy” (disculpad el argot), de lo contrario sí sería un montaje como tú dices. :P

        1. CasiopeaCasiopea Autor

          Ya, ya, en el porno ya lo sé, pero en serio, en la vida real, por mucha higiene que permitan las peras anales, enemas y demás, siempre te arriesgas a una infección vaginal si vas de oca a oca. Y vosotros no sabéis lo molesto (y doloroso) que puede ser tener una infección ahí, pero lo es y mucho ;)

  2. EspoirEspoir

    Interesante decálogo, pero no puedo dejar de pensar que el porno es algo en realidad bastante feo, que deseduca y promueve mitos y prejuicios vacíos y estúpidos –harta estoy del azote de rigor: no lo repetiré más, a la próxima me limitaré a actuar con la misma contundencia– y que destroza la vida a la gente de la misma manera que las pelis de Disney y sus príncipes azules. A mí, personalmente, me aburre.

    1. CasiopeaCasiopea Autor

      No sé, a mí hay escenas y planteamientos que sí me gustan. A veces me apetece un poco de erotismo antiguo, como en la película Historia de O (que es mucho más transgresora que las famosas 50 sombras, especialmente por la época en que fue rodada) y otras un poco de porno más duro. Tomado como lo que es, ficción (como bien decía Monsieur le Six) y usado para lo que sirve (excitarse sin más), es una buena opción, bajo mi punto de vista.

  3. RigarRigar

    Lo que me he podido reir con la número nueve. No porque yo tenga esa costumbre, sino porque al comentarlo me has hecho pensar que debe haber mucho desaprensivo suelto por ahí que cree que eso es tan “normal” que no hace falta ni hablarlo con antelación. País de personajes.

    Respecto a la diez, solo una vez y eramos pareja, pero al poco de empezar ya me estaba rallando con los “y si..?” y corté a tiempo para prevenir. No entiendo como mucha gente, incluso conocidos míos, se les va tanto la cabeza y lo pasan por alto.

    La uno, está bien saberlo. Desde hace mucho tiempo que no me importa decir abiertamente que veo porno, si se me pregunta, claro, que no es cuestión de pregonarlo, más que nada porque sería absurdo pregonar que haces algo que sabes que hace la mayoría de la gente, nada extraoidinario, vamos. Pero si algo me ha tocado un poco las narices es la mojigatería de algunas chicas y/o amigas cuando lo oyen, como si conocieran solo la postura del misionero o no tuvieran ni idea de lo que significa sexo oral.

    Me ha encantado, como siempre, Casiopea muy divertida.

    1. CasiopeaCasiopea Autor

      Muchas gracias :) Jajajajaa me alegro de haber sido ilustrativa en la número 1. Que hay mucha que ve porno, aunque no lo diga. Decir que ves porno es, en según qué círculos, como decir que la chupas. Y hasta aquí puedo leer.

  4. Alena KHAlena KH

    Lo que me reído con el título del 8, hija mía.

    Y sí, veo porno. Y sí, sigo sin entender a quienes lo tratan de manual de instrucciones. Pero oye, si las comedias románticas a muchas también les parecen lo ldeal de una vida amorosa, ¿qué puedo esperar?

    “50 sombras”… Ya sabes, está en mi
    Lista junto a Lana del Rey, Zooey y Cía.

    1. CasiopeaCasiopea Autor

      Jajajajajaa era la idea ;)

      Yo también veo porno. Y tampoco entiendo que se trate como un manual de instrucciones, pero bueno, luego colgamos los consejos de “Como perder a un chico en diez días” (película) en la nevera… la vida, el cine y tal.

  5. monsieur le sixmonsieur le six

    No entiendo de dónde salen esos supuestos “mitos”. El porno no nos está diciendo en ningún momento, por ejemplo, que sin condón sea mucho mejor; es evidente que se hace así simplemente por motivos estéticos. Igual que muchas posturas que adoptan, algo forzadas, lo son para que la cámara pueda captarlo mejor. En realidad, el porno no nos está diciendo nada, no está ahí para decirnos nada, de la misma manera que las películas de zombies no están ahí para decirnos que salgamos a la calle a caminar como si tuviéramos artrosis y dedicarnos a comer cerebros.

    Si uno no es capaz de darse cuenta de eso, es que quizás no está preparado para ver películas porno. Ni probablemente tampoco para ver películas no porno. Sencillamente no entiende lo que es la ficción, como aquel niño que después de ver la película Superman se puso una capa y saltó por la ventana.

    Quizás el punto 8 sea el único que hoy en día, con la proliferación del gonzo, puede haber creado alguna idea falsa en algunas personas; y ni eso, porque creo que también es evidente que ciertas cosas requieren una preparación especial.

    Por otro lado, muchas de estas ideas equivocadas se pueden tener igualmente sin necesidad de porno.

    Por cierto, no estoy del todo de acuerdo con lo de que en el porno no hay sentimientos, hay sexo. Eso es cierto en la mayoría de los casos, pero no siempre. Por ejemplo, los japoneses son bastante aficionados a incluir un cierto componente sentimental en algunas películas.

    El artículo está divertido, pero me esperaba algo con más sustancia. Estos tópicos ya están muy vistos. Llamarlos mitos es una exageración. Pensaba que ibas a comentar la evolución del porno, qué tipo de porno te gusta y porqué,… cosas así. Me quedaré con la duda, Casiopea :P

    Me llama la atención lo de “Si ve porno, no le gustaré nunca porque buscará una chica como esas actrices”. En el porno hay películas con actrices de todo tipo. No hace falta irse a temas raros, incluso en el porno estándar salen mujeres muy variadas. Si alguien tiene complejos físicos, seguro que se debe más a las revistas de moda y a las películas de Hollywood que al porno.

    Por una vez, discrepo con Espoir. Decir que destroza la vida a la gente o que deseduca y promueve mitos y prejuicios vacíos es un error de percepción. No es el porno (o el erotismo) quien promueve mitos sobre el espectador, sino al contrario: es éste quien busca, en la inmensidad casi inacabable de material pornográfico existente, aquella ínfima parte que se adapta a sus fantasías, y desecha el resto. Y es que vuelvo a lo mismo que he dicho más arriba: el cine porno no está ahí para decirnos qué tenemos que hacer. Y el no porno tampoco. El que aún no lo entienda, que se lo haga mirar.

    La artificiosa diferenciación porno/erotismo ha hecho mucho daño (por cierto, no estaría mal un artículo sobre ello). Por motivos puramente morales/legales se clasifica con la X material muy erótico y aceptablemente bien hecho, mientras se consideran “eróticas” películas y series para el gran público (algunas incluso de prime time) cuyo único atractivo es que en el capítulo tal se le ve la teta a la actriz A o que en el capítulo cual ésta se morrea con la actriz B. Qué es más pornográfico y más lamentable, me pregunto yo.

    Por ejemplo, ¿las películas de David Hamilton son pornográficas o eróticas? ¿Y las de Viv Thomas? ¿A que no resulta fácil decirlo? Sin embargo, a veces la gente habla como si fuera evidente.

    A estas alturas de la historia existe mucho material erótico/pornográfico de todo tipo. Evidentemente, la mayor parte es pura basura, pero también hay una parte pasable, y algunas creaciones bastante buenas, por no decir excelentes. Como en todo. Algunos diréis que las buenas son erotismo y las malas pornografía, pero evidentemente no es esa la clasificación que se hace a la hora de clavarles la X.

    1. EspoirEspoir

      Creo que intelectualizas demasiado el tema. Poca gente se pone a mirar porno con el ánimo de quien ve una peli de arte y ensayo. La mayoría del porno visible en los portales masivos es la enésima recreación de los tópicos polla grande/orgasmo masivo coito mediante. El debate sobre si lo miramos porque nos gusta lo que vemos o aprendemos a que nos guste porque lo miramos es casi filosófico y probablemente una cosa se alimente de la otra. Manual de instrucciones, dice alguien por ahí arriba? Probablemente es la gran escuela sexual durante la adolescencia, cosa qie no me parece ni bien ni mal pero que sin duda se puede sustituir por alternativas más cãlidas y personales de acercarse al sexo. Y bueno, reconozco que no me importa que mis parejas lo miren pero que a mi me aburre un montón. Será que soy rara.

      1. monsieur le sixmonsieur le six

        En ningún momento insinúo que la gente que ve porno lo haga con el ánimo de quien ve una peli de arte y ensayo. Soy consciente de que la mayor parte del porno existente es simple y sin grandes pretensiones filosóficas. Lo que digo es que de eso a afirmar que destroza la vida a la gente, hay un trecho.

        Y otra cosa que pienso es que, a fin de cuentas, la simplicidad del porno/erotismo va simplemente de la mano de la simplicidad de muchas otras cosas. ¿O acaso la mayoría de películas y series mainstream que se estrenan son el colmo de la intelectualidad? Miremos, por ejemplo, la mayor parte de las series españolas: Aída, Amar en tiempos revueltos, Isabel,… productos llenos de topicazos, a menudo no muy bien interpretados y con guiones previsibles y no pocas veces moralistas, en el peor sentido de la palabra. La simplicidad y los estereotipos, e incluso el cutrerío inundan la mayor parte de las producciones artísticas. ¿Por qué iba a ser diferente en el erotismo, y en concreto en el porno?

        Otra cosa que me llama la atención es que por un lado nos burlamos de la simplicidad del porno estándar, seguramente con razón, pero luego nos burlamos también de cosas como 50 sombras de Grey, por considerarla sólo aparentemente transgresora, una especie de versión light de porno adaptada para mojigatos. ¿No os da la impresión como de que nada nos está bien, que nos quejamos de todo? Me pregunto yo qué tipo de erotismo/porno nos convencería entonces. Supongo que, en realidad, simplemente cada uno tiene su estilo.

        1. monsieur le sixmonsieur le six

          No sé si soy la persona más indicada para recomendar, estoy algo desfasado. La mayor parte del porno lo vi en los tiempos de gente como Asia Carrera o Rocco Siffredi, hará unos 15 años. Lo que sí recomendaría es apartarse un poco del porno estándar norteamericano. Es un coñazo total, si ideas, algo que no aporta nada y en el que todas las escenas parecen iguales.

          Los que más a menudo me han sorprendido favorablemente son los japoneses. Lo malo (aparte de la famosa censura de los genitales) es que Japón produce una cantidad tan enorme de porno con los más variados temas, que es muy complicado encontrar lo que vale la pena. Lo bueno es que, te guste lo que te guste, por muy retorcido que sea, ten por seguro que los japoneses lo habrán hecho. A mí, por ejemplo, me gustan bastante las parodias que hacen de las superheroínas, un poco al estilo del Manga, pero es algo personal.

          Tampoco está mal buscar algo de los años 70 y 80. Se encuentran a veces pequeñas joyas. Hay algunas cintas clásicas, como “Deep Throat” (1972), que son casi pelis de culto. Pero, una vez más, no es fácil encontrar lo bueno entre tanta basura. Y aparte de eso, el estilo de aquellos años, ahora resulta un poco raro.

          De todas formas es muy difícil hacer recomendaciones en algo así. Lo que a uno le puede parecer la hostia, para otro puede ser lo más tonto o lo más desagradable del mundo. Sin saber qué tipo de erotismo se busca, creo que es imposible recomendar.

          1. XX

            Tal y como dices, con cualquier obra de arte (en el más amplio sentido de la palabra) es así, tampoco hay porno bueno y malo, sino porno que gusta a unas personas y porno que gusta a otras (además el porno tiene una exigencia añadida, y es que tiene que excitar, no gustar o ser artísticamente bello, por así decir, cosa que a veces olvidan las mujeres). Yo, por ejemplo, no sé si es por tu gusto particular o porque realmente estás desconectado de un tiempo a esta parte, pero el porno (o mejor dicho parte del porno, claro, nunca todo) que se hace en Norteamérica en la actualidad es sencillamente extraordinario. Pero claro, es eso, si alguien lo ve y no le excita, ya no está cumpliendo su función, no hay más historia…

          2. monsieur le sixmonsieur le six

            Bastante de acuerdo contigo, aunque yo no diría eso de que tampoco hay porno bueno y malo, sino porno que gusta a unas personas y porno que gusta a otras. Yo creo que porno “malo” (o sea, cutre, mal hecho, insulso) sí que hay, y a patadas. La cuestión es que del que no es así (que vendría a ser el “bueno”), no todo va a gustarle a todo el mundo, sino que a unas personas nos gustará una parte y otra no. Como pasa con cualquier otro arte, pero en este más aún por lo que dices: que el porno tiene una exigencia añadida, y es que tiene que excitar. Y a todos no nos excita lo mismo, aunque esté bien hecho.

            Por otro lado, yo no he dicho que todo el porno que se hace actualmente en Norteamérica sea malo (es un país muy grande y que genera casi toda la pornografía del mundo; imagino que también habrá mucho buen material), sólo que el porno estándar norteamericano, lo que vendría a ser el porno mainstream, es insulso y lo ha sido siempre. Lo he dicho como consejo, porque si una persona que no ve porno habitualmente se pone a buscar aleatoriamente, lo más seguro es que casi todo el material que le aparezca sea ese: películas hechas generalmente en EEUU por las grandes productoras. Y mi experiencia personal (aunque admito que puedo estar desfasado y que el nivel haya subido en estos años) es que es el clásico porno repetitivo que no dice nada. Que, ojo, también puede gustar y ser excitante, por qué no; pero desde luego no es nada destacable. Por eso, si me piden recomendación, yo desde luego no lo incluiría.

    2. CasiopeaCasiopea Autor

      Te voy a confesar algo: tengo el post que esperabas escrito (y no es coña) pero lo descarté y escribí éste porque el otro me pareció muy denso. Así que prometo segunda parte. Y también tomo nota de la sugerencia sobre qué es erotismo y qué es porno :)

      Tienes razón en lo del porno japonés. En el porno pensado para mujeres también hay sentimientos a veces. He de confesar que me aburren terriblemente las pelis porno con sentimientos. Cuando veo porno, quiero sexo. Para sentimientos, ya me basto y me sobro yo con los míos (me dan para post, incluso, no te digo más). En esto del porno, soy casi casi como un hombre “al uso”. Pero ya lo leerás en el post II sobre porno :)

    1. CasiopeaCasiopea Autor

      @Sashimiblues :) Gracias, guapa! Ojalá llegar a ser como ella, un referente. De momento, al menos nos reímos y nos planteamos cosas con los post, que no es poco.

      Para Monsieur le Six, X y Espoir: me parece muy interesante el debate que habéis creado. Como decía un poco más arriba, yo no creo que el porno pueda verse como educación sexual y si alguien lo hace así, mal vamos. Pero tampoco creo que sea ofensivo (en cuanto a los roles que propone y demás) porque, bajo mi punto de vista, primero tiene el consentimiento de las partes y segundo y más importante, aborda el terreno de la fantasía y en la fantasía sexual, siempre que haya el consentimiento de las partes, todo vale.

      Opino como X que hay porno que gusta y porno que no y eso es subjetivo y depende de cada persona, igual que en cualquier otro género literario, cinematográfico o lo que sea. Pero también estoy de acuerdo con Monsieur le Six cuando dice que hay porno malo de mal hecho: lo hay y mucho, hay porno cutre que para qué y ahora que se lleva tanto el porno casero, sobre todo en las webs que lo ofrecen gratis en internet, te encuentras con cosas lamentables. Que igual eso a alguien le pone pero a mi ver gente antimorbo follando, pues como que no.

      Y para Cristina: prueba a mirar algo de Erika Lust, es muy buena, sus cintas van más allá de los primeros planos del coito en sí. Y a mí me gustó mucho la que ya mencionaba, Historia de O. Para las amantes de la trilogía de E. L. James es altamente recomendable (también tiene libro). Para que puedan comparar.

  6. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Aceptando que los mayores consumidores de porno son los hombres y, por tanto, los que más dinero le dejan a esta industria ¿no os ha mosqueado nunca el hecho de que los protagonistas tengan siempre ese pedazo de rabo? Quiero decir, a priori uno pensaría que a los hombres les gustaría ver miembros viriles más normalitos y no esas cosas mastodónticas que, en todo caso, deberían atraer al público femenino. De igual manera, crea asombro que el género “gang bang” se venda tan bien entre los hombres. ¿Acaso a los tíos les gusta ver rabos grandes y… muchos?

    (No he dicho polla porque no sé si aquí se puede decir polla. ¿Se puede decir polla? :-P )

    Pues resulta que los científicos, que deben tener mucho tiempo libre porque se dedican a estudiar las cosas más peregrinas, le han encontrado una explicación evolutiva al asunto que es esta:

    La capacidad de ponerse en “presenten armas” ante la contemplación de la cópula en primates (y en primates y en casi todos los bichos recordemos que el que copula es el macho alfa) es una ventaja evolutiva. ¿Por qué? Pues porque si el macho alfa de repente es molestado por el 2º de a bordo y se separa de la hembra para encorrer al rival, ahí estás tú con el mástil enhiesto y preparado para hacerle un churumbel a la moza que, total, ya va caliente.

    Identificar macho alfa con miembro mastodóntico tampoco es tan raro ¿no? así que de esta forma explican la afición de los tíos al porno, porqué se excitan tanto más que nosotras visualmente y porqué les pone la contemplación de la macropolla en vez de dejarlos mustios y llorando en un rincón al comparar (o comparando las tías que se tiran los protas con las que tiene a su alcance): porque saben que en el momento en que el Sigfredi se despiste un pelo, saltan ellos a la pantalla y le hacen un rorro a la neumática :-)

    Historieta aparte, este post debería llamarse “10 mitos CALZADOS…” porque están los 10 genial. Lo que me he podido reir (mientras asentía con la cabeza)

    1. XX

      Oh, jamás lo habría pensado, muchas gracias por compartir esa explicación, que por otro lado es digna del mismo Freud, que decía muchísimas gilipolleces y por alguna razón la gente se las ha creído. xD Como dices, los científicos tienen mucho tiempo libre…

      (Mi teoría es mucho más sencilla: es vox populi que el tamaño de la polla nos importa muchísimo más a los hombres que a las mujeres. xD)

      1. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

        No es psicoanálisis, es etología evolutiva. Dos disciplinas completamente distintas. Dawkins, Lynn Margulis, Jay Gould, Maynard Smith, … son biólogos evolutivos y aunque de vez en cuando se dan de cantazos por algún detalle o interpretación, nadie les ha acusado nunca de decir gilipolleces (aunque para ser completamente sincera no recuerdo de quién es el estudio del que hablaba antes, sólo que estaba publicado en alguna revista seria, en el sentido de con revisión entre pares, etc, etc)

        1. XX

          Bueno, no tiene nada que ver contigo, de hecho te he agradecido que compartieras el estudio en sí, pero la explicación a la que han llegado me parece digna de Freud y este sí que dijo muchas gilipolleces (o alguien se las ha atribuido a él, al menos, ya que no lo conocí en persona), cosa que no pienso solamente yo (y tampoco pasaría nada si así fuera).

  7. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    (Y sin condón sólo es mejor, en todo caso, para ellos. Si un tío está cómodo con el condón y no anda lloriqueando por tenérselo que poner, tú ni te enteras. En cambio, somos tan “sensibles” que, a la que se quejan, salimos pitando al ginecólogo a que nos recete anticonceptivos que, digan lo que digan, son una mierda para nuestros cuerpos. La puñetera revolución femenina en forma de hormonas para que el señorito esté más cómodo. Por mí como si se la tienen que plastificar, yo el cuerpo no me lo fastidio para que esté más cómodo un tío.)

    1. XX

      Razón de más. Sin condón es mejor para nosotros, sí. Así que como a ti te da igual, el otro que se joda, ¿no? ¡Cuánto amor y generosidad! :D Tu última frase sería exactamente lo mismo a un tío diciéndote esto: “pues por mí como si tienes un hijo cada 9 meses, yo no me la plastifico para que tú estés más cómoda”. Que lo de tener un hijo os preocupa más a vosotras que a nosotros, así que hay que irse olvidando de que la solución es que solo se “sacrifique” el tío. Se supone que esto es cosa de dos, ¿no? ;-)

    1. EspoirEspoir

      He flipado con el debate de los anticonceptvos. Precisamente porque tener un crío nos preocupa más a nosotras que a vosotros, el control de la natalidad ha sido siempre cosa exclusiva de la mujer. Con la popularidad del condón se pretende que la responsabilidad sea compartida. Amor y generosidad? Resulta un poco chantajista. Tambiên se trata de vuestra salud, y se dice, se comenta que el coito no lo es todo… No? Estoy con Ronro, a nosotras el condón nos da igual

      1. EspoirEspoir

        Además, es mi cuerpo y el otro puede joderse, sí, o largarse a joder con otra. Yo también soy antipastillas. Por esa rega de tres no debería depilarme si al partenaire no le gusta, o contar con su permiso para decidir sobre un embarazo inesperado. Puedes hacerlo así pero nadie tiene derecho a reclamártelo. Hay decisiones que no son compartidas. Seguro que en tu escala de valores parejiles tambin encuentras algunas, X

        1. XX

          Ya sé que el condón os da igual, pero sinceramente, ¿con qué objeto decís esto, además de para quedar como unas egoístas de libro? “Como a mí me da igual porque noto lo mismo, condón”. ¿No veis que es lo mismo que “a mí las pastillas me dan igual” ya que quien “sufre” su parte negativa es la otra? A mí nunca jamás se me ocurriría decir algo así, pero lo menciono porque es lo mismo que decís vosotras, solo que al revés. Yo siempre he usado condón hasta que he podido no hacerlo, por iniciativa de la otra parte dicho sea de paso. Pero si hubiera sido por imposición como pretendéis, ni de coña.

  8. monsieur le sixmonsieur le six

    Soy un gran admirador de Ronronia, pero en esta ocasión no puedo estar de acuerdo, ni con lo de los condones ni con lo de la evolución. Sobre los condones, creo que son las mujeres las que más notan la diferencia, aunque quizás sólo sea mi experiencia personal, y haya parejas en las que ocurra como tú dices. No lo sé.

    Lo de los miembros grandes, los gangbangs y toda esa extraña teoría evolutiva de machos alfa, no sé si lo dices en coña, pero es demasiado retorcido. Vale la pena recordar unos principios mucho más sencillos:

    1. En el porno casi siempre se busca lo más vistoso, por simples motivos estéticos. Todo es muy grande: las actrices tienen los culos grandes, las tetas grandes, hasta la boca grande; los tíos tienen mucho músculo, pollas muy grandes, etc. En general, claro, porque porno hay de todas clases y con gente de todos los físicos posibes, pero hablo de lo habitual. Fijaos que también fue el porno el que, igual que se resiste a adoptar el condón, impuso la moda de los coños depilados; una vez más es por simple cuestión estética. ¿O también a los coños depilados les vamos a buscar una complicada teoría evolutiva de hembras beta?

    2. No sé si las mujeres ven escenas eróticas fijándose sólo en el hombre, o si evitan ver películas donde salgan actrices con las tetas muy grandes por envidia, pero me parecería un error. Desde luego los hombres no vemos porno para fijarnos sólo en la mujer. Ella es la protagonista, desde luego, pero importa la escena en su conjunto. No es una cuestión de envidias, es una cuestión de erotismo. Luego quizás uno podrá envidiar al actor, pero mientras ve la escena, eso no importa. La envidia es, creo, un sentimiento mucho más típico de las mujeres.

    3. Los hombres tenemos una cierta tendencia natural a la brutalidad. Por tanto, todo lo que aumente la intensidad de la escena (más gente, más corridas, penetraciones más salvajes, más violencia incluso), por lo general va a tener buena acogida en el público masculino. Por eso ciertas cosas como el bukkake, y las orgías en general, tienen bastante éxito. No se trata de cuántas pollas salen, sino de la intensidad general, por lo que en el fondo es mejor más que menos. Esto nos lleva al punto 4:

    4. Para los hombres es muy importante contemplar el efecto de la tensión en una mujer. Una actriz que se comporta fríamente, no es erótica. Resulta más impactante cuando ella chilla y pone cara, no sólo de placer, sino incluso de un cierto dolor. De ahí el éxito del sexo anal, el porno duro, e incluso de ciertos toques sadomasoquistas en las escenas (creo que precisamente Siffredi fue quien comenzó a ponerlos de moda). Ahora bien, eso no resultaría muy creíble si el tipo tiene una polla diminuta. Al contrario, cuanto más grande sea, más creíble será que la mujer está recibiendo un impacto más fuerte, cosa que en general, gusta.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >