diciembre-lo-de-siempre
Relaciones

Diciembre, lo de siempre

«¿Sabes que tu primo se va a casar este verano? Tenéis la misma edad, ¿no?»

Ese mes. Ese maldito mes. Apasionante y deprimente a partes iguales. Frío. Tardes de peli, sofá y manta. Mocos y estornudos. Gorros y bufandas. Nieve. Puentes. Vacaciones. Pies fríos. Calcetines por encima del pijama. Pijamas por debajo del pantalón. Cocido. Croquetas de cocido. Turrón. Volver al pueblo. Caja de Navidad. Viaje en tren con una paletilla como equipaje de mano. Niños lloricas. Café humeante. Café humeante en tu vestido. Maldiciones. Tus padres esperando en la estación. Vuelta a casa por Navidad. Vuelta a casa. A lo de siempre.

Lo de siempre (Parte 1)

Dejas la maleta en el suelo de tu habitación, te quitas el abrigo de señora digna comprado en la Gran Vía, te haces un moñete y te plantas tu pijama de Hello Kitty de cuando aún se pagaba en pesetas. Compruebas que no tienes emails de trabajo, te sientas en el borde de tu cama individual y entra tu madre. «Bueno, qué». BUENO QUÉ, QUÉ. «Que si no tienes nada nuevo que contarme» (moviendo cejitas) MMMM, NO. «Venga, va. ¿Seguro?» SEGURO. «¿Pero seguro que no tienes a nadie por ahí?» NO, NO TENGO A NADIE POR AHÍ. Porque mi amor es como la magia: nada por aquí y nada por allí.

Lo de siempre (Parte 2)

Bajas con tu madre al centro del pueblo para hacer recados random y os encontráis con su prima segunda. Intentas hacerte la loca pero esa señora sabe lo que hace y cuando quieres darte cuenta te ha leído hasta los mensajes de Whatsapp de tu móvil antiguo que ni siquiera tenía tarifa de datos. «Hombre, Paula… cuánto tiempo. ¿Has venido sola» NO. «¿Sabes que tu primo se va a casar este verano? Tenéis la misma edad, ¿no?» SÍ. «Muy maja la chica, ¿y tú qué?» YO TAMBIÉN SOY MAJA. Porque el amor ni se encuentra ni se busca, se comparte. Con todo el pueblo.

Lo de siempre (Parte 3)

Subes por las escaleras hasta el cuarto piso. Miras hacia arriba y tu abuela ya está asomada haciendo aspavientos de bienvenida. Huele rico. Más comida. Pollo asado, pimientos, patatas… Preguntas. «¿No te has traído a ningún amigo?» JEJEJEJE NO. «Mira que yo tenía un cubierto preparado por si venías con alguien» JEJEJEJE NO. «Paula, que se te pasa el arroz» JEJEJEJE NO. «Paula, que yo quiero bisnietos». Y YO MÁS VINO, ¿DÓNDE HAY VINO? Porque mi amor es puro y transparente… y se vende en botella.

Lo de siempre (Parte 4)

Mañana vuelves a tu casa, a la gran ciudad. La maleta por hacer y no paras de beber agua para intentar diluir todo lo ingerido durante estos días pero lo único que consigues es tener la sensación de vaso rebosante. Te pones los vaqueros y una sudadera que disimule el hinchazón (siempre me ha gustado más la palabra jartazo pero entiendo que estamos en un contexto serio y elegante) y quedas con tu mejor amiga para despedirte. Ella también llega con sudadera. Pedís una infusión. Agua sucia hirviendo que limpie al menos la sensación de culpabilidad. Abrazáis la taza como si fuese la cara de un bebé gordinflón, dais un sorbo, os miráis y ella te pregunta: «¿Alguna novedad?» Pues mira, lo de siempre. Dais otro sorbo y sonreís.

Lo de siempre (Parte 5)

Dejas la maleta en la entrada de casa. Te pones el gorro y sales a buscar café. Te sientas en el sillón marrón del fondo y el dueño sabiendo por dónde van los tiros te pregunta: «¿Lo de siempre?» Y tú, sin profundizar más de lo necesario le dices bajito: Sí, lo de siempre. 

¿TE GUSTA?  

+35 -1

Un comentario

COMPARTIR


PaulaPor
Paula

Publicista. Parezco normal, pero no.

ÚLTIMOS POSTS

UN COMENTARIO

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >