cuanto-es-demasiado-rapido
Sexo

¿Cuándo es demasiado rápido?

La eyaculación precoz es la disfunción sexual masculina más común pero, a pesar de eso, es la más desconocida o sobre la que más informaciones inexactas planean en el ideario erótico popular.

La velocidad máxima a la que un vehículo puede circular sin infringir las normas de tráfico por las carreteras españolas son 120 Km/h. En el año 2011 y con la excusa de la crisis y del ahorro de combustible, el gobierno del España decidió bajar la velocidad máxima en autopistas y autovías a 110 Km/h, lo que provocó poco menos que una revuelta dialéctica nacional. ¿Cuándo es demasiado rápido?, nos preguntábamos por aquellos días el común de los mortales. En cuestión de tráfico, saber cuándo vas a demasiada velocidad es sencillo: o te lo marcan bonitas señales de borde rojo sobre fondo blanco o te lo dice a domicilio la estilosa foto (acompañada de multa) de un radar.

Sin embargo, donde no es tan sencillo saber cuándo las cosas van demasiado rápido es en la cama. Y no me refiero a algo tan trivial como acostarte o no con alguien en la primera cita. No. Me refiero a un problema de más envergadura: a la eyaculación precoz. Porque todos hemos hablado alguna vez de ella, sabemos que hay famosos que hacen anuncios apoyando que vayas al médico y que si tu chico se corre demasiado rápido quizá sea eyaculador precoz pero…

¿Cuánto es demasiado rápido? ¿Medio minuto? ¿Tres minutos? ¿Si tú te corres igual de deprisa sigue siendo eyaculación precoz? ¿Sabemos realmente de lo que estamos hablando cuando hablamos de este problema?

 

La semana pasada asistí en Madrid a la presentación de la campaña “Not just a moment”, una campaña de concienciación sobre el problema, puesta en marcha por la Sociedad Europea de Medicina Sexual (ESSM). En ella se nos dio a los medios un dato que me parece bastante revelador: uno de cada cinco hombres españoles sufre eyaculación precoz alguna vez en su vida (datos de ASESA, Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva). Sin embargo, el 85% no acude al médico. Más que el hecho de que uno de cada cinco españoles sea eyaculador precoz alguna vez, lo que más me llamó la atención (no por conocida deja una cosa de sorprender cuando te la ponen delante un grupo de especialistas) es que sólo un 15% acuda al médico para tratárselo. En pleno siglo XXI ¿aún nos da vergüenza acudir a expertos para solucionar problemas sexuales? ¿Es que no hemos aprendido nada?

La eyaculación precoz es la disfunción sexual masculina más común pero, a pesar de eso, es la más desconocida o sobre la que más informaciones inexactas planean en el ideario erótico popular. Curiosamente y según explicaron los doctores Porst y Moncada, también es la menos diagnosticada, especialmente porque en muchas ocasiones el afectado no lo considera como un problema médico y eso hace que o bien piense que no hay soluciones por ese campo o bien lo desconozca. “Ante esto -apunta el profesor Porst- los hombres que padecen eyaculación precoz dificultan la posibilidad de mejorar su vida sexual y de tener una relación saludable y satisfactoria como se merecen”. Cuando un hombre se va demasiado rápido, parece ser que en la cama tanto ellos como nosotras miramos a otro lado.

Mi amiga Irene está saliendo con un chico que no ha llegado a penetrarla nunca (de momento). Nosotras sabemos, por lo poco que nos cuenta, que las cosas no le van muy bien: no sabe por qué razón pero no es capaz de controlar la excitación y se corre ya durante los preliminares, da igual que sean cortos, largos o que sea un besito. Hablaron de ello una vez, él le dijo que siempre había sido así, que ya había probado tratamientos, no le habían funcionado y que es lo que hay. No lo han vuelto a hablar. Sin embargo, lejos de solucionar el problema con el silencio (como ocurría en el caso de los gatillazos, que a veces sí es mejor dejarlo estar, echarse unas risas y no entretenerse con una charla sobre el asunto), no hablar entre la pareja de lo que pasa trae consecuencias negativas tanto para la propia unión como para la autoestima sexual del hombre.

El caso de mi amiga Aura es diferente. Ella conoció a un chico, se lo llevó a casa, el chaval se emocionó bastante y no fue capaz de controlarse. Ni se llegó a bajar los pantalones. A la siguiente noche ya le dio tiempo a desnudarse, pero tampoco hubo penetración. Ésa la consiguieron a la tercera. Sin embargo, antes de que Aura hubiera cogido la postura, él ya estaba. Estuvieron a punto de tirar la toalla, ella nos contaba en aquella época que creía que tenía un problema. Pero después de aquella tercera vez no les ha vuelto a suceder. ¿Era su medio novio eyaculador precoz ocasional? ¿Cómo se reconoce el problema para poder tratarlo? Según cuentan en la web de la campaña www.notjustamoment.com, la respuesta sexual masculina normal es un proceso secuencial que empieza con la estimulación sexual y culmina en la eyaculación. Para los hombres con eyaculación precoz, la secuencia de la eyaculación se acorta considerablemente: llega más rápido y con menos control que en el caso de los hombres que no tienen este problema. De hecho, la fase de excitación es muy rápida, por lo general con una erección normal, una breve meseta, rápida eyaculación y el orgasmo.

Para reconocer el problema y ayudar a la pareja (o para vosotros, chicos, por si no lo tenéis muy claro) hay tres signos que indican eyaculación precoz: penetración vaginal muy breve con eyaculación (algunos hombres, como veíamos más arriba, eyaculan durante los juegos preliminares, antes de la penetración o en el primer contacto con la vagina (eyaculación ante portas). El 49% de los hombres con este problema asegura que eyacula antes de la penetración, al menos ocasionalmente); falta de percepción de control sobre la eyaculación; y experimentar emociones negativas, como frustración, molestia o la evitar la intimidad. Sobre el tema de la duración de la erección los expertos no se ponen de acuerdo, pero también es cierto que nos explicaron que la eyaculación precoz no es tanto un problema de velocidad/duración como de percepción de falta de control en la eyaculación y en la relación sexual en general y, como consecuencia, poca satisfacción durante el coito.

En la rueda de prensa estuvo también presente el piloto de F1 Jacques Villeneuve, quien apadrina con su imagen la campaña. Él incidió en su presentación en la necesidad de hablar del problema con la pareja y de elegir el mejor momento para hacerlo, pero de no quedarse sólo en eso, sino poner en marcha un plan de trabajo que incluya a ambos. Así que yo me pregunto… Ante un problema de estas características ¿hablaríais con vuestra pareja? ¿tenéis claro lo que es la eyaculación precoz? ¿alguna vez habéis sufrido un problema de este tipo (chicos) o estado con alguien que lo tuviera (chicos y chicas)? Siempre que surgen problemas en la cama tememos la reacción del otro y se suscita un momento delicado. ¿Veis la eyaculación precoz más o menos grave, para el funcionamiento de la pareja, que la disfunción eréctil?

¿TE GUSTA?  

+2 -0

Eyaculación precoz  Problemas  Sexo  

2 comentarios

COMPARTIR


CasiopeaPor
Casiopea

ÚLTIMOS POSTS

“El 49% de los hombres con este problema asegura que eyacula antes de la penetración.”

2 COMENTARIOS

  1. Alena KHAlena KH

    Mira, querida, a la pregunta “En pleno siglo XXI ¿aún nos da vergüenza acudir a expertos para solucionar problemas sexuales? “, te respondo yo rápido: SÍ.

    Es más, apostemos que ningún hombre compartirá este post (aún siendo gratuito, que me parecía lo correcto), por si los demás hombres pensarán que lo comparte por tener un problema.

    Es así de triste.

  2. EspoirEspoir

    Yo me encontré uno de manual. Y me comporté fatal con él. Yo solo buscaba un polvo y en tres intentos fue incapaz de proporcionármelo. Me largué casi con las bragas en la mano. Aun pienso en ello a veces. Tampoco habría sido cuestión de hacerle de madre, pero creo que le espeté algo así como si no hay arroz, no prometas paella. O algo igual de vulgar… Me consta que fue una situación bastante angustiosa para él. Supongo que con esa clase de transtornos pasa como con otras cosas que se consideraban íntimas, como el pegar a la mujer, por ejemplo. A base de socializar el problema y hablar de él se consigue que la gente lo perciba como un problema.

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >