cuando dejamos de ser virgenes
Sexo

¿Cuándo dejamos de ser vírgenes?

Durante la investigación y posterior proceso judicial del Caso Lewinsky en Estados Unidos, uno de los debates más agrios y controvertidos que se abrieron fue el que llevó a tratar de determinar si el la estimulación oral de los genitales era o no una práctica sexual.

El dogma católico de la virginidad de María aparece descrito por primera vez (por Ignacio de Antioquía) en el año 107 d. C. Esto lo convierte en el dogma mariano más antiguo y también en uno de los que más controversia han generado históricamente. Santo Tomás de Aquino escribió que María dio a luz sin abertura del útero y sin prejuicio para el himen. El Papa Pablo IV reconfirmaría el dogma heredado del catolicismo primitivo en el Cum quorundam del 7 de agosto de 1555, en el Concilio de Trento.

Más allá de las cuestiones religiosas y de fe, lo que nos importa para este post es la definición de virginidad que hizo, quizá voluntaria, quizá involuntariamente, Santo Tomás de Aquino en sus observaciones. De virginidad femenina, claro. Santo Tomás estableció la virginidad femenina como aquel estado en el que el himen (definición) permanece intacto en el interior de la vagina de una mujer. Si nos fijamos, en esta definición no se habla en ningún momento de sexo ni de su práctica sino que sólo se habla de una parte del cuerpo femenino que permanece inalterada y eso da como resultado que una sea virgen.

Tradicionalmente se ha entendido que la rotura del himen sólo podía darse mediante las relaciones sexuales, de manera que se sobreentendía que cuando una mujer lo tiene intacto, es que no ha habido relaciones. Hoy sabemos que esto puede no ser así, que el himen puede romperse haciendo deporte y mantenerse intacto después de una relación sexual en los casos en los que es muy flexible, de manera que la definición de virginidad en este punto empieza a resquebrajarse.

La sociedad entiende por virginidad, en sentido amplio, la ausencia de relaciones sexuales vaginales. Una vez que penetra una vagina se considera que el hombre deja de ser virgen, mientras que en el caso de la mujer, la virginidad se pierde (socialmente hablando) cuando es penetrada vaginalmente por un hombre. La semana pasada, mi prima de quince años me preguntó por whatsapp si había dejado de ser virgen porque se había besado con un chico y le había dejado que la tocara por debajo de la camiseta. Y no supe qué responderle. Socialmente hablando, en sentido estricto, la respuesta hubiera sido que no.

Sin embargo, si consideramos el sexo en sentido amplio e incluimos en él los juegos previos y cualquier tipo de estimulación que tenga como resultado una satisfacción de tipo sexual… pues entonces pensaría que sí. La pregunta de mi prima me llevó a hacerme otra: si besarse, practicar sexo oral o anal, o cualquier otro tipo de estimulación genital con otra persona, no se considera perder la virginidad porque no hay implicada una penetración vaginal (y no existe la pertinente rotura de precinto que vendría a ser la del himen)… ¿qué consideramos como práctica sexual? Parece ser que a pesar del ingente esfuerzo de especialistas y publicaciones varias en incluir dentro de la definición de sexo todo contacto basado en la excitación genital y que busca el placer en sentido sexual, no lo tenemos del todo claro.

Yendo un poco más allá, las dudas que tenemos sobre qué es sexo y qué no lo es pueden llevarnos a situaciones cómicas o disparatadas. Me explico mejor.

Si el concepto de virginidad que tenemos ahora mismo sólo contempla la ausencia de sexo vaginal, si una persona sigue siendo virgen sólo porque no haya penetrado (o le hayan penetrado) una vagina… ¿quiere eso decir que todos los homosexuales, hombres y mujeres, siguen siendo vírgenes?

Durante la investigación y posterior proceso judicial del Caso Lewinsky en Estados Unidos, uno de los debates más agrios y controvertidos que se abrieron fue el que llevó a tratar de determinar si el la estimulación oral de los genitales era o no una práctica sexual. Para buena parte de la sociedad americana no lo es, según los estudios, de ahí que los jóvenes que quieren mantenerse “vírgenes” por ejemplo hasta el matrimonio o hasta que son más mayores opten por hacer con sus parejas este tipo de juegos.

A la vista de la confusión que hay en cuanto a lo que es sexo y lo que no, me pregunto cómo pretendemos tener buenas relaciones sexuales si ni siquiera sabemos establecer lo que es y lo que no es sexo. Eso y que quizá deberíamos revisar el concepto de virginidad, que parece harto anticuado como para seguir gozando de buena salud en nuestro acervo popular, y cambiarlo por algo así como “primeras veces”, sin el componente casi místico que tiene su alusión religiosa.

 

Y vosotros ¿cómo lo veis? ¿Cuándo consideráis que deja de ser virgen una persona? ¿Es un concepto anticuado o sigue teniendo vigencia? ¿Qué entendéis vosotros por sexo?

¿TE GUSTA?  

+2 -1

Homosexualdad  Sexo  Virginidad  

6 comentarios

COMPARTIR


CasiopeaPor
Casiopea

ÚLTIMOS POSTS

“La sociedad entiende por virginidad la ausencia de relaciones sexuales vaginales. ¿Y los gays?”

6 COMENTARIOS

  1. La GraduadaLa Graduada

    Qué cosas. A mí el sexo oral, por ejemplo, me parece una práctica más “sexual” que el misionero. De hecho, creo que una persona sin experiencia sexual es algo que hace posteriormente, no? Por eso me extraña que quien quiera mantenerse “virgen” recurra a este juego…

  2. AnaAna

    A mí es que no me gusta el término “virgen”, me parece que tiene una connotación tan religiosa y anticuada… Yo prefiero hablar de si se han tenido relaciones sexuales o no, y para mí ahí entraría tanto el sexo oral como la penetración, tanto vaginal como anal, es decir, todo lo que tenga que ver con la estimulación de los genitales. Eso sí, ya besarse o toquetear pechos, culo, etc., para mí aún no sería una relación sexual, creo que ya es decir demasiado.

  3. monsieur le sixmonsieur le six

    Es un concepto anticuado. Primero porque hay sustitutivos, no solo el sexo oral, sino también la penetración anal, que desde siempre se ha usado como vía alternativa para mantener virginidades o evitar embarazos. Lo de darle tanta importancia al himen ya no tiene sentido.

    Por otro lado, antiguamente era difícil que alguien tuviera una cierto conocimiento del sexo sin una práctica directa, por lo que, más allá de penetraciones de uno u otro tipo, la pérdida de la virginidad suponía casi siempre el primer contacto “en profundidad” con el sexo. Hoy en día, con la cantidad de pornografía que se ve y con las alusiones continuas al sexo en películas y libros, el día del desvirgamiento es ya casi como las prácticas que haces en la universidad, cuando ya has aprobado todo.

  4. Kami

    woww, me sorprendió ver este post, porque yo también me lo pregunté varias veces. Y tube ese tiempo en el que, si algún chico me lo preguntaba(claro en confianza), no sabía qué responder y terminaba explicando que sí, que tube contacto sexual pero sin penetración, y que por tanto no sabía si era virgen. estoy de acuerdo con lo que planteas en el post, yo por mi parte voy a dejar de usar este odioso concepto y ojalá en un tiempo no muy lejano, la sociedad también lo deje

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >