ARCHIVO DEL AUTOR

yo-lo-llamo-felicidad
Relaciones

La felicidad de la soledad

Por Edu Batet | 3 junio, 2015

Una de las cosas que debes aceptar cuando eres soltero es que una vez has alcanzado la felicidad de la soledad, ya no hay vuelta atrás. Hablo de ese...

CONTINÚA LEYENDO >
Mujer-duerme
Relaciones

Una mañana… ¿cualquiera?

Por Edu Batet | 22 abril, 2015

Ser soltero implica dormir la mayoría del tiempo solo. Por eso, cuando abrimos los ojos y observamos que alguien duerme a nuestro lado, la sensación...

CONTINÚA LEYENDO >
Tengo-un-buen-dia
Sociedad

Un “buen” día

Por Edu Batet | 25 marzo, 2015

Me despierto porque suenan enormemente fuertes los primeros acordes de “Empire State of Mind” de Jay-Z al otro lado de la pared de mi habitación,...

CONTINÚA LEYENDO >
Envejecer-es-para-valientes
Sociedad

Envejecer es para valientes

Por Edu Batet | 11 febrero, 2015

Bueno, pues sí. No puedo negarlo. Mis ídolos de juventud son auténticas momias. Hemos ido trampeando entre todos esta realidad hasta que ya se ha h...

CONTINÚA LEYENDO >
La-cagada-de-facebook
Sociedad

La vida, la muerte y las redes sociales

Por Edu Batet | 11 enero, 2015

Siempre hay un detalle que convierte una idea inofensiva en un horror intolerable. En este caso, el horror entró (como casi siempre últimamente) por...

CONTINÚA LEYENDO >
La-navidad-es-una-peluca
Sociedad

La Navidad es una peluca

Por Edu Batet | 25 diciembre, 2014

La Navidad es una peluca, sí señor. Una tontería que se ha instalado en la sociedad y que nos hace actuar de manera rara durante una época del añ...

CONTINÚA LEYENDO >
La-cantata-de-soltero
Relaciones

La Cantata del Soltero

Por Edu Batet | 20 noviembre, 2014

He decidido que no quiero compartir mi vida con nadie. No quiero tener hijos, no quiero pareja, no quiero nada de este pack que parece que estás obli...

CONTINÚA LEYENDO >
Pequeno-cabaret-ambulante
Sociedad

Pequeño cabaret ambulante

Por Edu Batet | 23 octubre, 2014

Con el asco tremendo que me daba a mí tocarme un ojo y ahora me pongo las lentillas que da gloria verme. ¡Y con qué arte me las quito! Es fascinant...

CONTINÚA LEYENDO >