Relaciones

Alucino en colores

Mi mundo es de color camel. Desde hace dos semanas que he vuelto a coger la rutina de ir de tiendas cada día. Me quedan de paso entre trabajo y casa. Por mi gran desgracia. Estoy haciéndome la lista de lo que necesito urgentemente para esta temporada. Y la hago cada día. La lista que [...]

Mi mundo es de color camel.

Desde hace dos semanas que he vuelto a coger la rutina de ir de tiendas cada día. Me quedan de paso entre trabajo y casa. Por mi gran desgracia. Estoy haciéndome la lista de lo que necesito urgentemente para esta temporada. Y la hago cada día. La lista que en su gran mayoría, no es de las buenas donde pones lo que realmente te hace falta y la sigues “a rajatabla”. ¡Que va!

La lista está en mi mente – de costumbre- consiste en ciento cuarenta mil seiscientos treinta y tres cosas que no necesito para nada.

Así que voy un día: lo miro, estoy a punto de comprarme algo. Razono. Y voy a casa sin nada, pero con una cara orgullosa, una cartera menos pobre y una placentera sensación de haber podido con mi consumismo.

Al día siguiente me vuelvo a atropellar por el mono de “comprar comprar”. Y volvemos a las mismas. Así que llevo catorce días de lucha contra mi otro yo: mi yo principal- consumista y caprichoso.

Durante estos catorce días mi mundo se ha teñido de camel. Las tendencias me han comido por completo y lo veo todo marrón a mi alrededor. Estas dos semanas bebo más café que nunca, tengo mono de dulce de leche y estaba a punto de volver a fumar por el nombre de la cajita “Camel”.

Pero lo peor fue mi viaje al supermercado. Cuando dejaba mi compra en la cinta, vi la mirada del chico de atrás. Me miraba con cara de “Pobrecita” y me di cuenta que toda mi compra era un poco ridícula, porque consistía en varios productos “mas raros que un perro camel”, pero todos entre sí combinaban en colores. Y el momento “mirada extraña” se debía a que los clasificaba en la cinta según la gama de color.

Me vino la imagen de cómo sería yo en unos años: una mujer loca está esperando una semana hasta que los plátanos se pongan marrones para poder comerlos.

“Flipo en colores conmigo misma”, -pensé. Y mientras lo estaba haciendo (flipando), mi mirada se paró en una pareja preciosa: ella parecía Blancanieves y él- un chico-piel de chocolate. Juntos hacían un perfecto color camel (a partir de mañana dejo las tiendas hasta que se me pase el subnormalismo colorístico).

No podía parar de mirarlos por lo bien que se les veía juntos y me preguntaba: “Es cierto que los polos opuestos se atraen? Nos parecen más exóticas las relaciones interculturales? ¿Los matrimonios con extranjeros?”. No me refiero al color de piel, sino a la nacionalidad.

Yo tengo asumido que mi marido va a ser extranjero con un 80% de probabilidad, teniendo en cuenta que los españoles para mi son extranjeros. Y por mucho tiempo que lleve aquí, y muy adaptada que esté, tengo mis “salidas” de una mentalidad totalmente opuesta a la española. Creo que es inevitable (por no decir que no tengo porque evitarlo).

Además estoy convencida que los matrimonios con extranjeros enriquecen. Me proclamo una admiradora de parejas mixtas, de hecho he conocido varias: español-checa, alemán- francesa, argentino-noruega, marroquí- sueca. Todas esas parejas son estupendas y extremadamente exóticas. A eso le añadimos que todas ellas viven en España hace muchos años y parecen “de aquí”.

De camino a casa ( os recuerdo que todo estos pensamientos me visitaron a la hora de poner mi comida camel en bolsas blancas), empecé a llamar a mis amigos “guiris” que mantenían relaciones con otros “guiris” . Les pedía que me cuenten la experiencia de convivir con un humano con otro color de pasaporte.

Todos me confesaron haber tenido peleas más de una vez por malentendidos culturales y educativos. Pero que jamás se casarían con una persona de su país tras haber estado con un extranjero. “Es mucho más divertido: cada día te sorprende, porque nunca sabes del todo en qué está pensando”.

Yo discrepo por completo. Lo veo distinto: querer casarte con un extranjero es igual de malo que no querer hacerlo. Lo considero racismo igual, pero al revés. ¿Me explico? Opino que somos una generación que se quedó en medio de una buena intención. Nuestros padres y abuelos son racistas en su gran mayoría, nuestros hijos no se fijarán en la nacionalidad de su pareja ni en las diferencias culturales.En cambio nosotros estamos en esta etapa de transición, que de tanto querer ser liberales, le seguimos dando demasiada importancia.

Me gustaría conocer vuestra opinión al respecto. ¿Habéis tenido novios extranjeros? ¿Sufristeis alguna diferencia en la educación?

¿Creéis que los matrimonios mixtos enriquecen una relación o no necesariamente? ¿Algún tabú relacionado? ¿Conocéis casos curiosos?

www.intersexciones.com

¿TE GUSTA?  

+0 -0

Inmigración  Parejas internacionales  Relaciones  

39 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

39 COMENTARIOS

  1. Is ♥ La 5th con Bleecker st.

    jajaja a partir de ahora cuando vaya al super, pensaré en ti. mira q separarla en colores!! yo sufro el mismo mal, llevo toda la semana aplazando mi visita a las tiendas, pero creo q de hoy no pasa…

    pues no sé q decirte, depende de la persona. yo tengo muchos guiri-amigos, y es genial y me encanta, pero las diferencias culturales a veces pesan. otras es para bien claro

    yo también me siento de fuera, pq tengo la cabeza más fuera que aquí

    conozco casos, pero es tan largo… q no te aburriré

    besos!

  2. maba

    relación breve con inglés

    relación breve pero intensa con estadounidense

    relación larga, tormentosa y apasionada con francés

    tengo una teoría sobre relaciones internacionales.. si los dos son “extranjeros” es más fácil.. quiero decir hay más problemas cuando uno se mueve al país del otro (uno juega en casa, otro fuera, sobre todo, este si hablamos de cambio de idioma…. todo es más agotador, más estresante.. piensas en un idioma, hablas en otro…)

    lo que pasa es que me pierde un poco si hablas de nacionalidades o de razas en el tema que planteas del “racismo” de generaciones anteriores, por ejemplo.

    lo que me encanta es que mi hija estudia con una rusa, con un argentino y un medio croata; el hijo de una amiga con una china-española y otra china, china.. una rumana.. nos llega un etíope a la pandilla… a los niños no les sorprende en absoluto, es más, es lo que tiene que ser.

    besos de color rojo (el de mi chaqueta.. hoy no voy a la moda contigo ;)

  3. INTERsexCIONES

    Una cosa que me encantó un día:

    Mi amiga me dijo que su hijo llegó del cole y le dijo: “Mama, yo soy un negro?”
    Y dice ella: “De donde has sacado esto?”
    Dice: “Pues que a Ali le llaman negro y a mi no, por qué?”

    Me hizo mucha gracia ver que un niño no se fijaba en el color de piel de Ali, que era mulato. Era uno más.

    Y ojalá sea así siempre.

  4. Elena

    Tengo un montón de primos dispersos por el mundo y casados con americanas, alemanes, croatas… y vamos están muy felices!No he tenído parejas extranjeras, pero tampoco coincidió asi, no tendría ningún problema… pero reconozco que no me imagino con un árabe, la cultura y la mentalidad es muy diferente creo que nunca me acabaría de adaptar a esa situción, pero mira que nunca se sabe eh!
    Por cierto me pasa lo mismo que a ti con las tiendas!

  5. Your Perfect Look

    jaja tu eres de las mías cuando te obsesionas con algo hasta el subsconsciente va con ello, y lo de vencer al mono yo tb lo hago, ahora el día que el me vence a mi…., casi mejor no digo na :D

    Pues he tenido alhuna que otra relación con algún extranjero y creo que como en todas las relaciones hay un bagaje que hay que saber superar en el día a día pero creo que tb es mejor si los dos son guiris en el sitio donde residan pq sino la balanza no es equitativa, ya mucho se tiene que adaptar uno y otro nada.
    un besito

  6. Dans la mode

    jajajaja, serás una señora obsesionada (no sé con qué, pero con algo).

    No, en serio. Cuando no tengo experiencia de algo, no sé si me atrevo a opinar mucho. Pero creo que la diferencia cultural o “idiomática” (eso existe) me podría parecer un problema. A veces me cuesta entenderme con mi pareja, como para pensar en diferentes culturas!
    No sé si estuviera con alguien de fuera, al final el amor triunfaría, pero lo veo difícil. Así qeu totalmente de acuerdo, que estamos en esa transición.

  7. FASHIÓN (con acento)

    Uy, no sé yo… si con un español de otra zona de España ya hay difencias culturales, no quiero ni pensar con un guiri, guiri.
    Las pocas relaciones pasajeras con extranjeros q he tenido no han cuajado y principalemente era pq es mucho más complejo entenderse.

    Habrá parejas q funcionen, seguro, pero en mi caso y en mi entorno han sido relaciones complicadas cuando no tormentosas.

    España es muy grande y mentalidades hay muchas, ¿por qué no vas a encontrar un españolito q te sorprenda? Lo de fuera es tan bueno o malo (según como lo mires) como lo autóctono! ¿No será q debes variar de entorno, de ambiente?

    El camel y el marrón (q nunca a sido santo de mi devoción) me tienen saturada!

    Feliz finde,
    xx

  8. Miss D

    buenas! soy hija de matrimonio mixto, padre de trinidad y tobago y madre española. No he notado nada malo en esa mezcla, nos ha enriquecido porque yo y mis 3 hermanas hablamos perfectamente ingles y español. Mi padre es mulato y mi madre muy rubia, ninguna de nosotras hemos salido mulatas pero si con algunos rasgos. No me hubiera importado nada salir con mas color, me gusta ser diferente y me da igual lo que la gente piense respecto al tema de los colores.
    Y ahora en seis meses me caso con un chico belga, los dos blancos, pero por dentro cada uno de un color distinto, asi que no todo esta en las apariencias. Ademas, cada uno con una lengua materna distinta, asi que hablamos ingles entre nosotros, asi es como empezamos a hablar cuando nos conocimos y se nos hace raro hablar en español o en flamenco entre nosostros. Hay choques culturales, diferentes horarios, diferentes maneras de querer hacer las cosas… pero con un poco de comunicacion las cosas se arreglan!

  9. misscafeiine

    Jajajaja!! da para tanto la cola del super? xDD Ojala pudiera ver la cara del chico.

    Yo personalmente nunca he salido con nadie extranjero,pero,desde pequeña me atraian mucho los ingleses,jajaja Siempre he pensado que acabaria con uno y…¡no! Mi novio es español,asi que ahi me quedo =) Y bien feliz,pero no me hubiera importado estar con alguien de otro pais.

    Besitos!

  10. Juanjo

    Una entrada muy buena como siempre ;) .

    Respecto a lo del super a mi me pasa algo parecido pero no me fijo en los colores sino que antes de llegar a la caja ya estoy pensando la mejor forma de sacarlo todo para ahorrar espacio en el carro y de paso meter cada cosa con sus semejante en la bolsa… así ahorro tiempo y aprovecho el espacio. Mi amdre dice que tengo alguna especie de manía porque cuando friego tambien dejo todo ordenadito y desde pequeño si me cortaban el melon a trozitos luego juntaba las cáscaras de manera que quedase como al princpio.

    Buenoa ahora me ceñiré al tema de las preguntas:

    1-¿Habéis tenido novi@s estranjer@s?

    He tenido 2, una chica de Jordania y otra de Noruega.

    2-¿Sufristeis alguna diferencia en la educación?
    Alguna, la cosa es rara pero por ejemplo con la Jordana tuve menos barreras que con la Noruega y eso que en principio podría ser alrevés al ser paises mas lejanos y tal. Pero no, la chica jordana por ejemplo tenía muy buena educación y de no ser porqué me dijo que era Jordana nunca lo habría adivinado, parecía española. Sus padres eran gente muy culta: él era profesor en Toledo de Árabe y Literatura Castellana y la madre farmacéutica. Aún mantengo contacto y es una chica que merece la pena.

    Con la chica Noruega fue todo mas extraño, eso que dicen que la gente del norte es mas fría… pues se cumplía con esta chica justamente. Si le decías algo bonito ni se inmutaba y su humor era muy distinto y yo que soy un tipo bastante cachondo me quedaba con cara de tonto si le decia algo divertido porque no lo pillaba jaja, pero bueno tambien tengo contacto con ella y lo pasé bien tambien en el fondo. Guardo buen recuerdo de ambas.

    3-¿Creéis que los matrimonios mixtos enriquecen una relación o no necesariamente?

    Seguro que sí, aunque unos más unos menos y otros nada, igual se pelean todo el dia jeje.

    4-¿Algún tabú relacionado? ¿Conocéis casos curiosos?

    Pues… no sé, creo que hoy ne día ver a gente de distin tas culturas compartiendo sus vidas noe s tan raro, yo lo tomo como algo normal.

    Bueno, lo dicho, una gran entrada como siempre,

    Saludos, Juanjo.

  11. Ronronia Adramelek

    Salí con un sueco un tiempo y los problemas surgían por dos puntos muy concretos: el primero, que me costaba mucho que expresara lo que pensaba o sentía, con lo que llegarle adentro acabó resultando agotador; el segundo, que tenía una deficiente gestión del bebercio, de tal manera que en lugar de ese beber social que se estila por aquí, a él y a sus amigos les iba más el tipo aprovecho-la-hora-feliz-y-no-paro-hasta-que-entro-en-coma-etílico. No sé decir si estos “defectos” formaban parte de su idiosincrasia nacional o eran personales, muchas veces generalizamos y achacamos a toda Suecia -en este caso- las características de uno solo de sus ciudadanos, y aquí también hay tíos introvertidos que a ciertas edades beben descontroladamente, así que pienso que no tiene porqué causar más problemas pero tampoco ser más enriquecedor, como mucho contribuirá a aumentar la culturilla general. En realidad me parece más complicado, por ejemplo, hacer funcionar una pareja con dos religiones distintas, o entre un ateo y un creyente de cualquier religión. O entre un forofo del fútbol o la caza y cualquier otra persona, para el caso :-D

  12. Artemisa

    Yo salí con dos argentinos, un colombiano y un cubano (vamos, que el idioma no suponía ninguna barrera, jeje). La verdad, para mí no supuso una gran diferencia con otros chicos. De hecho, no más que salir con un urbanita de la otra punta de España (mi último ex, p. ej.), que a veces aunque vivamos en el mismo país podemos tener visiones totalmente opuestas de la mayoría de las cosas.

  13. Anto

    Hago memoria, y en mi vida he tratado con sólo dos de esos mal llamados “extranjeros”. Uno, un misionero de Guinea Ecuatorial, una bellísima persona, y la otra, una rusa de humor tronchante, y personalidad arrebatadora (menos en algunos aspectos). Mi experiencia es muy limitada simplemente porque no se han cruzado en mi vida más personas de otros países. Ni racismos ni nada parecido. Cada vez que veo “Españoles en el mundo”, me doy más cuenta de que me gustaría vivir en decenas de países, y no porque no me guste España. Tengo mucha curiosidad por otras culturas, y seria capaz hasta de vivir con una tribu, adaptándome a sus costumbres como uno más.
    Sí creo que un matrimonio mixto puede enriquecer una relación, sobre todo cuanto más diferentes sean sus culturas. Es una gran oportunidad de aprender, de crecer como persona; siempre que el otro no trate de imponerte algo por la fuerza, de coartar tu libertad.

    Un beso

  14. Anna

    Yo creo que la nacionalidad es totalmente secundaría, la cuestión está en la persona, que sea adecuada para ti…quizás es mas fácil emparejarte con una persona de tu misma nacionalidad por aquello de las barreras linguisticas, pero si no tienes ese obstaculo no deberías de mirar el pasaporte sino el corazon.
    Un besito. Por cierto de que nacionalidad eres tu?

  15. Laetitia Chic and Positive

    Gracias al Erasmus! A las ” Cosas ” inexplicables que tiene el destino, la vida, llamalo como quieras… Yo soy una de esas que por amor a un extranjero lo deje todo y cambie de pais, de vida y me viene a vivir a Estocolmo. Como he ledio por ahí creo que para algunos cuando Cúpido tira flechas, toman la nacionalidad como algo secundario. Siempre habrán diferencias culturales, lingüisticas etc pero también las hay aún asi hablando el mismo idioma teniendo la misma nacionaldad las hay.

    Besos y abrazos a tod@s desde Estocolmo.

    Me gusta mucho el blog ! Te sigo!! ;o)

    Laetitia ” Chic & Positive “

    http://www.chicandpositive.blogspot.com/

  16. INTERsexCIONES

    @maba, sigues en la línea, el rojo también está IN:)

    @Dans La MOde: va, crea un grupo en Caralibro “Señoras que no comen los plátanos a la espera que se pongan de color camel” jeje

    @FASHIÓN (con acento): y es que España es mucha España, eh. No compares a un andaluz con un catalán. Parecen nacionalidades distintas. ¿Pasará en todos los países?

    @Miss D: que suerte:) Yo siempre soñaba con ser una mezcla, pero no me ha tocado.

  17. INTERsexCIONES

    @miss cafeiine: a mi me vale cualquier momento para obtener mil pensamientos por segundo:)

    @Juanjo: con loo de melón me has matado. Aún lo sigo pensando:)
    Bueno, lo de “todos los nórdicos son fríos como el hielo” es bastante tópico, pero te aseguro que cero cierto:)

    @Ronro, creo que de marchosos los hay en todos lados. Nada que ver con tu sueco ( porque de lo contrario yo debería haberme ahogado en un vaso de vodka a los 5 años de edad:P)

    @Anto: quiero saber lo de los aspectos de “menos” de tu amiga rusa:)

  18. Gata Negra

    Hola :)

    solo vengo a agradecer las palabras que me has dejado en mi blog. Es el primer paso para ir conociendonos un poco más ¿te parece?

    En cuanto a tu entrada, pues felicitarte por esas dos semanas de abstención. Es todo un logro, y espero que sigas con esa fuerza…

    Un beso y buen finde :)

  19. Elvis

    Cualquier matrimonio enriquece y si es entre personas de diferente nacionalidad ya ni te cuento… Es lógico, se forma un cóctel de dos culturas y, casi con toda seguridad, dos mentalidades diferentes… es lo más exótico que se puede conseguir. Aunque eso si, tampoco ese cóctel garantiza el éxito matrimonial.

    En lo del consumismo lo mejor es no sacar la tarjeta de casa y llevar un poco de dinero para un imprevisto (comer, gasolina…)Te sobra con llevar 20 euros. Y si al final te los gastas en “consumismo”… pues sólo eran 20 euros…

    Saludos cordiales.

  20. mentalhesitation

    Que bueno el posttttttttt!..pues yo he tenido algún rollete guiri, incluidos algunos negritos, pero todos mis novios han sido españolitos de a pie.jajajaj!
    Imagino que en parejas de distintas culturas habrá cosas buenas y malas, pero eso pasa en todas las parejas.no creo que la cosa sea cuestión de raza, o color, sino del tipo de persona con el q des, sea de donde sea.El amor no tiene fronteras!
    Toma cursilada no????? jajajajajmuak.

  21. Enamodeuse

    Hola guapa, yo tuve una muy breve también con un extranjero y la verdad, lo recuerdo de forma bonita. Estoy contigo, considero que enriquecen mucho `por la interconexión entre culturas, oprque te ayuda a abrir tu mente y no ser de esos cerrados chobinistas (aunque claro, de eso hay en todos los lados) y además me gustan las parejas muy exóticas de esas que cada uno es de una punta del globo^^.

    besazos

  22. a mi aire

    Qué bueno, tú obsesión por el camel me es familiar.

    Pues hija, mis relaciones han sido siempre con españolitos, así que poco te puedor decir. Aunque ha sido casualidad, no me hubiera importado y no tengo nada en contra de este tipo de parejas, creo que debe ser enriquecedor conocer tan de cerca otras culturas.

    Besos

  23. M*

    Cuando no existe la barrera del idioma lo demás… qué más da? El amor, la pasión, es algo irracional, hay que dejarse llevar.
    Yo tuve un noviete holandés, más majo él… Al final no cuajó, pero nuestras nacionalidades no tuvieron nada que ver.
    Y sí que conozco muchos casos de matrimonios mixtos.
    Mi amiga Ana conoció a Eurico, brasileiro, haciendo un curso de inglés un verano en USA. Ambos se quedaron a estudiar la carrera allí tras sufrir un amor a primera vista. Hoy viven en Barcelona y tienen un niño y 2 mellizas.
    Y podría seguir, eh: Marc & Sabrina, Raquel y Marco… Todos ya tienen niños así que mal no les debe ir.

    Muas!

  24. Carla

    Sinceramente tengo un ligero prejuicio con este tema de las parejas. Es el tema del lenguaje. No me importa que alguien sea de otro país, de otra raza, de otro color… Pero el tema del idioma lo llevaría muy mal. Para mí las palabras son muy importantes, y a no ser que que uno de los dos fuera bilingüe, no sé si podría (aunque no lo he probado). Para mí son muy importantes las palabras, los giros, los contextos… No sé muy bien cómo explicarlo pero me costaría mucho.

    Un beso guapa.

    P.D. No me gusta el camel. No favorece nada.

  25. Anonymous

    La verdad es que yo si que le he cogido el punto a las relaciones con extranjeros, tengo una especial perdición por los suecos (ya he estado con dos) y se nota, claro que se nota, tenemos sangre distina, por lo general ellos son más prágmáticos y simples, sin embargo es alo que me gusta.
    También estuve con un chico inglés y ahora me gusta un holandés!

    Esto es un no parar :)

  26. Elia

    Vivo en Francia y fui a un liceo internacional, asi que las relaciones entre distintas nacionalidades eran lo mas normal del mundo, que si sueca-portugues, que si español-alemana, o española-japones. Y ni nos fijabamos.
    Pero si me pongo a pensar en ello la verdad es que, dejando de lado el como sea esa persona, es muy enriquecedor, te hace ver las cosas con otro punto de vista. Pero como tu dices, no hay que caer en ese ''racismo al reves'', que de intentar ser tan liberales nos pasamos.

  27. dreamercompulsive

    ACADO DE DESCUBRIR TU BLOG EN UN COMENTARIO DE “DIABLO VISTE DE ZARA” Y ACABO DE ENCONTRAR UNA JOYA! QUE ALEGRIA QUE HAYA UN BLOG QUE TRATE DE ESTOS TEMAS.

    SIGUE HABIENDO MUCHO RACISMO EN TODO EL MUNDO POR DESGRACIA, PERO CREO QUE LAS PERSONAS CERRADAS DE MENTE DIRECTAMENTE NO MERECEN LA PENA, YO PIENSO QUE DA IGUAL DE DONDE SEA LA PERSONA, Y POR MUCHA MALA FAMA QUE TENGA EL PAIS EN SI, NO HAY QUE GENERALIZAR, CADA UNO ES COMO ES Y COMO LE HAN EDUCADO.

    A MI ME DARIA IGUAL CON QUIEN CASARME, TENER NOVIO O LO QUE SEA, LO QUE IMPORTA ES QUE SEA BUENA PERSONA, LO DEMAS DA IGUAL

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >