50-sombras-de-grey-el-debate
Estilo de vida

50 sombras de Grey: el debate

Quien venga a un multicines a ver sexo explícito también debe saber que Lidl no es el mejor sitio para comprar productos gourmet.

Resumiendo: se estrena “50 sombras de Grey”, se convierte en TT, todo el mundo habla del libro y de la película y, lógicamente, no íbamos a permanecer callados. Los autores del blog hemos decidido expresar nuestra opinión al respecto. Uno por uno.

Dadas las críticas recibidas por Facebook de tipo: “Si no habéis leído el libro, no podéis opinar al respecto”, tengo que responder antes de que volvíais a criticarnos por lo mismo. Todos hablamos de política, de inmigración, de lo gilipollas que es Madonna y de lo genial que es el sexo salvaje, pero no somos políticos, muchos seguimos sin movernos de nuestro propio país, no conocemos a Madonna personalmente y algunos no hemos pasado más allá del misionero. Y dado que hablamos del argumento de la trilogía y no del libro en sí, lo que menos importa es haber leído el libro.

Opinar podemos opinar todos. Y estás en tu derecho de decidir qué validez le atribuyes a estas opiniones.

Empecemos.

Paula

PAULA

Sé que me lo tendría que tomar más en serio, que tengo que olvidarme de todo y meterme en la historia. Sé que al leer «Soy el Amo» no debería imaginarme que dice “Soy el Puto Amo” y reírme silenciosamente en el sofá. No debería, lo sé. Debería tumbarme tranquilamente con una manzanilla copa de vino blanco, con mi batamanta y mis calcetines de tortugas camisón de raso marfil y leer pausadamente. Debería, pero no puedo porque me caliento en plan mal. No puedo imaginarme que tengo que aguantar a un papichulo como el Christian ni a una María Magdalena diciendo «observo la hoja con sus normas. ¡Depilarme! ¿Depilarme el qué? ¿Todo? ¡Uf!» A ver, CARI. Acabas de leerte dos folios de normas de obediencia, aseo, entrenamiento y movidas varias; acabas de pasar por una habitación que acogedora, pues no era y te preocupa hacerte unas ingles brasileñas. NO TE CREO.

Sé que no debería decir todo esto, que no debería reírme. Sé que os pone, que os parece diferente, que a ella en el fondo le gusta y que el pobrecitomío ha tenido un pasado de penica. Sé que esta nueva modalidad de hombre (dietista-estilista-entrenador personal- follati) quizás sea tendencia y deba estar prevenida. Sé que habrá sido muy emotivo ver a madres e hijas en el cine agarradas de la mano viendo como el puto amo y esclava se follan con la mirada. Sé que debería haber acompañado a mi mejor amiga a ver la película tras sus tres «por favor» y que posiblemente no tendré otra ocasión para reírme, llorar de amor y cruzar bien fuerte las piernas al mismo tiempo. Pero sobre todo sé que no, que por ahí no, Christian Grey. Que a mí, querido avainillado, no me la metes.

nadaramaNADARAMA

El primer pensamiento que me asaltó después de ver en la pantalla 50 Sombras de Grey fue el mismo que me viene a la cabeza cada vez que me como un Chupa Chups: ¿y esto ha hecho ganar millones a sus inventores? ¿Por qué no se me habrá ocurrido a mí?

La adaptación cinematográfica del primer libro de E.L.James, del cual me leí 2 párrafos y dije “ya”, es en realidad un velado reboot de la siempre eficaz Pretty Woman, que además hace las veces de manual para sadomasoquistas principiantes. Pero eso no tiene por qué ser necesariamente malo. Todo depende de los prejuicios o expectativas con los que te sientes en la butaca.

Porque hay 2 maneras opuestas de enfrentarse a los deseos del señor Grey:

a)    menudo truño de 2 horas para marujas frígidas me espera;
b)    tengo la entrada, llevo el black dildo, en lo más íntimo me he puesto Chilly…

Yo, que llegué al cine con un recelo curioso, debo decir que a pesar de que por ello reciba varios unfollows, me llevé una grata sorpresa. Es verdad que 50 sombras de Grey es una oda al machismo clásico, pero a diferencia de otras mil versiones de la Cenicienta moderna y a pesar de lo violento del tema que trata, la sumisión parece negociada. Los protagonistas de la historia tampoco respetan totalmente el arquetipo de la pavisosa  y el macho alfa. Anastasia Steele tiene una vis cómica que ya quisiera para sí la Pedroche, y Christian Grey es demasiado tierno para ser el cabrón que te destrozaría la vida. Sobran 15 minutos de metraje o más bien faltan 15 minutos de rabo de Jamie Dornan, no sé; pero se agradecen los esfuerzos de la directora por compensar la falta de sexo gráfico con notas de humor, y evitar así el drama soft porn al que apuntaba todo, y que me habría matado de aburrimiento.

Lo que sí realmente me aburre de todo el fenómeno Grey, es ese sector de  haters que acusan tanto a lectores como a espectadores de tener la vida sexual de un teletubbie, pero no cuentan que hace nada achinaban los ojos para pajearse con las pelis codificadas de Canal Plus. Porque claro, en este país todo el mundo folla muchísimo, vota a la izquierda y ve los documentales de la 2.

50 sombras de Grey no es más insoportable que cualquier comedieta de Kate Hudson, y tampoco es la última estafa del cine mainstream como dicen muchos. Quien venga a un multicines a ver sexo explícito también debe saber que Lidl no es el mejor sitio para comprar productos gourmet. No le pidamos porno fino a Hollywood, en ese terreno el mejor es Andrew Blake. El problema de base con el que se enfrenta esta historia de amor entre amo y sumisa es que, en la era del postureo en la que vivimos, a ver quién es el guapo que dice que se ha puesto cachondo contando azotes que ni te enrojecerían la piel. Sería como levantar una mano culpable en medio de una reunión social cuando una voz indignada pregunte inquisitivamente quién se ha tirado un pedo.

eduEDU BATET
Investigando un poco sobre el libro de las cincuenta sombras me sorprende sobremanera que el libro tenga quinientas catorce páginas. Igual que me estalla la cabeza cuando descubro que es una trilogía que suma en total mil seiscientas setenta y cuatro páginas. Nunca unos azotes en el culo han sumado tanta letra junta.

Tengo que decir que es un libro que no pienso abrir jamás pero que respeto profundamente. No creo que millones de mujeres se hayan puesto de acuerdo en leer este libro sin que haya algo detrás que no sea una simple moda. Me gusta pensar que eso es así.

Sobre la versión cinematográfica tengo dudas y sombras para aburrir. Nunca me atraen estas adaptaciones porque no me gusta que nadie venga y le ponga cara a los personajes. El imaginario particular es un factor muy importante cuando lees un libro. Descifrar esa parte y que los personajes no te gusten es bastante horrible. Casi igual de horrible que llegar a casa y ver que tu madre está leyendo el libro.

alenakhALENA KH

Sinceramente, la historia en sí me parece un despropósito. He leído unas doscientas páginas del primer libro de la trilogía para poder odiarlo con argumento. También el resumen del resto de la historia y miles de reseñas y artículos sobre el contenido. No soy quién para opinar de lo mal que está escrito el libro (dejémoslo para los críticos literarios). Lo que sí os diré es que me parece increíble que una historia tan tópica y machista despierte tanto interés de las mujeres.

Ojo, que el libro no es más machista que muchos tantos libros que podemos encontrar en las librerías. Otra cosa es que la señora autora ha ganado muchos millones porque hay muchas mujeres que se sienten atraídas por este tipo de literatura y este tipo de argumentos.

Me duele leer los comentarios femeninos en los que las mujeres desean estar en el papel de Anastasia, una universitaria seducida por un multimillonario rarete. Pero eso me a igual, sorprendentemente. Lo que más me molesta es que el libro vuelve a insistir en enamorarse de un cabrón para pretender que luego cambie.

Pero esto es como todo. No tendríamos la necesidad de crear una Barbie con las medidas reales si a las niñas se le enseñase que una muñeca es una muñeca y una persona es una persona. Quizás tampoco nos preocuparía el éxito de “50 sombras de Grey” si las mujeres aprendiesen a separar la ficción de la realidad.

martinovaMARTÍNOVA

Normalmente tengo por norma no ir al cine a ver una película sin haberme leído el libro antes. Es por eso que no fui a ver ninguna de las pelis de Jane Austen, una escritora que siempre me pareció entre ñoña y aburrida. Pero en el caso de “50 sombras de Grey”, decidí saltarme mis propias normas para poderla criticar a gusto.

Hablando de normas, las que tiene el señor Grey son muy enervantes. Este tunante, a parte de tener un perfil de psicópata, es petulante, pesado, manipulador y entran ganas de hacerle un fisting anal cada vez que habla de los contratos de sumisión. Señoras que os gustó la novela, ¿en qué estabais pensando? ¿De verdad os gustaría salir con un tío machista y controlador que os obliga a dormir solas y os da de latigazos hasta la lagrimita para luego regalaros pijadas? Una de cal y una de arena, toda una apologia al maltrato de las mujeres traducida a 51 idiomas en forma de triología.

Pero lo peor de la peli no son los latigazos, de hecho eso al menos la anima un poco. Es la banda sonora. A mí personalmente me parece que está inspirada en lo peor de los noventa, covers de Craig David y melodías de soft porn ochentero casi entrañables. Mal combinadas con la cámara lenta en los momentos de sexo “duro”, duro de lo aburrido que es. Por otro lado, el cuarto rojo de Grey desprestigia con su aburrida existencia las míticas habitación roja de Twin Peaks o la Red Rum de The shining. Y ahí si que veo yo sadismo, pero sadismo audiovisual.

Después de ver esta peli soporífera, en lugar de leerme el libro, me entran ganas de reescribirlo. La protagonista de mi libro sería una señora, una señora robusta con mala leche que se enamora de un chico o chica (porque en mi versión discrepo del patriarcado heterosexual) con el que mantiene sexo marrano acordado a dos bandas, sin contratos ni chiquilladas. Y la palabra de seguridad no sería “rojo” o “amarillo”, sino “ganchitos”.

En esta historia al menos podríamos disfrutar de un sexo más sano y divertido.

mendez1MENDEZ

No sé qué sabor tienen los perros o los gatos. No lo sé porque nunca he comido ni perros ni gatos. Pero en China mucha gente come perros y algunos comen carne de gato. Yo sé por qué no lo he probado ni lo probaría, porque de pequeño tuve de mascotas perros y un bello gato. Si hubiere tenido pollos, vacas, cerdos o conejos, quizá fuera vegetariano. Pero para mí perros, vacas, cerdos y conejos son buena carne. Perros y gatos no lo son.

No sé si qué sabor tiene Las 50 Sombras de este señor. No me leí el libro y la peli la veré cuando esté en HD en alguna plataforma online pirata. No puedo decir si me gusta o si me disgusta, no poseo suficiente información. Pero sí sé que a muchos chinos les gusta, sobre todo a las chinas, y digo chinos en este caso para refererime a mogollón de personas. A ellos y ellas Los 50 Matices (shades) les ha cautivado, se vendieron millones de copias, al punto que otros listos han decidido hacer la peli. Es normal que se hable mucho del tema, si algo se vende y triunfa, seguramente causará furor.

Sin embargo sé muy bien por qué no me leí el libro en su momento: por superioridad moral. Superioridad moral no respecto al sexo (más faltaría) sino respecto a la literatura. No leo bestsellers, no lo hago y no creo que empiece. La razón es simple, hasta que termine de leerme todos los clásicos, Premios Nobel, Premios Príncipe de Asturias y reconocimientos afines, no tendré ni un segundo disponible para invertir en bestsellers. Respeto mucho a quiénes lo hacen —estuve casado con una— pero yo no bailo ese tango.

En resumen, ni fu ni fa respecto a Las 50 lo que sean de Grey. Pero si concedo algo al libro y cualquier otro bestseller, mientras la palabra escrita llegue a manos y ojos de más  y más personas, yo apoyo la moción, sea bestseller o sea Jorge Luis Borges. La palabra escrita abre horizontes dentro de las mentes, formatea el disco duro cerebral, crea patrones de lenguaje útiles para la vida cotidiana y para un mejor entendimiento del mundo y entre las personas. Pero repito, para mí, carne de perro o carne de gato, no, por favor.

____________________________

¿Con quién estáis más de acuerdo? ¿Habéis leído el libro? ¿Habéis visto la película? ¿Qué opináis?

¿TE GUSTA?  

+10 -0

50 sombras de Grey  Crítica  Libro  Película  

14 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

14 COMENTARIOS

  1. Avatar de AlbaMetaforaAlbaMetafora

    Yo sí he leído el primer libro de la trilogía, hasta el final. Lo hice por pura cabezonería, porque necesitaba comprobar de qué iba, cómo era, qué me contaba… Y acabe tomándolo a risa (y eso porque no quería tomarmelo en serio; aquello me habría enfadado, mucho). No me importa que vaya sobre sadomasoquismo, es más, eso da un punto de interés al argumento, no sé; es una herramienta más para escribir una historia, un factor normal de la literatura. El problema es el resto: el sexo es irreal. ¿Podemos hablar de lo irreal que es? Porque, en serio, uf, no me tragaba nada. Y sin embargo, lo peor no es eso, ni la diosa interior de la chica: lo peor es que se confunde sadomasoquismo con relación abusiva. He visto a mucha gente diciendo: oh, es que a ver, si va de esto normal que haya una relación amo-sumisa. Y mi respuesta es: sí, claro que es normal, EN LA CAMA. El sadomasoquismo se basa en tener roles para practicar sexo, no en controlar cada segundo de la vida de alguien e imponer la violencia en la relación cuando tu supuesta pareja hace algo que no te gusta, ni en perseguirla ni en dominarla psicológica y físicamente. Eso tiene otro nombre y el problema principal para mí de esta saga y la razón por la que pasé de “no me gusta” a “te odio” es que la autora NO sabe llevar ese tema, ni separar eso, y acaba dando la imagen de que el amor es control. Ese es el problema de 50 sombras de Grey, que tenga sexo avainillado o no es lo de menos.

  2. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    Mi opinión sobre la peli:

    ¿Palabra de seguridad para que te pasen una pluma? Lo que se necesitaría es una palabra de seguridad para cuando el tío te quiere presentar a su madre apenas echao el primer polvo:

    - Anastacia, el domingo iremos a comer con mi madre, que quiero que te conozca.
    -¡Ornitorrinco! ¡ORNITORRINCO!

  3. pekeleo

    Pues …. como ya dije en facebook, yo si he hecho las 2 cosas (segun Alena: una valiente (supongo que modoironiaON por parte de ella))
    el post me ha encantado, primero porque no veo coaccion ninguna en las opiniones ni influencias entre vosotros.
    Respecto a con cual estoy mas de acuerdo: posiblemente con Nadarama respecto a la pelicula.
    “Sobran 15 minutos de metraje o más bien faltan 15 minutos de rabo de Jamie Dornan, no sé; pero se agradecen los esfuerzos de la directora por compensar la falta de sexo gráfico con notas de humor, y evitar así el drama soft porn al que apuntaba todo,my que me habría matado de aburrimiento.”
    Mi opinion:
    - el libro no tenia intención de leerlo peeeeerooo entre las joyas que trae mi madre de la biblioteca de la empresa (si, tienen biblioteca) apareció 50 sombras y me dije… pues vamos a ver qué pone que causa tanto revuelo. Y oye, una que es romántica hasta la médula y que le duran los libros de 600 paginas unos dias, me enganché a la historia (a la de amor). Sé que como dice Alena el exito se basa en lo del que aqui grey (tan distante y tan codiciado) cambia por lo que “quiere” a la inocente “no he roto un plato pero me ligo al cañón de turno” Anastasia Steele. Aun asi, y a pesar de que a partir de la tercera escena de sexo me empecé a saltar las partes sexuales (se repite el autor hasta la saciedad y yo ya tenia claro que lo de que me peguen no va conmigo) , tiene ese no se qué que te hace suspirar entre tanta frase romantica y esa imagen que te haces de grey en plan “macho alfa salvador se me caen las bragas cuando te acercas y me tiemblan las piernas cada vez que me miras”.
    - La peli si tenia intencion de verla. Mas que por la peli, por la compañia. Poner de acuerdo a mis 5 amigas para que quieran hacer lo mismo en el mismo momento y encima esten encantadas es cuanto menos… complicado. Ya sabia a lo que iba, ya sabia que en EEUU si hubiera salido medio centimetro de genitales habria sido catalgada X y sabia que el actor me parecia feo como un pie. Aun así, que decepcion!!!! He visto pelis que los actores al principio me parecian poco agraciados pero al final de la peli hasta los veia con un no sé qué, No ha sido el caso. El grey guapisimo, arrebatador, intenso y “se me caen las bragas al verte” que estaba en mi preciosa cabecita no apareció por ninguna parte. En su lugar se instaló en la pantalla un grey con pinta de vampiro sin sangre y la intensidad de una ameba.
    La protagonista femenina me gustó algo más (aunque solo fuera porque tiene expresividad en los ojos).
    Sexo en contados segundos (aunque tampoco lo esperaba) y unos vacios argumentales que aun estoy pensando quien coño adaptó el libro para quitarse de enmedio lo que le vino en gana (yo creo que no se lo leyó sinceramente). De la banda sonora ni voy a comentar. Total que sali mas fria que lo que entré.
    Eso si, la cena de despues con mis amigas comentando los pelos de los muslos de anastasia steele y las bragas que llevaba …. no tuvo precio.

  4. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    No, en serio ahora. Me bajé el libro. Lo hojeé, que significa que pasé las hojas sobrevolando. Rollo, rollo, rollo, uffff qué pesadez de negociación, esto es muy CorínTellado ¿no?, ¡no me jodas que le ha presentado a su madre!, ¡hala a cascarla que la vida es muy corta!

    A mí me aburrió soberanamente y lo dejé enseguida, pero si alguien le pone, bendito sea. Después de todo al porno no le exigimos buenos guiones ni prentendemos que “el fontanero siempre llama dos veces” sea de arte y de ensayo. Nos conformamos con que sirva de “material de apoyo”. Así que no sé, si alguno se ha llevado un ratito bueno de más porque a su señora el libro le ha calentado la neurona, pues bien me parece.

    De todas formas, estuve hojeando en una librería el resto de libros de tapa negra y flores que perecen vulvas o imaginería lightBDSM y eran hasta peores. Por curiosidad me bajé más cosas de estas erótica suoerventas en EE.UU. y eran todas horribles. Hay incluso un género cowboys y rodeos realmente hilarante. No sé si la literatura erótica no atrae a lo buenos escritores. Quizás es difícil no caer en tópicos o convertirlo en un catálogo de prácticas, para el prestigio que da.

  5. monsieur le sixmonsieur le six

    Antes de nada, aclarar que no me he leído el libro ni he visto la película y que, vistas las críticas muy negativas (acompañadas de ciertos fragmentos que realmente lo demuestran) tanto del libro como de la película que hay por ahí, no creo que malgaste horas de mi vida en ello. Como bien dice el artículo en su introducción, no siempre hay que vivirlo todo para opinar sobre ello, y como dice Mendez, creo que tengo cosas más interesantes que hacer en mi vida.

    Con quien más concuerdo es con Mendez en lo que dice de los chinos y los perros. A mí me pasa igual, hay muchas actitudes humanas que no comparto, pero claro, si hay millones de personas que las tienen, tampoco voy a venir a decirles que no lo hagan. Eso sí, yo no voy a comer perro por mucho que me digan que es genial.

    La literatura y cine especialmente dirigidos a mujeres están llenos de obras que jamás vería/leería, pero que han tenido un éxito apabullante. Nunca le veré la gracia a Titanic, a Pretty Woman o a Crepúsculo, pero oye, si hay mujeres que de jovencitas veían a las princesas de Disney y que ahora de mayores necesitan una versión de los mismos tópicos adaptada a su edad y a sus necesidades sexuales actuales, me parece correcto. Pero eso no va a evitar que me sigan pareciendo un truñaco, por muchos ejemplares que vendan.

    Otra cosa es que algunas mujeres las puedan encontrar “entretenidas”, igual que a muchos de nosotros nos hacen pasar el rato las películas de guerra o del Oeste, que ellas odian. Yo puedo ver el típico western de John Wayne por pasar el rato, pero no diré que sea una gran película. Del mismo modo, puedo llegar a entender que a ciertas mujeres les pueda parecer excitante 50 Sombras, igual que yo podré encontrar excitante la última ida de olla porno de los señores de Rocket, pero de eso a decir que eso sea “buen cine”… Una cosa es pajearse a gusto y otra hacer crítica artística sensata.

    Me tranquiliza pensar que hay bastantes mujeres que no la aprecian. Eso me permite mantener mi fe en el sexo femenino. Lo que no me gusta es que a veces se critique la obra por cuestiones relacionadas con el machismo/feminismo, y no por cuestiones artísticas. Creo que cuando se tratan temas como el sadomasoquismo, ese tipo de valoraciones ya no vienen a cuento. ¿Que el amo parece machista y la esclava manipulable? Pues claro. Nos ha jodido. Igual que en La Venus de las Pieles ella es una abusona cruel y él un pusilánime reprimido. Pero es que la gracia de esas obras es mostrar esas facetas más o menos desarrolladas del ser humano. Nunca entenderé que se quiera valorar la calidad del arte en función de detalles morales; ese no es su objetivo. De hecho, las obras sobre actitudes moralmente discutibles suelen ser las más enriquecedoras, y con mucha diferencia.

    Y en cualquier caso, 50 sombras no es sadomaso propiamente, del mismo modo que Crepúsculo no era una historia de vampiros en sí misma. Ambas son un Pretty Woman con algunos toques morbosos para el “gran público”. Amos que te presentan a su madre y vampiros “vegetarianos”, a dónde vamos a llegar con la tontería…

  6. Avatar de Mila M.BMila M.B

    Bueno, pues aquí está una personita que se leyó los tres libros y ha visto la película, ASIQUE QUIERO MI VIAJE A CANARIAS. No venga, en serio: me empecé a leer esta trilogía porque una amiga me aseguró que “me cambiaría la vida”…en mi opinión personal creo que parte del éxito que ha cosechado este libro es porque aún hay mucha gente que no termina de tener claros los límites entre una relación sana y una relación insana. No me creo ser la única que tiene una amiga que le ha pedido al novio que se instale una aplicación antirrobo para tenerlo controladito y ya sabemos que eso no es querer, es poseer.
    En fin, el caso es que la historia es irreal e insana. Yo creo que lo que hace diferente a este libro es que describe el sexo con palabras reales (no es el primero ni el último) y creo que eso es quizás lo interesante: ha hecho que un público que no está habituado a las novelas románticas se enganche a este género y lo verdaderamente preocupante es EL BOOM DE LITERATURA “ERÓTICA” que hay a raíz de el fenómeno Grey. De hecho este fin de semana me terminé un libro llamado “beautiful bastard” y era tan chupi guay e irreal que Grey (os juro que me lo recomendó la misma amiga que me dijo que leyese 50 sombras asique no volveré a fiarme más) era una historia tan irreal, los personajes tan perfectos, todo tan chachifantástico que cuando volvían a follar me ponía de mala leche.
    No se que tipo de libros os gustan y demás, pero cuando yo leo algo “romántico” la autora que más me gusta es Marian Keyes y esos personajes que ella crea que viven al límite.
    Respecto a la película: fui con mi madre y me compró un montón de chuches (soy muy fácil de sobornar) y me quedé dormida cuando me las comí. Y mi mamá estaba dándoselas de modernuca con sus amigas de la gimnasia por nuestro “plan de chicas”. Ay, si hubiese sido Grey Charlie Hunnan otro gallo hubiese cantado…me pareció una película más, una americanada hecha para vender y ya está, para pasar el rato, como muchísimas otras.
    Y ya está, yo sigo esperando que Grey me cambie la vida ;)

  7. Emiliano

    Qué gracia me causa el comentario del Sr. Mendez sobre la superioridad moral. ¿Cómo se relaciona exactamente la superioridad moral con la literatura? Si leo “Reden an die Deutsche Nation” directamente en alemán (sí, sé 4 idiomas) soy moralmente superior a alguien que lee “Harry Potter”? O si leo la misma obra, pero “for dummies”, ¿ya me he degradado? Dios ¿cuánta moral me costará leer la versión en castellano? No concuerdo y repudio a quienes se creen de alguna manera superiores por aspectos tan relativos y parciales.

    1. MendezMendez

      Bueno, objetivo conseguido a medias. La idea del comentario sobre “superioridad moral” era justamente ése, hacer reír. Sin embargo, no fue la risa esperada. Coincido contigo que todo tipo de superioridad moral es una gilipollez, y prefiero decir “gilipollas soy yo” en vez a asar a otros de ellos. Pero venga, es bien sabido que la ausencia de algún tipo de superioridad moral es, en sí mismo, un acto de grandísima superioridad moral.

      En cualquier caso, la superioridad moral va de moral la cuál, junto a la ética, es algo muy subjetivo. Que cada quien tiene la suya, vamos!

      Pero mi comentario va de que tengo razones muy mías para no haber leído Las 50 de él. Mis razones son de gilipollas (porque hay que ser bien gilipollas para no disfrutar de cosas de la vida por simples prejuicios culturales o falta de tiempo), y no tengo ningún complejo de publicitar algo que me hace tan humano como mi propia gilipollez.

      Sin embargo, media risa es mejor que ninguna. Gracias por leer y participar.

  8. Cansada De

    En primer lugar, soy de las que ni ha leido el libro ni ha visto la peli. Es que yo, será por llevar la contraria, cuando se le da tanto bombo a algo no me interesa, y con el coñazo que daban con el librito me negué a leerlo; más, habiendo leído muchas críticas de gente de la que me fío y lo ponían como bodrio.
    Del conteido sí leí. Y la verdad, después de las múltiples relaciones que he tenido, a la de hombres que he conocido, el haber tenido relaciones insanas (como indica la chica de más arriba) y de q me hayan tratado mal sicologicamente, pues que me planteen una relación totalmente IRREAL pues como que no. Pretty Woman me gustó en su día (cuando era inocente y jovencilla), pero tampoco digo que sea una película digna de premios; además, Julia Roberts me cae bien.
    Pero un libro, o una peli, que me plantee por un lado una historia que no me voy a creer desde el minuto uno, que aborde una perspectiva machista que fomente ese tipo de relaciones personales insanas y que encima de sexo me quede igual (ya leí en su época a anais nin, más interesante la verdad) pues no, como dice Paula, a mí no, sra. autoria del libro de Grey.
    Soy de las que piensan que el público que ha flipado con esto son o bien quinceañeras (aunque sea en edad mental) o señoras a las q no le han dado un buen revolcón en su vida… no sé si me estoy equivocando.
    Besos para todos

  9. Avatar de MardyBMardyB

    Como ya había dicho con la polémica de la Barbie, el problema no es el la muñeca como el problema no es el libro, el problema es esa línea difusa en que uno cree que eso es lo “real”, lo ideal, la relación modelo. De ahí que salten las alarmas, cuando se rasca un poco de la histeria fanática en la que muchas han caído. Cuando lees en revistas de gran tirada, que ponen frases hablando de esta película como “Ese amor protector que en el fondo TODAS queremos” a mí me asusta y mucho, que mis congéneres piensen que es normal que te priven de libertades porque en el fondo: “Cuidan de ti” , aún sin pedirlo.
    Si ha calado tan hondo en el sector madre o señoras de cierta edad es el significado de ese “cuidan de ti” que quiere decir te llenen de regalos o te mantengan para que tú puedas olvidarte de preocuparte por tomar las decisiones y dejar de ser responsable de TÚ VIDA, y puedas librarte de esos dolores de cabeza que son llegar a fin de mes y que te tu trabajo no te gusta o no le ves futuro. Para ya con todo ese tiempo que tienes dedicarte a tu verdadero trabajo que es CAMBIARLO a él al chico malote, con pasado oscuro, la vida me hizo así para que sea la visión más cliché de príncipe azul.
    La excusa del “sexo” nos viene muy bien para decir que no, que hemos evolucionado y que somos muy liberales y poder engañarse pensando que son muy vividas y que no se las puede comparar con sus madres, porque ellas han hecho un par de anales.
    Pero el sexo distorsionado por preocupante que sea, pasa a un segundo plano cuando el argumento en sí es el verdaderamente peligroso y ahí es cuando deja de ser gracioso.

  10. JenniferJennifer

    De las opiniones me quedo con Nadarama, no por desmerecer las demás sino porque creo que es la que más se ajusta a las sensaciones que este bestseller y posterior película me han transmitido.
    Mea culpa, sí, me he leído los tres libros y he visto la película…pero mientras me leía esa trilogía lo compaginaba con Cumbres Borrascosas. Y la misma semana de ver la película también había visto Leviathan y una semana antes Birdman y Amour Fou.
    Lo importante no es si se ve y lee ese tipo de cosas (mediocres para muchos), si no si te nutres de verdad, con cosas que aporten. Pensamos que qué horror que se lean una trilogía de este tipo y yo en esto pienso como Mendez, que bien abrir un libro aunque sea de lo que sea.

    Creo que sé porque muchas mujeres leen estas cosas. Tristemente porque anhelan una relación así. No que les azoten y les mangoneen, si no que se las coman con la mirada y les digan mil veces lo bellas que son. Yo sé porqué lo leí yo, una inesperada ruptura de una relación corta pero muy muy muy apasionada. Cada uno tiene sus motivos, yo podría haberme agarrado a un libro sobre una aventura o un viaje y no que me recordara ciertas escenas pero ¡ea! una es así, con tal síndrome Brontë, que prefiere morir de “amor”.

  11. Avatar de Javier

    La ironía de Nadarama “Porque claro, en este país todo el mundo folla muchísimo, vota a la izquierda y ve los documentales de la 2″ muy acertada y la conclusión de Alena “Lo que más me molesta es que el libro vuelve a insistir en enamorarse de un cabrón para pretender que luego cambie” resume claramente un gravísimo error que se comete al emparejarnos con alguien.
    Para mí con esas dos frases se resume muy bién el esquema de la película.
    ¡¡¡Enhorabuena!!!

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >