the-future-is-not-female
Sociedad

¿Cuándo dejaremos de ser hipócritas?

Esta mañana me he atrevido a salir a la calle sin maquillaje y, cuando me he dado cuenta de ello, ya era tarde. Me encontré con el carnicero del barrio que no tardó en preguntarme si me encontraba bien porque estaba demasiado pálida. Supongo que tenía que haberle agradecido la preocupación, pero en vez de esto pensé en la suerte que tengo de ser yo, Alena KH, y no Uma Thurman, y de haberme encontrado con un carnicero, y no con un paparazzi, como les pasa a todas las celebrities.

Y es que hace unos días leí una noticia “escalofriante” en un medio nacional: “Uma Thurman, pillada sin maquillaje y con canas”. Notición, ¿eh? No voy a mencionar el medio por dos razones: porque no quiero darles más visitas y porque es irrelevante, ya que no son los únicos que se dedican a fusilar a las mujeres. El articulo decía: “Iba con un look tan informal que, en el nacimiento del pelo, se le veían raíces blancas en su melena pelirroja. Es decir, canas.”

Es decir, canas.

¡Canas! Oh, ¡Dios mío! Uma, ¿cómo has podido hacernos esto?

No se trataba de un artículo de la prensa rosa (me habría sorprendido menos, supongo), sino de un medio digital cualquiera que igual nos habla de la política como de la “descuidada” imagen de Uma. En realidad, el artículo halagaba a Uma, pero de una forma un tanto extraña. Decía: “Lejos de ocultarse, acelerar el paso o, incluso, enfadarse, la actriz, de 48 años, empezó a reírse delante de los fotógrafos.”

Uma mola. Eso ya lo sabemos. Lo más probable que ya se ha olvidado de lo “ocurrido”, porque Uma es una mujer inteligente. Lo que no me quedó claro es por qué una mujer (una mujer famosa, cualquier mujer) debe esconderse, enfadarse u ocultarse por el simple hecho de ir en chandal o salir a la calle con la cara lavada.

Estoy cansada. Cansada de que nos machaquen por no maquillarnos, por maquillarnos demasiado, por tener kilos de más o de menos, por no ser jóvenes o no tener experiencia suficiente por serlo, por no llevar tacones, por abortar, por ser una mala madre, una mala esposa, una mala amiga: por ser mujer. Estoy harta de que a pesar de todo aquello con lo que supuestamente no cumplimos, tenemos que aguantar silbidos en la calle y comentarios machistas: un poco contradictorio, ¿no crees?

Estoy hasta las narices de que las niñas de cinco años sólo escuchan “qué guapa eres” en vez de “qué lista eres”.

Porque todo comienza ahí, en una tienda de juguetes, delante de la estantería rosa, con una señora que dice que tu padre debería estar orgulloso por tener a una hija tan guapa. Todo empieza allí, en el colegio, donde un niño te pega porque le gustas y un profesor (o una profesora) te echa de la clase porque se te marcan los pezones. Todo comienza el día de la charla en voz baja sobre la regla y lo que debes hacer para que nadie se fije que la tienes, el día en el que debes llevar una falda lo suficientemente larga para que a nadie se le ocurra violarte, el día en el que aprendes que para gustarle a un hombre, debes evitar el sexo en la primera cita.

Todo empieza ahí y sigue en todos lados: en los medios de comunicación, en los anuncios de los cosméticos, en las expresiones diarias, en las películas donde una mujer es casi siempre delgada y atractiva y un hombre tiene derecho a ser normal.

Pero mientras apoyamos a las abanderadas del movimiento “no make up”, como son Alicia Keys o Frances McDormand, criticamos a otras por salir a la calle “al natural”. Mientras defendemos el movimiento “curvy”, seguimos fabricando ropa solo para mujeres delgadas. Mientras amamos a Meryl Streep, llamamos “vieja” a la vecina de 45 años de edad. Mientras llevamos la camiseta “The Future Is Female”, nos reímos de los chistes machistas de nuestro jefe.

¿Cuándo dejaremos de ser hipócritas?

¿TE GUSTA?  

+1 -0

Un comentario

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

UN COMENTARIO

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >