10 cosas que un hombre jamas entendera
Relaciones

10 cosas que un hombre jamás entenderá si no se las explicas

Por supuesto que nos ha encantado aquel bolso tan caro y el iPod mini que nos regalásteis para el Cumpleaños. Que sí. Que lo agradecemos mucho. Sin embargo preferimos que nos hagáis un café por la mañana o que nos llaméis y nos digáis: “Te echo de menos, vengo a verte”.

Hay cosas que los hombres no entienden. Que sí, que hay hombres y hombres. También es cierto que hoy en día el hombre es mucho más mujer que antes y la mujer es bastante más hombre que hace un siglo. Pero existen algunas cosas que ellos no las van a entender por sí mismos. Cosas que hacemos o pensamos porque las vivimos de una forma diferente.

Os cuento cómo estaba escribiendo este post: hablé con muchas mujeres y les pregunté cuáles eran sus principales motivos de discusiones de pareja. Aquellas que podrían empezar con “¿Como es posible que no entiendas que…?” Hice una lista de cuarenta motivos por las que discutieron a lo largo del último año (sumando entre todas. No nos escandalicemos). Las encuestadas coincidieron en seis de ellos. Sus respuestas no fueron exactamente iguales pero pude agruparlas sin problemas. Los demás puntos se basan en mi popia experiencia y, además, coinciden con las respuestas de mis amigos masculinos. A éstos les pregunté: “¿Cuáles son las cosas que más te sacan de quicio de tu novia?”. Cuál fue mi sorpresa, cuando la mayoría de las respuestas resultaron ser muy parecidas a las descripciones de los enfados de mis amigas.

Ahí va el fruto de mi investigación. Éstas son las diez cosas que un hombre normal y corriente no llega a entender, y que tú, cargada de paciencia, tendrás que explicárselo. Una y otra vez. Con una sola explicación no basta. No, no tienen problemas con la memoria. Y sí, les interesa lo que les cuentas (supongo). Simplemente no lo encuentran lógico y no lo ven igual que tú. Y todo lo que no tiene lógica, se les olvida. Es como cuando en vez de aprender un examen, lo memorizas. Una vez estás aprobado, adiós a la teoría.

Las diez cosas que un hombre jamás entenderá (si no se las explicas. Varias veces. Al año):

1. No es sólo ser un buen padre, también es entender que necesitamos tiempo libre.

De acuerdo, la madre es la mujer. El bebé es suyo y la mayor parte de la responsabilidad, empezando con darle de comer, también lo es. Nadie lo niega. Pero la decisión de formar una familia fue de los dos (es espero, al menos). Apreciamos mucho lo buen padre que eres, que juegues con el niño y que, incluso, le cambies los pañales. Pero nosotras necesitamos que a veces te quedes con él. Queremos hacert más cosas. Queremos sentirnos descansadas, guapas y deseadas. Somos mujeres. No solamente madres.

Mi amiga María (una de las entrevistadas) me dijo el otro día: “Ayer nos despertamos y lo primero que me dijo Carlos fue: ¿puedo ir a jugar a pádel? Me supo mal que me pidiera el permiso, me sentí culpable: parezco una bruja que se lo prohibe todo. Se fue a jugar y yo me quedé con el bebé. Tiene dos meses y no puedo dejarlo jugando solo, ¿sabes? Dale el pecho, cámbiale el pañal, averigua por qué llora (y todo esto desapués de no haber dormido más de tres horas seguidas). Carlos se fue, como casi todos los demás días: sea por trabajo o para distraerse. Y yo me quedé allí, sin poder limpiarme los dientes, sin ducharme, sin siquiera peinarme. No podía prepararme un desayuno, ya no te hablo de ver las noticias o cortarme las uñas de los pies. El ‘peque’ no paraba de llorar y me volvía loca. Estaba cansada y necesitaba al menos UNA hora de tiempo para mí. Cuando Carlos volvió, decidió que iba a pintar la fachada de la casa. No comprendió por qué me cabreé: “Llevas varias semanas pidiéndome que la pinte, ¡Joder!” Exploté. Me puse a llorar. Y él no entendía nada. Se lo expliqué. Además le pedí que dos veces por semana se quedara con el crío, porque NECESITO volver a mis clases de inglés y salir de casa para hacer algo más que no dar un paseo con el bebé.”

2. Agradecemos que nos aportéis la solución, pero necesitamos compasión y apoyo emocional.

La mayoría de las mujeres (no todas, obviamente) funcionamos distinto a vosotros: cuando explicamos un problema que tenemos con una compañera del trabajo, no queremos que nos solucionéis la vida con un “Bueno, habla con ella” o “Habla con tu jefe, a ver si te ayuda”. Queremos desahogarnos, que nos digáis: “Pues menuda zorra”. Creedme, conocemos cuál es la salida. En caso contrario, os pediremos la opinión al respecto.

3. No somos bipolares, son las hormonas.

Aquel dia que nos levantamos “cruzadas”, a pesar de que estuvimos de muy buen rollo ayer y de que no había pasado nada malo desde entonces, podemos ponernos a llorar sin motivo alguno. NO, no estamos zumbadas. Algunas mujeres (muchas) sufrimos el Síndrome Premenstrual que nos altera de una manera sobrenatural. No pasa nada, en serio. Sólo queremos que no nos toméis por locas.

4. Un gatillazo no es una tragedia.

En serio, no pasa nada. Cuando decimos “tranquilo, cariño, otro día será” no es por pena. Nosotras no entendemos por qué os sentís menos hombre si os falla “el aparatito”. Y, por hablar de vuestras paranoias mentales, así como vosotros no os fijáis en la celulitis, a nosotras nos da absolutamente igual vuestra calvicie. Coño, que os queremos así de imperfectos.

5. El precio de un regalo es lo de menos.

Por supuesto que nos ha encantado aquel bolso tan caro y el iPod mini que nos regalásteis para el Cumpleaños. Que sí. Que lo agradecemos mucho. Sin embargo preferimos que nos hagáis un café por la mañana o que nos llaméis y nos digáis: “Te echo de menos, vengo a verte”. Lo que cuenta es la atención, la intención de hacer sentirnos únicas, no los euros. Salvo que os estéis saliendo con una zorra calculadora.

6. A veces nos enfadamos porque hacéis las cosas que os hemos pedido.

Claro, suena muy ilógico: me dices que quieres que te bese, te beso y te enfadas porque te beso cuando me lo pides.

Es fácil de explicar, pero bastante difícil de entender: queremos que hagáis cosas que nos gustan, pero no queremos que las hagáis porque nosotras las pedimos, sino porque vosotros queréis hacerlas. Un lío, vamos. En este punto entiendo vuestra desesperación, caballeros. Pero no podemos ser perfectas.

7. No hace falta que nos digáis que no necesitamos tanta ropa.

Sabemos perfectamente que tan sólo tenemos UN culo para los diez pantalones, que nos sobran días al año para estrenar todo lo que nos hemos comprado el año anterior.  Pero a veces nos apetece comprar ropa. No hay más (y sí, entiendo que os parezca una gilipollez. Lo es. Pero oigan: cada uno gasta en lo suyo. Yo, por ejemplo, me dejo el sueldo en libros en papel. ¿Acaso no es igual de incomprensible?

8. Sí, nos ponemos monas para salir. Y no, no es para ligar.

Es un hecho: nos arreglamos, en la mayoría de los casos, para las demás mujeres. Porque sabemos muy bien que jamás apreciaréis nuestro maquillaje trabajado y que os gustamos “al natural”.

9. Tomamos muy en serio vuestras palabras.

Un “te llamo esta tarde” significa “te llamo esta tarde”. Nos han educado que sois muy simples y nos lo hemos creído con ganas (idiotas). Si decís “te quiero”, para nosotras es un “te quiero”, y “estaré en casa en media hora” es un “estaré en casa en media hora”. Es decir, en 30 minutos. Que no os extrañe si dos horas más tarde os imaginamos montándolo con la niñata de la secretaria.

10. Las cosas “lógicas” no siempre lo son para todos.

Como habéis podido comprobar en los puntos anteriores, nuestra lógica es distinta a la vuestra. Lo de explicarnos las cosas a cual tontas, añadiendo  “Está más claro que el agua” no tiene ningún sentido. Vuestra lógica no es la única e indiscutible del Universo: cada uno tiene su punto de vista y sus argumentos.

Vale. Ya me estoy imaginando a más de una de las seguidoras habituales llevándome la contraria. Yo también lo haría: no todas somos mujeres-mujeres, ni todos ellos son hombres-hombres (aunque de estos hay unos cuantos).

¿TE GUSTA?  

+13 -1

Hombres  Lógica  Mujeres  Tópicos  

25 comentarios

COMPARTIR


Alena KHPor
Alena KH

La palabra “ex” me ha acompañado durante gran parte de mi vida. Soy la ex-soviética, la ex-esposa, la ex-bailarina.

ÚLTIMOS POSTS

“Es un hecho: nos arreglamos, en la mayoría de los casos, para las demás mujeres.”

25 COMENTARIOS

  1. rizzorizzo

    Me he sentido muy identificada con muchos puntos pero en especial con el 2. Mi ex nunca entendío eso, cuando estaba mal solo quería un abrazo no un sermon… creo que se lo tendriamos que hacer llegar a todos los tíos tipo cadena de email o algo así.

    1. CasiopeaCasiopea

      Eso no lo entiende ningún tío o casi. Yo sólo lo he conseguido con mi ex, que ahora cuando le cuento un problema, antes de responder me pregunta: ¿me lo cuentas porque necesitas ayuda o porque necesitas apoyo moral? (que parece lo mismo pero no lo es) Y ahí ya siempre acierta, claro. Antes me pillaba los cabreos de la vida cuando se dedicaba a darme soluciones gratuitas a problemas que le contaba sin habérselas yo pedido ni nada de eso :)

  2. Avatar de Sashimi Blues

    Antes de comenzar, diré en favor de mi querido esposo, novio y amigo, que es una joya, y que muchos de estos puntos no sólo los tiene superados, sino que me da sopas con honda en casi todos.
    El motivo principal de discusión en mi casa son los despistes. Da igual las veces que diga algo y que lo repita: se le olvida o no se da cuenta. No creo que sea algo personal, sino bastante propio del género. Las mujeres somos puntillosas y los hombres despistados. Así de claro. Lo tengo más que asumido. Eso, y el sonidito de la agenda del móvil que le recuerda constantemente qué no tiene que olvidar.
    ¿ Y si le preguntamos a los hombres qué es lo que no entendemos nosotras?

  3. monsieur le sixmonsieur le six

    Como muy bien dice X, algunos son puntos que los hombres sí entendemos, pero nunca aceptaremos. Fuentes inagotables de discusión eterna entre sexos.

    Otros creo que ya no se dan tanto. Por ejemplo el punto 3, a estas alturas creo que casi todos los hombres somos conscientes de vuestra variabilidad periódica…

    El que más me ha llamado la atención es el 2. Nunca me lo había planteado así. A partir de ahora, cuando mi chica venga hablándome de los problemas que tiene con fulanito o menganita, las palabras capullo y zorra estarán siempre en mi vocabulario.

    1. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

      Yo lo de la variabilidad periódica lo acepto, pero como digo abajo, si te puedes aguantar el genio con, por ejemplo, tu jefe o el dueño de la empresa en la que trabajas, también te lo puedes aguantar, y con más razón, con la persona a la que quieres. De todas formas, a mí la variabilidad periódica lo que me pone en todo caso es ñoña y cariñosa y, como mucho, me suelta la lágrima con las películas tristes.

    2. CasiopeaCasiopea

      Estoy segura de que te lo agradecerá enormemente. Y después estará mucho más receptiva a las posibles soluciones que le propongas. A mí me pasa. Y he aprendido a hacerlo a la inversa: es decir, cuando algún amigo me explicaba un problema, generalmente me estaba pidiendo una solución pero yo sólo le daba la razón y criticaba a la parte problemática, cosa que no le servía de nada. Ahora respondo “como un hombre” y les ayudo mucho :) (y luego están receptivos para criticar jijiji)

  4. Avatar de Anita Patata Frita

    Muy de acuerdo (raro en mi) con casi todo, para mi lo de las hormonas me da odio muerte y destrucción a mi misma, no a él, creo que se la sopla, cuando me ve en modo loca se hace el tonto y pasa, que listo es! Pero yo no puedo pasar de mi misma y me vuelvo loca luchando entre la mujer y el hombre que llevo dentro… Y lo de la lógica de unos y de otros da para un manuscrito biblico…

  5. chis_garabischis_garabis

    Totalmente de acuerdo!! Especialmente en lo que dices en los puntos 1, 2 y 6!! El caso es que aún dando por sentado que no siempre razonamos igual, reconozco que a veces me desespero.. yo añadiría un punto que en mi caso me trae no pocas discusiones ¿Por qué cuando hace la compra por su cuenta decide sin problemas y en cambio cuando va a comprar algo que yo apunté es incapaz de decidir nada sin llamarme 5 veces? Si los plátanos están verdes..¡¡no se compran y listo!!, no??? Será que pido demasiado?? XDDD.

    Chascarrillos a parte sí, somos diferentes en muchas cosas y con un poco de paciencia la diferencia tiene su gracia.

  6. fvendrellfvendrell

    El post es genial y el método de la entrevista a conocid@s le da mucha robustez. No acabo de (o prefiero no) entender la foto que encabeza el post.
    Sobre el contenido me hace gracia que después de leer el post hay puntos que sigo sin ver claros como el 2, 3, 6 y 7. Tengo la sensación que ya los estoy olvidando. O sea que tienes toda la razón y es importante que por el bien de las relaciones repitáis algunas cositas ;)
    F.

  7. Avatar de Ronronia AdramelekRonronia Adramelek

    El punto 2 me ha dado muchos problemas en la vida con mis amigas porque yo, en cambio, soy muy de buscar soluciónes. Afortunadamente una de ellas me lo explicó un día bien clarito y, como algo de mujer sí que tengo, ya no me lo ha tenido que repetir más y ahora sé qué hacer cuando se quejan ellas y también algunos -menos- de ellos.

    El punto 3 me parece inaceptable salvo que la mala leche se pague también con, por ejemplo, el jefe del jefe de tu jefe. Lo de tener mala gaita sólo con aquellos con quienes uno se la puede permitir me parece de vergüenza. Si alguien es capaz de aguantarse con quien tiene el poder para despedirle, es capaz de aguantarse “el genio” con cualquiera. ¿Las hormonas no te superan ante el dueño de la empresa en la que trabajas, ante el director general? Pues entonces que no lo hagan cuando estás conmigo.

    El punto 4 es fácil de decir pero luego algunas hacen una tragedia de tener que ponerse en bolas cuando han ganado tres quilos. La inseguridad es libre y el sexo es fácil cuando sale fácil y frágil cuando no.

    El punto 5 es una verdad tan grande, pero tan grande, que ardo en deseos de contaros lo que ha hecho esta mañana el duende de la mandarina pero me lo voy a guardar para mí por respeto a él :)

    Con los demás puntos estoy completamente de acuerdo, especialmente con el 9. El 7 nunca lo he padecido porque yo soy espartana en la indumentaria, no por ahorrar o por principios, sino porque me aburre soberanamente ir de compras, salvo que sea a librerías, papelerías o tiendas de informática-imagen-sonido y también porque nunca he vivido “en gananciales”, así que lo que hago con mi dinero no le molesta a nadie. El 8 tampoco porque mi concepto de “ir mona” es ponerme los vaqueros más nuevos que tengo, mis botas favoritas y lavarme el pelo antes de salir. Si quisiera maquillarme, no sabría (no me enorgullezco, está en mi lista “to do” pero, como el comprar ropa, siempre lo voy echando para atrás).

  8. Avatar de Olgahb herrera buenoOlgahb herrera bueno

    El segundo me ha llegao al alma.Es un clon de mi marido hecho palabra escrita.Llevo 7 años esperando que haga algún juicio de valor sobre algún problema mío y nada.O me da solución práctica al estilo ley bárbara medieval(dale dos hostias) o pasa de mí por completo.Una se acostumbra a todo y mejor no pedir peras al olmo.A cambio es un crack comprando en el súper.Si es que todo no se puede tener…

  9. CristinaCristina

    Me hace gracia haber descubierto con este post que si esperáis un poquito , solamente de veinte a treinta años descubriréis que acaban comprendiéndolas perfectamente y ya no hay que repetirlas .
    Yo no me identifico con ninguno de la puntos y se que es por la edad .
    ¿La mala noticia ?
    Cuando han entendido estos hay otros 10 en la lista ….

Deja un comentario

TE PUEDE INTERESAR

rechazos
Relaciones

Mujeres holandesas de Amsterdam

Por Edu Batet | 13 mayo, 2016

Dice Joaquin Sabina que amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño. Igual no hace falta llegar hasta el amor. A veces, e...

CONTINÚA LEYENDO >
relaciones toxicas
Relaciones

Yo soy tóxica. Pero tú también

Por Alena KH | 9 mayo, 2016

Hay tres cosas que están muy de moda últimamente: meditar, comprar libros para fotografiarlos y aislarse de las personas tóxicas. Lo de meditar tie...

CONTINÚA LEYENDO >