canciones
Relaciones

Banda sonora de (algunos de) mis fracasos sentimentales

Por númerocuatro | 4 septiembre, 2015
Ese viaje que hicimos en el coche de mi padre no lo voy a poder olvidar, Raquel.

Foto: Julieta Sabanes

Es difícil no sentirse identificado con el prota de Alta Fidelidad. Llamadme antihipster, pero dudo entre decidirme por el libro o la peli (John es mucho Cusack y del fin de fiesta de Jack Black mejor ni hablo), pero el caso es que me veo reflejado en muchas de las aficiones, manías, pero sobre todo desencuentros amorosos de Rob Gordon. Rob Fleming en la novela, que os veo venir.

Siendo fieles al personaje, me he visto obligado a tachar dos mujeres de la lista. Rob, Dick y Barry nunca aceptarían una lista de siete puntos, así que dejo fuera a la sueca de mi primer beso y a mi primera novieta. Te quedas sin saber qué canción de Roxette y de Brian Adams que las representan. Procedo a enumerar las cinco canciones que me recuerdan a mujeres de las que he estado enamorado. CONTINÚA LEYENDO >

0 comentarios

COMPARTIR


FavoriteLoadingLeer más tarde

DESTACAMOS

no-hago-nada-por-hacer-algo
Cosas que pasan

No hago nada (por hacer algo)

Por Alena KH | 29 mayo, 2015

- ¿Y por qué no escribes sobre esto? Miraba a mi amiga Patricia y veía que lo estaba diciendo en serio. - ¿Cómo quieras que escriba algo así?-...

CONTINÚA LEYENDO >
no-al-sexo-cuqui
Sexo

No al Sexo Cuqui

Por Paula | 22 mayo, 2015

Cuando me enteré, se me mojaron las bragas… de tanto llorar. Habían llegado a nuestras farmacias de confianza sin avisar, irrumpiendo como caramel...

CONTINÚA LEYENDO >
Sociedad

Ser o no ser

Por Sashimi Blues | 31 agosto, 2015
ser-o-no-ser
Aquí estamos nosotras, mujeres del nuevo milenio, con nuestras vidas trepidantes y el Instagram lleno de estampas idílicas.

Ser mujer es jodido. Mucho. Desde que nacemos nos sentimos esclavas de nuestras decisiones y de las expectativas puestas en nosotras. Por no hablar de la montaña rusa que supone ovular y menstruar una vez al mes; un cóctel mólotov de hormonas que dejaría fuera de juego al yonki más experimentado. Un panorama alejado del camino de baldosas amarillas que nos vendieron de pequeñas. Aún así, y si pudiera volver a nacer, elegiría de nuevo el sexo femenino. Por muchas razones. Una de ellas, por ser madre.

Llega un día, llamémoslo día M, en que te haces la gran pregunta. Sí, TODAS hemos vivido ese momento. Da igual que tengas complejo de matrona o que te den alergia los niños. La condición femenina llama a tu puerta y te pilla por sorpresa. Nunca estarás preparada para responder con rotundidad, créeme; incluso si la llamada de la sangre resuena en tus entrañas, un nubarrón de duda surcará el bello horizonte. ¿Estoy preparada? ¿Es el momento? ¿Es lo que quiero? CONTINÚA LEYENDO >

6 comentarios

Maternidad  

COMPARTIR


FavoriteLoadingLeer más tarde

Relaciones

Los amores maduran. Las rupturas también

Por Alena KH | 27 agosto, 2015
amores-y-rupturas
Amamos el amor. Pero también llegamos a amar las rupturas, como el resultado de algo que nos hizo feliz en su día.

Hay cosas que suceden una vez en la vida. Por suerte o por desgracia, el amor no es una de ellas. Digan lo que digan a nuestro alrededor, volvemos a amar una y otra vez. Con la misma fuerza (o más), de la mejor manera (o de la peor), pero amamos. Y nos separamos. Y volvemos a enamorarnos. Y estas pequeñas oportunidades múltiples que nos da la vida hace de ella algo único.

Qué paradoja.

Sin embargo, con los años, amamos de una manera distinta. Y vivimos las separaciones de una forma evolucionada. De adolescentes nos enamoramos con más intensidad, pero con menos sentido. De mayores, rompemos con más sentido, pero con menos intensidad.

Algunos aseguran que las rupturas, con los años, son menos dolorosas. Dicen también que es así por la experiencia. Pero no estoy de acuerdo. No son menos dolorosas sino menos intensas. CONTINÚA LEYENDO >

5 comentarios

COMPARTIR


FavoriteLoadingLeer más tarde

Cosas que pasan

Hijita & Hijito: grandes éxitos Vol. 1

Por Valdearena | 26 agosto, 2015
perlas-de-ninos
Para la abuela que hay en ti, los mejores momentos de Hijita & Hijito.

–¡Quiero sandía! –grita Hijita en la mesa.
–Bueno –dice Papá–. ¿Sabés las palabras mágicas?
–¡¿Um?! –dice Hijita abriendo mucho los ojos. Está sorprendida por la invocación al ocultismo. Busca una explicación en la mirada de Mamá, pero Mamá se limita a sonreírle. Entonces vuelve a mirar a Papá y arriesga:
– ¿Mickey Mouse?

*******

Hijito ya tiene más de dos años. Oficialmente, ya no es un bebé. Es un nene y está muy feliz con su nuevo estatus. Tan feliz que, para reforzar el logro, para que a nadie se le ocurra discutírselo, está empeñado en demostrar que puede valerse por sí mismo. CONTINÚA LEYENDO >

5 comentarios

COMPARTIR


FavoriteLoadingLeer más tarde

Cosas que pasan

A mi “yo” de hace diez veranos

Por Paula | 24 agosto, 2015
mi-yo-de-hace-diez-anos
No, Pau, no. Eso no era amor. Eso son polvos picapica en las bragas.

Hola Pau, ¿qué tal? Supongo que ahora estarás en la feria de aquel pueblo en mitad de la Mancha. Hoy habrá sido la cabalgata y te habrás puesto tu mejor vestido. Supongo que ya has dejado atrás el Malibú con piña, los chupitos de Peché y el Martini-limón. Supongo que este verano ya te has enamorado, otra vez. Este año te tocaba el bajista punk con ojeras. Menudo elemento, Pau. «Esta vez sí que es de verdad», pensarás (otra vez). Habrá más de los que #estavezsíqueesdeverdad. De verdad. El verano que viene te esperará más de lo mismo. Y el siguiente y al otro… y así hasta diez veces más. Sabrás ponerle fin a cada verano dignamente sin llorar a escondidas en el coche durante el camino de vuelta a casa. Poco a poco entenderás que los amores de verano caducan en septiembre y el año dejará de dar girar sobre un mes: agosto.

Los veranos han cambiado mucho desde que te dejé allí. La primera mala noticia es que las vacaciones ahora son más cortas, aunque intensas. La buena noticia es que ahora planeas viajes que a veces sí puedes llegar a cumplir. CONTINÚA LEYENDO >

0 comentarios

COMPARTIR


FavoriteLoadingLeer más tarde

Relaciones

Alegato de una marica rancia

Por Nadarama | 21 agosto, 2015
marica-mala
¿Bailar a la luz del día y poder pasearnos de la mano en micro shorts?

Por mucho que a Barcelona le guste presumir de laicismo, en agosto la Ciudad Condal es el destino preferido de los politeístas. La culpa de todo la tiene el Circuit Festival, el evento lúdico-festivo para sodomitas más multitudinario del mundo, que durante casi 2 semanas inunda mi ciudad de turistas y autóctonos con apariencia de dioses griegos.

Explicadme entonces por qué no puedo evitar poner cara de estar oliendo a pedo cada vez que uno de esos visitantes que se ha cruzado el mundo para disfrutar de este acontecimiento me manifiesta su envidia por tener mi domicilio habitual en este Olimpo urbano. Llamadme marica rancia.

Mi problema con el Circuit Festival, listado de precios aparte, es que no me identifico con el target del gay hiper musculado y fiestero al que se dirigen, a pesar de comprar en Nutritienda y conocer más afters que los Mossos de Escuadrada; pero sobre todo, mi rechazo viene por una rabieta personal como ex activista gay (si es que de eso se puede ser ex), que se lamenta de cómo su colectivo, abanderado de la vanguardia y la diferencia, haya abrazado un estereotipo around the world tan reconocible en aspecto y maneras como el garrulo de gimnasio o la choni poligonera. CONTINÚA LEYENDO >

2 comentarios

COMPARTIR


FavoriteLoadingLeer más tarde

Relaciones

Tinder es el Lidl del amor

Por Martínova | 18 agosto, 2015
Tinder-es-perfecto
Hipsters, muppies, darkies, chonis, amas de casa, gente del barrio, mulatas, señoras...

Es curioso porque cada vez que sale el tema Tinder en una conversación, mis amigos se ponen como locos y empiezan a criticarlo muy fuerte.

- Uf, qué pereza me da Tinder.
- Todos mis ex están ahí, yo paso.
- Es peor que ir a comprar al Dia, qué poca clase.
- Si solo quieres sexo está bien, pero para eso están los bares ¿no?

Digo que es curioso porque la mayoría de gente que lo critica, lo hace sin haberlo usado o, en el caso de haberlo usado, te vienen con el argumento de “ahí la gente va a lo que va”, como si eso fuera algo malo.

- Ahí la gente va a lo que va. Una pechuga de pollo y para casa. Next. Yo esque estoy cansado de tener sexo porque sí.

A ver. Todos vamos a lo que vamos. Siempre. Si tienes que comprar comida, vas al supermercado. Si quieres ponerte en forma, te apuntas al gimnasio, aunque luego no vayas. Si quieres pasarlo bien, te vas de copas y a bailar. Si quieres tener ropa gratis, abres un blog de moda. ¿No es así con la vida en general? ¿Entonces por qué iba a ser malo meterte en Tinder si te apetece encontrar pareja? CONTINÚA LEYENDO >

8 comentarios

Amor  Lidl  Tinder  

COMPARTIR


FavoriteLoadingLeer más tarde

Cosas que pasan

Veinte años no son nada

Por Edu Batet | 12 agosto, 2015
las-cartas
Veinte años después le escribo a ese chico de diecisiete años y le digo que no se preocupe por nada.

Hace unos días me cambié de habitación en el piso donde vivo. Un cambio que me ha servido para hacer balance de la cantidad de porquería que he ido acumulando en estos últimos cinco años, y así deshacerme de ella.

Entradas de cine, tickets de compra, tarjetas de sitios a los que no he vuelto a ir, revistas, velas, cajas que crees que vas a encontrarles un uso, medicamentos caducados y un largo etcétera de cosas que han ido desfilando hasta el contenedor de la basura.

Entre todas esas cosas, una maravilla: mi mochila roída del instituto con dos de las carpetas que usé allá por el año 1995, cuando era un rebelde respondón que se creía el rey del mundo porque era el único de la clase que había leído a Kafka, Joyce y Shakespeare. CONTINÚA LEYENDO >

6 comentarios

COMPARTIR


FavoriteLoadingLeer más tarde

Relaciones

Brilla, pero a tu manera y no a la mía

Por Dave Santleman | 10 agosto, 2015
Brilla-por-ti-mismo
¿Él tiene un característico lunar bajo el lagrimal? Ella lo tiene encima del labio. ¿Ella es estilista? Él es fotógrafo de moda.

Qué veranos más estupendos tiene la gente, oiga. Mientras que abrir Instagram estos días supone una sucesión de personas haciéndose fotos con el selfiestick en sus impecablemente blancos yates o en playas de arena paradisíacamente amarilla, otros estamos aquí sudando la gota gorda con esta humedad propia de la Málaga de playas no tan idílicas, escribiendo nuestros artículos en calzoncillos (oye, si Amy Poehler puede, ¿por qué yo no?) y bajo el ventilador de techo; de esos de aspa de madera que venden en el Leroy Merlin. La viva imagen del glamour, vamos.

Y ni que decir tiene que lo más cerca que estamos de un romance de verano es poner la tele y que te salga el anuncio de Estrella Damm. Tal cual. Las celebrities de Instagram, en cambio, salen siempre muy bien acompañadas y agarraditas de la mano de sus parejas de blancos dientes perfectamente alineados, ese tipo de personas que al verlas no puedes evitar preguntarte, ¿cómo no eres una estrella de cine de esas que hacen comedias malas junto a Sarah Jessica Parker y posan para la portada de Men’s Health?

Pero yo, que ahora mismo no estoy trabajando y tengo mucho tiempo libre, he observado algo en este perfil de gente que ha llamado mi atención: no tienen suficiente con ellos mismos. CONTINÚA LEYENDO >

13 comentarios

COMPARTIR


FavoriteLoadingLeer más tarde

Consultorio Amoruso

Consultorio Amoruso: soy la “no madre”

Por Relatos de lectores | 7 agosto, 2015
soy-la-no-madre
Ahora entiendo que aquello de "follo menos que un casado" no es un mito... son los hijos.

«Buenos días a los lectores y a los autores del blog.

Os escribo porque necesito desahogarme y a ver si podéis echarme una mano para aclararme.

Tengo una hoja, pero no soy madre. Me explico: no soy madre, pero salgo con un hombre que tiene una hija. Los quiero mucho, a mi pareja y a su hija, pero siento que me estoy viniendo abajo. Me siento como la “no madre” de la hija de mi “no novio”.

Cuando escuchaba historias tipo: “cuando nació mi hijo mi madre vino a casa a ayudarme a cuidarlo y dormía conmigo, mientras mi marido dormía en otra habitación”, o “él/ella ronca y dormimos en cuartos separados” me llevaba las manos a la cabeza y pronosticaba la ruptura de la pareja… y así era a los pocos meses.

Pues estoy viviendo algo parecido, pero con una niña que no es mi hija y que ya tiene 9 años. Hija de padres separados, como tantos niños hoy en día, sigue siendo “pobrecita” según la gente a su alrededor. Es divertida y cariñosa, pero es tan consentida que llega a ser insoportable. Es insufrible que no respete los horarios, las comidas, los turnos de palabra, los espacios personales… CONTINÚA LEYENDO >

15 comentarios

COMPARTIR


FavoriteLoadingLeer más tarde